Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 4 de septiembre de 2014

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 98




Un nuevo premio llegó a la Estación por gentileza de Andariel Morrigan 











CAPÍTULO 98

MALOS PRESENTIMIENTOS



A
nte los estridentes gritos de su hijo, el señor Teodoro dejó de hablar con el “gorila” y ambos caminaron hasta el patio. Nicolás miró con desconfianza y aprensión al señor Artiach.
            —¡Lárguese! —le chilló, furioso— ¡No voy a permitir que mi padre sea amigo suyo! ¡Usted iba a dispararle!
El señor Teodoro y el señor Artiach intercambiaron una mirada fugaz.
            —Siento mucho lo sucedido, muchacho —le aseguró el “gorila”—. Nos hemos conocido de muy malas formas, pero aprecio muchísimo a tu padre. Me gustaría que me creyeras y empezar de cero contigo.
            —Hay una manera de arreglar este mal comienzo —intervino Natalia, acaparando la atención de los presentes—. Mañana es el cumpleaños de una amiga, se llama Paddy y le encantará celebrar su fiesta en su discoteca.
            —¡Pues no se hable más! —exclamó Álvaro Artiach— Mañana dispondréis de “Paraíso” de seis de la tarde a nueve de la noche. Todos los gastos corren de mi cuenta, no tenéis que traer absolutamente nada.
            —¡Eso es genial! —sonrió Natalia, satisfecha— Eres muy amable. Paddy se va a poner muy contenta en cuanto se lo diga.
Nicolás no mudó su semblante huraño; el amigo de la infancia de su padre seguía sin gustarle.
            —No quisiera abusar de ti —dijo el señor Teodoro, dudoso de aceptar la invitación.
            —¡No digas tonterías! —replicó Álvaro— La discoteca está cerrada para el público adulto entre semana, únicamente está abierta los viernes y sábados. Además, otro de los dueños de “Paraíso” es un profesor de tu instituto. No creo que le disguste que invite a alumnos suyos. Es Ismael Cuesta.
Los niños se miraron con caras de circunstancias y el señor Teodoro arqueó una ceja.
            —No creo que al señor Cuesta le guste que invites a los niños —declaró a continuación.
El señor Artiach sonrió.
            —No te preocupes por Ismael. Sé que parece un hueso duro de roer, pero no es un mal elemento. Con los chicos hay que parecer el “coco” —argumentó, guiñándole un ojo al señor Teodoro.
Ante la impotencia y el malestar de Nicolás se planeó la fiesta del día siguiente sin que él pudiera hacer algo por evitarlo. Lo intentó diciendo que él no pensaba acudir, a lo que su padre contestó que su asistencia no era vital.
El niño presentía que era arriesgado que el señor Teodoro se relacionara con el hombre de la serpiente tatuada pero, de momento, no veía la forma de impedirlo.
El señor Teodoro se ocupó de acercar a sus casas a Bibiana y a Natalia y, a esta última, le encargó que le dijera a Elisa que hiciera el favor de llamarle por teléfono.
            —He estado intentando contactar con ella —dijo el joven a Natalia—, pero no me ha respondido.
Cuando Natalia transmitió el mensaje del señor Teodoro a su tía, esta montó en cólera.
            —¡No tengo nada que decirle! —gritó, airada— ¡Por esa razón no contesto a sus llamadas ni pienso llamarle! ¡Si te vuelve a decir algo, dile que me olvide!
La niña asintió sin atreverse a contrariar a la mujer y presintió que algo malo estaba pasando o iba a pasar. Algo terriblemente malo que le hizo sentir miedo y desamparo.
La señora Sales recibió con alegría a su hijo y a su nieto y no tardó en tenerlos sentados en la cocina comiendo con excelente apetito.
            —¡Estáis hambrientos! —exclamó la mujer, complacida— ¿Ha ido todo bien en vuestro primer día de instituto?
Padre e hijo asintieron; el señor Teodoro había prohibido a Nicolás que le dijese a su abuela lo sucedido con Álvaro Artiach.
            —¿Dónde están Prudencia y Cruz? —interrogó el señor Teodoro.
            —Ya han trabajado bastante esta mañana —respondió su madre—. Después de tener la comida preparada, les he dado el resto del día libre. Entre tú y yo recogeremos la mesa y pondremos el lavavajillas. Y más tarde, prepararemos algo para cenar.
El señor Teodoro asintió sin tener nada que objetar y la señora Sales respiró, aliviada. Era conveniente que su hijo no viera a las mujeres; las dos tenían en sus caras rastros de llanto. Cruz, la más joven, también “lucía” un pequeño hematoma cercano a su ojo izquierdo.
Por estas razones, la señora Sales había mantenido una cruda conversación con el patriarca de la familia Hernández.
            —¿No os encontráis a gusto trabajando para nosotros? —preguntó, muy enfadada, al hombre.
            —Por supuesto que sí…
            —Entonces procura que tu esposa y tu nuera tengan un magnífico aspecto —le advirtió la mujer—. Si mi hijo se llega a enterar de que hacéis algún daño a vuestras esposas os pondrá de patitas en la calle. Piénsalo, Matías. Aquí tenéis muy buen sueldo y un techo. ¿Dónde vais a encontrar ganga semejante?
                                                                                               ∎∎∎
Cuando Nicolás terminó de comer, su abuela le dijo que se lavara los dientes y se acostara una horita. El niño protestó de inmediato porque, según él, no tenía sueño, pero la señora Sales insistió en que se levantaba muy temprano y debía descansar.
            —Más tarde ya harás los deberes y estudiarás con papá en el despacho.
El muchacho suspiró, resignado, y después de lavarse los dientes fue a su habitación y muy, a su pesar, se quedó profundamente dormido.
Al despertar, se dirigió al despacho. Allí estaba el señor Teodoro, y Nicolás se sentó a su lado para iniciar sus tareas. Su padre revisaba todo lo que iba haciendo y le explicaba cualquier duda que le surgiera.
La señora Sales los interrumpió para que fuesen a la cocina a merendar y un rato después de una exquisita merienda, Nicolás terminó con sus estudios.
            —¿Puedo ir a buscar a Marcos? —preguntó al señor Teodoro— A lo mejor le apetece jugar un poco conmigo.
El hombre no puso ningún inconveniente y a Marcos le agradó que el chaval fuese a buscarle. Los dos jovenzuelos se metieron en el cuarto de los juegos y se lo pasaron de maravilla hasta la hora de la cena.
Tanto la señora Sales como el señor Teodoro oían los gritos y las risas de los niños y este hecho les llenaba de satisfacción.
Sin embargo, una sombra atormentaba y perseguía al señor Teodoro. Seguía teniendo fiebre y no se encontraba en plena forma ni muchísimo menos. Sabía que iba a tener que ir al médico, pero estaba empecinado en posponerlo hasta que pasara la primera semana de clase.
                                                                                               ∎∎∎
Helena Palacios llegó a la casa que había alquilado en Aránzazu, estaba cerca del instituto y no había inoportunos vecinos que pudieran molestarla.
Miguel y Montserrat la ayudaron a desprenderse de la peluca rubia que colocaron, cuidadosamente, en la cabeza cortada de un maniquí. Posteriormente desunieron de su rostro, con mucha delicadeza, una máscara que parecía estar hecha de un material idéntico a la piel humana. Para concluir, Helena extrajo de sus ojos unas lentillas de color azul y soltó su larga melena negra, liberándola de horquillas. También extrajo de su paladar una aparato redondo y pequeño cuyo mecanismo distorsionaba la voz.
            —¿Te has sentido cómoda? —le preguntó Miguel, preocupado.
            —Sí, tú y Montse sois únicos. Procurad que, para mañana, la máscara esté igual que hoy. Blas es muy listo.
            —Blas no notará ninguna diferencia. Somos grandes profesionales, no somos chapuceros.
Mientras comían, Matilde Jiménez observó atentamente a Helena. Esta no demostraba tener mucho apetito y parecía entristecida y cabizbaja. La mujer de confianza de Helena y fiel acompañante, la miraba consternada y en silencio.
            —No has debido venir a Aránzazu —terminó diciendo sin poder continuar callada—. Ha tenido que ser muy duro ver a Nico y a Blas. Paula me ha dicho que has discutido con Blas en el patio. Creo que lo más conveniente, prudente y aconsejable sería que nos fuésemos. De lo contrario, prométeme que te acercarás cuanto quieras a tu hijo, pero evitarás a Blas... ¿Cómo estaba el niño?
            —Mi hijo es guapísimo —respondió Helena, orgullosa—. Es el niño más guapo que puedas imaginar. Se le ve fuerte y sano. Blas lo ha cuidado bien.
Matilde Jiménez suspiró, desalentada.
            —Y tengo entendido que Nico quiere muchísimo a su padre —murmuró.
Helena Palacios levantó la vista hasta mirar fijamente a la señora Jiménez, y asintió.
            —¿Por qué no nos vamos, Helena? ¿Por qué no huimos? ¡No es necesario volver con tu padre! —dijo Matilde, ansiosa— Paula no cree que puedas hacer daño a tu hijo y yo tampoco lo creo.
            —No pienso huir ni marcharme a ninguna parte —aseguró Helena con calma—. Nico tendrá que entender, ya tiene quince años.
            —¿Estás segura?
            —¿Qué más da si estoy segura o no? Sé lo que voy a hacer, haré lo que debo hacer.
            —¿Cómo has visto a Blas?
            —Sigue siendo un joven apuesto... y no me ha olvidado.
            —Si descubre quién eres, pobre de ti, Helena —sentenció Matilde, alarmada—. Estás jugando con fuego y no veo extintores. No presiento nada bueno.
            —Está bien, está bien —accedió la señora Palacios, comprendiendo que su buena amiga tenía cierta razón—… a partir de mañana evitaré a Blas.
Sin terminar de comer, se retiró a su habitación en busca de una soledad que precisaba disfrutar.
Una vez allí, abrió el armario y observó el vestido azul que hacía años le regaló el señor Teodoro. Tras volver a dejarlo oculto bajo un abrigo, cerró la puerta.
Seguidamente cogió un libro del primer cajón de su mesilla, fue pasando páginas hasta encontrar una fotografía y se quedó muy quieta, durante unos minutos, mirando a un joven que sonreía.
                —Tienes razón... No sé de qué color es el odio, no sabía que el odio tuviese color —murmuró—. Tú sí que eres un lunático. ¿Qué voy a hacer contigo, Blas? ¿Qué puedo hacer contigo?
Sin apenas ser consciente de lo que hacía, Helena paseó la yema del indice de su mano diestra por el contorno de la imagen del señor Teodoro.
Alguien más estaba en la habitación, alguien a quien Helena no podía ver ni sospechar que pudiera estar allí... Era un Ángel Cupido que la contemplaba sin perder detalle y que, en ningún momento, intentó lanzarle flecha alguna. Ese no era su cometido porque en aquella habitación sobraba amor.                                                                                                           
                                                                                                                   ∎∎∎
Por la noche, en su cama, Nicolás no podía conciliar el sueño. Daba vueltas y más vueltas buscando una postura cómoda que le permitiera dormir. Se sentía tan feliz que llegó a tener miedo. Se preguntaba si era posible que una persona fuese plenamente feliz.
            “Por favor, Dios mío, cuida de mi padre y de mi abuela. Sobre todo de mi padre. Por favor, Dios mío” —rezó, inquieto.
Como respuesta a su petición; un viento huracanado, violento y agresivo comenzó a soplar de un modo salvaje. El viento parecía querer derribar puertas, ventanas, paredes… y arremeter contra todos los que se hallaban en el interior de la casa.
La inquietud de Nicolás aumentó, frunció el ceño y apretó sus puños con fuerza.
            “No dejaré que nadie le haga daño a mi padre”, se dijo recordando, con encono, a Álvaro Artiach.
Más tarde y, no consiguiendo dormir, se levantó y fue a la habitación del señor Teodoro. Se metió en su cama con sigilo. El hombre dormía, pero se despertó cuando notó el abrazo de su hijo. Sin decir nada, besó la cabeza del crío y correspondió a su abrazo. Nicolás sonrió en la oscuridad, sin prestar oídos a los aullidos del viento.
                   ¿No eres un poco mayor ya para meterte en mi cama? —preguntó el señor Teodoro.
                    —Si soy mayor para meterme en tu cama, también soy mayor para que me des cachetes o castigues —respondió Nicolás de inmediato.
El señor Teodoro esbozó una amplia sonrisa.
                    —Tienes razón —aceptó—. ¿Sabes una cosa, Nico?
Comprendo que tu madre sea una desconocida para ti, pero te juro que la encontraré y te encantará conocerla porque es tan inmadura como tú o quizás más.
Tras estas palabras, el señor Teodoro se rió y finalmente consiguió contagiar su risa a Nicolás.
Y ninguno de los dos hizo caso a los feroces gritos del viento.


Págs. 776-783


Este jueves dejo en el lateral del blog una preciosa canción de Sarah Brightman y Fernando Lima... "La Pasión"

Espero que hayáis pasado un estupendo verano... y a quien siga de veraneo, pues que lo disfrute
Como este mes es algo vacacional todavía... publicaré el próximo capítulo el día 18
Y el día 29 de septiembre publicaré una entrada especial por ser el segundo año que este blog comenzó
Intentaré que sea una entrada divertida y que lo paséis bien
No me preguntéis nada al respecto porque quiero que sea una auténtica sorpresa... una sorpresa agradable ;-)

También quiero agradecer un premio que me fue entregado por Andariel Morrigan hace bastante tiempo
Espero que aceptes mis disculpas, Andariel, pero por diferentes motivos me ha sido imposible publicarlo hasta hoy
El título del premio es precioso... muchas gracias


                                                                                                          

71 comentarios:

  1. ¡¡¡¡¡Mela cariño mío!!!!! ¡¡¡¡Qué emoción, ay qué capítulo!!!!!!! ¡¡¡¡Ay Helena, Ay Helena!!!!! Tiene que estar enamorada, tiene una foto de Blas. ¡¡¡¡Ay qué mujer esta!!!!! Me muero por que Blas la descubra, tiene que descubrirla. Me ha gustado mucho que el angel esté en la habitación. ¡¡¡Ay que romántica eres Mela!!! ¡¡¡¡Qué canción has puesto, cariño, ay qué canción!!! Tengo que dibujar a Helena con la foto y con Cupido. ¡¡¡¡Ay que gracia!!! Felicidades por el premio, bonita. ¿¿Y qué sorpresa nos preparas para el 29??? ¿Y cómo no publicas hasta el 18?? Explícate algo cariño que no entiendo nada.
    Besitos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... Hola Julia, me alegra mucho que estés tan emocionada
      Bueno, tener una foto no tiene por qué significar que una persona esté enamorada... Blas no tiene ninguna foto de ella ;-)
      Me alegra que te haya gustado la escena del Ángel
      Estoy de acuerdo en que la canción es preciosa
      Muchas gracias por tu felicitación
      No voy a decir nada sobre la sorpresa, solo te aseguro que te gustará ;-)
      No publico hasta el 18 porque considero que estamos un poco de vacaciones todavía
      Besos

      Eliminar
    2. Mela, cariño mío, mis amigas y yo tenemos clarísimo que Helena está enamorada. ¿Dices que me gustará la sorprpresa??? ¡¡¡¡Ay que gracia!!! Ahora tengo ganas de que llegue el 29 de Septiembre. ¡¡¡Y mis amigas no te digo!!!! Mi madre te manda muchos cariños, está muy emocionada contigo. ¡¡¡¡Ay todas estamos emocionadas!!!!
      Besitos.

      Eliminar
    3. Bueno, creo que Cupido también lo tenía claro ;-)
      Sí, estoy segura de que te gustará... va a ser divertida
      Dale un beso a tu madre de mi parte... y a tus amigas
      Y otro beso para ti

      Eliminar
    4. ¡¡¡Ay Mela, cariño mío!!! Te han criticado porque ayer no publicaste y lo más chocante es que las que te han criticado decían que no leían tu novela. ¡¡¡Ya ves qué pronto se le ve el plumero a la gente!!!
      Besitos, bonita.

      Eliminar
    5. Pues gracias por la información, Julia... aunque realmente me es indiferente
      Besos

      Eliminar
  2. Uy me alegra leer de nuevo tu historia adoro a Nicolas y a su papá. Me encanta la inocencia del primero y la complejidad del segundo. Te mando un beso y espero que hayas tenido tenido buenas vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola JP... Y yo me alegro de leerte a ti
      Coincido contigo en que también me gustan Nicolás y su papá ;-)
      Muchas gracias, no han estado mal las vacaciones
      También te mando un beso y espero que hayas pasado unas estupendas vacaciones

      Eliminar
  3. is an honor to read you kisses albert

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks, Albert... You're very friendly
      Kisses

      Eliminar
  4. Hola Mela te escribo sin faltas y con comas y te digo que no estoy de humor para sorpresas y no digas que has estado 2 años en el blog,te fuistes 2 meses y 3 meses,no digas 2 años de bloc que no se lo crree nadie,y si Helena tiene una foto de Blas como si tiene una coleccion que eso no importa a nadie y a ese Alvaro no me lo trago y a los que an disfrazado a Helena tampoco me trago,
    Saludos mios,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos... no sé dónde has leído que yo haya dicho que estoy dos años seguidos en el blog
      He dicho que el blog, el día 29, hará dos años que comenzó
      Y si no estás de humor para sorpresas, no entres a comentar ese día... y asunto solucionado
      Saludos

      Eliminar
    2. sisis entro a comentar el dia de la sorpresa,estoy cabreao pero miro la sorpresa y la comento, si Helena esta enamorada que pasa con eso, a quien le imporrta cada uno que barra su casa,no quiero saber nada de nadie no me quiero calentar,aver que pasa si Helena esta anamorada a quien le importa,
      saludos mios,

      Eliminar
    3. Un solo comentario más de este tipo y no te lo publico

      Eliminar
    4. hola Mela la cancion es buena y felicidades por el premio,
      saludos mios,

      Eliminar
  5. Que ganas tenía de volver a leer tu novela semanal! La verdad es que me ha costado un poquito meterme dentro porque había cosas que se me había olvidado un poco, pero a las pocas lineas ya estaba de nuevo metida en la historia :) Ahora si que ya no entiendo nada... pensaba que Helena odiaba a Blas, pero por lo que se ve, ella también sigue enamorada. Y lo de la discoteca, umm, no se, ahí va a haber problemas, y más siendo el señor Cuesta uno de los propietarios. Y la fiebre continúa... jajajaj, total que me has vuelto a enganchar ya de nuevo :)
    Besos Mela!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura... yo también tenía ganas de leerte a ti
      Me alegra que te haya costado poco meterte de nuevo en la historia y que te haya enganchado ;-)
      Bueno, Blas ya dijo que Helena no sabía de qué color era el odio y ella lo ha admitido... creo que si supiera de qué color es el odio, lo odiaría ;-)
      Sí, es muy posible que la discoteca traiga consigo problemas muy serios
      Laura, no es correcto que te rías de que Blas tenga fiebre... sería muy correcto si la fiebre la tuviese el señor Ismael Cuesta o el señor Álvaro Artiach ;-)
      Besos!!

      Eliminar
    2. No sé si se ha publicado mi comentario anterior, es que estoy en la oficina y me han interrumpido :)

      Eliminar
    3. Me imagino que te refieres al que ya está publicado... pues sí, se ha publicado
      Hay gente muy molesta en las oficinas y en todas partes ;-)

      Eliminar
  6. No, no era ese, era uno en que te decía que no me reía de la fiebre de Blas, pobrecito, me reía de que ya me he vuelto a enganchar otra vez a la novela ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, no he interpretado bien tu comentario... te presento mis disculpas
      Pues no, no se había publicado
      Y a mí me encanta que estés enganchada ;-)
      Muchos besos

      Eliminar
  7. Hola Mela, padezco de síndrome postvacacional y tu capítulo me ha dejado con la boca abierta, volveré cuando logre cerrarla :))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... Merck, aunque me río, te advierto que te voy a expulsar de la Estación por decir tonterías
      Haz el favor de comportarte con seriedad

      Eliminar
    2. Leo esto y no me lo puedo creer, a pesar de que viniendo de ti me puedo creer cualquier cosa :))))))))))))))
      ¿Vas a expulsar a tu hermana, sangre de tu sangre? ¿Vas a expulsarme después de todos los regalos que te he hecho este verano? Una alfombra de pura lana virgen, un gato de peluche naranja, un gato de madera, un faro con luz, dos candelabros, un montón de ropa??? No te atreverás a expulsarme, recuerda que conservo el vídeo y tengo otro de cuando jugabas con tus sobrinos al veo, veo :))))))))))))))))

      Eliminar
    3. Sabes muy bien que no voy a expulsarte, Merck, y te aprovechas de eso
      Procura, si me escribes otro comentario, hablar sobre el capítulo que he publicado... si te parece bien, claro

      Eliminar
    4. ¿Quieres que te hable de la novela? Vaaaale. La señora Sales debería decirle a Blas que en casa de los Hernández se maltrata a las mujeres. Seguro que Älvaro Artiach conoce el color del odio. ¡Y he pillado a Helena! ¡La has delatado!! Helena está enamorada, lo que no sé es si Blas conseguirá que ella lo admita, lo va a tener difícil. ¿Y por qué no lo quiere admitir ella? Jajajajajajajajajajajaj

      Eliminar
    5. Tienes razón, creo que debería decírselo
      Sí, en el capítulo anterior quedó claro que lo sabe... odia a Blas
      No sé a qué viene tanta risa... no veo el chiste

      Eliminar
    6. Mela, vengo apasionada y es por la canción que has puesto. Blas debería coger un altavoz y cantar por los pasillos del instituto la siguiente canción: ¿Por qué no vuelves amor a refugiarte en mis brazos, por qué no dejas amor que te acaricie despacio?
      ¡¡¡Venga, Mela!!!! Te conozco y sé que mi inspiración te habrá gustado, ahora tienes que reconocerlo.

      Eliminar
    7. No me importa reconocer que ese trozo de canción es bonita... sí, es una buena inspiración... muy romántica
      Pero es absurdo que digas que Blas la cante por los pasillos del instituto... a ver si puedes comprender que esta novela es seria

      Eliminar
  8. Hola Mela, bienvenida de nuevo !!!!!
    La verdad es que pensaba que me costaría más recordar la novela y los personajes, pero no ha sido así, la verdad es que este capítulo de hoy me ha encantado y veo que prometen las otras entregas.
    Un beso Mela !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lidia! Muchísimas gracias por tu cariñoso recibimiento
      Me alegra que no te haya costado recordar y que te haya encantado el capítulo
      A mí me encanta tu comentario ;-)
      Y si te surge cualquier duda, me preguntas de inmediato
      Un beso!!!

      Eliminar
  9. ¡Hola Mela! Qué alegría verte de nuevo por la blogosfera :D ¿Qué tal el verano, desconectada y relajada? Espero que ya te encuentres mejor por lo del pequeño Ginger, y que vuelvas por estos lares con las pilas bien cargadas.
    Mi verano ha sido como todos, cosiendo mucho y saliendo poco jeje, ya sabes que odio el calor así que por estas fechas me recluyo en casa. Y además, hace casi un par de meses mi novio y yo nos compramos un gatito. Sí sí, yo, la misma que antes no simpatizaba con ellos jaja. ¡Es todo amor! Es un gato excepcional, y bonito a rabiar. Hace poco descubrimos su verdadera raza, porque quien nos lo vendió no parecía saber exactamente quién preño a su gatita (una azul ruso), y se trata de un Nebelung. ¿La conoces? :)
    Por cierto, el capítulo de hoy sigue manteniendo el suspense y mi total atención. Qué pasará entre Helena y Blas... ¡Qué impaciencia!

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Estelle! La alegría es compartida porque también me alegro mucho de verte ;-)
      El verano ha ido bien... y te cuento un secreto... por algún sitio he leído que lo han calificado como estación infernal ;-)
      Creo que solo he estado desconectada dos semanas más o menos... he estado en la playa, en la montaña y por mi muy querido Norte
      Sí, me encuentro mejor... muchas gracias, aunque soy incapaz de tener a otro animalito
      O sea, que tú sí sabes de qué color es el odio... vas a tener que decírselo a Helena ;-)
      No conocía esta raza de gatos, pero la he buscado... y, sí, son guapos
      Me parece increíble que tengas un gato... cualquier día me dices que tienes un pájaro ;-)
      ¿Y qué opina Homer? No sé si le hará mucha gracia
      Lo que pasará entre Blas y Helena... te aseguro que algún día lo sabrás ;-)
      Muchos besos

      Eliminar
    2. Jajaja infernal... sólo los días que hemos tenido temperaturas muy altas, pero por suerte no han sido muchos. Eso lo escribí en uno de esos días jaja. La verdad es que este verano ha sido bastante "agradable" en ese sentido.
      ¡Qué envidia! Has estado en la montaña :D Por lo de la playa no te tengo tanta envidia jaja.
      Te entiendo bastante bien, conozco personas que han tenido perro o gato durante muchos años, y cuando se murió no han querido saber nada de más mascotas. Puede que todo sea cuestión de tiempo, al fin y al cabo...
      Conozco el color del odio, así es jaja, pero no creo que deba decírselo a Helena... doy por sentado que ella lo conoce a la perfección también ;)
      El gato lo tiene mi novio en su casa, de momento no me he independizado con él, hasta que no tengamos un empleo estable... Además Homer, legalmente, es de mi hermano, pero al vivir todos en casa es como si fuera de todos. Cuando mi hermano se independice se lo llevará con él, y se acabó :( Por tanto, Homer no tiene ni voz ni voto jaja. Eso sí, un día lo llevé a casa para que conociera al gato... y no fue buena idea.

      .Estelle.

      Eliminar
    3. Me reí muchísimo cuando leí la expresión "estación infernal" Pensé... "Estelle está que trina"... jajaja
      La montaña me encanta y me enamora... la playa también está muy bien y, si hay olas gigantes, te diviertes muchísimo... y a primera hora de la mañana es una maravilla
      Es posible que sea cuestión de tiempo... pero, a veces, pienso que no volveré a tener otro animalito... fue demasiado duro y no entendí nada
      Pues Helena ha dicho que no sabe de qué color es el odio... no sé como das por sentado que lo sabe, yo doy por levantado que no lo sabe ;-)
      Pues cuando tu hermano se lleve a Homer te va a doler, ya lo verás
      Bueno, siempre puedes ir a visitarlo
      No, creo que no fue una buena idea... los perros y los gatos no se llevan muy bien... a no ser que se críen juntos desde que son cachorritos
      Si no le habéis puesto nombre... a mí me encanta Peter... si tuviese otro gatito, lo llamaría así
      Ahora, tu novio y tú, sois una pareja de tres ;-)

      Eliminar
    4. En esos días estoy que trino, no te equivocas en absoluto >.<
      Es que si el veterinario no te dio una explicación de lo que ponía malito al gato, es lógico que sigas sin entender nada... Hay veterinarios que sólo están para que les sueltes la pasta, te lo digo por experiencia.
      Cualquiera diría que Helena no lo sabe, según se pone de histérica XD
      Sí ,ya sé que me dolerá, y mucho. A veces lo pienso... Pero si no se va muy lejos puedo ir a visitarlos a los dos. Algo es algo.
      Ya tiene nombre, se llama Richard Parker jajaja.

      .Estelle.

      Eliminar
    5. jajaja... Puedo imaginarte
      Tenía una veterinaria... cambié a un veterinario que me dijeron que era muy bueno... pruebas, pruebas y más pruebas y todas salían bien... me enteré de que en Valencia había especialistas en gatos, iba a llevarlo pero no pudo ser
      Cuando una profesión no se ejerce por vocación... cualquier cosa es posible
      Bueno, pues ya veremos sí sabe odiar a Blas
      No creo que se vayan tan lejos, supongo que podrás visitarles
      Richard Parker... pues va a ser un gato héroe ;-)

      Eliminar
  10. Hola Mela, estoy muy contento de que estés de vuelta, te he echado mucho de menos. Deja que te felicite por el premio y por el capítulo tan brillante que has publicado. Y me voy a atrever a rogarte que no te vuelvas a ir tanto tiempo, ha sido un verano muy largo sin ti. En otro comentario te hablaré sobre el capítulo de hoy. Ahora sólo quiero darte la bienvenida.
    Un beso, hada escribiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan... yo también estoy contenta de leer tu comentario
      Muchas gracias por tu felicitación
      Reconozco que tres meses es mucho tiempo... procuraré que no vuelva a suceder
      De todos modos, he estado casi todo el verano contestando a quien comentaba
      De acuerdo, como tú prefieras... y muchas gracias por tu recibimiento
      Un beso

      Eliminar
    2. Hola Mela, estoy seguro de que la discoteca le traerá más de un quebradero a Blas, no me gusta la actitud de la señora Sales y creo que Blas es un hombre afortunado, Helena lo quiere sin ninguna duda. La fiebre de Blas, no sé, no sé. Esta historia es una joya.
      Un beso.

      Eliminar
    3. Hola Juan... la verdad es que el pobre Benito Sierra advirtió a los niños que no fueran nunca allí
      Lo comprendo, la actitud de Emilia Sales es extraña
      Bueno, me parece que afirmas con mucha seguridad que Helena lo quiere... no voy a decir nada ;-)
      Veremos qué ocurre con la fiebre de Blas
      Muchas gracias por tu agradable comentario
      Un beso

      Eliminar
  11. Hola, Mela. He tardado en comentar porque he ido atrás a releer.
    Me ha gustado retomar la historia y ver que hay sentimientos que siempre dejan rescoldos. Es imposible ese odio si no hay algo más detrás, durante tanto tiempo
    Besos, encantada de reencontrarte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Silvia... pues me parece de maravilla que releas y comprendo que esta novela es larga... y con las interrupciones, puede ser hasta necesario releer
      De todos modos, siempre me puedes preguntar lo que quieras
      Me alegra que te haya gustado retomar la historia... sí, hay algunos que dejan rescoldos.
      Bueno, el odio que Helena dice sentir por Blas... hay que reconocer que es un odio un poco raro ;-)
      Besos y también encantada

      Eliminar
  12. Hola niña bueno solo pasé un momento a saludarte después de nuestra llegada de nuevo al barrio. Pasaré a leer el capitulo y lo anterior para retomar la lectura a la que me había enganchado y a la que voy a seguir por supuesto jejeje
    Espero que hayas pasado un buen verano y a ver la sorpresa que nos tienes preparada.
    Cuidate mucho querida
    unos besotesssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola SC... pues bienvenidos de nuevo al barrio ;-) Y muchas gracias por el saludo
      Pasa cuando quieras o puedas
      He pasado un buen verano y espero que el vuestro también haya sido bueno
      Solo puedo decir que la sorpresa será divertida ;-)
      Me cuidaré... cuidaros vosotros también
      Unos besotes ;-)

      Eliminar
  13. Hola Mela, me alegro enormemente de tu regreso, supongo que habrás cargado positivamente las pilas en este descanso estival, yo ando poco activa en el blog por obligaciones constantes, pero me encanta saber de vosotras y por supuesto recibir las noticias que os vais incorporando poco a poco. Gracias por tu presencia, besitos Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar... yo también me alegro mucho de que hayas pasado a verme
      Pues sí, he cargado pilas ;-)
      Siento que estés poco activa ya que tus entradas me gustan mucho... te deseo que puedas compaginar mejor obligaciones y blog
      Gracias a ti
      Besitos

      Eliminar
  14. Esto sí que ha sido un regreso post vacacional por todo lo alto, menudo capítulo el que nos has compartido. Me encanta que a pesar de los malos presagios siempre sea posible que el amor esté presente, no sabemos si para bien o para mal puesto que tu novela está llena de sorpresas pero por ahora me encanta como va. Lo cierto es que la vida real también nos da de buenas y de malas, por tanto nunca sabemos qué nos puede deparar el mañana al igual que los protagonistas de esta historia.

    ¡¡¡Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG... pues he de decirte que tu regreso a la Estación, después de las vacaciones, también ha sido por todo lo alto ;-)
      Te agradezco mucho tu agradable comentario
      Yo creo que el amor nunca puede estar presente para mal... lo que es posible es que haya obstáculos... pero dos personas enamoradas deberían saber saltarlos
      Me alegra que te encante como va
      Sí, tienes razón, la vida nos da sorpresas buenas y sorpresas malas... pero las buenas creo que pesan más que las malas
      ¡Besos!

      Eliminar
  15. ¡Querida Mela! ¡Qué placer leerte! Reencontrarme con tus queridos personajes que uno de a poco va haciéndolo suyos porque los adhiere a la vida cotidiana. Excelente capi. Me ha gustado mucho esta relación padre e hijo que está dándose cada vez mejor. Me preocupa Blas y su fiebre... En cuanto a Helena maravilloso como está surgiendo sus sentimientos. Aún falta por resolver intrigas y hay que esperar. Esperaré con mucho gusto porque es un placer leer cada capítulo. Eres una artesana de las letras y la imaginación. Un beso enorme cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Lou... también es un placer muy grande para mí recibirte en la Estación
      Es muy bonito lo que me dices sobre los personajes... bueno, es precioso todo tu comentario... muchas gracias
      Me alegra que te guste la relación entre Blas y Nico... es normal que te preocupe la fiebre de Blas... veremos qué pasa
      También me alegra que te guste como parecen asomar ciertos sentimientos de Helena
      Sí, falta bastante por resolver... finalmente lo conseguiremos ;-)
      Pues lo cierto es que yo también te considero una artesana de las letras y la imaginación
      Un beso enorme, querida Loou

      Eliminar
  16. ¡Hola Mela, he vuelto! (anunció la jadeante mujer al cruzar la puerta, con el pelo encrespado y jadeando)
    Y creí no volver, bien lo sabes (añadió, algo enojada) Acto seguido agregó, casi sin respirar y en tono ligeramente altanero:
    El capítulo me ha gustado mucho, hay detalles que no recordaba. Opino, que la señora Sales se calla lo incallable, ¿cómo puede?
    Que Helena está enamorada nunca lo he dudado... a pesar de todo, y no me importa que digas que "a toro pasado"... Es que yo no puedo hablar o la cag... la fastidio. Cuando pueda hacerlo opinaré con todo lujo de conjeturas, no lo dudes. Así que no eran pitos ni algodones, vaya, vaya.
    La discoteca y ese tal Artiach (no creo que relleno de nata precisamente) han de traer cola, eso sí lo vaticino porque creo que es fácilmente vaticinable.
    La canción, hermosa, sí, hermosa (concluyó la desgreñada mujer dulcificando el tono, quizá porque le faltaba el aliento)
    Un beso grande y a seguir ;););)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Nena!... Me alegra mucho tu regreso y te doy la bienvenida
      Ya me había enterado de que habías vuelto... es que no sé si recuerdas que he estado en el blog que has actualizado... y he leído tu imperfecta respuesta... pero, bueno, eso es algo que no vamos a tratar aquí
      Me alegra que te haya gustado el capítulo y que haya detalles que no recuerdas
      La señora Sales no actúa bien, eso está claro, mientras su hijo no se entere le importa muy poco lo que ocurra en casa de la familia Hernández
      Tal vez Cupido se ha equivocado... quizás Helena solo estaba quitando una mota de polvo de la foto de Blas ;-)
      Ya te avisaré cuando llegue el día en que no tengas idea de lo que va a pasar... ese día llegará ;-)
      Pues claro que no eran pitos ni algodones
      Pues sí... traerán cola
      La canción es preciosa, sí
      Y haz el favor de decirle a esta mujer que se peine un poquito y que respire con tranquilidad... ¿Qué clase de tontería se te ha ocurrido? Tú y Merck vais a acabar con mi paciencia
      Un beso grande

      Eliminar
    2. ¡¡¡¡¡Señoraaaa, que con tanto ahogo y jadeo se me olvidó felicitarla por el premio!!!!! (chilló la mujer volviendo a entrar en escena como si estuviera cantando las alabanzas de un fresquísimo jurel)
      Dicho lo cual hizo mutis por el foro.

      Eliminar
    3. Ni jurel ni nada... esto no me parece una felicitación, me parece una tomadura de pelo
      Pues no agradezco esta necia felicitación
      ¿Quieres que te mande a freír espárragos?... Pues ya te he mandado
      Y sí... es conveniente y bastante aconsejable que esta mujer enloquecida se calle

      Eliminar
    4. No has tenido un buen despertar (dijo la mujer rompiendo su breve mutis, para volver a escena) Recuerda que de bien nacidos es ser agradecidos. Mi intención fue pura. Y yo sí sé de ti (esto último sonó a amenaza y la mujer sonrió, porque sabía que su interlocutora era muy suspicaz)
      Callo, sí callo, pero maquino.

      Eliminar
    5. No, tu intención no ha sido pura... no me vas a engañar
      jajaja... Me río de tus amenazas y temblando quedo por tus maquinaciones

      Eliminar
  17. Madre mía,e sta familia son todos un puro temperamento. No me extraña que Nicolás haya salido así.
    Un capítulo estupendo que se hizo cortísimo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un capítulo que has leído dos veces sin darte cuenta ;-)
      Sí... Blas, Helena y Nico tienen temperamento fuerte... y les va a hacer falta
      Besos

      Eliminar
  18. Madre míaaaaaa, todo esto me he perdido, no me lo puedo creerrrrr, a ver si me puedes recordar por donde me quedé que me lo lea la próxima vez que te visite todo de un tirón, porque me perdido la mitad joooooo

    Pero bueno, ya estoy de vuelta jejejeje, bueno de momento hoy porque ultimamente cuando he tratado de venir a visitar blogs, luego algo pasa y necesito tomarme de nuevo un respiro, pero bueno por hoy estoy aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver, Tamara, ¿de qué mitad hablas?
      Tu último comentario está en el capítulo anterior
      Me alegra que estés de vuelta... jejeje

      Eliminar
    2. jajajaja, no se, de repente me parecía que llevaba muchos capítulos sin leerte jejejeje, se me hizo enorme el tiempo que estuve sin venir, pero ya veo que no fue para tanto, lo llevaba al día, ffff, aunque hoy he tenido que releer lo anterior porque aun así no me creía yo que algo no me hubiera perdido... no se me parecía que me faltaba algún capítulo, me alegra saber que no. Voy a seguir. Un besazo.

      Eliminar
  19. Muyyyy muy bueno.
    Felicidades por el premio.
    Besitos buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inma... muchas gracias por tu felicitación... también te deseo una buena semana
      Besos

      Eliminar
  20. Hola Mela, volver a Aránzazu con Blas y compañía es lo que necesitaba para aterrizar en el día a día del todo. Así que El Gorila es buena gente, a veces las apariencias engañan ;) La idea del cumple en la disco está genial, a ver si Don Ismael no lo desbarata todo. Me identifiqué con Nico cuando no le apetece dormir en la sobremesa, odio echarme la siesta. El Sr. Hernández, qué mezquino. El día libre a las dos mujeres llorosas... me gustó esa escena.
    Y Helena ¿qué pretende? Llevarse al niño, supongo. Menos mal que ronda el amor y es que nuestro galán es mucho Teodoro ;)
    Un placer retormar la historia, Mela. Le noté una enorme calidad y pulcritud a este gran capítulo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mere... pues la ciudad Aránzazu, Blas y compañía te dan la bienvenida después de tres largos meses de vacaciones... que me parece, tú has sabido disfrutar ;-)
      En esta novela, los personajes pueden mentir, la narradora nunca... y en el capítulo anterior quien narra esta historia dijo que las dos patadas que Blas le dio a Álvaro Artiach marcaban el inicio de un odio feroz y sin tregua... por lo tanto, te aconsejo que no te fíes de Álvaro
      Sí, la idea del cumple no está mal... veremos qué ocurre con Don Ismael ;-)
      ¿Odias? Entonces tú conoces el color del odio ;-)
      A mí tampoco me gusta la siesta... pero muchas veces empiezan a picarme y a escocer los ojos y tengo que rendirme
      El señor Hernández es mezquino y un patán... pero no es el más peligroso de esta historia
      No puedo decirte si Helena pretende llevarse al niño o no
      Sí, el amor ronda... pero, a veces, le complicamos mucho las cosas al amor ;-)
      "Nuestro galán es mucho Teodoro"... jajaja
      Para mí es un placer y un honor recibirte en la Estación... y muchas gracias por tu comentario
      Un beso

      Eliminar
  21. ¿les ofrece la discoteca? algo trama y después de ver que es malo, y bueno, ¿qué hay de malo en que se vaya a dormir con su padre? a veces uno lo necesita no? Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que algo trama
      No hay nada malo en que duerma con su padre... sí, se puede necesitar
      Un besazo

      Eliminar
  22. Yo también opino que algo trama dejándoles la discoteca para el cumple...¿qué será? ya hay muchos ahí de los que no fiarse! la trama se va complicando pero donde se aclara bastante es que Helena llama en su pensamiento a Blas "Te-adoro" ;-)
    Felicidades por el premio y los dos años de blog! me ha encantado el capítulo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María E.... Sí, es muy normal que opines eso... y lo más probable es que tengas razón
      jajaja... Es que la diferencia entre Teodoro y Teadoro es muy pequeña ;-)
      Muchas gracias... y me alegra que te haya encantado
      Un beso

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.