Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 9 de mayo de 2013

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 62












CAPÍTULO 62

NICOLÁS SE PONE ENFERMO


E
l señor Teodoro se dirigió al salón y vio a los niños, entretenidos, moviendo y cambiando de posición las figuras del Belén.
          —Nico, ¿has arreglado tu cuarto y el baño? —preguntó.
          —Todavía no.
          —Pues, andando.
Seguidamente el señor Teodoro llamó por teléfono a Gabriela para preguntarle si todo iba bien. La respuesta fue positiva y el hombre volvió a la cocina a ayudar a su madre a preparar la comida.
          —Voy a hacer un potaje de garbanzos con verduras y cordero —comunicó la señora Sales—. Nico solo quiere comer cochinadas. Ponte serio con él, si es preciso, y no le permitas que deje nada en el plato. Quiero que se alimente bien.
Una vez hizo su cama y aseó el cuarto de baño, Nicolás se reunió con las niñas en la habitación de los juegos. La mañana pasó rápida y pronto fueron llamados para comer. Todos se sentaron alrededor de la mesa. Nicolás no tardó en protestar cuando vio el plato de garbanzos con verdura y cordero.
          —¡Vaya porquería de comida! Hoy es sábado, ¿por qué no has hecho macarrones o espaguetis, Emilia?
          —Porque no ha querido —respondió el señor Teodoro de inmediato—. Y que no te vuelva a oír, Nico. Come en silencio.
          —Contigo no estoy hablando —replicó Nicolás.
          —¡Pero yo contigo sí! —gritó el señor Teodoro, enfadado— Si te vuelvo a oír te vienes a la cocina a comer conmigo.
El niño cogió la cuchara  y comenzó a comer el potaje con cara de pocos amigos.
Elisa hizo acto de presencia entrando en el salón, iba perfectamente peinada, bien vestida y maquillada. Se sentó en su sitio con la cabeza muy erguida sin saludar a nadie.
          —¿Has dormido bien? —le preguntó el señor Teodoro.
          —De maravilla —fue la respuesta breve y agria de la mujer.
La señora Sales bebió un poco de agua y notando el ambiente enrarecido decidió hablar con los niños.
          —¿Qué os parece si después de Año Nuevo, Blas, os lleva a Puerto Llano para que podáis comprar regalos para el día de Reyes? Vuestros regalos ya están comprados pero, seguramente, os apetecerá comprar algo.
          —¡Estupendo! —exclamó Natalia, contenta.
Patricia y Bibiana se ruborizaron.
          —Nosotras no tenemos dinero —declaró Patricia.
          —Eso no importa —manifestó la señora Sales—. Comprad lo que queráis, Blas lo pagará.
El señor Teodoro observó a Nicolás, recordó que el chiquillo había dado sus ahorros a su amigo Fernando. El muchacho se removió en la silla, nervioso.
          —¡Yo no iré! —anunció, desabrido— Este año no os pienso regalar nada a nadie. ¡Sois unos caprichosos que no necesitáis nada!
La señora Sales propinó un cachete al chaval.
          —¡Estás muy alborotado, Nico! ¡Y muy rebelde! —le regañó.
El señor Teodoro sabía muy bien cuál era el problema del crío, pero no comprendía por qué no decía sencilla y claramente que había entregado sus ahorros a Fernando.
          —Recuerdo que el año pasado dijiste que este año no me libraría de un saco de carbón —evocó—. ¿Has cambiado de idea? ¿Tampoco quieres comprarle nada a mi madre ni a Nat?
          —¡He dicho que no compro nada a nadie! —respondió el chaval, exaltado— Con mis ahorros hago lo que quiero, no pienso gastar un céntimo, puede hacerme falta el dinero.
          —¡Eres un egoísta, Nico! —se enfadó Natalia— ¡Yo tampoco pienso comprarte nada a ti!
          —Estás muy equivocado, jovencito —declaró el señor Teodoro, perdiendo la paciencia—. Con tus ahorros no puedes hacer lo que quieras, yo quiero saber en qué gastas tu dinero.
Nicolás no levantó la mirada de su plato, pensó que iba a tener problemas cuando su tutor descubriera que no tenía ni un céntimo. No estaba dispuesto a decir que le había dado el dinero a Fernando porque no quería que el señor Teodoro se viese obligado a darle más dinero. Bastante dinero se gastaba con él sin que Bruno Rey, su padre, le ayudara en nada.
El señor Teodoro seguía sin comprender  por qué Nicolás no decía la verdad. Darle todos sus ahorros a Fernando había sido un acto generoso, nada reprobable.
Elisa, sentada a su derecha, bebía más que comía.
          —¿No estás tomando demasiado vino? —le preguntó.
          —¿Y a ti qué narices te importa? —respondió la joven.
          —¡Muy bien dicho! —aplaudió Nicolás— ¡Es un metomentodo!
Emilia dio otro cachete al chiquillo.
          —¡Tú cállate y come! —le ordenó— No tienes conocimiento ni sentido común, Nico.
Patricia tosió intentando acallar una carcajada estrepitosa. No lo consiguió y rompió a reír sin querer, poniéndose muy colorada.
          —Tú, ¿de qué te ríes? —le increpó Nicolás, molesto.
          —¡Se ríe de ti! —exclamó el señor Teodoro, enojado — Y en cuanto termines de comer ya me estás dando tus ahorros. Si no quieres comprar nada, no necesitas el dinero.
          —El dinero es mío y no voy a dártelo —replicó el chaval—. Además, no lo tengo. Lo he quemado.
Esta vez fue Elisa la que prorrumpió en carcajadas.
          —¡No me extraña nada! —dijo entre risotadas— A ti te encanta quemar cosas, ¿no es cierto? Y Blas no soporta hablar de fuego y mucho menos soporta hablar de café... y si el café está negro y muy cargado puede enloquecer.
La señora Sales apartó el vaso y la botella de vino del alcance de la joven.
          —¿Por qué no te callas o por qué no te vas al diablo? — estalló el señor Teodoro, furioso.
Elisa Rey se levantó de su silla y salió del salón sin dejar de reír de un modo casi histérico. El señor Teodoro miró a Nicolás como si quisiera exterminarlo pero no dijo nada y continuó comiendo.
          —¿Qué cantidad de dinero has quemado? —preguntó Natalia a su primo.
          —No ha quemado nada —respondió Blas—. Le ha dado sus ahorros a Fernando para que pueda comprar regalos a su familia. Pero Nico es tan zoquete que, en lugar de decir la verdad, prefiere armar un buen jaleo. Fernando quiso darme el dinero, por supuesto no lo acepté. Me parece muy bien lo que has hecho, Nico, lo que no entiendo es a qué santo viene este enredo que has formado.
                                                                                   ῳῳῳ
Por la tarde, los niños jugaban una partida de parchís, en el salón, cuando la señora Sales les comunicó que estaba nevando. Los chiquillos se entusiasmaron y quisieron ir al exterior.
          —Id al garaje, coged botas y ropa de abrigo —les recomendó Emilia.
Las niñas así lo hicieron pero Nicolás, muy atolondrado, salió con una simple camiseta y deportivas.
El cielo estaba cubierto de nubarrones grises, caían copos enormes que habían vestido de blanco a los árboles y un espeso manto tapaba el suelo de la terraza y del camino.
          —¡Parece que estemos dentro de una postal de Navidad! —exclamó Patricia, exhalando vaho mientras hablaba.
Los niños cogieron nieve y formaron bolas que se lanzaron unos a otros. La señora Sales oía sus risas y gritos desde el interior de la villa, se acercó a mirarles por una ventana. La abrió, de inmediato, cuando vio a Nicolás tan desabrigado.
          —¡Nico, entra en casa a ponerte botas y un polar! —le gritó con desespero.
          —¡Ahora no! —contestó el chaval— ¡Vamos a construir un muñeco gigantesco!
El señor Teodoro estaba sentado en un sofá, viendo la tele, oyó a su madre y oyó la respuesta del crío. Se levantó del sofá y se asomó a la ventana.
          —¡Nico, entra en casa enseguida! —vociferó.
El muchacho no se lo hizo repetir, pero de muy poco le sirvió obedecer al instante. Tras comprobar que tenía la camiseta, los pantalones y las zapatillas empapados de agua helada, el señor Teodoro lo envió a su habitación a cambiarse de ropa y calzado y le prohibió volver a salir. Nicolás tuvo que conformarse con mirar a través de una de las ventanas del salón como jugaban y disfrutaban las niñas.
          —Eres muy desobediente y muy alocado, Nico —le riñó Emilia, pese a que le daba pena que su hijo lo hubiera castigado.
Ya oscurecía cuando Nicolás se acercó a Emilia para decirle que le dolía la cabeza, el tono de su voz sonó afónico. Tanto la mujer como Blas miraron al chaval, los ojos de este estaban vidriosos. El señor Teodoro se levantó y tocó con su mano diestra la frente del niño.
          —Este crío está ardiendo —dijo a Emilia—. Trae el termómetro, mamá. Abre la boca, Nico, y saca la lengua. Déjame ver tu garganta.
La garganta del chaval estaba completamente enrojecida. Nicolás se sentó en un sofá, la señora Sales trajo el termómetro. Transcurridos unos instantes, el señor Teodoro vio que Nicolás  tenía treinta y nueve grados de temperatura.
          —Tus saliditas a la calle casi desnudo ya te han pasado factura —declaró el hombre, enfadado y preocupado.
Emilia le dio jarabe y una pastilla y seguidamente le preparó un tazón con agua templada, limón y miel. Nicolás se lo tomó todo sin rechistar. Se sentía culpable y lo peor de todo es que el día siguiente era Nochevieja. Las niñas entraron en casa a las ocho de la tarde y encontraron a Nicolás adormilado, recostada su cabeza sobre un cojín que se hallaba apoyado en una pierna de Blas.
          —No arméis mucho ruido —les pidió Emilia con amabilidad—. Nico no se encuentra bien, tiene fiebre.
          —¡Lo que faltaba! —exclamó Natalia, desilusionada— ¡Pero si mañana es Nochevieja!
          —No pasa nada, Nat —dijo Nicolás con voz ronca—. Mañana por la noche estaré bien y podremos ir a la fiesta.
La niña observó la expresión en el rostro del señor Teodoro y apreció que el joven no opinaba igual que su primo.
Las muchachas fueron a quitarse las botas y los polares y, posteriormente, ayudaron a Emilia en la cocina ya que Elisa parecía estar desaparecida.

Págs. 479-485


Este jueves, dejo en el lateral del blog una canción de Franco de Vita... "Si la ves"                                                                                             

66 comentarios:

  1. Buen Capitulo!
    Saludos Mela :)
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tati, me alegra que te haya gustado.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. A pesar de su alocado comportamiento parece que en el fondo Nico es buen tio. Su acto con Fernando lo demuestra, ejej lo malo es que todos lo cachetes se los lleva él.
    Interesante capitulo Mela, espero el siguiente.
    unos besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola SC... bueno, a Nico le sucede que no quiere explicar el motivo por el cual sus ahorros han desaparecido.
      No quiere que Blas tenga que darle más dinero. Sí, es un buen chico.
      Bueno, un par de cachetes por parte de Emilia no tienen mucha importancia.
      Me alegra que te haya parecido interesante.
      Unos besotes

      Eliminar
  3. Hola Mela, sigo así así y Blas me ha puesto asá asá. ¿Este hombre es tonto? Un día tiene cosas geniales y al siguiente va y la... no puedo decir palabrotas, soy muy educada.
    La mayoría de veces, Nico se comporta cafremente por culpa de él. ¿Es que este "adonis", manco de mano izquierda, no puede respetar la intimidad del chico? No veo por qué ha de hacer un comunicado con megáfono de la generosidad del chaval, ni insistir en que quiere saber en qué gasta sus ahorros cuando lo sabe de sobra.

    Elisa ha despertado juajuajua, te dije que la dejaras durmiendo pero lo retiro, que salga, que salga a escena y siga enseñando la pezuñita negra, que es muy divertido.

    Y que Nico se recupere pronto o bailarán todos la danza del fuego alrededor de él. Le harán subir la fiebre más grados, te lo digo yo.

    ¡Hala, ya puedes ponerme verde, que seguro que lo estás deseando!

    La canción de hoy es preciosa, como de costumbre.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nena... pues asá te quedas.
      Sí, Blas tiene la culpa de todo... según tú.
      Yo creo que Blas quería que fuese Nico quien dijera lo que había hecho con sus ahorros... porque el niño no tiene dinero para comprar regalos.
      Me alegra que Elisa te haya divertido.
      La fiebre... ten cuidado que no te suba a ti.
      No te voy a poner verde ni azul... sigue deseándolo.
      Sí, la canción es bonita.
      Besos

      Eliminar
    2. No, yo no lo deseo, lo deseas tú, pero te veo muy contenida. Mesurando, mesurando.
      Me encantan tus respuestas de telegrama, es algo tan vintage...

      Besos.

      Eliminar
    3. Nena... estoy normal como siempre.
      Bueno, por ese motivo tienes un blog vintage.
      Bueno, estoy un poco nerviosa porque se me ha borrado algún capítulo, nada de importancia.
      Besos

      Eliminar
  4. Hola Mela,bonita,la canción me ha gustado mucho. La he escuchado tres veces. Y Blas, ay Blas! Le ha dicho a Elisa que se vaya al diablo.Este hombre está fuera de sus casillas,pero Mela haces muy cortito lo más interesante. ¿Qué ha dicho esta mujer de fuego y de café?Helena Palacios tiene que tomar café,el capítulo 72 se titula Café negro y muy cargado.¡Ay qu mujer será esta!
    Leí que la llamaron Helena de Troya y otras cosas he leído.Eres muy atrevida;Mela, mis amigas dicen muchas cositas.Me muero porque llegue el capítulo 72 y también cuento las semanas.Ya te contaré novedades,los jueves nos lo pasamos bomba en el gimnasio.
    Muchos besitos,cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia... me alegra que te haya gustado la canción.
      En ningún momento se ha dicho todavía que Helena Palacios sea la mujer X.
      Sí, es posible que alguien tome café en ese capítulo.
      Siento que lo más interesante te parezca breve.
      El capítulo 72 llegará como llega todo.
      Me alegra que os lo paséis tan bien.
      Muchos besos

      Eliminar
  5. Me gusta de las novelas que leo (igual es una tontería que voy a decir ahora), que te den sensación de acogedoras, y me pasa con esta, no sé, no me hagas mucho caso, sé que me gusta y me da esa sensación.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura... no has dicho ninguna tontería y me alegra que tengas esta sensación.
      Besos

      Eliminar
  6. Hoy me he reído un montón con las tortas que le da Emilia a Nico jajajajaj Parece que Elisa no va a parar de dar la nota ni en Nochevieja!!!!! A ver que nos preparas Mela, que los capítulos se me hacen muy cortos!!!!!
    Muchos besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia... me alegra que te hayas reído tanto.
      Ya veremos que hace Elisa en Nochevieja... posiblemente dar la nota, sí.
      Que los capítulos se te hagan cortos es muy buena señal.
      Muchos besos

      Eliminar
  7. Hola Mela, me he hartado de reír cuando Nico ha dicho que había quemado el dinero o que se lo guardaba porque podía hacerle falta.Algo le ha dicho Elisa a Blas que lo ha puesto muy nervioso: fuego y café. Una historia genial que encierra muchos interrogantes.
    He tirado mi flotador por la borda,no vamos a naufragar con una capitana como tú.
    Dos besos, hada escribiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan... a veces no es fácil encontrar una excusa convincente.
      Existen razones para que Blas se altere al escuchar estas dos palabras.
      Todos los interrogantes tendrán su respuesta y, espero, que convincente.
      Ojalá sepas nadar bien.
      Dos besos

      Eliminar
    2. Uno que es del Madrid felicita al BarÇa que ya es campeón de Liga.
      Mi hermana está nerviosa porque no le publicas sus comentarios.Creo que se ha levantado una gran tormenta,el oleaje es impresionante.
      Capitana considera quitar peso de algún camarote.Recuerda que tiré mi flotador por la borda.
      Un beso

      Eliminar
    3. Hola Juan... pues todos los que sean del BarÇa te lo van a agradecer.
      Dile a Julia que he entendido lo que me dice y, espero, que ella me entienda a mí.
      No te preocupes, hay flotadores de reserva.
      Un beso

      Eliminar
  8. Bueno, aunque el pobre Nico ha terminado con un resfriado de campeonato, al menos se ha podido divertir un rato jugando en la nieve. Un poco egoístas sí que son las niñas ¿eh? parece que solamente piensan en ellas sin darse cuenta de que no siempre uno puede hacer lo que le da la gana, pero bueno, son cosas de la edad. Y de Elisa es que ni sé qué decirte, cada vez me va cayendo peor.

    Besitossssssssssss!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG... es cierto, se ha divertido.
      Es normal que quieran disfrutar el día de Nochevieja, la menos egoísta es Bibiana.
      Comprendo que Elisa te vaya cayendo cada vez peor, ella sabe la herida que tiene Blas y le gusta hurgar en ella.
      Besos

      Eliminar
  9. Hola Mela: Un capi bastante tranqui...mmm para los que veníamos teniendo digo =D
    Pero que le agarró a Nico, está hecho un rebeldón ;)
    Blas aunque un poco enojón me encanta, pues toda esa pulla es por el amor que le tiene a Nico y la preocupación por él....
    Ves es lo que digo aparece la arpía de Elisa y se complica todo =/
    Bueno veremos que sucede en esta historia >u<
    Besitos =)
    PD:
    Muy bueno el tema de Franco de Vita....hacía mucho que no lo escuchaba >-<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia... Nico no quería decir que le había entregado sus ahorros a Fernando para que Blas no tuviese que darle más dinero.
      Sí, Blas quiere a Nico.
      Elisa se siente despechada y pretende hacer daño. Ella no comprende que agua que no has de beber... es mejor dejarla correr.
      Sí, es una canción muy bonita, me alegra que te guste.
      Besos

      Eliminar
  10. Creo que estamos los dos pachuchos jejeje, y que agarrado el chaval... ainsss, si el dinero no sirve para nada sin felicidad. Un besazo.

    Mela no te atreves a reseñar Isemay??? Vi que vas a hacerle publicidad, pero... puedes intentarlo jejejeje. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tamara... pues espero que pronto dejes de estar pachucha.
      Nico no es agarrado... sino todo lo contrario.
      Sí, tienes razón, pero hay poca gente que entienda eso.
      No es que no me atreva, es que yo no hago reseñas.
      El jueves que viene, si Dios quiere, le haré publicidad a tu gran novela.
      Un besazo y ponte buena

      Eliminar
    2. Si, vi que no era agarrado jejejeje, pero, lo parecía por sus palabras, y eso es lo que hubiera pensado yo, de ser Natalia, no egoísta jejeje, agarrado. Un besazo.

      Eliminar
    3. Ya entiendo... tú hablabas de Natalia y yo pensé que lo decías tú.
      Aclarado queda el malentendido... jejeje
      Un besazo

      Eliminar
    4. jajaja Mela, es que me meto un poco en los personajes, la locura de leer tanto creo, que ya hablo como ellos. Un besazo.

      Eliminar
    5. Pues me parece muy bien que te metas en la piel de los personajes, de esta forma... puedes entenderlos mejor.
      La locura de leer es una buena locura.
      Un besazo

      Eliminar
  11. Va a contagiar a las chicas, no van a poder ir a la Fiesta, y va a haber otra muerte....
    Promete, vaya que si promete....
    Me voy a la cama....
    ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las tres cosas que has dicho... aciertas una, ya sabrás cuál es en su debido momento.
      Sí, es hora de dormir, yo también me voy a la cama.
      Buenas noches, Kikas

      Eliminar
  12. Mela,este capítulo ha sido increíble.Yo también me voy a la cama.Buenas noches.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú siempre te acuestas antes de las doce... no sé qué haces aquí.
      Y el capítulo... tampoco sé que ha tenido de increíble.
      Haz el favor de irte a dormir y no vengas a enredar, no son horas.
      Yo también me voy a dormir.
      Buenas noches, Merck

      Eliminar
  13. Great writing Mela! Nice to meet you. Welcome to my blog. Hope we can follow each other.
    Ask Erena
    http://askerena.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks, but I don't follow english blogs

      Eliminar
  14. Hola Mela

    Sabes que me prodigo poco en todos los blogs, por los motivos que ya te dije, espero que algún día me ponga al tanto de tu libro. Me siento fatal al leer los comentarios y yo sin dejarte mi opinión.
    Una palabra que escucho en los últimos tiempos es paciencia, Paloma, paciencia

    Eso es lo que te pido


    MIentras tanto te dejo besos y muchos¡¡¡

    Feliz fin de semana


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma... no te preocupes por nada.
      Tú... lo único que tienes que hacer es recuperarte muy bien.
      Me ha alegrado mucho verte por aquí.
      Claro que tienes que tener paciencia y alguien tan valiente como tú... seguro que puede tener paciencia.
      Para mí, eres un ejemplo a seguir.
      Pasaré de inmediato por tu blog. Si no lo he hecho antes es porque he tenido algún asunto que resolver. Y te aseguro que no he pasado por un montón de blogs.
      Y hoy, el tuyo, es el primero que voy a visitar.
      Yo también te dejo muchos besos y te deseo un muy feliz fin de semana

      Eliminar
  15. Me pareció muy humana la reacción de Nico, todos tenemos nuestro corazoncito.
    Me gusta la referencia a Puertollano. Le da un aire temporal a la historia. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mere... Nico no quería que Blas se viese obligado a darle más dinero.
      Sí, todos tenemos corazón.
      No sé por qué le puse ese nombre, se me ocurrió y ya está.
      Besos

      Eliminar
  16. Qué bueno. Me imagino a Nico vestido a lo James Dean jugando con la nieve, y luego en casa metido en la cama en posición fetal y el moco colgando. Buenas Navidades está pasando el pobre hombre...

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estelle... James Dean es un actor que me gusta. Pero Nico es moreno y James Dean, rubio.
      También este actor es más mayor que Nico... Nico tiene quince años.
      "Posición fetal y moco colgando", pues no te imagines eso... que no va a ser así.
      La verdad es que las Navidades no están siendo muy apacibles.
      Pero, bueno, la Navidad siempre es bonita

      Eliminar
    2. Estaba al tanto del físico y la edad de ambos, pero bueno, no lo decía por eso.
      A ver si continúo yo con mi historia... Tengo el borrador del siguiente capítulo a medias, pero la verdad es que últimamente no me apetece nada escribir u.u

      .Estelle.

      Eliminar
    3. Pues, animate, porque me apetece leer tu siguiente capítulo.
      A mí, siempre, me apetece escribir. Me gusta demasiado soñar y es cuando más sueño.

      Eliminar
    4. Estoy agotada anímicamente, me paso el día cosiendo, y cuando me siento en el ordenador para relajarme no me apetece escribir... Siempre me pasa lo mismo, empiezo una historia y la dejo a medias XD

      Eliminar
    5. Yo soy muy torpe con la aguja, coso un botón y poco más ;-)
      Tú coses muy bien, me gusta mucho lo que haces.
      Pues espero que esta historia no la dejes a medias, yo pensaba que ya la tenías escrita.
      Cose un poquito menos y escribe un poco más

      Eliminar
    6. Bueno hace 3 años yo ni sabía coser un botón, y mira ahora XD todo es ponerse.
      Gracias :) me alegra que te gusten las cosas que hago.
      No la dejaré a medias, pero tengo que confeccionar bastantes antifaces para venderlos en la tienda de un amigo de mi novio, y claro, por eso últimamente estoy tan liada... Pero tengo que organizarme porque esto no puede ser.

      Eliminar
    7. Es que no me gusta nada coser y, entonces, es raro que lo intente.
      Ya lo creo que me gustan.
      Me alegro que no la vayas a dejar a medias y, espero, que vendas muchos antifaces.

      Eliminar
  17. Mira que es impertinente Nico.
    Aunque me da pena que se haya puesto enfermo, y Elisa... empieza a ser realmente preocupante (aunque tal vez levante la liebre y nos enteremos de cosas, dale más vino!!!!)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia... es que Nico se entusiasma enseguida y se pone nervioso, también, enseguida.
      Oye, no tengas tan malas ideas. Te enterarás de cosas sin necesidad de emborrachar a Elisa.
      Besos

      Eliminar
  18. Un capitulo formidable para reír un rato fuera del suspenso a lo que nos tienes acostumbrados ,bueno muy bueno,seguimos en el corte.Fidel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fidel... me alegro porque reír es bueno.
      Y me alegro que te haya gustado.
      Seguimos en el corte... no sé bien lo que significa, pero seguimos en el corte.
      Supongo que significará "seguimos leyendo" o "seguimos la trama".
      Saluda de mi parte a Merlina y a Delavega.
      Besos

      Eliminar
  19. Pero para cuando el siguiente capítulo??? que me estoy comiendo las uñas ya jejeje. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tamara... el siguiente capítulo saldrá mañana de madrugada, o sea, el jueves.
      jajaja... no te comas las uñas, que eso no está bien. Con morderlas es suficiente, aunque tampoco está bien, pero yo lo hago.
      Un besazo

      Eliminar
  20. Mela te estoy conociendo
    te comenzar4é a leer parece muy bueno lo tuyo
    te sigo, llegate por mi blog a ver que te parece, va si te da, sino todo bien mujer
    un beso enorme por aqui me tendrás
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen... bienvenida a la Estación.
      Gracias, eres muy amable.
      Por supuesto pasaré por tu blog, y no tengo ningún inconveniente en seguirte.
      Un beso enorme para ti también

      Eliminar
  21. ¡Hola! Acabo de conocer tu blog y por aquí me quedo, me gusta mucho tu manera de escribir, tendré que leerte más ^^

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Flashia... un placer recibirte en la Estación y muchas gracias.
      Un saludo

      Eliminar
  22. Hola Mela ! Ya estoy aquí , en tu Blog y he de decirte que me ha gustado mucho todo lo que he visto, así que aquí me quedo contigo. Tengo que seguir leyendo lo que escribes con más tiempo , pero lo voy a hacer. Te dejo un abrazo con cariño .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charo... pues es un placer recibirte en la Estación.
      Yo también te dejo un abrazo con cariño

      Eliminar
  23. ¡Hola Mela! Aprovecho que mi familia aún no ha llegado para almorzar. Tenía muchas ganas de seguir el capítulo. Bueno la verdad que Elisa no es Santo de mi devoción, pero Nico a pesar de sus travesuras me enternece. Yo sería más blanda pero quizás tenga razón Blas en ajustarlo. Pobre ahora ha pescado fiebre. Espero que pase bien y se reponga.Muy buen capi cariño como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lou... un placer leerte.
      Comprendo que Elisa no sea Santo de tu devoción.
      Veremos que ocurre con Nico y su fiebre.
      Gracias.
      Besos

      Eliminar
  24. ¡Hola preciosa!

    Vaya para una vez que Nico se salva de una buena bronca, ahora se nos pone malo...
    Elisa de mal en peor....me temo que la Nochevieja no será muy feliz ¿me equivoco?....jejeje, ya,ya,ya sé.... "para saber más tendré que leer el siguiente capitulo..." jajaja (es eso lo que me dirás ¿verdad?).

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, guapísima... pues sí, se ha puesto malo.
      Me conoces muy bien;-) Sí, hay que leer más.
      Muchos besos

      Eliminar
  25. Pobre Nico no tiene suerte ahora enfermucho! y que bien que Blas le hizo saber que conocía las acciones de Nico con sus ahorros,para que sepa de que no es tan necesario ocultar todo,me encanta esta historia Mela querida un abrazo y buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra muchísimo que te encante esta historia y espero que sea así... hasta el final.
      Lo mejor es no ocultar las cosas pero, a veces, nos empeñamos en ocultar.
      Y en esta historia se oculta, se miente y se disfrazan muchas cosas...
      Otro abrazo para ti, querida Hada Isol!

      Eliminar
  26. Un almuerzo de lo más variado con las chiquilldas de Nico y Elisa histérica. Cómo ha aprovechando ella la ocasión para enfurecer a Blas, pero algo habrá quemado en el pasado ¿qué será?
    Mientras tanto, que se mejore Nico.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María... Nico no quería decir que le había dado su dinero a Fernando... y de ahí, todo el jaleo
      Elisa estaba bebiendo demasiado... y a la mayoría de la gente beber demasiado no le sienta bien
      Ya te enterarás de lo que se quemó en el pasado ;-)
      Nico te da las gracias por tus buenos deseos ;-)
      Un beso

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.