Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 25 de mayo de 2017

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 135






















CAPÍTULO 135

EL MURO DE CONTENCIÓN


Y Helena vio ese abrazo. Vio abrazados a Blas y a Elisa.
Sus labios, que aún ardían por el beso de hacía unas horas, se fueron enfriando lentamente.
Su alma, refugiada en algún lugar dentro de su cuerpo, no pudo escapar ni esconderse de una espada que la atravesó causándole la peor de las heridas, las que no sangran, las que no derraman ni una gota de sangre.
Un muro de contención comenzó a elevarse ante su mar mostrando una estructura alta, fornida.
El oleaje se aplacó, las olas se retiraban, el agua se tornó calma. El mar de Helena Palacios jamás embestiría ni saltaría la  barrera pétrea construida por Blas Teodoro y Elisa Rey.
            Quiero ver a mi hijo. Blas se separó de Elisa al escuchar la petición de Helena.
            Ahora, ¿pides ver a tu hijo? indagó Elisa, mordaz Ahora, ¿recuerdas que tienes un hijo? ¿Después de doce años?
Helena ni siquiera pestañeó, siguió mirando fijamente al médico.
            Dentro de un par de horas podrá verlo respondió el facultativo, y tras solicitar el permiso de Arturo Corona se marchó del pasillo.
            ¡Helena no debería ver a Nico! exclamó Elisa, furiosa ¡Lo abandonó! ¡Y deben detenerla! Mandó dos gorilas a mi casa. Esos salvajes me engañaron diciendo que me traían flores de tu parte explicó a Blas. Les abrí la puerta, confiada, y me amenazaron con matarme si volvía a hablarte o si te veía. ¡Pasé mucho miedo!
En cuanto Nat y Bibi me han dicho que Helena estaba aquí, he comprendido que tuvo que ser ella quien envió esos hombres a mi casa. Durante doce años nadie me ha amenazado. Está ella en Aránzazu y me amenazan. ¡Está claro que tuvo que ser ella!
            Desde luego es mucha casualidad la apoyó Emilia. Sí, yo también pienso que tuvo que ser ella.
            Las casualidades existen dijo Jaime Palacios con una calma muy tensa. ¿Tiene usted alguna prueba que sostenga lo que dice? preguntó directamente a Elisa Le advierto que su acusación es muy grave y, sin pruebas, más grave. Esa acusación se puede volver contra usted.

Jaime Palacios conocía muy bien a su hija, sabía que era imposible que hubiera hecho algo así. Blas también sabía que era imposible que Helena fuera culpable de lo que le acusaba Elisa. Le hubiera encantado que fuese posible. Eso demostraría que moría de celos.
            ¡Sí que tengo pruebas! afirmó Elisa sorprendiendo a todos, incluso a Helena Patricia Ramos, la niña que desapareció en la discoteca Paraíso, está en el hospital. La han llevado con Nat y Bibi para ver si se tranquiliza. Está histérica, y el ginecólogo no ha podido reconocerla.

Helena se alegró al oír esta noticia. ¡Por fin Patricia estaba a salvo!  
            ¡Valientes inútiles trabajan en este hospital! exclamó ¿Es que no hay ginecólogas? Esta niña debe haber vivido un calvario, debe estar aterrorizada.
            ¡No cambies de tema, Helena! chilló Elisa Nat y Bibi me han contado que contrataste matones para rescatar a Paddy. ¡Los mismos que enviaste a mi casa!
            Matones con actitudes muy diferentes replicó Helena. Por una parte rescatan a niñas y, por otra parte, asustan y amenazan a mujeres.
No, Elisa, ya deja de decir disparates. Yo no mandé a nadie a tu casa. ¿Por qué iba a hacerlo?
            Porque sabes que Blas y yo compartimos casa y cama.
El aludido se sonrojó violentamente.
            Un momento dijo, azorado, es verdad que nos hemos acostado en la misma cama pero…
            ¡Silencio! explotó Jaime Palacios Lo que haya pasado o no haya pasado dentro de una alcoba que se quede en la alcoba. ¿O pretenden darnos detalles de lo que han hecho en una cama?

El muro de contención aumentaba su altura, su grosor, como aumentaba el dolor de la herida que provocaba la maldita espada invisible en el alma de Helena.

            No, desde luego y por supuesto que no. Eso no lo consiento yo se adelantó Arturo Corona impidiendo que Blas hablara. Hay temas que se deben quedar entre sábanas, sí.
Respecto a los individuos que fueron a su casa añadió mirando a Elisa, no hay pruebas contundentes que garanticen que fue Helena Palacios. Tema zanjado también.

A pesar de la orden dada por el dictador de Kavana, la rabia y la furia no dejaron callar a Elisa Rey.
            Siempre sabré y pensaré que fuiste tú insistió.
            Seguramente lo pensarás porque tú serías capaz de hacerlo respondió Helena. Pero yo no. Voy a decirte algo… En el remoto e irrisorio caso de que yo amara al memo de ferias que comparte casa y cama contigo, jamás se me ocurriría separaros. Y si no entiendes el motivo es que ignoras el significado de estar enamorada.
Como el caso real es que no le amo, pues menos razones tengo para enviar matones a asustarte. Lo que no entiendo es como no se asustaron ellos al verte.

Jaime Palacios se sonrió de oreja a oreja.
            Yo añadiría que un memo de feria casa bien con una payasa de circo. Sería un pecado imperdonable separarles.
            ¡Basta! gritó Arturo Corona, encolerizado. Sospechaba que había sido Emilia Sales quien envió esos hombres a casa de Elisa. El semblante de la mujer era un poema que la delataba. Le pediría explicaciones en cuanto tuviera oportunidad de estar a solas con ella. ¿Acaso había perdido el juicio?Dejen de bravatear por un tema zanjado, y recuerden que Nicolás está en coma.
                                                                             ∎∎∎
En el hospital se seguía una política que consistía en separar al personal que trabajaba allí de familiares y amigos de los pacientes ingresados. Esta era la razón de que coexistieran dos cafeterías y dos restaurantes.
En la cafetería y el restaurante destinados al personal los precios eran menores. Sin embargo, la comida era mucho más exquisita tanto por su sabor como por su presentación.
A la espera de poder ver a Nicolás, todos se dirigieron a la cafetería privada y ocuparon tres mesas. Arturo Corona y Jaime Palacios compartían una; en otra se sentaron Blas, Emilia y Elisa, y en una tercera estaban Helena y Matilde.
Las demás mesas permanecían vacías. Aquel día, el personal debía ir a la cafetería y restaurante públicos.

Helena tomó dos sorbos de café y dio dos bocados a una deliciosa tostada cubierta con finas lonchas de jamón de bellota, untada con tomate y aceite de oliva. Aquello fue una proeza puesto que un nudo atenazaba su garganta y estómago impidiéndole y prohibiéndole comer.
Tras la hazaña dejó el pan tostado en el plato, y limpió sus labios y manos con una servilleta.
Matilde suspiró, preocupada.
            ¿No vas a comer más? Has desayunado muy poco, te van a faltar fuerzas…
            No me entra, no puedo más.
Helena se levantó y se acercó a la mesa donde estaba sentado su padre.
            Voy a mi habitación a descansar un poco. Avísame en cuanto pueda ver a Nico.

Matilde salió de la cafetería con ella y, por orden del señor Palacios, un soldado las acompañó.

            No entiendo la familiaridad que parece haber entre Jaime Palacios y Helena comentó Elisa.
            Jaime Palacios es primo del padre de Helena contestó Blas. ¿No lo sabías?
            No, claro que no lo sabía manifestó Elisa, muy sorprendida. Ahora entiendo que la defienda tanto.
            ¿Nunca Bruno te habló de Jaime Palacios? ¿No asistió Jaime Palacios a la boda de tu hermano y Helena? interrogó Blas.
            Jamás Bruno me dijo nada de eso. Cuando mis padres y yo conocimos a Helena ya se habían casado.
            ¿Cómo es posible? No entiendo nada.
            ¡Ya está bien, Blas! exclamó la señora Sales Lo único que debe preocuparte e importarte, en este momento, es la salud de Nico. Está claro que detrás de Helena hay mucho misterio y muchas mentiras.
            Y una gran verdad… que me quiere tanto como yo a ella. Y eso es lo único que me importa.

Emilia y Elisa miraron a Blas con expresión desaprobadora.
            Prefiero no escucharte dijo Emilia. Voy a agradecerle a Arturo Corona la buena disposición que está teniendo con nosotros.

Con este pretexto, la señora Sales fue a la mesa compartida por Arturo Corona y Jaime Palacios.
            Intenta sonreír le dijo al dictador de Kavana, es posible que Blas nos observe. Por tus miradas inquisitorias sé que piensas que fui yo quien envió a esos hombres a casa de Elisa. No te equivocas, fui yo.
            Lo sospechaba sonrió Arturo Corona con mucho esfuerzo. ¿Y a qué se debe tu genial idea de querer separar a Elisa de Blas? ¿Te volviste loca de repente?
            Blas presta mucha atención a Nico, se desvive por él, es un gran padre. Me acabé dando cuenta de que Elisa siente unos celos enfermizos hacia el chiquillo, más que celos. Pondría la mano en el fuego afirmando que odia a Nico. Por eso lo hice. ¿Cómo iba a imaginar que Helena vendría a Aránzazu? De haberlo sabido no hubiera enviado a esos hombres.
                                                                               ∎∎∎
Camino de la habitación, Helena preguntó al soldado que las acompañaba quién había disparado a Lucas.
            Fue su padre, Alfredo Soriano. Es policía y estaba en el salón de actos. Sí, lo mató su propio padre.

La respuesta impactó a Matilde e hizo palidecer a Helena que recordó todo lo que le había contado Natalia en el patio.
Helena sabía a ciencia cierta que el señor Soriano no era un buen policía y que estaba implicado en el secuestro de Patricia.
            ¿Cómo puede un padre matar a su hijo? se preguntó Matilde en voz alta.
            ¿Lo han detenido? preguntó Helena.
            No, creo que no. No tengo noticias de ninguna detención respondió el soldado.

A solas, en la habitación, Helena pidió a Matilde que llamara a la jueza Berta.
            Dile que quiero saber el resultado de la autopsia de Lucas, y que ordene la inmediata detención de Alfredo Soriano.
Yo voy a ver a Paddy. Tú quédate aquí y espera a que mi padre venga para avisarme de que puedo ver a Nico. Si no he regresado, ya sabes donde estaré.
Es necesario que vea a Nico, tengo que hablarle, tengo que ayudarle a despertar.

Matilde asintió en silencio. Esos silencios que gritan y ensordecen sin pronunciar palabras; esos silencios que oprimen.

El soldado guió a Helena hasta la habitación donde estaban Natalia, Bibiana y Patricia.
Helena llamó a la puerta, a continuación entró y la cerró. El militar se quedó fuera.
De inmediato se encontró con los rostros desencajados de Natalia y Bibiana que la miraban, muy asustadas, sin atreverse a preguntar.
            Nico está bien dijo Helena queriendo tranquilizarlas, entendiendo un miedo que ella también sentía. Está dormido.
            Dormido repitió Natalia, extasiada. ¿Has oído, Bibi? Nico está dormido, está vivo. Nico no podía morir. Tiene que decirme lo más bonito que nunca nadie me haya dicho. Él me dijo que me lo diría, y me lo dirá.

Las dos niñas se abrazaron llorando.
Helena creyó que no iba a poder mantener la serenidad, que se iba a romper en infinitos pedazos… pero entonces vio a Patricia sentada en una butaca con la mirada, fija y clavada, en algún punto del techo.
Parecía no estar en la habitación, su cuerpo sí, pero su mente debía haber viajado muy lejos. Quizás tan lejos, a un lugar tan remoto, que se había perdido y no veía, no podía, no sabía, o simplemente no quería encontrar un camino para volver.
¡Se asemejaba tanto a ella! Con esa melena azabache donde destellos cobrizos se dejarían ver cuando los rayos del sol la bañaran, y esos ojos negros tan apagados ahora, pero que un día seguro brillaban como luceros.
Patricia Ramos tenía trece años recién cumplidos. ¡Solo trece años!
¿Qué hacía ella con trece años? Sí, lo recordaba bien. Todavía jugaba con muñecas y sonreía pensando, imaginando, como sería el caballero al que un día volvería loco.
Porque su madre le había hablado de él, y asegurado que ocurriría, que lo conocería.
A esa edad, Helena era una niña feliz, muy feliz. Criada entre algodones creía que la vida era monocromática, de un único color… el rosa. La vida de color rosa.
Sin embargo, Patricia ya debía haber descubierto que había más colores, que el infierno podía existir en la tierra. Tal vez ya nunca podría creer que el cielo también puede existir en la tierra.
Helena se propuso ayudarla, salvarla. Sería una tarea ardua, espinosa, pero no imposible.
Le enseñaría a luchar como le enseñó su padre a ella. Le tendería una escalera para que saliera del pozo al que la habían arrojado. Y le demostraría que si los demonios son poderosos, los ángeles bastante más.
Pero, de pronto, una duda la asaltó. ¿Podría ayudar a Patricia a creer en algo que ella ya no estaba convencida de que fuese cierto?
Solo había un modo; recuperar a la niña que fue, a esa niña que soñaba dormida y despierta… y echar de su vida a la adulta que osó suplantarla.

                                                  
Págs. 1087-1096

Hoy dejo una canción de Sweet California... Vuelves

Próxima publicación... un jueves de septiembre




Queridos lectores de El Clan Teodoro-Palacios, la publicación de la novela ya queda suspendida hasta septiembre
No obstante, siempre que me sea posible tengo decidido visitar los blogs de quienes sigáis publicando... lo que no tengo nada claro es cuando me será posible... pero, bueno, ya se verá
Hoy quiero agradeceros vuestros comentarios, vuestra compañía, en estos meses... Muchas gracias
También quiero desearos un feliz verano... un verano de color rosa, con mucho cielo, y mucho ángel
Un fuerte abrazo a todos
Mela     

46 comentarios:

  1. Mela,cariño mío qué disgusto que no publiques hasta Septiembre. Cuántos meses cariño!! No puedes publicar en Junio?? Ay no me extrañaría que te critiquen!!! Mi madre lo temía, te ha visto muy seria estos meses pero es normal que estés seria bonita mía. La canción me ha encantado!!! Ay Elisa es una víbora y a Helena le ha dolido verlos abrazados y qué gracia con la cama. Arturo Corona y Jaime Palacios no han dejado que Blas explique qué ha pasado en la cama. Ay qué gracia que se quede todo en la alcoba y en las sábanas!!! Ya ves la mosquita muerta de Emilia es la que mandó los matones. Qué cara tiene esa tía!!! Patricia está muy mal, a saber lo que le han hecho aunque es de imaginar. A Lucas lo mató su padre, ay a eso no se le puede llamar padre. El capítulo sensacional pero qué pena que no vuelvas hasta Septiembre!!!
    Besitos, bonita mía!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia... No te disgustes por algo que tiene una sencilla solución... solo tiene que llegar septiembre
      Me alegra que te haya gustado la canción... a mí también me encanta
      Pues sí, a Helena le ha dolido verlos abrazados
      Sí, es cierto... entre el uno y el otro no han permitido que hable de temas de cama
      Sí, fue Emilia... Tenía que ser Emilia o Bruno... y fue Emilia... creo que los motivos han quedado claros
      Sí, Patricia está mal... nada bueno le han hecho
      Estoy de acuerdo, a Alfredo Soriano no se le puede llamar padre
      Me alegra que te haya gustado el capítulo
      Besitos

      Eliminar
    2. Mela cariño mío, te han criticado!!! Dicen que si puedes comentar en otros blogs también podrías publicar. Esta noche juega el Barça la Copa del Rey, ay qué gracia!!!
      Verás el partido??? Mi madre sigue muy disgustada por la salud de Nico y también le preocupan Helena y Patricia. Mis amigas también se han reído por lo que has dicho de un hombre y una mujer en una cama.
      Besitos,bonita mía!!!

      Eliminar
    3. Julia, no me vuelvas a hablar de tus amigas... es que no me importa en absoluto lo que digan o dejen de decir... Puedes decirles que se vayan al infierno... allí las mando

      Eliminar
  2. Hola Mela,caliente me tiene Emilia dice que ha sido Helena y ha sido ella.Te dije que Emilia mando los matones.Jaime Palacios quiere casar al memo de fria con la payasa del circo,no se csan y si se casan como si no se casan.Dios los cria y ellos se juntan a criado a Helena y a Blas y se juntan no se aclaran pero se juntan,la madre de Helena se lo dijo que lo conocia y lo volvia loco loco lo a vuelto pero el estaba loco,mas loco se ha vuelto,los trabajadores de mi empresa leen la novela les digo que la lean porque se la leen que no me digan nada de Helena que se van a la calle,nono de Helena no me dicen nada,te vas muy pronto te echare de menos.
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos... Sí, acertaste que fue Emilia quien envió a esos individuos a casa de Elisa... Felicidades

      Eliminar
    2. Hola Mela,era fácil de acertar se leer,
      Saludos.

      Eliminar
    3. Yo no he dicho que no sepas leer

      Eliminar
    4. Hola Mela se acabe el tema de la cama ha dicho Arturo Corona y se quede en las sabanas y Jaime Palacios que la alcoba se quede en la alcoba,Blas se a acostado con Elisa y no se habla,Blas quiere meter en la alcoba y en la cama con sabanas a Helena,Jaime Palacios no aguanta no lo aguanta y el muro es de contencion lo han levantado Blas y Elisa,que nadie diga que lo a levantado Helena,
      Saludos mios,

      Eliminar
    5. A ti te contesto enseguida... Tú eres un descerebrado... un anormal descerebrado
      Ya quedas enterado de lo que eres

      Eliminar
  3. Te extrañare ten un genial verano . Uy Helena anda celosa ojala pudiera volver con Blas pero eso parece cada vez más lejos. Ojala ayude a Patricia y a ella misma. Me a legra que Nico este mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, JP... Bueno, siempre que pueda estaré por aquí
      Muchas gracias... También te deseo un genial verano
      Yo no diría que está celosa... yo diría que hay cosas que duelen
      Sí, parece una quimera que Blas y Helena estén juntos
      Desde luego va a poner todo su empeño en ayudar a Patricia... y tal vez se ayude a sí misma, sí
      Nico sigue en coma, no está mejor... lo que ocurre es que Helena ha dicho que está dormido porque ha visto muy asustadas a Nat y a Bibi
      Te mando un beso ;-)

      Eliminar
  4. Vaya par de zorras lobas están hechas Emilia y Elisa!!!! Ahora me dirijo a Elisa: Que no Elisa, que no fue Helena quien mandó matones a tu casa. Que más quisieras tú!!!! Que fue tu querida u odiada Emilia, que no te enteras o no te quieres enterar!!!
    Esto va para Emilia: Apoyas a Elisa, qué casualidad que Helena esté en Aránzazu!!! Digo yo que casualidad que las dos seáis unas zorras!!! Ya seguiré con otros personajes que aquí hay mucho tomate y no precisamente por la tostada que no se ha comido Helena:)))
    Qué canción!!!! Seguimos parlamentando!!!

    Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Merck... Bueno, buen intento... pero me parece que Elisa todavía no se ha enterado... bueno, estoy segura ;-)
      Emilia sí que se ha enterado de tu "piropo" ;-)
      No, no ha podido comer la tostada... está demasiado alterada y nerviosa
      Una canción preciosa
      Besotes

      Eliminar
    2. Ahora me dirijo a Arturo Corona y a Jaime Palacios:Cuatreros, sinvergüenzas sois dos padres que dejáis mucho que desear!!! Alfredo Soriano espero que pagues carísimo tu crimen!!! Cambiando un poco de tema. Si la canción que has puesto se llega a presentar al festival de eurovisión nos llevamos el primer premio:)))

      Eliminar
    3. Muy bien... pues Arturo Cororna, Jaime Palacios y Alfredo Soriano ya se han enterado de lo que les has dicho
      Es posible que sí... es una preciosa canción

      Eliminar
  5. Estoy segura de que el muro de contención no será tan alto y fornido como cree Helena. A ella le ha dolido presenciar el abrazo de Blas y Elisa y el tema de la cama que, por cierto, creo que no ha habido tema. Se han encargado de maravilla de no dejar que Blas se explique aunque la actitud de Blas tampoco me ha gustado. Creo que tendría que haber defendido a Helena cuando Elisa le echa en cara haber abandonado a Nico.
    No me imaginaba que Alfredo Soriano fuera el que disparó a Lucas. Sorpresa enorme. Menudo elemento!!
    Confío en que Helena eche a la adulta que la suplantó y vuelva la niña soñadora. Con una autora como tú no será difícil:) Salvando a Patricia se salvará ella, a Helena la veo en otro pozo. Me ha encantado lo que le dijo su madre, las madres son sabias. Se ha cumplido lo que le dijo, Helena conoció a un caballero al que volvió loco:) Por cierto, si Blas es un memo de feria, la payasa de circo es Helena. No es Elisa, Jaime Palacios se equivoca:)
    Espero que Nico se despierte y que vuelvan a brillar los ojos de Patricia.

    Sé que estos meses han sido muy duros, te deseo un verano muy rosa con mucho cielo y mucho ángel.

    Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pilar... Bien, es tu punto de vista y es muy respetable... pero yo creo que ese muro ya es alto y fornido
      Pues sí, le ha dolido ver abrazados a Blas y a Elisa
      Es cierto que no han permitido que Blas se explique... pero, en una cama, un hombre y una mujer no suelen dormir... y es lo que piensa Helena
      Sí, quizás la tendría que haber defendido... pero son momentos de extrema tensión... y hay que recordar que él no sabe que Arturo Corona es su padre... solo lo conoce como el dictador de Kavana
      Sí, fue Alfredo Soriano... creo que ningún lector lo dijo... si me equivoco, ya me corregirá quien sea
      Ya veremos si puede echar a la adulta
      Sí, es posible que ella esté en otro pozo... y si sale Patricia, tal vez salga ella también
      Me alegra que te encante lo que le dijo su madre
      Bueno, pues por ahora, Jaime Palacios ignora que se haya equivocado
      Nico y Patricia te agradecen tus buenos deseos
      Muchas gracias... Yo te deseo lo mismo
      Besos

      Eliminar
    2. Te aviso que Pilar se cachondeó bastante cuando leyó que en una cama un hombre y una mujer no suelen dormir.

      Eliminar
    3. Pues mira que bien... y a mí no me importa en absoluto su cachondeo

      Eliminar
    4. La que te ha avisado es la que más se cachondeó.

      Pilar.

      Eliminar
  6. Elisa destila odio. Helena se ha mostrado digna a pesar del mal trago Blas-Elisa, se presiente su nudo en la garganta difícil de deshacer por más saliva que trague.
    Emilia tenía que ser, cómo no; esa mujer no tiene escrúpulos, hace mucho que no me gusta.
    Mucha penita de Patricia, a saber por lo que ha tenido que pasar y cómo va a superarlo. Quizá Helena pueda ayudarla, aunque es bien cierto que es difícil convencer a alguien de algo en lo que uno mismo no cree. Siempre se nota. Y falta que Patricia se deje ayudar, quizá la edad juegue a su favor, además de que Helena consiga recuperar a la niña que fue y crea en sus propias palabras. También puede ser un ejercicio de autoayuda.
    Es terrible la suerte de Lucas, pero que esa suerte venga de manos de su propio padre es terrorífico, me ha impactado.
    Espero que Nico salga del coma, pero que lo haga cuando las aguas corran menos turbulentas a su alrededor, por favor.
    Ojala se cumplan tus buenos deseos y el verano sea rosado, con cielo y ángel, aunque lo cierto es que yo me conformaré con que sea tranquilo y que a un día de bochorno le siga otro igual de anodino, no pido demasiado. O quizá sí, no lo sé. Todo un placer estos meses virtuales sumergida en tu novela... septiembre llegará. Un abrazo y feliz verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nena... Bien, lo cierto es que Elisa odia a Helena
      Sí, yo también creo que a pesar de dolerle lo que ha visto y oído... ha sabido mantener la dignidad... el nudo ya ha sido más difícil de deshacer
      Es cierto que Elisa también detesta a Nico... pero el método empleado por Emilia no estuvo bien
      Patricia lo ha pasado muy mal... Ese es la duda de Helena, cómo convencer a Patricia de algo que ella ya no sabe si cree... Tienes razón, Patricia lo notaría... el único modo es que Helena vuelva a creer totalmente en lo que quiere transmitir... ya veremos si es posible
      Sí, es increíble que un padre mate a su hijo... entiendo que te impacte
      Nico te agradece tus buenos deseos... y está convencido que si él estuviera despierto quizás el agua siguiera corriendo agitada... pero muy transparente
      No, no pides demasiado... creo que yo he pedido bastante más
      Todo otro placer contar con tu compañía
      Otro abrazo para ti, y feliz verano

      Eliminar
  7. Hola Mela, el capítulo extraordinario pero el título me ha creado dudas.
    Imagino a Arturo Corona muy satisfecho ya que Helena ha visto el abrazo de Blas y Elisa. Helena es fuerte y a la vez muy frágil. Un abrazo no es para tanto. Respecto a la cama, Blas quería decir algo y no le han dejado, Helena se ha tenido que dar cuenta. A mi entender un muro de contención tan alto y corpulento no tiene razón de ser. ¿Busca Helena una excusa para levantarlo?
    La canción ma-ra-vi-llo-sa. ¡Bendito septiembre! Mis días son de color rosa cuando leo tus capítulos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan... Imaginas muy bien a Arturo Corona... él deseaba que Helena lo viera, y Helena lo ha visto
      Bueno, yo creo que todos somos fuertes o muy fuertes para algunas cosas o situaciones... y muy frágiles en otros momentos
      Yo respeto que a ti un abrazo no te parezca para tanto, pero a Helena le ha dolido
      Tú imagina que amas a una mujer y la ves abrazada a otro hombre... tal vez así entiendas a Helena
      Es verdad que Blas quería decir algo y no ha podido... es verdad que Helena se ha dado cuenta... pero también es verdad que lo de la cama ya es demasiado grave
      No, Helena no busca ninguna excusa
      Me alegra que te haya gustado la canción... bueno, pues en septiembre tendrás más días de color rosa
      Un beso

      Eliminar
  8. Hola, Mela. ¿Blas y Elisa abrazados? Seguro que era tan solo un gesto de apoyo ante el estado de Nico. Al menos, por parte de Blas. Así y con todo, comprendo a Helena. Está celosa y no es para menos. Elisa acusa a Helena muy alegremente, no me ha gustado nada. Y me encanta ese Blas tan risueño, a quien divierte imaginar a Helena luchando por su amor. Un enredo de lo más conseguido :)
    Me ha gustado que Don Jaime defendiera a Helena, un detalle muy bonito. Y qué linda, Helena, contenta de la aparición de Patricia con vida, a pesar de sus acarrear con sus propias preocupaciones. Qué ocurrente, Helena, acerca de jugar limpio en el amor. Cuando se pone metafórica y concibe a un memo de feria y una payasa, como bien dice Don Jaime, predestinados a cohabitar, entenderse y amarse en el circo.
    Que las amenazas a Elisa fuera cosa de la Sra. Sales, me ha supuesto una gran sorpresa. Muy grata, todo sea dicho, porque es verdad que encaja con ese temperamento protector que tiene para con Blas y Nico, en este caso, más que justificado. El argumento se sostiene, la retorcida de Elisa haría al niño muy infeliz.
    Me ha encantado "la gran verdad" de Helena, le quiere y es un amor correspondido. Qué bonita declaración de amor delante del mundo entero.
    Por otra parte, me ha dado pena que Lucas muriera a manos de su propio padre. Pero así es la vida, irónica y despiadada. Y son las circunstancias las que propician toda suerte de carambolas.
    Me ha emocionado ver a Helena tan conmovida por el estado de Patricia, trece añitos y demasiada vida a sus espaldas. Estoy con Helena, Patty perdió la inocencia demasiado pronto. Y muy generoso, también, por parte de Helena, dar la buena nueva a las chicas. ¡Nico se va a curar! Por mi parte, me alegro un montón :D
    Ansío el encuentro de Helena con su hijo, será una escena requetelinda. Aguardo impaciente tras un excelente capítulo. También ansío ese beso entre memo de feria y payasa de circo, que a buen seguro está al caer ;) Cuántas emociones contenidas, Mela. Dosificas maravillosamente sentimientos y acción. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mere... disculpa que haya publicado tu comentario y no lo conteste
      En cuanto lo publiqué me surgió una urgencia que me impide estar en el blog... nada más pueda, te contestaré y te visitaré
      Besos

      Eliminar
    2. No te preocupes por eso, Mela, quizás yo no elegí un buen momento. Además, si hay alguien noble y cumplidor en este mundillo de letras, esa eres tú. Solo espero, de corazón, que estéis todos bien y solventes lo surgido de la mejor manera.
      *Aprovecho para matizar que Emilia se ha pasado un pelín. Más que justificarla, puedo entender sus razones (preciso porque tal como me expresé ayer, parecía del hampa ;)
      Y hasta cuando puedas, Mela, no te apures. Que para erráticas... Aquí, la menda ;)
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Hola, Mere... no es que eligieras un mal momento... el problema es que cuando publiqué tu comentario e iba a contestarlo... pues sonó el teléfono, y tuve que marcharme
      Creo que me miras con muy buenos ojos... gracias
      Desde luego sí te diré que siempre voy de frente e intento no hacer daño a nadie... aunque algunas personas me lo ponen muy complicado
      Todo parece indicar que el problema se va a solucionar... gracias por esos deseos que salen de tu gran corazón
      Me parece muy bien que matices ya que tú deseas hacerlo... pero yo entendí muy bien que no justificabas a Emilia
      Pues hoy puedo... y aquí estoy... pero antes de seguir contestando voy a tu blog... me parece que una gran novela ha llegado a su fin ;-)
      Un abrazo

      Eliminar
    4. Ahora ya voy a contestar a tu primer comentario, Mere
      Sí, Blas y Elisa se han abrazado... y a Helena le ha dolido
      Es cierto que Elisa acusa muy alegremente a Helena... sí, a Blas le hubiese encantado que Helena fuera culpable de intentar separar a Elisa de él
      Jaime Palacios defiende a su hija... eso es muy natural... amor de padre
      Bueno, a pesar de tener problemas, creo que es muy lógico que Helena se alegre de que Patricia esté a salvo
      Yo creo que siempre hay que jugar limpio... y más en asuntos de amor
      Sí, a Jaime Palacios le encantaría que se unieran el memo de feria y la payasa de circo... Blas y Elisa... no quiere a Blas con Helena
      Es cierto que Elisa haría infeliz a Nico, no quiere al niño... y, por esta razón, Emilia envió esos matones a casa de Elisa
      Está claro que no está bien lo que ha hecho Emilia... pero desde luego solo intenta proteger a Nico... Por otra parte, si Elisa no quiere al hijo de Blas... poco quiere a Blas también
      Blas está convencido de esa gran verdad... él siente y percibe que Helena le quiere
      Es muy lamentable lo que ha sucedido con Lucas... pero, en la vida real, suceden cosas lamentables casi todos los días
      Helena intentará ayudar a Patricia
      Bueno, Helena les ha dicho a Nat y a Bibi que Nico está dormido... no les ha querido decir que está en coma puesto que las ha visto muy afectadas y asustadas
      Sí, Helena desea y necesita ver a Nico... será una preciosa escena
      Creo que te has hecho un pequeño lío... Memo de feria es Blas... Payasa de circo es Elisa... Jaime Palacios ha llamado payasa de circo a Elisa... yo creo que tú no deseas un beso entre Blas y Elisa ;-)
      Gracias por todo
      Besos

      Eliminar
  9. Que mal querida esa arpía de Elisa. Que va a saber por lo que Helena ha pasado, es una amargada deberían cortarle la lengua por acusarla de enviar esos ‘matones’
    Y me alegra que Elisa se vaya enterando de muchas cosas que ignoraba, para que vea que Helena no está sola. Ojalá descubran pronto que ella envió a esos matones y no Helena.
    Muy lindo gesto de Helena visitar las niñas y decirles que Nico esta bien.
    Menuda tarea para ayudar a Patricia, pero se que Helena la ayudara, ella es muy valiente y fuerte. Intenso capitulo!
    Adoro esta canción , es preciosa.
    Te deseo que pases un excelente y colorido verano!
    !Otro fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yessy... Tengo que decirte que me ha hecho mucha gracia la expresión... mal querida ;-)
      Bueno, pobre de Elisa si cayera en tus manos... se iba a quedar sin lengua ;-)
      Pues sí, Elisa se ha sorprendido de que Jaime Palacios sea tío de Helena... pues imagina si se entera de que es el padre
      Es posible que Elisa llegue a enterarse de quién envió esos matones a su casa
      Helena quería ver a Paddy... y les ha dicho que Nico duerme porque ha visto muy entristecidas y asustadas a Nat y a Bibi
      Desde luego sí te puedo decir que Helena va a intentar ayudar a Patricia
      Sí, es una canción preciosa
      Muchas gracias, Yessy... Yo también te lo deseo... y siempre que me sea posible te visitaré
      Fuerte abrazo

      Eliminar
  10. ¡Hola Mela! ¡Qué maravilloso capítulo! Te contaré que me ha dado mucha rabia ese abrazo de Blas y Elisa pero sospecho que de parte de Blas no hay otra intención más que agradecimiento. En cuanto a Elisa... mira le tengo tanta rabia, jajajaja.Eso logras tú con tus personajes,los vives tal cual.
    Nico espero que se mejore y deseo leer esa escena de madre e hijo.
    Te contaré también que la señora Sales no me es de mucha simpatía ya que siempre ha mantenido esa distancia con Helena, pero en este caso si mando matones a la tonta esa pues bien por ella.
    Lo de Helena y su deseo de ayudar a Patricia lo vi excelente. Se nota una persona de gran corazón. Espero que la saque de ese infierno que vivió.
    Helena me cae genial y ya debes imaginarlo. Blas también, por supuesto. Y con esa frase asegurando que ella y él se quieren fue maravilloso.
    Muchas gracias nena!! Un besazo grande y felicitaciones!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lou... Me alegra que te haya gustado
      Desde luego está claro que, por parte de Blas, no hay mala intención con ese abrazo
      Sí, puedo entender que le tengas manía a Elisa ;-)
      Nico te agradece tus buenos deseos... sí, esa escena será bonita
      Entiendo muy bien que no censures a Emilia por enviar matones a casa de Elisa
      Helena hará lo que pueda por ayudar a Patricia a superar la experiencia tan ingrata que ha vivido
      Tú también les caes genial a Blas y a Helena :-)
      Es que Blas está seguro de que Helena lo quiere... es que el amor es difícil de esconder :-)
      Muchas gracias a ti
      Un besazo grande

      Eliminar
  11. No se como Helena no se ha abalanzado sobre ese mal bicho de Elisa, está llena de odio. Helena es una mujer de armas tomar pero con un corazón que rebosa amor, espero que de aquí a septiembre se haya recuperado Nico, tiene tres meses para hacerlo.
    Gracias por deleitarnos con esta increible historia de intriga familiar.
    Besos y feliz verano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia... Pues te diré la razón principal por la que no se ha abalanzado... porque estaba Blas delante ;-)
      Helena te agradece tus palabras, y Nico tus buenos deseos
      Gracias a ti por leerla y comentarla... un honor
      Besos, y feliz verano... siempre que pueda será un placer visitarte

      Eliminar
  12. Felicitarte por tu blog tan bonito y de genial pluma creativa.
    Llegué aquí por Citu mi amiga bloguera.
    Pronta recuperación para tu papá.
    Saludos desde Perú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nuria... Muchas gracias por tus palabras
      Sí, sé muy bien quien es Citu... alguien genial
      Muchas gracias de nuevo
      Saludos desde España

      Eliminar
  13. Deseo que se mejore pronto, amiga mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lou... Parece que sí va a mejorar

      Eliminar
  14. Se suspende la novela en el momento más emocionante!
    Pero bueno, así está bien. Cuando vuelvas en septiembre lo cogeremos con más ganas ;)
    Espero que pases un feliz verano. El mío ya preveo cómo será... pero qué le vamos a hacer.
    Hasta septiembre!

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no imaginas lo que lamento suspender la publicación
      No estoy muy segura de poder volver en septiembre... a mí ya se me ha complicado el verano antes de que comience
      Gracias por tus deseos, Estelle... Yo también te deseo un feliz verano a pesar de los estudios y del calor
      Hasta septiembre o hasta cuando pueda volver

      Eliminar
  15. Primero que nada mis felicitaciones por tu magnifica novela, aunque estuve un tiempo sin poder entrar es tan fascinante que me puse al día sin darme cuenta.
    Que intensos capítulos y que bien se le da a Helena disimular y a Blas guardar la compostura aunque se huele amor en el ambiente. Que detestable Elisa aunque sola se ha retratado, al menos desde mi punto de vista, al decir que duermen juntos, que poca seguridad tiene. Me alegra que Nico esté mejor y espero que pronto pueda abrir los ojos y reincorporarse a la trama de todas todas, así como que Patricia encuentre en Helena esa aliada que la haga ser la niña que debe ser.

    Como ya no vuelves a publicar hasta septiembre te deseo unas maravillosas vacaciones y bueno entraré a releer, pues siempre encuentro algo nuevo entre renglones.
    Un besazo grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mariola... Muchas gracias, eres muy amable... y lo cierto es que te echaba de menos... Me alegro de tu vuelta
      Tienes razón, se puede disimular, se pueden guardar composturas... pero el amor tiene ese aroma especial que envuelve ambientes
      Bueno, Elisa es bastante desagradable
      Nico no está mejor, está en coma... pero tal vez pueda volver a abrir los ojos
      Veremos si Helena consigue ayudar a Patricia a ser esa niña que le corresponde
      Muchas gracias, Mariola... yo también te deseo maravilloso verano
      Cuando pueda regresar estaré deseando leerte
      Un besazo grandote

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.