Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 31 de enero de 2013

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 48






El pasado martes, 15 de enero, la Estación fue obsequiada con otro premio gracias a la gentileza de Lidia y su blog 
Cafés En Solitario
Todo lo referente a este premio lo encontrarás en Menciones(3), en una de las pestañas de arriba.






CAPÍTULO 48

LLEGANDO AL ACANTILADO


T
ransitaban despacio, debían tener precaución por si encontraban alguna placa de hielo que pudiera provocar que las ruedas de los coches patinaran.
La carretera estaba muy solitaria, muy de vez en cuando se cruzaban con otro vehículo.
Nicolás permanecía callado, a través del cristal de su ventanilla veía como pasaba el oscuro paisaje. El niño se sentía desolado, todo había vuelto a salir mal. Y esta vez, no se libraban de que Blas se enterase de la verdad.
          ¿No vas a decirme nada? le preguntó su tutor, quebrando el silencio, al cabo de un rato de trayecto ¿No vas a decirme a dónde vamos y qué contiene el saco que habéis metido en el maletero de Gabriela?
El señor Teodoro conocía a donde se dirigían, pero ignoraba en un cien por cien el contenido del saco.
          No voy a decirte nada respondió Nicolás al instante. Eres un metomentodo y un cotilla. Siempre tienes que estropearlo todo.
Blas se mordió el labio inferior, luchando por no perder el control.
          Tienes suerte de que tenga que estar pendiente de la carretera y conduciendo el coche —manifestó, sereno—. De lo contrario, te ibas a tragar cada una de tus palabras. ¡Eres un insolente!  Tú espera a que lleguemos a casa y verás lo que allí te pasa, mocoso. ¡Niñato!
El chiquillo frunció el ceño, muy contrariado, y propinó una patada al asiento de su tutor. No podía soportar que lo llamara “mocoso” o “niñato”.
          Aprovéchate cuanto quieras de la situación declaró Blas sin acalorarse, ya te cogeré luego.
El señor Teodoro vio cómo a Gabriela se le fue ligeramente el coche hacia la izquierda aunque, de inmediato, la joven reaccionó y dominó el vehículo.
La pista por la que circulaban estaba muy helada.
          ¿Cómo se te ha podido ocurrir coger este coche, Nico? indagó Blas, desconcertado ¿Dónde tienes la cabeza y qué tienes en esa cabeza de chorlito?
          Sé conducir aseguró el muchacho, convencido. El padre de Miguel nos enseñó a los dos. Él decía que cuando tuviésemos la edad para sacarnos el carnet, ya seríamos unos expertos conductores. No te lo dije porque tenía miedo de que no me dejaras volver a la finca de Miguel.
Blas se quedó perplejo con aquella revelación. Nunca hubiese imaginado al señor Claudio, director de un prestigioso banco, un hombre serio y recto, enseñando a los niños a conducir.
Pasaron por Puerto Llano, las calles estaban desiertas. Muy pocas viviendas tenían las luces encendidas, la mayoría de la gente debía estar durmiendo, ya que el día siguiente era laborable.
Cuando estuvieron a unos tres kilómetros del pueblo, tomaron una carretera con dirección a la costa.
Nicolás comenzó a ponerse más nervioso, pronto llegarían a su destino. Tenía que ocurrírsele algo para salvar a Hércules.
El niño discurrió, durante un rato, hasta que tuvo una idea. Una idea que no le gustaba, que le daba miedo, pero se encontraba en un callejón sin salida y no vio otra opción.
          En el saco que hemos metido en el maletero, está el cadáver de Salvador Márquez dijo de sopetón, y muy claramente. Estela y Gabriela lo tenían escondido en el congelador del garaje.
El señor Teodoro escuchó al chiquillo sin interrumpirlo, y continuó conduciendo a pesar de haber recibido una impresión muy fuerte.
          Cavé la fosa en el pozo de las águilas porque quería enterrar el cuerpo de Salvador siguió contando Nicolás. Fui al cementerio para enterrar a Salvador con Jeremías, pero todo salió mal. Ahora, pensábamos tirar a Salvador y a su coche por el acantilado.
Cuando bajaste a Luna a recoger escombros, salí de casa. Fui a casa de Estela, Salvador estaba estrangulando a Gabriela, cogí un cuchillo y se lo clavé en el cuello. Yo lo  maté. Soy un asesino, un delincuente, puedes entregarme a la policía. No voy a poder ir al instituto de Nat, me encerrarán en un reformatorio. Lo siento, Blas, perdóname.
El señor Teodoro apretó con fuerza el volante y casi no sintió el agudo dolor que esta opresión produjo a sus manos. Sus negros ojos se llenaron de lágrimas y tragó saliva con verdadera dificultad. Un temblor recorrió sus brazos.
          Tú no eres ningún asesino, Nico afirmó con voz ronca. Salvaste la vida a Gabriela y, por supuesto, no voy a entregarte a nadie. No se te ocurra volver a repetir que eres un asesino. Toda la culpa es mía, he estado ciego y sordo.
El señor Teodoro recordó la fosa en el pozo de las águilas, la caja de zapatos y la carta. Ahora entendía muchas cosas e interiormente se llamaba torpe y estúpido.
          ¿Y qué vas a hacer? preguntó el chiquillo, compadeciéndose  de su tutor, porque percibía el gran disgusto que le estaba causando. Se sentía avergonzado, pero no veía otra salida. Tenía que salvar a Hércules.
          Arrojaré a Salvador Márquez y a su coche por el acantilado respondió Blas. ¿Qué otra cosa puedo hacer? No me has dejado muchas alternativas. Nada de esto hubiese ocurrido si me hubieses contado la verdad cuando ese hombre te golpeó con la cadena. ¿Cómo te hago entender que no me mientas, que no me ocultes nada, que si tienes algún problema acudas a mí?
          No quería meterte en este lio se excusó Nicolás. Estela, Gabriela y yo podríamos haberlo solucionado sin que tú intervinieras.
          Esta noche no hubieras llegado al acantilado, Nico     le aseguró su tutor. Te hubieras salido de la carretera, podrías haberte matado. Tú, Estela y Gabriela habéis obrado sin juicio y sin sentido común.
                                                       ῳῳῳ
          Nico lo está haciendo muy bien comentó Gabriela, esperanzada. Falta poco para que lleguemos.
          Sí, falta poco asintió Estela. Y, desde luego, Nico lo está haciendo muy bien. Demasiado bien.
          ¿Qué quieres decir? indagó su hija, notando un tono misterioso en las palabras de su madre.
La señora Miranda no contestó, y siguió observando al seat Ibiza desde el espejo retrovisor exterior que tenía a su derecha.
                                                        ῳῳῳ
La señora Emilia Sales se despertó, sobresaltada, al recibir unos zarandeos bruscos por parte de Elisa Rey.
          ¿Qué sucede? preguntó la madre de Blas, alarmada.
          Ni Nico, ni Blas están en casa respondió la joven con nerviosismo. He subido a ver al niño y no estaba en su cama, quería hablar con él para arreglar las cosas. He bajado a ver a Blas y tampoco está. Esto no es normal.
La señora Sales se levantó lentamente.
          ¡Ay, Dios mío! exclamó, preocupada Blas ha quitado la cerradura a la puerta de Nico y los barrotes de su ventana. Solo falta que el crío, como agradecimiento, le haya dado por salir esta noche. Se va a ganar una buena azotaina.
          Es lo menos que se merece opinó Elisa, alterada. Y no sé si va a dar buen resultado que Blas saque al chiquillo del internado. Tal vez, lo mejor fuera que el niño continuase allí. Blas igualmente podría ser el nuevo director del instituto en Aránzazu, y Nico podría continuar estudiando en el internado de Markalo.
Emilia miró a Elisa con una mezcla de asombro y de desconfianza.
          Te aconsejo una cosa y te la aconsejo porque te aprecio dijo fríamente, no se te ocurra decirle a Blas lo que acabas de decirme a mí.
                                                         ῳῳῳ
El señor Teodoro leyó el cartel que había en una orilla de la carretera. “Acantilado a 5 km. Zona peligrosa”.
Nicolás también leyó el cartel y comprendió que estaban llegando. Árboles, hierbas y matorrales iban quedándose atrás. Empezaron a adentrarse en un camino que desembocaba en un terreno de tierra y piedras.
Siguieron adelante hasta que leyeron otra indicación. “Acantilado. Zona muy peligrosa”.
Y, desde luego, no era discutible que el lugar era peligroso. El horizonte del suelo era una línea que se recortaba abruptamente. Por debajo de la misma se extendía una pendiente vertical de unos seiscientos metros de longitud. Al fondo, las olas, gigantescas y embravecidas, chocaban contra las paredes rocosas.
Gabriela detuvo su coche a escasos metros del nacimiento del precipicio. Blas apagó el motor del auto de Salvador. Las mujeres bajaron del Opel Corsa. Nicolás y su tutor bajaron del seat Ibiza. Las luces de los faros de ambos coches continuaban encendidas.
Gabriela no pudo ocultar su estupor en cuanto vio a Blas. No sucedió lo mismo con Estela que, desde hacía bastante rato, tenía la certeza de que no era Nicolás quien conducía el coche de su exyerno.
El silencio fue mortal durante breves instantes; el aire, helado y húmedo, lamía los rostros de los adultos y el niño.
          Bienvenido a la fiesta, Blas la señora Miranda fue la primera que habló, a una fiesta que no has sido invitado.
          Esta fiesta nunca se hubiera realizado, Estela manifestó el joven—. Nico no hubiera podido traer el coche hasta aquí. Se hubiese salido de la carretera, ¿en qué estaba pensando? ¡Se ha vuelto loca, Estela, y tú también, Gabriela!
          ¡Yo sí que hubiera llegado hasta aquí y hasta más lejos! intervino Nicolás ¡Sé conducir!
El señor Teodoro dio un rápido cachete al chiquillo.
         —Mantente callado, Nico le advirtió, crispado. Seguidamente volvió a mirar a las mujeres. Les agradezco que hayan intentado proteger a Nico, pero han debido contar conmigo. Soy el más interesado en resguardar al niño.
          No entiendo lo que dices, Blas murmuró Gabriela, confusa.
          Ya le he contado toda la verdad intervino de nuevo Nicolás, presuroso. Ya sabe que llevamos el cadáver de Salvador y que yo lo maté, clavándole un cuchillo en el cuello, cuando estaba estrangulándote.
Gabriela miró el rostro vehemente del muchacho y, posteriormente, vio el dolor que se reflejaba en la cara del señor Teodoro. La mujer se vino abajo y negó varias veces, moviendo la cabeza de un lado a otro.
          No, Nico declaró con firmeza. No voy a consentir esto. Blas no se merece lo que estamos haciéndole. ¡Tú no has matado absolutamente a nadie! ¡Ya está bien! Hace tiempo que debimos confiarle la verdad, pero la verdad y solo la verdad.

Págs. 367-373
Hoy, con vuestro permiso, voy a dedicarle este capítulo a una persona que admiro, respeto y quiero.
Este capítulo es para ti FG y para tu magnifico blog El Mundo Que Habito donde tengo la suerte de deleitarme con tus relatos que tantas veces me sorprenden, me hacen reír, me asustan, me emocionan... porque tú eres imprevisible, FG.
También quiero mencionar tus otros blogs que tengo el gusto de conocer y disfrutar.
Haikus Y Senyrus,                   Acrósticos,                Mis Poemas.


También quiero agradecer a My Favorites Things que el pasado domingo, 27 de enero, me hiciera el honor de hacer mención de esta Estación y de "El Clan Teodoro-Palacios" en una entrada de su estupendo blog.
¡¡Muchísimas gracias, Silvia!! 

88 comentarios:

  1. Mela, me ha gustado mucho Blas en este capítulo. No sé cómo reaccionará si se entera que el perro mató a Salvador, el cadáver va a acabar al fondo del acantilado, ¿no?. Espero que Blas no se meta en ningún lío.
    Felicidades por la mención muy merecida.
    Besitos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, ¿y cuándo no te gusta Blas? ;-)
      No puedo contestar dónde va a acabar el cadáver y me temo que Blas ya está metido en un lío.
      Gracias por tu felicitación.
      Besos!!

      Eliminar
    2. Julia, agradezco tus palabras en el blog de My favorites Things, termino de verlo.
      Besos

      Eliminar
    3. Mela, cariño, ha sido un placer. Tu novela me entretiene y ha llenado de emoción mí día a día. Eres una gran escritora y puedo hablar contigo. Estás invitada a venir a Madrid cunado quieras.

      Eliminar
    4. Julia, me alegro que la novela te vaya tan bien. Siempre vas a poder hablar conmigo, gracias por tus palabras, no merezco tanto de verdad.
      Muchísimas gracias por tu invitación pero es raro que vaya por Madrid.
      Besos

      Eliminar
    5. Disculpa que me entrometa. ¿Me puedes explicar por qué le tienes alergia a Madrid?

      Eliminar
    6. jajajaja Juan espera un momento, no tergiverses lo que he dicho.
      Simplemente no creo que vaya a Madrid, nada más. No hay alergias.

      Eliminar
    7. Mela, bonita, hoy dices una cosa y mañana puede ser muy diferente.
      Besitos

      Eliminar
    8. Puede que tengas razón, Julia, todo puede cambiar en un segundo. Imagínate en 24 horas.
      Besos

      Eliminar
    9. ¡¡¡Mela, bonita!!! Has escrito una frase muy hermosa en el corazón, y eso que ya sabes que no soy partidaria de San Valentín. ¡Eres tan detallista! Andate con cuidado, no creas que el amor merece la pena.
      Besos.

      Eliminar
    10. Gracias por el consejo, Julia. Lo tendré muy en cuenta.
      Pero no creo que sea peligroso que me guste el día de los enamorados. No puedo evitar que todo lo que tenga que ver con romanticismo llame mi atención.
      Besos

      Eliminar
    11. Solo palabras, bonita, y las palabras el viento se las lleva. Me parece una idotez el romanticismo. Pero me gustará ver a Blas enamorado.
      Un beso, preciosa.

      Eliminar
    12. jajajaja Verás a Blas enamorado, Julia, muy enamorado. Escribiendo yo la historia no podía faltar este ingrediente.

      Eliminar
    13. Lo sabía, Mela ¿De quién va a estar tan enamorado? De Elisa no creo ¿De Gabriela?
      Ay Mela no me hago idea de como narrarás el amor de Blas, me muero de ganas porque lleguen esos capítulos. ¡Te admiro tanto bonita!
      Estás casada, ¿verdad? Tu marido que pagado debe estar.
      Besos linda.

      Eliminar
    14. Julia, no te puedo adelantar nada sobre el libro. Si lo tuvieras en tus manos, ¿pasarías páginas para buscar lo que te interesa? No tiene sentido leer de esta forma. Perdona si estoy siendo brusca, que conste que no estoy enfadada contigo.
      Estoy casada, sí. Bueno, si mi marido está pagado o no, debería decírtelo él. jajaja
      Buenas noches, que descanses.

      Eliminar
    15. Mela, bonita, salgo a cenar con las amigas. ¿Qué tal llevas el sábado?
      Yo estoy algo aburrida ya veremos qué tal va la cena. Tu marido sólo puede decir maravillas de ti aunque con los hombres nunca se sabe.
      Y tú eres muy culta y refinada pero muy inocente.
      Yo puedo aconsejarte bien bonita.

      Eliminar
    16. Hola Julia, espero que te diviertas durante la cena. Casi tienes suerte de aburrirte, yo no sé lo que es eso.
      Pues no sé lo que diría mi marido de mí, la verdad, supongo que cosas buenas.
      Gracias por tus elogios, pero los encuentro exagerados.
      Tampoco creas que soy tan inocente, no es que sea la más espabilada del mundo, creo que soy normal.
      Te agradezco tus buenas intenciones pero no tengo claro que necesite consejos. Y no es mi intención ofenderte.
      Besos

      Eliminar
    17. Mela, mi niña bonita, espero que hayas podido disfrutar del domingo.
      Estoy deseosa de que llegue el jueves. Gracias por tener paciencia y atenderme, eres un ángel. Dos amigas mías han empezado a leerte y no paran de preguntarme cosas. ¡Qué nerviosa me ponen!
      Si no vienes a Madrid, igual voy yo a Castellón.
      Besos, querida mía.

      Eliminar
    18. Hola Julia, he pasado un buen domingo, gracias.
      El jueves llegará, te lo aseguro. Creo que es un deber atender a los lectores. Lo pasarás bien con tus amigas hablando del Clan, seguro.
      Julia, por favor, ni yo voy a Madrid ni tú vienes a Castellón. Tengo que estar muy atenta a la historia, no debo distraerme o la novela será un caos.
      Muchos besos y feliz noche

      Eliminar
    19. Mela, bonita, te saludo antes de irme al gimnasio.
      Debes saber que mi casa es muy grande y que hoy en día no existen distancias.
      Me encantaría presentarte a mis amistades, personas muy refinadas. También me parece que podré ir a Castellón si quiero.
      Besos y no te distraigas.

      Eliminar
    20. Hola Julia, espero que te lo pases bien en el gimnasio.
      Está bien tener una casa grande y, posiblemente, no existan distancias.
      No dudo de que tengas amistades refinadas, pero no entra en mis planes conocerlas.
      Y te aseguro que tampoco entra en mis planes ofenderte.
      Por supuesto que puedes venir a Castellón cuando lo desees, siempre que no sea con el propósito de conocerme. Y vuelvo a decirte que no quiero ofenderte.
      Besos, procuraré no distraerme.

      Eliminar
    21. Mela, bonita, tú eres demasiado elegante, no sabes ofender. Y aunque lo hicieras a ti te lo perdono todo.
      ¡Ay, sería estupendo irme de viaje contigo! ¡Nos lo íbamos a pasar muy bien!
      Besos, encanto.

      Eliminar
    22. Te agradezco tu amabilidad y comprensión.
      Estoy segura que nos lo pasaríamos bien, eres muy simpática, pero no veo probable ese viaje. Por lo menos, mientra no acabe la historia del Clan.
      Discúlpame si he sido brusca en algún comentario.
      Pasa un buen día, Julia

      Eliminar
    23. Mela, cariño, he leído tu idea de tirar a los personajes por el acantilado y que a Blas lo salve una sirena. ¡Sería fantástico, Mela!
      Me imagino a Blas con una sirena y es perfecto. No creo que vayas a hacerlo pero no es mala idea. Mela tengo ganas de ver a Blas enamorado, como tú dijiste muy enamorado. Alguna escena de amor, amor pasional será ideal.
      Besos, mi niña.

      Eliminar
    24. Hola Julia, mira, te publico solo este comentario porque aquí ya te cuento que estoy bien, gracias. No he podido conectarme, he estado fuera.
      Siento la tardanza en contestarte.
      Lo de tirar a Blas por el acantilado y lo de la sirena fue una broma.
      Cuando llegue el momento verás a Blas enamorado, tranquila por eso.
      Besos

      Eliminar
    25. Mela, cariño, me alegra mucho verte bien, me tenías angustiada. Te noto un poco cansada, acuéstate pronto bonita. Dormir te hará bien. Mis amigas han entrado a ver tu corazón y tu frase, les ha encantado.
      Buenas noches, bonita.

      Eliminar
    26. Pues tus amigas van a poder disfrutarla hasta el día 15 y me alegro.
      Buenas noches, Julia

      Eliminar
    27. Mela, no me iré al gimnasio hasta que no lea tu capítulo. Intenta sacarlo pronto, bonita. Me encuentro indecisa, no sé si Blas ayudará a deshacerse del difunto o si denunciará el caso a la policía. Porque me quedó claro que Gabriela va a contarle la verdad. ¿Verdad que sí?
      Un beso, cariño.

      Eliminar
    28. Hola Julia, creo que te vas al gimnasio sobre las 10:30, bastante antes tendrás el capítulo si no surge algún imprevisto.
      Si quieres te cuento la novela hasta el final, es que no entiendo nada. Te dije que un libro se lee página tras página. Ten un poco de paciencia, por favor.
      Andando haremos camino.
      Pasa una buena noche, Julia

      Eliminar
    29. Mela te noto un poco tirante, no te acuestes tarde y descansa. Tendré toda la paciencia que haga falta. Pero espero que un capitulo a la semana lo pongas siempre.
      Besos.

      Eliminar
    30. Perdona Julia, puede ser que esté un poco tirante.
      Es que, de verdad, no sé si has leído un libro entero en tu vida, no eres la única que me da esa impresión.
      No sé si en lugar de arreglarlo, lo estoy desarreglando más.
      Mira, mañana será otro día, tengo un poco de trabajo ahora.
      Sueña con Blas. Buenas noches

      Eliminar
    31. Sí, Julia, un capítulo a la semana habrá siempre.
      Buenas noches

      Eliminar
  2. El diálogo en el coche entre Nico y Blas es, a mi humilde entender, absolutamente "perfecto". El contenido, la naturalidad con que fluyen las cosas, el ritmo que le otorgas... Mi enhorabuena, escritora.
    Ha sido un cápitulo repleto de verdades, ya se va haciendo la luz :) y eso es bueno. Gracias, Mela, por alimentear nuestras emociones. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mere!!! Oye, como me digas cosas tan bonitas me vas a mal acostumbrar.
      Espero que ayer pasaras un Gran Día.
      Gracias por tratarme con tanto cariño, me gusta.
      Besos!!

      Eliminar
  3. Felicidades por la Mención que te dedica My favorites Things.
    Mis felicidades a FG por tu dedicatoria.
    Creo que Blas es un gran hombre y a cada paso hace una demostración de gigante. Temo que se va a meter en un berenjenal por culpa del chiquillo y de las mujeres.
    Me he fijado en la conversación que mantienen Elisa y Emilia, muy interesante.
    Un abrazo, hada escribiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan. My favorites things ha sido muy amable.
      FG se lo merece, tiene unos blogs estupendos y escribe maravillas.
      Voy a empezar a mojarme con respecto a Blas, también creo que es un gran hombre.
      Un abrazo, amigo!!

      Eliminar
    2. Muchas gracias, Juan, por tus palabras en el blog My Favorites Things.
      Eres muy amable.

      Eliminar
  4. Blas ha conservado la serenidad en un asunto tan grave mucho mejor que en otras ocasiones de menor importancia; no sé cómo seguirá la cosa, pero lo considero un punto a su favor aún cuando, por lo general, le daría tantos cachetes como el propina a Nico.
    Me parece genial que Gabriela decida contarle la verdad de una vez. Nico ya ha llevado demasiado peso encima que no le correspondía.

    Enhorabuena por la nueva mención del blog y, sobretodo, del Clan. Un pasito más para darlo a conocer y para que puedan disfrutarlo cuantos más lectores, mejor.

    Conozco a FG, sigo todos sus blogs; es una chica encantadora, llena de ideas, que se merece esta dedicatoria por sus buenos trabajos con los que disfruto muchísimo.

    Un beso, Mela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nena!! Este es un momento demasiado grave para que Blas no esté a la altura, no puede permitirse perder la calma. Estoy de acuerdo en que Nico ha llevado un sobrepeso que no le corresponde.
      Muchas gracias, My Favorites Things es un encanto.
      FG se merece muchas cosas (cosas buenas) ;-)
      Besos, guapa!!

      Eliminar
    2. Nena, te he visto en My Favorites Things, muchísimas gracias por tus amables palabras. ¡Tengo soles de lectores!

      Eliminar
  5. Aix Mela, que se me ha pasado por la cabeza que Blas y Nico son hermanos!!!!! Voy loca por mandar al fiambre a freir espárragos. Cuanto suspense, me encanta!!!!!!
    Y has acertado en dedicar este capítulo a FG, es toda una contadora de relatos cortos maravillosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja O sea que ahora son hermanos, todo podría ser. Sabes que soy malísima y no voy a decir nada. Hay quien me ha dicho que pueden ser tío y sobrino ;-) Lo que sí que te garantizo es que cuando se vaya a saber lo anunciaré en el capítulo anterior.
      Te doy toda la razón con respecto a FG y a ti te he publicado tu premio. Muchas gracias por dármelo ;-)
      Besos Lidia!!!

      Eliminar
  6. Hola Mela: No puedo creer lo bien que lo está llevando Blas! Aunque le salió el indio y le cacheteo a Nico...
    Elisa creo que está fuera de sí por eso hasta Emilia está sospechando, fue interesante esa breve conversación...
    Espero que Gabriela hable de una vez con Blas, creo que ella se da cuenta que cada vez se complica más y Nico se envuelve en más y más mentiras!
    Ya me quedo con la intriga...espero el próximo capi ;)
    Felicitaciones a FG por la dedicatoria que le haces, seguro que sus blogs deben ser muy buenos!
    Gracias por mencionarme, la entrada no es gran cosa pero la hice con mucho cariño y si alguno de los que me visita conoce esta maravillosa historia me sentiré satisfecha, pues sos una gran escritora y seguro tendrás muchos éxitos...
    Te dejo un apapacho fuerte y besitos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia!! Te agradezco muchísimo tu Mención en tu fabuloso blog. Además de una gran lectora del Clan, eres una gran amiga. Tu entrada es maravillosa, nada de poca cosa. A Blas le encantó ;-)
      Te aseguro que los blogs de FG son buenos y ella irradia simpatía y vitalidad. Te encantará conocerla.
      También te dejo un apapacho y un montón de besos!!!

      Eliminar
  7. Hola Mela, he pasado un ratito agradable leyendo el capítulo. Si Blas no es el padre de Nico es quien merece serlo. Aunque tengo experiencia en no tener lo que merezco.
    Hasta el 49!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oskar, siento que tengas esa experiencia y espero sinceramente que tu suerte cambie.
      Me alegra que hayas pasado un ratito agradable. Entiendo lo que me dices sobre Blas.
      Cuídate.
      Hasta el 49!!

      Eliminar
  8. Aysssssssssssssss!!! Vaya, menuda sorpresa, primero por el desenlace que ya sé que seguro nos guarda muchas sorpresas este Clan al que nos tienes enganchadísimos a todos, y que desde luego creo que ya tocaba que al menos Blas se enterase de algo. Pero nos armaremos de paciencia...

    Y después, que no esperaba que me mencionases al final del capítulo algo que agradezco de corazón puesto que desde que vine a este blog, siempre me he sentido muy bien acogida y bueno... que parece que te estoy haciendo la pelota ahora... jajajajaja

    GRACIASSSSSSSSSSSSSSSS MELA!!!! Gracias de todo corazón!

    Y también felicidades por la mención que hizo My favorites things de tu blog en el suyo.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja Me alegro que te sintieras muy bien acogida desde el principio y me vuelvo a alegrar de haberte sorprendido gratamente. Te lo mereces por muchas razones de peso. Una de ellas, me gusta, me encanta leerte.
      Cada vez que vengas a la Estación, estás en tu casa. Yo tengo el privilegio de haberte conocido.
      My favorites things es un encanto de persona y tiene un blog fantástico. Os gustará conoceros.
      Besos FG!!!

      Eliminar
  9. Hala!!! Menudo capítulo. Se lo ha soltado a bocajarro a él y a mi que no esperaba que fuera tan directo. Y Blas? no ha reaccionado, supongo que cuando se le pase la impresión se pondrá echo una fiera...
    Vaya tela!!!
    Besos
    PD mira la hora, mañana me paso a ver tus recomendaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué haces por el mundo a estas horas, te parece bonito? Habrá que atarte corta, Silvia ;-) He aprendido a hacer la sonrisa y me encanta. Primero no entendía lo que era y me tenía mosca.
      Nico se ha visto perdido y sobre todas las cosas quiere salvar a Hércules, por esta razón se culpa de la muerte de Salvador. Blas se encuentra ante un hecho muy grave, no se puede permitir la furia.
      Gracias, Silvia, por tus bonitas palabras em My Favorites Things. Pasa a ver los blogs de FG, seguro que te gustan.
      Besos nocturnos

      Eliminar
  10. jolpn menuda marron le acaba de contar sobre lo del asesinato, bueno aunque tal vez sea menos ya que salvo a Grabiela de morir estrangulada no?
    Creo que lo mejor es deshacerse del cuerpo y guardar silencio, jeje si confiesan a lo mejor luego no les creen.
    Bonito capitulo que ya me esta enganchando Mela.
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Es que pongo un pegamento fuerte por la Estación y quien entra es difícil que pueda salir. jajaja
      Bromas aparte, me alegra que te haya gustado el capítulo y que te esté enganchando.
      Un besote!!

      Eliminar
  11. Vaya la cosa se esta desenvolviendo por cauces mas razonables,desde luego era impredecible la reacción por parte de Blas . Difícilmente Nico hubiera llegado con esa carretera congelada .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fidel!! La verdad es que yo he conducido de noche y no es lo mismo que conducir de día. Y si la carretera no la conoces y encima hay hielo, me estrello seguro.
      Creo que lo más sensato y creíble es que condujera Blas.
      Besos, guapo

      Eliminar
  12. Hola Mela, estoy un poco de capa caída y quería saludarte. Igual no estás.
    Haberme quedado sin trabajo me tiene desmoralizado, perdona que te cuente mis problemas, buscaba desahogo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oskar, disculpa que no te haya contestado antes, he salido a cenar. Y no sé para qué porque el apetito lo tengo a nivel 0.
      Ya me comentaste lo de tu trabajo, lo siento muchísimo, pero debes animarte.
      Mira, después de la tormenta siempre viene la calma. Los problemas van a tener que solucionarse y todo el mundo que quiera va a poder trabajar, ya lo verás.
      Un lector del Clan no puede venirse abajo, un lector del Clan camina con paso firme y la cabeza muy erguida.
      No quiero enrollarme más, no me gusta, no sé si te habré servido de mucha ayuda.
      Me gustaría tener una empresa para ofrecerte un puesto, por ahora no la tengo.
      Un abrazo muy fuerte, amigo.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Hola Ruska, me alegra verte y me alegra que te parezca interesante.
      ¿Te imaginas que lanzo a todos los personajes por el acantilado en el próximo capítulo? A Blas tendría que salvarlo una sirena o tengo una lectora que me busca en Castellón.
      Bromas a un lado, me ha alegrado mucho verte.
      Un besazo, guapa!!

      Eliminar
  14. Mela, leí tu respuesta anoche y me hizo mucho bien.
    Eres una gran escritora y una gran persona. Sólo espero que no cambies.
    Tu amigo Oskar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oskar!! Si mis palabras te hicieron bien, me doy por muy satisfecha.
      Ni soy tan gran escritora, ni soy tan gran persona. Tengo multitud de defectos, te lo aseguro.
      Estoy segura que pronto vas a tener trabajo, es un derecho y un deber constitucional. Los que gobiernan van a tener que entenderlo y buscar una sensata solución. Mientras tanto quiero imaginarte sonriendo e ilusionado.
      Soy demasiado impulsiva y atolondrada, eso es preciso que lo cambie.
      Tu amiga, Mela.

      Eliminar
  15. Bueno al fin se esta resolviendo el enojoso problema del fiambre, ¿sera que algún giro inesperado surja y complique la situación) ,la verdad en estas narraciones de suspenso por cuentagotas todo puede pasar y solo nos queda esperar al próximo capitulo,elucubrando las variantes que puedan surgir.Oskar adelante y no caigas en depresión que puede anular tu buen juicio,particularmente te digo que me he visto obligado a cerrar mi empresa con veinte años de fundada por falta de insumos para seguir operando,(traíamos papel químico de España),la imposibilidad de acceder a las divisas a sido la causa.Mela me disculpo por usar tu blog ,pero al no poder comunicarme con el amigo Oskar he querido dejar constancia de que siempre hay alguien en mayores vicisitudes que las que deprimen a uno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Delavega, el suceso del fiambre es preciso que se vaya resolviendo porque el tema principal de esta historia todavía no ha comenzado. Nos vamos situando poco a poco. "Suspenso por cuentagotas", me ha hecho gracia esta expresión.

      No tienes que disculparte por nada, estás en tu casa, te has dirigido a Oskar con respeto y cariño, estoy convencida que te lo agradecerá.
      Lamento que hayas tenido que cerrar tu empresa y espero que puedas volver a abrirla y que te vaya mejor que nunca. Sé que eres un buen hombre, alguien que ama tanto a los gatitos es alguien con muy buenos sentimientos.
      Todo se arreglará, después de la lluvia, vendrá un sol radiante y esplendoroso.
      Y eso, que yo adoro la lluvia.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Mela, quiero agradecerle a Delavega sus palabras. Leer esta historia maravillosa puede crear lazos de amistad.
    No caeré en la depresión amigo Delavega mientras pueda seguir leyendo a esta fantástica chica.
    No te imaginas, Mela, lo que me ayuda tu historia, cuando las cosas empezaron a ir mal, mi mujer también me dejó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre que os dirijáis unos a otros con respeto, no soy quien para impedir que lo hagáis.
      Siento muchísimo lo que dices de tu esposa. Mira, eso no es amor. Es falso que el amor se vaya por la ventana si el dinero no entra por la puerta.
      El amor dura siempre y no se marchita jamás, y necesita muy poquito cuidado para estar resplandeciente.
      Encontrarás otra mujer y tal vez sea la que tú necesitas y te haga feliz. ¡Abre bien los ojos, puede estar cerca!
      Un abrazo, Oskar.

      Eliminar
    2. Gracias Mela, estaré atento.
      Ese amor del que tú hablas nunca lo he conocido. Me encantaría conocerlo.
      Un abrazo con mucho cariño y respeto.

      Eliminar
    3. Oskar, gracias a ti por seguir esta historia.
      Si quieres conocerlo, lo conocerás, ya lo verás.
      Todos nos enamoramos una vez en la vida. Lo demás son ilusiones y, por esta razón, se acaban.
      De todas formas no creas que soy una entendida del amor, sigue tu instinto y, posiblemente, aciertes.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Me falta Francisco aqui para que todo sea completo....
    ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que no hay nada imposible, yo creo que quien dijo eso no te conocía. Es imposible contentarte.
      Sin embargo no me voy a enfadar, has llegado a la meta y te doy la bienvenida. A pesar de todo, ha sido un placer acompañarte por el camino.
      Kikas, ahora tendrás que esperar al jueves para leer el siguiente capítulo, supongo que no te parecerá bien. jajaja
      Un beso(muy merecido)

      Eliminar
  18. Hola Mela, disculpa la molestia. estoy deseoso que llegue el jueves. Con la falta de trabajo tú y tu Clan sois mi aliciente.
    Un abrazo y disculpa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oskar, te hago lo mismo que a la compañera Julia, te publico solo este comentario y aquí te cuento que he tardado en contestar porque he estado fuera.
      Estoy bien, gracias.
      Me alegra que la lectura del Clan sea un aliciente para ti y espero que no tardes en encontrar un trabajo. Pasado mañana ya es jueves y tendrás tu capítulo.
      No tengo que disculparte nada. Estás en tu casa.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Mela, no es sólo el Clan, tus palabras me ayudan mucho a soportar estos momentos.
    Te lo agradezco de corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oskar, yo solo cuento una historia y no creas que tengo razón en todo lo que digo.
      Ojalá que tu situación cambie de inmediato, te lo deseo francamente.
      Un abrazo

      Eliminar
  20. Eres muy amable Mela. Hasta mañana.

    ResponderEliminar
  21. ¡Muy capítulo Mela! Mantienes la intriga, los buenos diálogos, eres genial escribiendo. Te felicito.
    He podido leer varios capis, estoy de vacaciones así que es un placer ponerme al día con tu novela. Blas tendrá que mantener la calma eso es seguro, es un pilar según mi punto de vista.
    ¡Ese Niño! ¡Es fatal eh! Jajajaja. Le da ese toque especial a tu historia.
    Un beso enorme y gracias por compartir tu talento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lou, me alegra mucho verte y te agradezco tus amables palabras.
      Eres una campeona leyendo, ya casi me has alcanzado.
      Te acabaré alcanzando yo también en todas tus novelas. Es que estoy un poco descentrada, hay un virus en mi ciudad que está contagiando a todo el mundo. Yo ya he recaído varias veces, no es nada grave pero te descentra.
      Sí, yo también pienso que Blas es un gran pilar. Y Nico, muy especial, sí.
      El talento lo tienes tú, Lou, y muchas gracias.
      Un beso enorme para ti

      Eliminar
  22. Bah, definitivamente Blas me cae como una patada en el trasero XD tiene un don obsesivo para vigilar cada movimiento del chaval y enterarse de todo lo que pasa. Me saca de mis casillas. No soporto a la gente tan controladora, prefiero a Francisco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... cada lector es un mundo y tiene sus gustos... ;-)

      Eliminar
  23. Bueno, por lo menos se ha descubierto todo.Que hará ahora Blas...?
    Siempre dejas el capitulo con intriga ¿eh?. Muy bien hilado todo hasta el momento, ya veremos que nos depara el resto de capítulos, seguro que tienes un as en la manga...
    Muchos besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana... jajajaja O sea, que piensas que tengo un as en la manga... veremos cuando lo saco.
      Disfruta del fin de semana.
      Muchos besos!!!

      Eliminar
    2. En realidad, creo que tienes una baraja completa....jaja
      Besos

      Eliminar
    3. Tú ya me estás conociendo mucho... jajajaja
      Besos

      Eliminar
  24. Blas ha tenido la actitud que yo esperaba de el,y que bueno que le van a decir la verdad es lo que todos se merecen,Blas dwebe entender que Nico es muy noble al culparse el para salvar un perro,es un buen muchacho! cmuy confundido pero bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hada Isol... sí, parece que Blas, por fin, va a conocer la verdad.
      Yo creo que aciertas bastante con Nico.
      Besos

      Eliminar
  25. Nico ha reunido el valor suficiente para contarle lo sucedido a Blas, y éste ha templado mucho sus nervios. Pero a estas alturas debería desconfiar de todo.
    Felicidades, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María... Lo cierto es que Nico no ha tenido más remedio que hacerlo... pero le ha dicho que él mató a Salvador y eso no es verdad
      Cuando ya las situaciones son tan extremas... hay que templar nervios ;-)
      Muchas gracias
      Un beso!

      Eliminar
  26. No estaba muy desencaminado, aunque ya veremos,
    aún queda el final de esta escena tan truculenta.

    Espero no tardar mucho en volver Mela.
    dejo besos debajo de una placa de hielo.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cielo... Sí, parece que no ibas muy desencaminado... ya veremos que ocurre ;-)
      Yo también espero que no tardes mucho
      jajaja... Unos besos muy fríos

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.