Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 11 de abril de 2013

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 58



El pasado 21 de marzo llegó a la Estación este adorable premio. En esta ocasión fue por gentileza de Lidia  y su magnifico blog Cafés En Solitario.
Toda la información sobre el citado premio, podéis encontrarla en Premios(10), en una de las pestañas de arriba.
Gracias










CAPÍTULO 58

LA MOTO


N
icolás se negó a terminar de comer las lentejas y tampoco hubo forma de que probase la fruta. Sin embargo, nadie tuvo que insistirle para que comiese un buen pedazo de turrón de almendra.
          Eres un granuja le riñó la señora Sales. ¡Pobre de ti si Blas sale del despacho y te ve comiendo turrón habiéndote dejado las lentejas!
          Él tampoco se las ha terminado replicó el chiquillo, cogiendo otro trozo de turrón.
Emilia suspiró, resignada, y se levantó para empezar a recoger la mesa. Patricia y Bibiana se ofrecieron a ayudarla de inmediato.
          ¿Qué querrá Blas? se preguntó Natalia en voz alta.
Su primo se encogió de hombros, indiferente.
          Será mejor que vayamos dijo la niña. Y haz el favor de controlarte y no provocarle.
Los niños se acercaron a la puerta del despacho y Nicolás llamó antes de entrar.
El señor Teodoro estaba sentado, leyendo un libro, que cerró y dejó sobre la mesa en cuanto los muchachos pasaron. Observó a la pareja con seriedad.
          ¿Qué es lo que quieres? indagó Nicolás con desconfianza.
          Acércate a mí, Nat dijo el hombre, dejando perplejos a los chiquillos. Vamos, Nat, acércate. No te voy a comer.
La muchacha se aproximó sin entender qué pretendía. Nicolás miraba lo que sucedía con extremo recelo.
          Me gustaría que me arañases la cara propuso Blas a Natalia, amistosamente.
La niña pensó que se había vuelto un poco loco.
          ¡No le hagas caso, Nat! exclamó Nicolás, nervioso Voy a llamar a Emilia y le voy a decir que te dé un barril de tila añadió, dirigiéndose a su tutor.
          ¡No se te ocurra moverte! le ordenó Blas, con furia. Seguidamente cogió una mano de Natalia y pasó sus uñas, con fuerza, sobre su mejilla izquierda.
          ¿Tengo alguna marca? preguntó después.
La chiquilla negó con un movimiento de cabeza.
El señor Teodoro asintió, mordiéndose el labio inferior.
          Entonces, explícame cómo has podido hacerle esos arañazos a Nico pidió con calma.
Natalia enrojeció, violentamente, y tragó saliva sin saber qué responder.
          Porque después de arañarme se ha cortado las uñas —se inventó Nicolás con rapidez.
          ¡Ah, claro! Eso ha debido ser aceptó el señor Teodoro, empleando un tono irónico. Antes me has llamado idiota y es que, seguramente, crees que lo soy. Hace muy poco tiempo que tú y yo hicimos un trato, me prometiste no volver a mentirme… ¡Y ya me estás mintiendo de nuevo! Sé, muy bien, que esos arañazos te los ha hecho Elisa. ¡Fuera de aquí los dos! terminó por gritar, irascible.
Ambos primos salieron del despacho con mucha prisa.
El señor Teodoro se quedó a solas y miró, fijamente, la foto de Nicolás que tenía en el escritorio. Estaba preocupado, sin saber cómo solucionar aquella embarazosa situación.
                                                                                     ῳῳῳ
Nicolás y Natalia se refugiaron en el cuarto de los juegos. La niña se encontraba muy abatida.
          Blas sabe que ha sido Elisa quien te ha arañado dijo, trastornada. No sé qué va a acabar pasando, Nico.
          No va a pasar nada le aseguró el chiquillo. Le dije a Blas, bien clarito, que yo quiero vivir contigo.
                                                                                     ῳῳῳ
Cuando la cocina estuvo aseada, la señora Sales agradeció su ayuda a Patricia y a Bibiana.
          ¿Qué os parece si bajamos al pueblo? preguntó la mujer a las niñas En la parte moderna hay una tienda de ropa y tendrán algún modelito para Noche Vieja. Os compraré uno a cada una, el que vosotras elijáis.
          Es usted muy amable sonrió Bibiana. Pero, creo…
          ¡Será estupendo! exclamó Patricia, entusiasmada, sin permitir que siguiera hablando su amiga. Nat nos iba a dejar ropa, pero yo soy más alta que ella y Bibi es más bajita y más gordita. ¡Es usted un sol, Emilia!
          Avisaré a Nico, a Nat... y, a Elisa, por si quiere acompañarnosdeclaró la señora, saliendo de la estancia.
          —Nat nos dijo que Blas era el chófer de Elisa. ¡Y una mierda! prorrumpió Patricia una vez Emilia no estaba presente Apuesto lo que quieras que esta casa es tanto de Blas como de Elisa. Y Bruno no le endosa Nico a Elisa, sino a Blas. Nat no nos explicó nada bien las cosas. Nos mintió.
                                                                                   ῳῳῳ
Nicolás y Natalia aceptaron de buen agrado bajar al pueblo, era una forma de salir de casa y airearse.
La señora Sales se dirigió a la habitación de Elisa, pero el espectáculo que vio la hizo cerrar la puerta de inmediato, y correr al despacho de su hijo. Este continuaba sentado y pensativo.
          Blas, voy a ir al pueblo con los niños le dijo intentando mantenerse serena. Paddy y Bibi necesitan ropa para Noche Vieja.
          Os puedo llevar se ofreció el joven, levantándose.
          No puede ser, cariño, debes quedarte. Elisa está completamente borracha en su cuarto y va dando tumbos. Tendrás que ayudarla a ducharse y que tome café con sal. Oblígala si es necesario. No quiero que los niños la vean en ese estado.
          Esa mujer se ha vuelto loca declaró el señor Teodoro, atónito. No olvides tu móvil, mamá. Si necesitas algo, me llamas. Cuando terminéis las compras, avísame y bajaré a buscaros.
          Tranquilo, cariño, pero creo que deberías empezar a pensar en sentar la cabeza con Elisa. Ella te quiere...
          —Mamá, no estoy enamorado de Elisa.
La señora Sales resopló, impaciente.
          —¿Y quién ha hablado de amor? Blas, es hora de que bajes de las nubes y pongas los pies en el suelo. ¿No piensas casarte nunca, no vas a estar nunca con una mujer?
         —Estuve con una... 
         —¡Santo Cielo! —exclamó Emilia, espantada— Ni te atrevas a nombrar a esa mujer en mi presencia.
Pero, hijo, ¿cómo es posible que seas tan insensato?
La mirada del señor Teodoro se ensombreció por completo.
         —No te preocupes tanto, no voy a pronunciar su nombre, antes me arranco la lengua. Por ella solo siento un profundo odio, el mismo que ella siente hacia mí.
         —Pues deja de odiarla y dedícate a olvidarla.
         —Antes me olvido de como me llamo —aseguró Blas, desafiante.
         —Deberías avergonzarte de ser tan inmaduro —manifestó Emilia, exasperada—. Y céntrate en Nico, se acerca el día en que vas a tener que contarle quién es su padre y no sé si lo va a entender. Y tú pensando en esa maldita mujer que, incluso, podría estar muerta.
El señor Teodoro lanzó a su madre una mirada incendiaria.
        —No vuelvas a decir algo así, si ella estuviera muerta... yo no estaría vivo.
        —No soporto oír más disparates, Blas, no lo soporto. 

                                                                        ῳῳῳ
Poco después, la señora Sales se fue con Nicolás y las niñas hacia Luna.
Nada más llegar al pueblo se encontraron con Fernando, un amigo de Nicolás. El muchacho, rubio y de atractivos ojos azules, tenía dieciséis años. Era más bajo que Nicolás y de constitución menos fuerte. Los dos amigos se alegraron al verse.
          Me quedo con Fernando dijo Nicolás. No me apetece ver trapitos para niñas, es un aburrimiento.
          Está bien accedió Emilia. Pero no te alejes, Nico. Estate por aquí.
La mujer y las niñas se fueron hacia la tienda de ropa.
Bibiana se conformó con un vestido, abrigo y zapatos sencillos. No quería abusar.
Patricia se probó un montón de vestidos, abrigos y zapatos. Finalmente, eligió los más caros.
Había pasado hora y media cuando la señora Sales pagaba las compras de las muchachas. En aquel preciso momento, entró en el establecimiento Nicolás, con semblante fúnebre, seguido de Tobías, cuyo semblante estaba enrojecido y de gesto colérico.
          ¿Qué sucede? indagó Emilia, temiendo la respuesta. Sin duda, Nicolás debía haber hecho una trastada.
El policía le explicó que tanto Fernando como Nicolás habían cogido una Kawasaki 1200, de un tío de Fernando, y que sin ponerse casco, habían conducido la moto por las calles del pueblo, a toda velocidad, y haciendo el caballito, o sea, levantando la rueda delantera al aire, provocando el sobresalto y el pánico de muchos vecinos.
La señora Sales se acercó al niño y le dio un buen manotazo en la espalda.
          ¡No tienes conocimiento! le riñó, enfadada Sabes que tienes absolutamente prohibido subir a una moto. Espera que se lo cuente a Blas y verás lo que te pasa.
          Yo los subiré a la urbanización y hablaré con Blas     puntualizó el señor Tobías que no se fiaba de que la mujer contara nada al señor Teodoro. Sabía muy bien que la señora Sales mimaba en exceso al chaval.
          Eso no es necesario replicó Emilia, molesta, yo hablaré con mi hijo.
          De ninguna manera discrepó el policía. Blas es el tutor del chaval y es con él con quien debo hablar. Además, voy a entregarle una multa.
          ¡Y yo soy la madre de Blas! exclamó la señora Sales, indignada ¡Puedes darme la multa a mí!
                                                        ῳῳῳ
El señor Teodoro había duchado a Elisa, que casi no se mantenía en pie. Luego le preparó café con sal y estuvo con ella hasta que se quedó dormida.
Más tarde salió a buscar a Gabriela y pasearon por el camino, con Hércules correteando a su alrededor. Pronto se unieron a ellos el señor Francisco y sus dos hijos. Estaban conversando cerca de la piscina cuando vieron aparecer el coche patrulla del señor Tobías. El policía, la señora Sales y los niños descendieron del auto. Natalia había ido sentada sobre las piernas de Nicolás. El agente abrió el maletero para que las niñas cogieran sus paquetes.
Emilia se acercó a su hijo con los ojos llorosos. El señor Teodoro adoraba a su madre y se alarmó al instante.
          ¿Qué pasa, mamá? preguntó, ansioso.
          Que, por lo visto, soy un cero a la izquierda. Yo no pinto nada respondió la mujer, llorando.
          ¿Qué estás diciendo? se inquietó el joven, abrazándola Tú eres un millón de ceros a la derecha, tú lo pintas todo. ¿Qué te ocurre, mamá?
El señor Francisco escuchaba y miraba con gran curiosidad. Patricia y Bibiana se fueron hacia casa con sus compras.
          Solo espero que no se suspenda la fiesta de Noche Vieja por culpa de Nico. ¡Tenemos ropa tan elegante que ponernos ahora! dijo Patricia con temor y rabia.
Nicolás y Natalia se mantenían a prudente distancia de los adultos. El muchacho se sintió muy culpable viendo llorar a Emilia puesto, que él, también la adoraba.
          La has armado buena reprochó Natalia al chaval. Blas se va a poner como un basilisco. Y dicen que los basiliscos podían matar con la mirada.

Págs. 447-453


Hoy os dejo en el lateral del blog, una bonita canción de Camilo Sesto.

"No fue una noche cualquiera". Un beso a todos                                                                                   

67 comentarios:

  1. felicidades por el premio yyyy genial el capitulooo!!♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Génesis, muchas gracias por tu felicitación y me alegra que te haya parecido genial el capítulo. Muy amable.
      Besos

      Eliminar
  2. que no se diga que en esta historia no pasan cosas.....
    ¿Cuando aparece un cardiólogo para hacerles un chequeo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kikas, sería ilógico que en una historia no pasasen cosas como es ilógico leer al revés, por ejemplo.
      No me gusta adelantar acontecimientos sobre la historia pero, por ser el caballero de la Estación quien lo pregunta, haré una excepción. En esta primera parte de la historia no aparecerá ningún cardiólogo pero, eso sí, aparecerá un médico.
      Espero que estés satisfecho con mi respuesta.
      Un gramo de beso( es que a veces los peso)

      Eliminar
    2. Lo de caballero, estimada dama, me ha llegado al corazon
      QUe vuecencia maneje la trama como desee

      Eliminar
    3. Estimado caballero, vienes muy educado, con excelentes modales.
      Si no te conociera... este comentario tendría un sobresaliente. Pero, te conozco y no me vas a engañar. Has venido con una de tus ironías.
      Muy bien... corazón lleva acento en la o. Y en la palabra que... solo puedes poner mayúscula la q.
      Ten cuidado con las faltas de ortografía, Kikas.
      Y te doy medio gramo de beso porque no me creo lo de "estimada", has querido decir otra cosa

      Eliminar
    4. La próxima vez que te vea utilizar incorrectamente los tiempos verbales, como he visto a menudo, tambien te lo recordaré para que lo puedas corregir..
      ;-)

      Eliminar
    5. Tú quieres que yo agarre un globo y me lo ofreces en bandeja de oro, de oro blanco, que es el que me gusta... pero no lo voy a agarrar.
      Dices que a menudo utilizo mal los tiempos verbales... muy bien, corrígeme cuanto quieras, te lo agradeceré. A mí me gusta expresarme correctamente.
      Por cierto, Kikas, "también" se escribe con acento en la "e" ;-)

      Eliminar
  3. Me encanta tu blog Mela, pero como justo me incorporé ayer, me queda trabajo para ir leyendo toda la novela! Seguro que me gusta y sobre todo a mi hija. Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura, me alegra que te encante este blog y te deseo mucha suerte en este mundo blogero.
      Los capítulos de esta novela son cortos y de lectura sencilla. La historia es larga y un poco complicada.
      Si comenzáis a leerla y queréis que os acompañe por el recorrido, ahí estaré.
      Por cierto, tu blog me gustó mucho.
      Besos

      Eliminar
  4. ¡Mela,cariño! La conversación entre Blas y su madre ¡ay, qué conversación! Este hombre dice que odia a esta mujer y está loquito por ella. Mela, no dejes que esta mujer caiga rendida ante el encanto de Blas. Algo malo ha debido hacer Blas, me gusta que se odien.Entiendo cuando me dijiste que Blas iba a estar rabiosamente enamorado.
    ¡Ay,qué hombre,mira que decir que se iba a arrancar la lengua antes que nombrarla! Te volveré a comentar porque hay mucho que comentar. Este capítulo ha sido sensacional y la canción preciosa. Tú tienes la culpa dice y seguro que la culpa la tiene él.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, noto que te ha gustado la conversación entre Blas y Emilia.
      Bueno, Blas lo que ha dicho es que la odia.
      Te gusta que se odien... jajaja... Eres graciosa.
      Me alegra que te haya gustado el capítulo y la canción. Vuelve a comentar cuando quieras.
      Besos

      Eliminar
    2. Mela,cariño,me interesa saber si vas a sacar el capítulo esta noche o mañana por la mañana. Estoy deseando leerlo y mis amigas también. ¡Y a ver que canción eliges! Ya tengo 8 y no me canso de escucharlas.
      Mucha paciencia tienes,una escritora de tu talento no tendría que aguantar muchas cosas que aguantas.¡Ay, que bochorno,me pongo enferma leyendo algunos comentarios!
      Besitos

      Eliminar
    3. Julia... el capítulo lo sacaré de madrugada, no creo que lo ponga antes de las 3:00. Te aconsejo que te acuestes tranquilamente y lo lees por la mañana.
      Ya tengo la canción, pero es una canción que nunca cantaría la mujer que odia Blas. Yo tampoco la cantaría jamás.
      Tal vez pudieran cantarla... Elisa o Gabriela.
      Hay algunos lectores más complicados que otros, no te preocupes por nada.
      Besos

      Eliminar
  5. Ya lo tengo más que claro ¡pobre Gabriela! Con lo que ha dicho Blas sobre esa misteriosa mujer a la que odia jajaja, por la que se cortaría la lengua antes que mencionar su nombre y por la cual no viviría si ella no estuviera en el mundo, todo lo demás me sobra. Repito, ¡pobre Gabriela! Pobre Blas no, algo de culpa le tocará en esos odios compartidos.
    Nico hoy se ha pasado, pero claro, es un crío al que le prohíben todo y cuando se ve libre se desboca. La edad y demasiado "esto no y esto tampoco".
    Y Elisa dándole al drinking generosamente... Ha perdido el oremus la muchacha, al final va a conseguir dar lástima, mal sustituto del amor que busca.
    Nada, que todos como las cabras, saltando de roca en roca.
    La canción de hoy...
    Besos, contados, por tu gran maldad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nena... bueno, Blas ha dicho que la odia y tú te ríes... muy bien. Quizás Blas tenga algo de culpa o quizás no... ya se verá. También veremos qué ocurre con Gabriela.
      Nico y su amigo se han divertido un rato, a veces la gente adulta se sofoca enseguida.
      Sí, Elisa ha bebido un poco más de la cuenta.
      Están todos un poco alterados.
      No me has dicho nada de la canción, suelo buscar canciones que le puedan ir bien al Clan, como las poesías.
      No sé de qué maldad me hablas ;-)
      Un beso y punto

      Eliminar
  6. Aix mela, Camilo Sesto, como me gustaba de jovencita, tenía los discos y me sabía todas las canciones !!!!!!
    Hoy la estación esta revuelta, y el misterio ya aflora con quién pueden ser los padres de Nicolás.
    Lo que no entiendeo es como los dos chiquillos han conseguido mover una 1200!!!!!!
    Ya tengo ganas de saber que pasa, casi me estoy olvidando del fiambre jajajajajajjaja
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia, Camilo Sesto tiene algunas canciones muy bonitas, sí.
      Me alegra que te haya gustado la elección de esta semana.
      Yo veo la Estación bastante revuelta siempre, es que no tomáis tila antes de leer el capítulo.
      Los padres de Nicolás... ya veremos.
      Antes de poner esta moto me informé y me dijeron que sí. El primero que me lo dijo fue mi marido. ¿No querrás discutir con él?
      No me puedo creer que te estés olvidando del fiambre. Tienes ganas de saber qué pasa... lo sabrás.
      Muchos besos

      Eliminar
    2. Uix no no !!!! no quiero discutir con nadie jajajajjajaaj si los niños mueven la 1200 y tu marido dice que si es que siiiiii jajajajjajajajajajaj
      Ahora que ya he solucionado lo de la 1200 volveré a centrarme en el fiambre jajajajajaj
      Muchos besos!!!!!

      Eliminar
    3. Lidia, cualquiera diría que le tienes miedo a mi marido... jajaja
      No te preocupes... que Enrique, es como se llama, no lee ningún comentario.
      Ni tan siquiera lee esta historia, yo respeto su trabajo y él respeta el mío.
      ¿Otra vez con el fiambre?... jajajaja
      Muchos besos

      Eliminar
  7. Cada vez está más interesante, a ver si Blas deja a Elisa (o en su defecto, que Elisa madure). Bueno, Nena dice que la ex-novia de Blas es Gabriela, pero yo no se...
    Acabo de mirar el resumen y no acabo muy bien de entender lo de "dos familias poderosas"


    PD: Gracias por el premio, y, creo que ya se quién es el padre de Nicolás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuño, me alegra que lo veas interesante.
      Veremos que pasa con Blas y Elisa.
      No, Nena se compadece de Gabriela porque piensa que está enamorada de Blas, y Blas parece muy ocupado con esta mujer que odia.
      Eso quiere decir que has ido a "Antes de iniciar la lectura". Es normal que no entiendas lo de las dos familias poderosas, todavía no hemos llegado ahí. Cuando lleguemos, lo entenderás.
      Te merecías el premio. No sé si tú sabes quién es el padre de Nico, yo sí lo sé.
      Puedes decir quién piensas que es con toda la tranquilidad del mundo. A lo mejor, aciertas.
      Besos

      Eliminar
    2. Yo creo que puede ser o Blas o Salvador

      Eliminar
    3. Pues si es Salvador... Nico es huérfano de padre.
      Te recuerdo que el cuerpo de Salvador fue arrojado por un acantilado.

      Eliminar
  8. Pero ¡Madre mía! Nico no sale de una que se mete de bruces en otra y claro, con él ya arrastra a todos los demás. Eso sí que es todo un adolescente ¿eh? Lo cierto es que me parece muy bueno que Blas se diera cuenta que el arañazo no era de la niña sino de Elisa y desde luego no sé qué nos tienes guardado pero no comprendo la actitud de Emilia sabiendo y viendo como es y actúa Elisa para que siquiera insinue que debería casarse Blas con ella... Pero no quiero adelantar acontecimientos, tendré paciencia!

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG... Nico no piensa mucho en las consecuencias de sus actuaciones. Eso es bastante normal. A lo mejor hay adolescentes más maduros, tampoco son todos iguales.
      Sí, Blas, se ha dado cuenta de que ha sido Elisa.
      Emilia quisiera que su hijo se casara con quien sea y olvide a la que tanto dice odiar. Veremos que pasa...
      Besos

      Eliminar
  9. Me da pena Nico, hubo un momento en que me cayó incluso mal. ahora me parece que realmente tiene un problema provocado por la situación y por ese momento de hormonas rebeldes.
    Y a Blas... le van a sacar las canas (no le perdono a su madre que no le dejara nombrar a esa mujer)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia... lo que ha hecho Nico es una travesura. Se han divertido un rato con una moto, y realmente no ha pasado nada.
      Blas, por ahora, tiene el pelo de color negro pero pudiera ser que de la noche a la mañana se le convierta en blanco.
      jajaja... Me parece que tú ya tienes mucha curiosidad por saber cómo se llama.
      Emilia no quería que la nombrase, pero Blas también ha dicho que antes se arrancaba la lengua que pronunciaba su nombre.
      No tardarás mucho en saber cómo se llama, Blas cometerá un error.
      Besos

      Eliminar
  10. Un capítulo muy bueno, Mela, Nico no para y sólo faltaba Elisa. Creo que Blas no distingue muy bien entre el amor y el odio.
    Te aseguro que esta historia es buenísima.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, me alegra que te haya gustado el capítulo y que la historia te parezca buena.
      Nico no tiene mucho conocimiento y Elisa ha perdido el control.
      Bueno, Blas, dice que odia a esa mujer. Puede ser que tengas razón, veremos que pasa...
      Otro besazo para ti

      Eliminar
  11. hola Mela Blas dice que la odia y no quiere a elisa ni a gabriela esequiere a la que odia es un espabilado y camilo sesto echandole la culpa a una ingenua de alma blanca y me han vuelto loco la madre y el hijo con tanto cero a la derecha y a la izquierda y cada uno lo que tiene que hacer es barrer su casa te he dibujado Mela
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oskar... ya se verá a quien quiere Blas o a quien no quiere.
      De la canción no voy a comentar nada, simplemente es una canción.
      Lamento que te hayan vuelto loco.
      Que cada uno barra su casa me parece perfecto.
      Me has dibujado... pues me has dibujado.
      Besos

      Eliminar
    2. en esta historia hay mucha tela que cortar y yyo me la conozco del principio al fin Blas debe hacer caso a su madre y olvidar a la que odia tiene otras dos para ser hombre

      Eliminar
    3. Pues si conoces la historia tan bien, nada de lo que suceda te sorprenderá.
      Ya veremos lo que ocurre con Blas.

      Eliminar
    4. Mela entro por decirte que me entusiasma como ecribes como cuentas esta ma-ra-vi-llo-sa historia estoy muy de acuerdo con Paloma eres una tremenda escritora y una tremenda mujer estoy desesperado porque salga la mujer que odia Blas no des nunca tu brazo a torcer Mela eres la mejor un besazo preciosa

      Eliminar
    5. Hola Oskar, me alegra que te entusiasme esta historia.
      Sigo pensando que no debes mencionar a nadie porque, te recuerdo, que tú no quieres ser mencionado.
      La mujer que odia Blas, saldrá. Hay que tener un poco de paciencia.
      Espero que pases una buena noche

      Eliminar
  12. Blas anda un poco liado entre lo que quiere y lo que parece no querer, jeje
    Y Nico, para variar, haciendo más de las suyas, ejje a este paso va a terminar con la pobre madre de Teodoro jaaja Esperemos que Blas no se arranque la lengua que seguro tiene mucho que contar.
    Bonito capitulo Mela.
    unos besotessssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola SC... pues sí, esperemos que en un arrebato no cometa una locura y se arranque la lengua ;-)
      Me alegra que te haya gustado el capítulo.
      Besotes

      Eliminar
  13. Me ha gustado mucho la conversación de Blas con su madre, de una intensidad tremenda. Blas ha resultado ser un hombre pasional y con carácter. Sabe exactamente lo que quiere y también lo que no quiere. Bravo, Mela. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mere, me alegra que te haya gustado la conversación entre Blas y su madre.
      Seguramente tienes razón en todo lo que has dicho. Gracias.
      Otro beso para ti

      Eliminar
  14. Hola Mela¡¡¡¡¡¡¡¡

    De momento solamente paso por tu blog para dejarte mi agradecimiento y como no para felicitarte por el premio¡¡¡¡¡¡¡¡

    Eres una tremenda escritora, te confieso que leo el capitulo aunque no te comente, ando staltando de principio a fin ( no es trampa ehhhhhhh, estoy intentando ponerme al día con la lectura)


    Un beso enorme¡¡¡¡¡¡¡


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma, me alegra muchísimo verte. No tienes que agradecerme nada.
      Tú puedes hacer las trampas que quieras, si no entiendes algo... con mucho gusto te lo explicaré.
      Eres una valiente y me gustan las personas valientes. Espero que estés muy recuperada y muy feliz.
      Un beso enorme, sí

      Eliminar
  15. Jajaja qué bueno lo de los basiliscos.
    Uyuyuyuy, ¿quién será esa mujer misteriosa que ha marcado tan profundamente el corasonsito de Blas? ¿La madre de Nico? Ay padre, cómo mola esto.

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... Ahí tenes otra expresión para asustar, Estelle. Ya te dije que te enseñaría muchas.
      No puedo decirte quién es esa mujer y tampoco puedo decirte si es la madre de Nico. Ten calma, que lo sabrás todo.
      Tú también me vas a enseñar expresiones... jajaja

      Eliminar
    2. Ya lo sé, realmente no esperaba que me lo dijeras XD eran unas preguntas de relleno, como las llamo yo.
      ¿Lo dices por "ay padre"? Jajaja me gusta más esa expresión que "ay madre", que es más común.

      Eliminar
    3. No, más o menos padre o madre da lo mismo.
      Lo he dicho por "cómo mola esto". "Mola" es una palabra que no he usado nunca.
      "Ay padre, cómo mola esto", me ha hecho desternillarme de risa.

      Eliminar
  16. Quien sera ese amor que tanta repulsa desata,esto cada vez se pone mas interesante.Buena entrada. Gatisaludos de Merlina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Merlina, ese amor que tanta repulsa desata(lo has definido de maravilla)... saldrá y sabrás quién es. Solo puedo decirte que es una mujer que está bastante furiosa, no puedo decirte su nombre pero no creo que tardes en saberlo. Blas cometerá un error.
      Me alegra que te parezca más interesante y que te haya gustado este capítulo.
      Gatisaludos de Mela

      Eliminar
  17. guauuu, llevas un montón de páginas del libro ya puestas, con razón estoy perdida jejeje, pero bueno, que me uno a lo de dejar la fruta y comerme el turrón. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tamara, eres muy golosa ;-)
      Otro besazo para ti

      Eliminar
  18. Hola Mela: Bueno que me lleva....Cuantas emociones juntas! Elisa borracha, Nico haciéndose el intrépido, Blas odiando y amando a alguien que es un secreto, La Sr Salas un poco mal sintiéndose alguien a quien nadie toma en cuenta.....
    Wooooow la verdad que hoy te has superado >_<
    Espero ansiosa el próximo capi ya que estoy super intrigadísima con lo que va a pasar ;)
    Besitos =)
    PD: Felicitaciones por el premio =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia, me alegra verte por aquí. Espero que estés mejor.
      También me alegra que te haya gustado el capítulo y esperes, ansiosa e intrigada, al siguiente.
      Muchas gracias por tu felicitación.
      Besos, guapa

      Eliminar
  19. Querida Mela, del dicho al hecho hay mucho trecho.
    Blas dice que odia a esa mujer anónima de momento. Sin embargo, moriría si supiera que ella está muerta. ¿Puedes explicarme esto? No lo entiendo.
    Muchos besos(todos los que quieras)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya! Aquí tengo a Doña Ocupación.
      Tal vez, Blas, ha querido decir que lo que le da vida es odiar a esa mujer. Si ella estuviese muerta... se acabaría el motor de su vida, o sea, el odio intenso que siente hacia ella.
      No quiero besos

      Eliminar
    2. Mela,no he conseguido entenderte del todo. ¿Estás segura de que te has explicado bien?
      Por cierto, la canción de Camilo es muy buena. Y saludo a Nena Kosta y a Lidia, saludaría a alguien más pero eliminarías mi comentario.
      Y no te subas a la cumbre, que si subes allí,no hay quien te baje.

      Eliminar
    3. Merck... me parece que vas a ser la primera expulsada de la Estación.
      Después, no vengas con reclamaciones

      Eliminar
    4. Recojo el saludo y te saludo a mi vez, Merck. Espero que no te expulsen jajajaja, y no voy a reír demasiado por si me expulsan a mi también, que estoy muy amenazada.

      Eliminar
  20. ¡¡Hola preciosa!!
    Nico no aprende.....(seriamos tan malas nosotras en la adolescencia....???).
    Me ha gustado mucho la respuesta que ha dado Blas a su madre "un millón de ceros a la derecha..." (aquí estoy suspirando)¡es tan tierno!...
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana... no creo que hayamos sido malas, tal vez un poco traviesas. Nico tampoco es malo, pero después de una... inventa otra.
      Para todos los hij@s... nuestras madres son infinitos ceros a la derecha.
      jajaja... o sea que suspirando por Blas ;-)
      Me ha dicho que él también suspira por ti.
      Muchos besos

      Eliminar
  21. ¡Hola Mela! Impecable capítulo como siempre, estoy atrasadilla pero ya llegaré.
    Lo de Nico que decirte, hay ubicarse, adolescentes son adolescentes y a mi me sigue cayendo simpático. Que intriga con Blas, seguiré esperando porque de cualquier manera es un lujo leerte. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lou... encantada de verte otra vez.
      Compartimos lujos porque a mí me parece un lujo leerte a ti.
      Los adolescentes cometen muchas locuras, es lógico.
      Sí, hay un poco de intriga con Blas ;-)
      Un besote

      Eliminar
  22. Ahora resulta que Blas tiene un pasado oculto, esto se pone cada vez más interesante.
    Besos Raquel

    http://raqueljimenezbisuteria.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel... me alegra verte y que te parezca que se pone más interesante ;-)
      Besos

      Eliminar
  23. Elisa de mal en peor.más vale que Blas vea como se aleja de ella sin que Nat se perjudique,no se quitarle la cutodia o lo que sea,esa mujer que odia Blas es la madre de Nico seguro,y quiero que Blas se case pero con Gabriela y que formen con Nat y Nico una feliz familia,esos niños lo merecen! que lío tiene Nico en puerta ese muchacho si que tiene una vida agitada.Me gusta leerte,como te extrañé Mela! escribes de maravilla! un abrazo grande y buen día Querida amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hada Isol... muchas gracias por tus cariñosas palabras. Yo también te he extrañado y me alegra verte.
      Besos

      Eliminar
  24. Lo mismo es que Blas quiere demasiado a la mujer inmombrable pero algo fuerte pasó para que se odien mutuamente. Hasta puede ser que Nico tenga algo que ver (sin que él lo sepa)
    Me vas a perdonar por hacer tantas suposiciones, en las buenas historias es superior a mis fuerzas...
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María... A mí me encanta leer tus suposiciones... y me alegra muchísimo que consideres a mi novela como una buena historia... Muchas gracias
      Es muy posible que amor y odio sean las dos caras de la misma moneda
      Un beso!!

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.