Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

CUARTA PARTE

jueves, 12 de abril de 2018

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 139






















CAPÍTULO 139

LA PRIMERA LLAMADA DE UN ASESINO


Helena observó a la mujer esposada que se sentó frente a ella, al otro lado de la mesa.
Le bastó mirarla un momento para saber que Ofelia era una mujer gris, mediocre, sin carácter, sin fuerza, insegura, conformista...
Y en efecto, después de hablar con ella tuvo la certeza de que Ofelia era una víctima más de Alfredo Soriano.
Al principio Ofelia se mostró desconfiada y reservada. Sabía quien era Helena Palacios y no terminaba de entender por qué la madre de Nicolás había ido a verla.
Sentada, solo se limitaba a mirar las esposas que encarcelaban sus manos.
            Su hijo tenía un pie abrasado y estaba completamente drogado comenzó a decir Helena. ¿Puede explicarme cómo en esas condiciones fue al instituto y atacó a mi hijo?
            ¿También lo drogaron? preguntó la madre de Lucas sin apartar la vista de las manos que tenía sobre la austera mesa con signos de carcoma.
            Sí, también respondió Helena. ¿Quiénes le hicieron eso?

Ofelia no dudó en responder.
            Mi marido y el profesor de matemáticas del instituto. Ismael Cuesta.
Yo no pude hacer nada, no pude ayudar a mi hijo, tampoco al suyo. Lo siento. Perdóneme.

Lágrimas dolorosas brotaron de los ojos cansados y grises de aquella mujer gris. Todo en ella era muy gris, muy neutro.
            Nunca podré olvidar los gritos de mi pobre hijo cuando le metieron el pie en un cubo con agua hirviendo. Nunca Las lágrimas de Ofelia se multiplicaron, y Helena se estremeció.
            ¿Por qué le hicieron eso?

Ofelia levantó la vista de sus manos, y la miró. Sus ojos no tenían vida, eran dos pozos abisales.
            El profesor de matemáticas odiaba a su hijo a muerte, y quería que mi Lucas lo matara. Le dio mucho dinero a mi marido, y torturaron a mi niño y lo aterrorizaron. Lucas no era un asesino, era muy bueno, se portaba bien. El profesor de matemáticas y mi marido son dos monstruos. Los monstruos existen, son reales.
¿Puede hacerme un favor? ¿Puede matarme? No quiero vivir así, no puedo vivir recordando los gritos de mi hijo… y yo no le ayudé.

Jamás nadie le había hecho semejante petición, y Helena entendió el calvario que estaba viviendo Ofelia, la mujer del color del acero, del color del cemento.
                                                                                             ∎∎∎
Blas llegó solo al hospital, y se dirigió al pasillo donde continuaban paseando Arturo Corona y Jaime Palacios. Había convencido a Emilia Sales de que se quedara en casa y reposara asegurándole que la avisaría en cuanto hubiese una novedad sobre Nicolás.
            ¡Me alegra que esté de vuelta! exclamó Arturo Corona Tengo excelentes noticias para usted. Nicolás está en buenas manos, en las mejores.
¿Sigue obstinado en no hacerse la prueba de paternidad? Es una prueba sencilla, basta con…
            No me haré jamás esa prueba aseveró Blas, taxativo. He criado a Nico desde que tenía tres años. Es mi hijo.
            Entiendo, pero era mi deber decirle la verdad.
                                                                                            ∎∎∎
Helena cruzó la puerta principal del hospital, exhausta. Su agotamiento se debía en gran parte a lo poco satisfecha que estaba consigo misma. Después de su conversación con Ofelia desistió de su idea de ver a Alfredo Soriano. Ver a ese monstruo, como lo había llamado Ofelia, quizás la hubiera convertido en otro monstruo a ella ya que únicamente le provocaba abrasarle el pie, exactamente lo mismo que ese despiadado hombre había hecho con el indefenso Lucas. Y hubiera gozado escuchando los gritos de aquel miserable cobarde. ¿O era ella la miserable cobarde por no haberlo hecho?
Era tan fina la línea que separaba justicia de venganza en algunos casos que, a veces, resultaba muy difícil distinguir una de otra.
¿Y acaso merecían ser tratados con justicia seres como Alfredo Soriano, Ismael Cuesta, Álvaro Artiach?
Pero ella amaba la justicia, ¿y acaso tenían derecho aquellos depravados a doblegarla y hacerle renunciar a su escala de valores, a sus creencias y sentimientos?
Desechó aquel debate interno que a ninguna conclusión cabal la iba a conducir, y pensó en Ofelia.
Esa pobre mujer le había rogado que le quitara la vida. Esa desdichada mujer necesitaba una ayuda inmediata, y se la proporcionó. Ofelia iba a ser trasladada a una clínica de salud mental.
Berta no dudó en ordenar ese traslado en cuanto supo la situación de la madre de Lucas. Berta era muy buena jueza y, en ocasiones, le había solicitado asesoramiento a Helena cuando veía que abogados audaces y sin escrúpulos iban a conseguir poner en libertad a auténticos criminales.
Y es que Helena era una malabarista en cuestión de leyes. Poseía una habilidad y destreza inauditas para darles la vuelta, colocarlas del revés, moldearlas a su antojo, logrando que la justicia estuviera siempre por encima de cualquier ley.


Jaime Palacios se asombró en demasía cuando su hija se presentó en el pasillo, y vio su corte de pelo.
            ¿Qué te han hecho, Helena? le preguntó, desconcertado.

Blas no pudo evitar mirarla, y también se sorprendió del cambio en el cabello de Helena.
            ¿Quién te ha cortado el pelo? insistió el señor Palacios.
            Yo misma. Lo tenía demasiado largo, me molestaba.

Blas dejó de mirarla. Estaba demasiado furioso, demasiado herido. Y Helena, con aquella melena ondulada y alborotada, seguía trastornando su pensamiento y todos sus sentidos.
            Probablemente su marido la prefiera con el pelo más corto y ella, como buena esposa, haya querido satisfacer sus deseos intervino Arturo Corona pretendiendo echar más leña al fuego.

Blas tragó saliva con dificultad, y notó como todos sus músculos se tensaban.
            Siempre hay límites, y ninguna mujer tiene la obligación de satisfacer los caprichos extraños de un esposo replicó Jaime Palacios, picado. Mucho menos mi sobrina.

Blas, apoyado en una pared, miraba la pared de enfrente preguntándose por qué Helena permanecía callada, por qué maldito motivo no decía nada.
¿Estaba realmente casada, y era ese hombre el padre de Nico?
Entendió que no podía continuar allí o iba a cometer la mayor de las locuras.
Dijo que iba a tomar un café negro y muy cargado, y se alejó a pasos agigantados.
                                                                                       ∎∎∎
Blas aún no había probado el café, contemplaba su color oscuro… tan oscuro como se sentía él, y su móvil sonó.
La llamada era de su “amigo” Álvaro Artiach.
            Dime.
            Tienes que venir a tu casa.
            ¿Por qué?
            Porque hay tres fiambres y van a haber más si no estás aquí antes de una hora.
            No estoy para bromas, Álvaro.
            ¿Quién está bromeando? Mataré a tu madre, también mataré a Elisa si no estás aquí antes de una hora.
            ¡Te he dicho que no estoy para bromas! exclamó Blas, enervado.
            Yo tampoco estoy para bromas. Te estoy hablando muy en serio. Espera, te pasaré a tu madre.

A continuación, Blas escuchó la voz angustiada de Emilia Sales.
            ¡Blas, no vengas! ¡Hijo mío, no vengas! Álvaro se ha vuelto loco, no vengas.
            ¡Tienes que venir, Blas! ¡Tienes que venir o nos matará! Esos gritos horrorizados eran proferidos por Elisa.
            ¿Te sigue pareciendo que estoy bromeando? volvió a escuchar la voz de Álvaro Artiach Tienes una hora, ni un segundo más, procura ser puntual o despídete de tu madre y de Elisa. Nada de policía, tú solo, o las mataré.
Cuando llegues hablamos, tenemos unos asuntos pendientes. Tic-Tac… el tiempo pasa.

Álvaro Artiach cortó la comunicación.
Blas se tomó el café sin echarle azúcar, sin sentir que quemaba, sin detectar su sabor amargo.
Pagó la consumición, salió de la cafetería… y posteriormente, del hospital, a toda prisa.

Págs. 1122-1128

Próxima publicación... un jueves de mayo

Hoy os dejo esta canción de Joan Sebastian y Marisela "Nos amaremos siempre, siempre"

                                                  



Queridos lectores de El Clan Teodoro-Palacios... hoy tengo la alegría y la satisfacción de comunicaros que el próximo capítulo será el último de esta tercera parte 
Mela

36 comentarios:

  1. Mela bonita mía, por fin has publicado!!! Ay tienes que explicar bastantes cosas, no se ha entendido nada. Cómo puede ser que Elisa esté en casa de Blas?? Ella no estaba. Ay y por qué dice Alvaro Artiach que hay tres fiambres?? Qué ha pasado??? No se entiende cariño mío!!! Ay Alvaro se ha vuelto loco desde luego. Ay Blas está en peligro!!!! Ay Helena!!!! Está muy interesante pero no se entiende nada. La canción me ha encantado, ay qué gracia de canción!!! Nico está en buenas manos, seguro que lo salvan. Mi madre está contenta.
    Muchos besitos bonita mía!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia, cuando leemos una novela puede haber muchos capítulos que no acabemos de entender... cuando continuamos leyendo la novela... acabamos entendiendo
      Elisa no estaba en casa de Blas... eso es cierto... ahora está, y ya sabremos el motivo de por qué no estaba antes... y está ahora
      Respecto a los "fiambres"... pues también se sabrá
      Yo no diría que Álvaro se ha vuelto loco... diría que es un asesino
      Bueno, me alegra que tu madre esté contenta... pero todavía no sabemos si Nico se despierta o no se despierta
      Me alegra que te haya gustado la canción
      Muchos besitos

      Eliminar
  2. HOLA MELA,BLAS DIJO A EMILIA QUE SE CASABA CON ELISA AHORA TIENE QUE DAR LA CARA IR A LA CASA QUE ESTA EL GALLETA ARTIACH Y SALVAR A ELISA Y A SU MADRE SI PUEDE,EL ARTURO CORONA SE ENTERE BIEN ANTES DE HABLAR,HELENA SE HA CORTADO EL PELO ELLA POR UNA PATALETA NO SE LO HA CORTADO POR UN MARIDO QUE NO ESTA PORQUE NO HAY MARIDO,EL ARTURO CORONA QUE SEPA DE LO QUE HABLA Y NO DIGA QUE HELENA SE HA CORTADO EL PELO,
    SALUDOS MIOS,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso es lo que va a hacer... El capítulo se ha acabado cuando Blas sale del hospital a toda prisa... y no se va al cine... se dirige a su casa
      Arturo Corona sabe muy bien que Helena no se ha cortado el pelo por ningún marido... eres tú quien no sabe lo que lee... o te haces el tonto
      Saludos

      Eliminar
    2. ERES IGUAL DE PATALETAS QUE HELENA IGUALITA,
      SALUDOS MIOS,

      Eliminar
    3. Pues tú vas a saber de inmediato que eres el mismo cafre que comentaba hace tiempo con otro nombre... el mismo

      Eliminar
  3. Uy voy a morderme las uñas hasta mayo Lo dejaste super interesante vamos a ver que pasa con Elisa y la madre de Blas. Ojala él pueda hacer algo. Brillante como siempre y me gusto la canción

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vas a tener las uñas muy cortas ;-)
      Sí, ojalá Blas pueda ayudar a Emilia... y a Elisa... veremos que sucede
      Muchas gracias... me alegra que te gustara la canción
      Besos

      Eliminar
  4. Mela que no te asombre que hoy comente muuuuyyyy seria. Alftredo Soriano es un cerdo, un puerco, un bastardo, uuuuunnnnn...Me quedo corta. Ismael Cuesta es otro que tal baila pero el cerdo de Alfredo era el padre de Lucas. Asqueroso!!!!! Helena debería haberle quemado el pie!!!! Álvaro es otro cerdo, ojalá Blas le dé su merecido!!!! Arturo Corona se ha pasado muuuuchos muuuchoooossss pueblos echando más leña al fuego. Mira que decir que Helena se ha cortado el pelo para satisfacer los deseos de su marido!!! Menudo gilipo!!!! Que esta parte no acaba bien, morena!!!! La canción es superchula!!!! Blas y Helena se amarán siempreeeee siempreeee, que nadie se asombreeeeeee!!!!!

    Besotes!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco sí que me asombro ;-)
      Es cierto, Alfredo Soriano es un indeseable... y tiene más delito que Ismael Cuesta porque Alfredo era el padre
      Helena deseaba hacerle lo mismo que él le hizo al niño... pero finalmente optó por no verle
      Ya veremos que ocurre entre Álvaro y Blas
      Bueno, Arturo Corona quería eso... echar más leña al fuego
      En el próximo capítulo veremos como acaba
      Sí, es una canción preciosa
      Es muy posible que Blas y Helena se amen siempre, sí
      Besotes

      Eliminar
    2. Heyyyy, si Blas necesita ayuda me ofrezco voluntaria para socorrer a mi héroe!!!!!

      Eliminar
    3. De acuerdo, Blas te agradece tu disposición a ayudarle

      Eliminar
    4. Ayer fue el día del libro!!!! Felicidades a la autora del Clan!!!!!

      Eliminar
  5. ¡Qué salvajada! No es extraño que Helena quisiera hacerle lo mismo a Alfredo Soriano y no hubiera sido un monstruo como ese bestia. Justicia o venganza? Es verdad que a veces es muy difícil separar una de otra. Helena ha optado por lo mejor, no ver a Alfredo.
    ¡Qué pena he sentido por Ofelia!
    Muy buena la respuesta de Jaime Palacios a Arturo Corona, hay cosas que un padre no puede escuchar sin explotar:)
    La llamada de Álvaro a Blas me ha dejado helada. La canción es tan bonita que asombra.
    Esperaré con mucho interés el último capítulo.

    Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No fue fácil tomar esa decisión... confieso que mi primera idea era abrasarle el pie a ese hombre... pero acabé decidiendo que no lo hiciera
      Bueno, para que sea justicia y no venganza te tienes que basar en leyes... pero a veces esas leyes están tan mal hechas que tienes que hacer malabarismos con ellas ;-)
      Sí, Ofelia está sufriendo mucho... quizás demasiado
      Bueno, no creo que a ningún padre le gustara que su hija se corte el pelo para satisfacer a su esposo... aunque sepa que es mentira como es el caso de Jaime Palacios
      No ha sido una llamada amistosa
      Sí, a mí me asombró en cuanto la escuché... y me encantó
      Pues un jueves de mayo lo leerás
      Besos

      Eliminar
  6. Hola Mela, no entiendo qué se propone hacer Álvaro Artiach. A quien quería matar delante de Blas era a Helena y la que está en la casa es Elisa. Los tres fiambres deben ser Matías Hernández, su hijo Marcos e Ismael Cuesta. Me equivoco poco o mucho?:))
    Emilia y Elisa se han destapado para bien y para peor. Emilia demuestra querer a Blas, Elisa que sólo se quiere ella misma.
    Es increíble que con cada capítulo me dejes con bastantes ganas de más, de mucho más.
    ¡¡Capítulazo, hada escribiente!! Ma-ra-vi-llo-sa canción.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan... Yo te aseguro que acabarás entendiendo qué se propone hacer Álvaro Artiach... y es muy cierto que quería matar a Helena, no a Elisa
      Lo siento mucho pero no puedo decirte si te equivocas poco o mucho... tú solo lo comprobarás
      Entiendo, supongo que lo dices porque Emilia le ha pedido a Blas que no vaya... y Elisa le ha pedido que vaya
      Sí, aunque Emilia no sea la madre de Blas lo quiere como si lo fuera
      Bueno, pues yo me alegro de dejarte con ganas de más
      A mí también me parece maravillosa
      Un beso

      Eliminar
  7. Hay un enredo grande y es porque Blas y Helena no hablan claro porque Helena Tendria que decirla a Blas que no esta casada y que Nicolas es su hijo.Ofelia lo ha pasado muy mal y no es culpable,ella no podia hacer nada contra esos dos.No se lo que pasara,esta todo muy oscuro como el cafe.Me gusta mucho el capitulo y la cancion es buenisima.Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que Blas y Helena no han hablado claro... pero en ocasiones no es tan sencillo hablar tan claro
      Sí, Ofelia no pudo ayudar a su hijo... pero ella se siente culpable
      Pues sí, parece que el horizonte está bastante oscuro
      Pues me alegra que te haya gustado el capítulo... y la canción es buena, sí
      Besos

      Eliminar
  8. La primera llamada de un asesino? Van a haber más llamadas? Blas no llegará a tiempo?
    Si vuelvo a nacer espero ser otra vez un mal hombre, no me veo como dama:)
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tu primera pregunta te contesto... que sí, así se titula el capítulo
      Tu segunda pregunta no la puedo responder
      Lo siento, tu tercera pregunta tampoco puedo responderla
      Puedo entenderte... yo tampoco me veo como un mal hombre... me veo más como dama
      Besos

      Eliminar
    2. Otra pregunta que podrás contestar, espero:))
      Cuántos capítulos tiene la cuarta parte?

      Eliminar
    3. Ignacio, es cierto que podría contestarla... pero no la voy a contestar
      Sí te digo que, por ser la última parte, avisaré cuando vayan a llegar los tres últimos capítulos... absolutamente nada más
      Incluso seré muy breve en mis respuestas para no dar ningún tipo de pista

      Eliminar
  9. Me da pena Ofelia, a veces es difícil de superar lo que no se ha hecho, tanto o más que lo que se ha hecho mal, y más si es por un ser querido. A A. Soriano me es imposible comprenderlo, así que solo queda admitir que existen personas sin sentimientos, o más bien con malas entrañas.
    El pelo volverá a crecer, ha sido una pataleta sin más consecuencias. Entendible, por otra parte. Me inquieta más saber si se resolverá pronto el malentendido que se ha creado entre ellos por culpa de mentes interesadas en joderles la vida.
    Me ha sorprendido para bien Emilia, Elisa ya me sorprendió para mal en su momento, no esperaba menos de su egoismo.
    Tres fiambres... ¿será verdad? Me temo que sí. Blas se va a meter en la boca del lobo.
    Espero el desenlace con ansiedad.
    Preciosa canción.
    ¿Has podido escuchar ya "Tu refugio"?
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu visita es una agradable sorpresa, Nena
      Es lógico que te dé pena Ofelia, a mí también me da pena... su situación es dramática
      Ya veremos que sucede con ella... de momento se ha ido a una clínica porque precisa de una ayuda inmediata
      Alfredo Soriano es un monstruo... lo ha dicho Ofelia, y yo lo suscribo
      Te aseguro que tuve un dilema complicado... mi primera idea fue que Helena le abrasara el pie... al final decidí que se fuera sin verle
      Sí, el pelo le crecerá... fue un arrebato, estaba demasiado alterada y nerviosa
      Pues ya veremos si se resuelve el malentendido... Es sorprendente que algo tan sencillo como hablar con calma, a algunas personas les resulte imposible... pero es muy real, ocurre... Helena pierde la calma cuando Blas está cerca, y Blas también la acaba perdiendo
      Emilia ha hecho y ha permitido cosas que no están bien... pero Emilia quiere a Blas
      Elisa nunca quiso a Nico... y esa es la prueba del pobre amor que siente por Blas
      En el próximo capítulo vas a saber de inmediato si hay tres personas muertas como ha dicho Álvaro... Sí, parece que Blas va directo a la boca de un lobo con dentadura feroz
      Tu ansiedad desaparecerá un jueves de mayo
      Me alegra que te guste... a mí también me pareció preciosa... muy preciosa
      Sí, la he escuchado esta mañana... y me ha encantado
      Muchos besos, Brujita

      Eliminar
  10. ¡Hola Mela! Hermoso capítulo porque me has tenido en vilo y seguiré pensando que hara este loco asesino. Ojalá Blas llegue a tiempo. Lo de Helena me gusta el hecho que siempre mantiene esa personalidad avasallante y fuerte.
    La reacción de Blas es normal porque la quiere y sus celos lo carcomen. Siempre encontramos ese toque de amor que le pones y me ilusiona.
    ¡Muy buen capi querida escritora! Felicitaciones como siempre. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lou!
      Pues te puedo adelantar que ese loco asesino, llamado Álvaro Artiach, no planea nada bueno
      Esperemos que, por el bien de Emilia y Elisa, Blas llegue a tiempo
      Sí, Helena tiene personalidad... pero también tiene su talón de Aquiles... ya lo verás
      Blas está dolido, está furioso... el motivo es que ya no tiene claro si Helena está casada, y si Nico es su hijo
      Pues es precioso que te ilusiones... me alegro mucho
      Muchas gracias, Lou
      Para mí es otro gran placer que leas mi novela... y leer la tuya
      Besos

      Eliminar
    2. Mil disculpas siempre olvido comentarte las canciones. No conocía el tema y me ha gustado mucho. Gracias por compartirlo querida amiga.

      Eliminar
    3. Querida Lou.... no hay motivo ni para una sola disculpa
      Me alegre volverte a ver... y me alegra muchísimo que te haya gustado la canción
      Besos

      Eliminar
  11. ¡Pobre Ofelia!, nunca se perdonará el no haber ayudado a su hijo, ella misma se ha puesto el castigo. Verdaderamente el Sr. Artiach se ha vuelto loco, a Blas se le multiplican los enanos.
    Esperemos impacientes el final de esta tercera parte.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mí también me da mucha pena Ofelia... sí, supongo que nunca se lo perdonará
      También es cierto que ella no imaginaba que iban a matar a su hijo... creía que iban a matar solo a Nico... pero algo debió hacer, y no lo hizo
      A veces hay personas que se bloquean... y cuando quieren reaccionar ya es tarde
      Te aseguro que no se ha vuelto loco... Álvaro Artiach es un asesino
      Me encanta que esperes impaciente ;-) Un jueves de mayo leerás el final de esta tercera parte
      Muchos besos, Julia

      Eliminar
  12. Hola Mela, aquí estoy puesta al día y mordiéndome las uñas de los nervios y de la excitación que me ha producido leer los capítulos atrasados.
    Me encanta el hilo de tu novela, me encantan los personajes y la personalidad de cada uno de ellos.
    Espero que Blas no cometa ninguna tontería cuando llegue a casa y que esos dos mandamases se dejen de historias e inventos y dejen a los protagonistas ser felices, aunque claro eso no depende de ellos sino de ti y seguro que hasta el fin sabrás tenernos con la expectativa que hace esta historia tan espectacular.
    Mi enhorabuena por tu genial trabajo y estoy deseando poder seguir leyendo.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mariola... pues quiero que sepas que me ha dado una alegría inmensa leer tu comentario... muchas gracias por venir... te echaba de menos
      Bueno, me temo que tienes razón... y que yo mando más que los mandamases... pero es que a la hora de escribir no puedo evitar ser bastante malvada ;-)
      Sí voy a decirte que Arturo Corona quiere a su hijo... y Jaime Palacios quiere a su hija
      Muchas gracias... ayer me encantó leerte... y espero volver a leerte pronto
      Cuídate mucho, guapísima
      Besos mil

      Eliminar
  13. Ofelia a confesado la terrible y horrorosa verdad. Pero qué difícil es para Helena sentir compasión, ya que ella a sido participe por callar.
    Cuál será el empeño en que Blas tenga que hacerse esa prueba? me deja en total suspenso.
    Pobre Helena, su honestidad y buen corazón la tienen debatiendo internamente sobre una venganza, que seguramente se la tendrían merecida.
    !Muy bien dicho, Helena!
    Me gusta la personalidad de Helena, esa fortaleza y valentía ante cualquier circunstancia. Blas se muere de celos, no puede, aunque quiera sacar de su corazón y mente a Helena. Me la imaginé con ese cabello corto. :o)
    !Oh no! esto se a puesto color de hormiga. Que este asesino no para de hacerle daño a la familia de Blas, pero cuánto odio, por Dios! espero que no vaya a pasar una desgracia, y que Blas pueda llegar a un acuerdo.
    Pero qué suspenso, nos dejas Mela. Me voy esperando el proximo capitulo con ansiedad.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, Yessy... Lo que le ha contado Ofelia a Helena es terrible y horroroso... pero a Helena no le ha resultado difícil sentir compasión porque se ha dado cuenta de que Ofelia solo ha sido una víctima más de Alfredo Soriano, y de Ismael Cuesta
      Bueno, todos sabemos que Nico es hijo de Blas... decir que no es hijo de Blas es un invento de Arturo Corona que permite Jaime Palacios
      Por supuesto si Blas se hiciera la prueba le darían un resultado falso... ningún médico se atrevería a contradecir al dictador de Kavana
      Sí, fue muy difícil decidir marcharse sin abrasarle el pie a un ser tan vil como Alfredo Soriano
      Bueno, ya veremos si Helena es tan fuerte y valiente en todas las circunstancias... tiene un talón de Aquiles que ya descubrirás
      Es que es muy complicado sacar de tu corazón y de tu mente a quien amas... yo creo que es imposible... eso sí, se puede fingir que lo has sacado
      jajaja... Es que me hace mucha gracia la expresión "color de hormiga"
      Veremos que sucede entre Blas y ese odioso asesino que es Álvaro Artiach
      Me encanta que esperes el próximo capítulo con ansiedad ;-) Un jueves de mayo se te va a pasar... o aumentará ;-)
      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.