Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 7 de diciembre de 2017

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 136

         

CAPÍTULO 136

TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN A ROMA


Helena se agachó, al lado de la butaca de Patricia, y observó minuciosamente el mismo techo que la muchacha contemplaba sin ver nada en realidad.
            Hace mucho rato que está mirando el techo sin dirigirnos la palabra comentó Bibiana. He intentado hablar con ella pero no hay manera. Me da la impresión de que no me escucha.
            Su madre ha estado aquí también comentó Natalia, pero se ha marchado enseguida. Dice que Paddy se ha trastornado y que ella no tiene tiempo para cuidarla. ¡Esa mujer es una cerda!
                 Lo que sucede es que esa mujer no debe saber lo divertido y distraído que puede ser mirar un techo sin hacer absolutamente nada más respondió Helena sin querer dar relevancia a la actitud de una madre que demostraba sentir muy poco afecto por su hija. Por otra parte, estas paredes están pintadas de un color amarillo demasiado pálido. Es mejor mirar el techo. O mejor aún pedir botes de pintura y brochas, y cambiar el color de estas paredes.

Natalia y Bibiana miraron a Helena, desconcertadas. Pero las palabras de Helena consiguieron su objetivo… Patricia dejó de mirar al techo y la miró a ella.
            ¿De qué color te gustaría pintar las paredes, Paddy? le preguntó Helena.
Patricia no contestó pero la miró más fijamente.
            Es la madre de Nico, Paddy dijo Bibiana. Es Helena Palacios.
            ¿Helena Palacios? repitió la muchacha interrogando.
            ¡Por fin ha hablado! ¡No está muda! exclamó Natalia, contenta La conociste en el instituto. ¿Te acuerdas de Mikaela Melero? ¡Era ella! ¡Estaba disfrazada! explicó a su amiga.
            ¿Por qué? ¿Por qué te disfrazaste? preguntó Patricia.

Helena no esperaba esa pregunta pero supo que no podía enmudecer ahora; Patricia solo estaba sujeta a ella por un fino hilo, tan frágil que podía romperse al menor descuido.
            No quería que alguien me reconociera, y quería ver a Nico.
            Solo te podía reconocer Blas replicó Patricia. Tú le dejaste y le tienes miedo. ¿También te violó?

Natalia y Bibiana miraron, sobrecogidas, a Helena. No podían creer que Blas hubiera hecho algo así. A Helena volvió a sorprenderla una pregunta que no esperaba, y sintió como un calor llegaba a sus mejillas. Sin duda, debía haberse sonrojado, algo que le molestaba sobremanera pero que era inevitable en ocasiones semejantes a aquella.
            ¿También te montó como si fueras un caballo y saltó encima de ti una y otra vez, una y otra vez? insistió Patricia mostrando su profunda herida y su enorme resentimiento Todos los hombres son iguales, ¿verdad?

Helena negó con un movimiento de cabeza.
            No, todos los hombres no son iguales… y las mujeres tampoco. Eso es un tópico, algo que se suele decir y repetir bastante, lo que no quiere decir que sea cierto declaró. Blas nunca me hizo eso.
            ¿Cómo fue, qué te hizo?
            No creo que sea importante lo que ocurrió entre Blas y yo. Lo importante es que me digas los nombres de los salvajes que te raptaron y te violentaron. Deben ser castigados por lo que te hicieron, y sobre todo está en tus manos evitar que se lo hagan a otras niñas. Dime sus nombres.

Helena se precipitó, y el fino hilo que la unía a la muchacha se rompió. Patricia volvió a mirar el techo.
            Está bien, te contaré como sucedió entre Blas y yo. Nunca se lo he contado a nadie —Helena se levantóEra necesario volver a recuperar el hilo. Paseó por la habitación y sin mirar a nadie dijo:
            Ocurrió en la playa, una noche de tormenta. Estábamos solos. Blas y yo nos adentramos en el agua… y fuimos eso, dos gotas de agua que se unieron en el mar. No sé explicarlo de otro modo, ocurrió así.

Patricia volvió a mirarla, y comentó:
            Parece poesía.
            Es que fue poesía confirmó Helena. La poesía más dulce y bella que puedas imaginar.
            Entonces, ¿por qué lo dejaste?


Natalia y Bibiana aguardaban la respuesta de Helena, tan ansiosas y curiosas, como Patricia.
            Solo puedo decirte que dejé a Blas queriéndolo mucho, y eso no es fácil respondió Helena. Quiero decir que es sencillo dejar a alguien cuando no lo quieres, pero queriendo es muy difícil. Yo elegí un camino, equivocado o no da igual, porque todos los caminos conducen a Roma y en la palabra Roma se encuentra la palabra amor. Solo tienes que leerla al revés. Y si tu próxima pregunta va a ser si lo sigo queriendo ya te digo que eso no lo diré jamás. Por mucho que vuelvas a mirar al techo no contestaré a esa pregunta.
Quiero ayudarte, Paddy, y te ayudaré de un modo u otro. ¿Empezamos a pintar estas tristes paredes?
            ¡Mi madre es una PUTA! gritó Patricia fuera de sí. Su mirada exaltada daba miedo. Sus pupilas se habían dilatado tanto que parecían dos granos de uva negra pugnando por desprenderse del globo ocular Es normal que los hombres me hayan tratado como a ella.
            No, no es normal rechazó Helena de inmediato. Nadie tiene derecho a forzar a nadie, ni siquiera a tu madre por muy prostituta que sea. Los hombres que te han hecho tanto daño son personas sin escrúpulos y sin conciencia. Y las personas sin conciencia no son personas, cualquier animal es mejor que una persona sin conciencia.

Patricia regresó su desorientada mirada al techo.
            Empecemos a pintar las paredes determinó Helena.

                                                                                         ∎∎∎

Blas, en la cafetería, dio un violento manotazo en la mesa tras perder la serenidad después de un largo rato de luchar por contenerse y moderarse.
Su arrebato sobresaltó a Elisa, sentada junto a él, y llamó la inmediata atención de los señores Arturo Corona, Jaime Palacios, y de la señora Sales.
            ¡Quiero saber dónde está Helena! exigió con furia.
            ¡Blas, por el amor de Dios! exclamó Emilia Sales, nerviosa.

Jaime Palacios se puso de pie.
            Repórtese, señor Teodoro le dijo con acentuada seriedad. Helena ha ido a su habitación a descansar. No se irá del hospital estando Nicolás en tan grave estado.
De todos modos, no creo deberle ningún tipo de explicación. Repórtese.

Jaime Palacios volvió a sentarse.
            Si supiera que es tu hijo no sé de qué manera podríamos frenarlo comentó en voz baja al dictador de Kavana.
                                                                                      ∎∎∎


A pesar de que la habitación estaba patas arriba, con cama y demás mobiliario en el centro, hecha un auténtico desastre; Matilde no se sorprendió demasiado puesto que conocía hasta donde podían llegar las extravagancias de su amiga.
El soldado sí que se sorprendió cuando Helena le pidió que trajera brochas y botes de pintura de colores azul, verde, naranja y rosa. Pero siguiendo instrucciones de Jaime Palacios acató el deseo de Helena sin hacer ningún tipo de comentario, como si la petición de aquella mujer de cabello y ojos negros fuese de lo más lógica y normal.
Y allí estaban, Helena y las niñas haciendo trazos y dibujos sin sentido en las paredes.
Matilde se aproximó a Helena.
            Ha llegado el momento de que veas a Nico le susurró. Tú entrarás primero, luego Blas.

Helena dejó de pintar en el acto si a lo que estaba haciendo se le podía denominar “pintar”.
            ¿Has hablado con Berta? preguntó.
Matilde asintió con gesto grave.
            Lucas tenía un pie abrasado y estaba completamente drogado le explicó. Berta ya ha ordenado la detención de Alfredo Soriano. También va a detener a la madre, se llama Ofelia.
            Hablaré con ella, y con él —resolvió Helena. Paddy no me está dando los nombres de Álvaro Artiach e Ismael Cuesta. Tal vez, Alfredo Soriano, sí me los dé. Y creo que Ofelia me contará por qué Lucas, en semejantes condiciones, fue al instituto y quiso matar a mi hijo.
                                                                                          ∎∎∎


En un pasillo aséptico del hospital se produjo el reencuentro entre Blas y Helena, pero la asepsia no fue protagonista de ese volverse a ver. Sentimientos, nervios y emociones inundaron el frío pasillo.
Blas, Elisa, y un soldado esperaban junto a una de las puertas.
Helena procuraba caminar con calma, sentía la mirada de Blas clavada en su rostro ya arrebolado.
Era difícil, muy complicado, andar con piernas temblorosas pero no se podía permitir el desliz de dar un traspié. Hacer el ridículo delante de Blas, mostrarle su nerviosismo, ya se había convertido en un lujo que no estaba dispuesta a consentirse.
Intentó recordar que no iba sola, Matilde caminaba a su lado. Intentó encontrar agarraderos mentales, servirse de ellos para atrapar una seguridad muy escurridiza cuando Blas estaba cerca. Elisa fue su mejor asidero, estaba allí y también escudriñaba cada uno de sus movimientos. Su seguridad aumentó.
Miró al soldado, a Elisa, evitó una mirada… Matilde a su lado. Debía tranquilizarse. Blas y ella no iban a estar a solas.
Logró, sin entender como lo consiguió, terminar el recorrido del pasillo sin dar ningún traspié a pesar de sus piernas temblorosas.
            Creo del todo absurdo que entremos por separado dijo Blas haciendo gala de un gran aplomo pese a que sus piernas también temblaban. Deberíamos entrar juntos.

Helena no contestó, se limitó a permanecer callada mirando la puerta cerrada que la separaba de su hijo.
            Eso no es lo que ha estipulado su excelencia —objetó el soldado. Entrarán por separado y tienen cinco minutos cada uno.
            ¿Qué dices tú, Helena? indagó Blas ignorando al soldado.
            Blas, su excelencia ha ordenado que entréis por separado intervino Elisay deberías entrar tú primero. Tienes más derecho que ella.

Y las palabras de Elisa fueron la chispa que incendió a Helena.
            ¿Puedo saber dónde está mi padre? preguntó, alterada.
            Querrás decir “tu tío” la corrigió Matilde temiendo lo peor. Estás muy nerviosa y no sabes lo que dices.
            Vamos a asistir a una escena grotesca, es lo que mejor sabe hacer Helena volvió a atacar Elisa.

Y Helena decidió, sin pensar en consecuencias, no rectificar lo dicho. Ya nada podía apagar su incendio.
            ¡Basta de farsas! exclamó lanzando una mirada con furia salvaje a Elisa Todos sabemos que Jaime Palacios es mi padre y que Arturo Corona es el padre de Blas, y el asesino de mi madre.

La temperatura subió en el pasillo; las llamas de un fuego invisible les acorraló y todos quedaron a merced de un humo que, aunque también invisible, podía asfixiarles.

Págs. 1097-1105



Próxima publicación... un jueves de enero
Hoy dejo una canción de Bronco... "Quiéreme como te quiero" 



   




Queridos lectores de El Clan Teodoro-Palacios, es un placer volver a retomar esta historia... y estar de nuevo con vosotros
Sé que el parón ha sido largo... A veces es necesario descansar un poco para continuar el camino, y eso es lo que he hecho
Pero lo importante es que hoy seguimos rumbo hacia el final de la tercera parte de esta novela
Mela

50 comentarios:

  1. Bienvenida morena!!!! De qué me suena este trozo de cocina:))))))) "Quiero llorar de felicidad de felicidaaaaddddd porque ha vuelto el Claaaaannnnn!!!!"(versión Bronco)
    "Pero jamás yo podré olvidar a Helena y Blas jamás jamáaaaaaaassssss"(versión Jose Luis Perales). Mi comentario o comentarios del capi 136 en otro momento!!!

    Besotes!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Merck... Muchas gracias por tu entusiasmado recibimiento
      Besotes

      Eliminar
    2. Estoy muy de acuerdo con Natalia, la madre de Patricia es una cerdaaaaaaaaaaaaaa!!!!

      Eliminar
    3. Me parece muy normal que estés de acuerdo... pero no es necesario que seas tan exagerada escribiendo tantas aes
      La madre de Patricia se llama Elvira Ramos... por si no lo recuerdas, su nombre no sale en el capítulo

      Eliminar
    4. "Dos gotas de agua que se unieron en el mar", poesía. Si lees Roma al revés sale amor y todos los caminos conducen a Roma:)) Cuántas pistas ha dado Helena!!! Buenísima terapia pintar paredes sin ton ni son:))

      Eliminar
    5. Bueno, la intención de Helena no ha sido dar pistas... es que no sabe explicarlo de otro modo
      No sé si es una buena terapia... pero es divertido y distraído... y Patricia necesita distraerse

      Eliminar
  2. Mela cariño mío qué alegría tan grande!!!! Cuánto tiempo bonita mía!!! Ay cómo estás cariño?? Qué contenta has puesto a mi madre, te manda muchos cariños!!! Juan decía que volverías pero mis amigas y yo no sabíamos qué pensar. Qué alegría!!!! Te he mandado muchos comentarios pero no los has publicado.
    El capítulo me ha encantado, Helena ha soltado la bomba al decir que es la hija de Jaime Palacios y que Blas es el hijo de Arturo Corona y que mató a su madre. Qué interesante se ha quedado!!! A Blas le temblaban las piernas como a ella, ay que gracia tienes bonita mía!!! Cuánto te echábamos de menos!!!! Ay qué canción más bonita!!!
    Besitos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia... Muchas gracias también por tu cariñosa acogida
      Sí, ha pasado bastante tiempo... pero ya estoy de vuelta
      Dale un abrazo a tu madre de mi parte
      No solo tuyos... hay muchos comentarios que no he publicado
      Tus amigas y tú deberíais saber que una autora nunca abandona su novela... mucho menos, si esta novela, se la ha dedicado a su madre
      Me alegra que te hayan gustado capítulo y canción
      Bueno, la temperatura ha subido bastante en ese pasillo... y, sí, a ambos les temblaban las piernas
      Besitos

      Eliminar
    2. Mela cariño mío, cómo has pasado el puente?? Mis amigas están supercontentas, les encantó el capítulo. Pero no has dicho cuando volverás a publicar, todas queremos saber qué jueves de Enero será. Ay, yo también creo que deberían entrar juntos a ver a Nico. Qué emocionante que entraran juntos!!! Ay mi madre sigue preocupada por Nico y quiere que se salve.
      Besitos bonita mía!!!!

      Eliminar
    3. El puente lo he pasado de una forma normal
      Me alegra que tus amigas estén tan contentas, y que les gustara el capítulo
      Seguramente publicaré el último jueves de enero
      Pues crees lo mismo que Blas... lo único que puedo decirte es que verán a Nico... juntos o separados ya no te lo puedo decir
      Bueno, dile a tu madre que esté tranquila... y recordemos que esto es una novela
      Besitos

      Eliminar
    4. Mela cariño mío!!!! Happy New Year!!!!!

      Eliminar
    5. Gracias, Julia... y Feliz 2018

      Eliminar
  3. Hola Mela ha sido un paron largo,ojala no haya mas,Elisa es la culpable que Helena diga quienes son los padres y Helena no hace escenas grotescas nunca,eso que no lo diga Elisa ni nadie,hay un caos en el hospital y Blas un imbecil por no mandar callar a Elisa,me alegra que hayas vuelto,
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos... Yo también deseo que no haya más... seguramente lo deseo más que nadie
      Bueno, es cierto que Elisa ha puesto bastante nerviosa a Helena... y ha pasado lo que has leído
      Saludos

      Eliminar
    2. Hola Mela,la culpable de lo que ha pasado en el pasillo es Elisa nadie tiene que decir nada de Helena que se hable de la culpable que se llama Elisa,
      Saludos míos,

      Eliminar
    3. Bueno, veremos por cuantas veces repites más o menos lo mismo

      Eliminar
    4. Hola Mela feliz navidad,
      Saludos mios,

      Eliminar
  4. Hola Mela, mi regalo de Navidad ha llegado anticipado después de leer este nuevo capítulo. Sabes que hace tiempo que lo deseaba, gracias por volver. Espero que el descanso te haya servido para renovar fuerzas, sabía que una capitana no abandona su barco. Tú no.
    La canción es ma-ra-vi-llo-sa y les deseo muchas lágrimas de felicidad a Blas, a Helena y a ti.
    Estoy seguro de que Helena logrará ayudar a Patricia, quién mejor que ella? El pasillo arde después de las revelaciones de Helena y es increíble que puedan existir padres como la madre de Paddy y los padres de Lucas pero existen, es una realidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan... Pues me alegra que ya tengas un regalo de Navidad
      Gracias a ti por estar aquí... y por todos los comentarios preciosos que me has enviado
      Una capitana no abandona su barco... y una autora no abandona su novela
      Me alegra que te haya gustado la canción... pues en nombre de Blas, de Helena, y mío... gracias
      Ya veremos si lo logra... está en ello
      Sí, ha subido la temperatura
      Pues sí, lamentablemente existen padres y madres que no son buenos
      Un beso

      Eliminar
    2. ¡Feliz Nochebuena y feliz Navidad!
      Un beso.

      Eliminar
    3. Lo mismo te deseo, gracias
      Un beso

      Eliminar
    4. ¡Feliz 2018 a la autora del Clan y al Clan!!
      Un beso.

      Eliminar
    5. Gracias en nombre de los personajes de esta novela, y en el mío
      Feliz 2018
      Un beso

      Eliminar
  5. Soy Ramon Berenguer Nieto y soy un lector a tu disposicion y me gustaria comentar la novela porque me gusta comentar cosas que me han gustado leer. He leido toda la novela puedes preguntarme lo que quieras.Yo creia que como el capitulo se llama todos los caminos conducen a Roma que Nico no salia del coma porque todos acabamos en el cementerio.He entendido lo que ha dicho Helena porque la palabra Roma esta el amor si se lee al reves.Me ha gustado mucho esto y aunque ella no quiera contestar si Patricia le pregunta si sigue queriendo a Blas por muchas cosas se sabe que lo sigue queriendo,yo lo entiendo asi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ramón... Bienvenido al Clan
      No tengo nada que preguntarte... yo estoy aquí para responder si algo no entendéis
      Sí, es cierto que al leer el título de un capítulo muchas veces imaginamos que es lo que va a pasar... En este caso, pues ya has podido saber que quería decir que "Todos los caminos conducen a Roma"
      Sí, supongo que por muchos detalles los lectores sabéis que Helena sigue queriendo a Blas... pero quien lo tiene que saber y tener claro es Blas... él no sabe muchas cosas que los lectores conocéis
      Bueno, pues encantada de tener un nuevo lector
      Besos

      Eliminar
  6. Hola Mela, me alegra mucho tu vuelta, espero que este descanso haya tranquilizado tu espíritu y tu desánimo, (comprensible por cierto) y que vuelvas a deleitarnos con esta intrigante historia que nos tiene a todos enganchados.El capítulo de hoy es tenso y se puede decir que la mecha de la hoguera ya está enccendida, de eso se ha encargado Elisa.
    Gracias y muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia... Y yo me alegro de volver
      Bueno, el descanso lo creí necesario... y pienso que estoy preparada para seguir contándoos esta historia
      Pues sí, Elisa ha puesto muy nerviosa a Helena... y, sí, hay un incendio invisible en un pasillo de este hospital
      Gracias a ti
      Muchos besos

      Eliminar
  7. Bonica poco respeto y consideración tienes con tu hermana mayor. Podías haberme dicho que publicabas.Da igual, a ti te lo perdono todo.
    Me ha encantado. Helena, magnífica. El amor y Roma, muy ocurrente.
    Me ha sabido a poco.

    Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pilar... Sabes que me gusta el número de la magia... deberías haber intuido que publicaría jueves, siete
      Me alegra que te haya encantado, y Helena también está alegre
      Siempre es bueno que un capítulo sepa a poco
      Besos

      Eliminar
    2. Que todo lo bueno te siga, te encuentre, te abrace y se quede contigo.
      FELIZ 2018!!!

      Pilar.

      Eliminar
    3. Muy bonito, muchas gracias
      Voy a desearte exactamente lo mismo
      Feliz 2018

      Eliminar
  8. Hola Mela, bienvenida otra vez, me alegra que sigas contándonos esta historia.
    Me ha gustado el trato de Helena hacia Patricia, esa niña necesita de personas con cierta psicología, aunque lo ocurrido le va a dejar secuelas de por vida y pena me da cuando tenga que regresar a su casa.
    Elisa no puede ocultar la rabia que siente hacia Helena.
    Veremos cómo asimila Blas los nuevos parentescos.
    Me ha gustado mucho la canción. Y el capítulo que tanto se ha hecho esperar.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nena... Gracias, yo también me alegro de seguir contándola
      Sí, Patricia lo ha pasado muy mal y necesita ayuda... quizás Helena consiga ayudarla
      Desde luego no le conviene mucho volver con su madre
      No, no lo puede ocultar
      Pues sí, ya lo veremos en un próximo capítulo
      Me alegra que te hayan gustado canción, y capítulo
      Un beso

      Eliminar
  9. Uy extrañaba leerte, genial capítulo como siempre. Me gusta mucho Helena y su actitud. Elisa es una víbora y siempre quiere hacer daño. Veamos que pasa lo cortaste en la mejor parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, JP... Pues ya has dejado de extrañar la novela... yo también extraño la tuya... supongo que pasaré a visitarte hoy
      A mí también me gusta Helena
      Elisa ve en Helena a una rival, y la detesta... desconoce que en el amor nunca hay rivales
      Un jueves de enero veremos que pasa
      Besos

      Eliminar
  10. !Hola, Mela!
    Bienvenida de nuevo a la blogosfera.
    Nos traes otro intenso capítulo, y como te admiro, por dios, llevas muchas páginas. Lo publicaras en amazon? sería una que lo compraría tu libro. =0)

    Me quede helada, petrificada de lo que le dijo Patricia a Helena sobre Blas! me gusta la sagacidad con la que quiere convencerla para que le diga los nombres. La pobre chiquilla a quedado traumada, por lo de su madre y lo sucedido. El ambiente tenso de ese encuentro en el hospital pone la situacion mas dificil con el veneno que dispara Elisa, pero si es una arpía, !madre mia! Me encanto la forma que se defendió y dejo escapar ese fuego de su ser,
    La canción es preciosa.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yessy... Muchas gracias, estoy contenta de estar de nuevo por aquí
      No, no lo publico en Amazon... solo en el blog
      Bueno, es que Patricia ha llegado a pensar que como Helena dejó a Blas... era posible que Blas también le hubiera hecho mucho daño a Helena
      Sí, Helena desea que le diga los nombres... pero no es tarea fácil
      Sí, Patricia está bastante mal como es lógico... y su madre, pues no merece llamarse madre
      A veces es inevitable que no se escape el fuego que todos llevamos dentro... y a Helena se le ha escapado
      Me alegra que te haya gustado... es bueno y sano llorar de felicidad
      Otro abrazo para ti

      Eliminar
  11. "Todos los caminos conducen a Roma" O al amor. Excelente título para un excelente capítulo.
    Si las niñas no son tontas y creo que no lo son sabrán que Helena sigue queriendo a Blas.
    Por otra parte, Natalia y Bibiana vieron el beso de amor entre estos dos grandes protagonistas que has creado.
    Tampoco creo que Blas sea tonto, cuando una mujer evita una mirada, por qué será?
    ¿Evitará Helena mirar a Alfredo, a Álvaro, a Ismael?
    La Mejor decisión que puede tomar la madre de Patricia la ha tomado, quizá no sea tan mala madre. A Patricia lo que menos le conviene es vivir en una casa de citas, por decirlo de un modo suave.
    Me ha sorprendido que en el pasillo no estuvieran Arturo, Jaime y Emilia.
    Se me ha ido la pinza leyendo este capítulo:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ignacio... Gracias por hacerte seguidor de este blog, y bienvenido al Clan mientras sea tu deseo estar
      Me alegra que, tanto título como capítulo, te parezcan excelentes
      Sí, Natalia y Bibiana vieron el beso... y no son tontas
      Es muy posible que ellas piensen que Helena sigue queriendo a Blas... simplemente lo que ha dicho Helena es que no contestará a esa pregunta
      No, no creo que evite mirar a Alfredo Soriano, Álvaro Artiach o a Ismael Cuesta... evita mirar a Blas porque la pone nerviosa
      Sí, desde luego a Patricia no le conviene estar en casa de su madre... pero, Elvira Ramos, no ha tomado esa decisión pensando en el bienestar de su hija... más bien ha pensado en el suyo propio
      Hay un motivo por el que no están en el pasillo... eres muy observador
      No se te ha ido mucho, te has fijado en muchos detalles
      Besos

      Eliminar
  12. ¡Mi querida escritora! Un gusto como siempre leerte. Es cierto que a veces se necesita descansar. Has hecho bien, aunque he extrañado tu magnífica obra. Me pareció muy buena idea la de Helena de pintar las paredes, digna solución que habría dado un psicólogo para el problema de Patricia. Aunque sabemos que llevará tiempo reparar tanto daño. De la madre ni que hablar, tengo varios adjetivos pero no me permito expresarlos.
    Que a Elisa la tengo atragantada y me pareció genial la explosión de Helena.
    Me gusta ese Blas combativo por lo que quiere. Estaré a la espera de que ocurre cuando vean a Nico. Maravilloso capítulo querida amiga. Gracias por regresar y regalarnos la continuación esta historia de amor. Un beso grande y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lou... También es un gusto volver a estar por aquí... muchas gracias
      Sí, cambiar los colores de las paredes puede resultar divertido... más si lo haces sin ningún cuidado... y lo más importante es que te ayuda a alejar pensamientos desagradables
      Sí, tendrá que pasar tiempo para que Patricia se vaya recuperando
      Puedo imaginar un poco los adjetivos que no te permites expresar
      Es normal que Elisa no caiga bien... Primero, Helena se equivocó... luego no quiso rectificar porque explotó
      A mí también me gusta ese Blas del que hablas
      En el próximo capítulo ven a Nico... eso te lo puedo decir
      Me alegra mucho que te haya gustado
      Gracias a ti por tu comentario cariñoso y agradable
      También ta mando un beso grande, y te deseo muy buena semana

      Eliminar
  13. Hola, Mela

    !Te deseo una hermosa Navidad y un Feliz Año Nuevo! Gracias por tus visitas a ManifestKan.
    !Te envio un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  14. Hola, Yessy... Pues muchas gracias por tu cariñosa felicitación
    Yo también te deseo una preciosa Navidad, y muy Feliz Año Nuevo
    Te aseguro que es un auténtico placer y disfrute visitar tu maravilloso blog
    ¡Otro abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  15. ¡Por fin he podido leerlo! No sabes lo ocupada que estoy con las oposiciones y los pedidos... Ya tenía ganas de retomar tu novela.
    Me gusta que cortes el capítulo con lo más interesante, así nos enganchas ;)
    Yo pensaba que Helena cogería de los pelos a Elisa antes de entrar a ver a Nico, sinceramente, aunque ha sido peor la bomba verbal que ha soltado...

    PD. Te deseo un Feliz año 2018 y unas felices fiestas, de corazón.

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,Estelle... Pues me alegra mucho que por fin hayas podido leerlo, y verte por aquí
      Tú procura no desanimarte e insistir... y estoy segura de que un día me vas a contar que has aprobado... y yo lo celebraré... También te felicito y me alegra que tengas muchos pedidos
      Te aseguro que siempre corto el capítulo cuando termino de decir lo que hay que contar
      No, Helena nunca cogería a Elisa del pelo estando delante Blas... sería hacer demasiado el ridículo y perder la dignidad por completo
      Muchas gracias, yo también deseo que estés pasando unas buenas navidades... y lo mejor para el Año Nuevo... también te lo deseo de corazón
      Besos

      Eliminar
  16. no leo novelas me gusta investigar cosas actuales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto sí que está bueno... pues si no lees novelas, y te gusta investigar cosas actuales... quedo informada sin interesarme en absoluto

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.