Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 11 de febrero de 2016

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 124





















CAPÍTULO 124

LAS TIJERAS DE PODAR


E
l tiempo de receso concluyó y los compañeros de Nicolás fueron entrando en la clase.
El señor Teodoro recogió el sobrante del almuerzo, el álbum, y salió del aula.
Natalia y Bibiana también se marcharon precediendo a Helena. La mujer se detuvo en el pasillo y vio como Natalia empujaba a su amiga para que entrara en los aseos.
Las niñas pasaron de largo la zona de retretes y se pararon al lado de uno de los lavabos, situados estos a ambos lados de un gran ventanal por el que se contemplaba una parte del patio. Ninguna de las chiquillas fue consciente de que Helena había entrado detrás de ellas, y que permanecía muy quieta con su espalda pegada a la puerta del servicio más cercano a los lavabos.
            ¿Se puede saber por qué has mentido? preguntó Natalia, enfadada Estaba mirando por la ventana y he visto al señor Cuesta hablando contigo.
            ¿Y qué querías que hiciese? respondió Bibiana con desespero Estaba Blas delante, y Mikaela. No podía repetir delante de ellos lo que ese hombre me ha dicho.
            ¿Y qué te ha dicho? indagó Natalia deseando saber.
            Que os diga a ti y a Nico que dejéis de husmear o Paddy aparecerá muerta en cualquier cuneta declaró Bibiana con lágrimas en sus preciosos ojos verdes ¡Tienen a Paddy, Nat!
            Lo sabía.
            ¡Y son gente muy peligrosa!
            ¿Qué quieren de Paddy? ¿Por qué no la sueltan? interrogó Natalia, muy afectada.
            ¡Dios mío! exclamó Bibiana, atemorizada Tenemos clase con el señor Cuesta, debemos ir, no podemos retrasarnos.
            ¡Qué se vaya al infierno! profirió Natalia, desafiante.
Y Helena Palacios, que lo estaba escuchando todo, estuvo muy de acuerdo con la jovencita.
            Nat, tengo miedo. Vayamos a clase, es mejor que no provoquemos a ese hombre insistió Bibiana.
            Es normal que tengas miedo, Bibi dijo Helena presentándose delante de las dos niñas, dándoles  a ambas un buen susto, es de necios no tener miedo y es de valientes vencerlo. Disculpadme añadió, no voy a mentiros. La verdad es que os he seguido y os he estado escuchando. Pero es que yo también estaba mirando por la ventana, junto a Nat, y me extrañó que negaras que el señor Cuesta te había hablado en el patio. Te vi asustada, Bibi, os vi entrar aquí y os seguí. Sé que no está bien espiar pero no me arrepiento de lo que he hecho, creo que tenéis un problema bastante grave y os puedo ayudar. ¿Venís conmigo al patio y hablamos? El patio es mejor lugar que este.
            Pero es que tenemos clase con el señor Cuesta manifestó Bibiana, amedrentada.
            Olvida a ese hombre y confía en mí. ¿Vamos al patio?
            Sí, vamos decidió Natalia. Le gustaba esta profesora y, por otra parte, necesitaban la ayuda de alguna persona adulta.

Salieron al pasillo, se dirigieron a las escaleras y bajaron a la planta baja. Nadie las vio cruzar con rapidez el vestíbulo.
Una vez en el patio; el sol las recibió radiante, luminoso, y sus rayos invernales actuaron como bálsamo que acarició sus cuerpos.
Se sentaron en un banco próximo a unos setos que el señor Amadeo Ortiz, hacía unos instantes, estaba recortando hasta que los ruidos de su estómago le avisaron que debía irse a almorzar dejando las tijeras de podar en el suelo.
            Quizás no tengamos mucho tiempo dijo Helena. ¿Puedes contarme qué está pasando, Nat?
Y Natalia le explicó todo lo acontecido desde que conocieron a Benito Sierra, absolutamente todo. La peor parte, cuando más le costó mantener la serenidad a Helena, fue al escuchar que Álvaro Artiach quiso patear la cabeza de Nicolás, y posteriormente disparar a Blas.
Mientras Natalia hablaba, Bibiana temblaba como hoja que bambolea el aire a su voluntad. Helena le pasó un brazo por los hombros intentando reconfortarla. Entendía muy bien que era el miedo, y no el frío, la causa de su temblor.

            ¡Bien! exclamó en cuanto Natalia terminó de hablar Está claro que Álvaro Artiach e Ismael Cuesta son dos energúmenos peligrosos.
Natalia y Bibiana se sorprendieron de la entereza y el aplomo de la profesora.
            No os preocupéis por nada, os garantizo que antes del lunes Paddy aparecerá.
            ¿Estás segura de lo que dices? preguntó Natalia, ilusionada e incrédula.
Helena asintió e inmediatamente añadió:
            Pero no debéis decirles nada ni a Blas ni a Nico. Queréis mucho a Nico, no querréis que le pase nada malo. Y Nico quiere mucho a Blas, tampoco querrá que le pase nada malo. Y esos hombres son muy peligrosos, dejad que yo me encargue. Yo os prometo que antes del lunes Paddy aparecerá. ¿Estamos de acuerdo?
            Pero, ¿cómo lo vas a hacer? interrogó Bibiana, todavía muy asustada Te vas a poner en peligro tú.
Helena vio entrar en el patio al señor Hipólito Sastre, el profesor de música. El hombre sostenía en sus manos un libro que iba leyendo; absorto en la lectura no reparó en la presencia de la mujer y las niñas.
            Yo no me voy a poner en peligro respondió Helena a Bibiana. Tengo buenas amistades. Por mí no debéis preocuparos.

Y de repente, y a pesar de que el astro amarillo seguía brillante en el firmamento, el color de la mañana fue perdiendo claridad y se tornó muy gris para Helena al ver aparecer al señor Ismael Cuesta, que a pasos agigantados, se dirigía hacia ellas.
            ¡¡Natalia y Bibiana!! ¿Qué hacéis aquí? tronó el hombre con espantoso vozarrón.
Al profesor de música se le cayó la biografía de Ludwig van Beethoven que estaba leyendo con gran interés y ni siquiera pensó en recoger el libro.
Bibiana se horrorizó y tembló mucho más que antes sin poder controlarse.
            No os levantéis del banco les susurró Helena con una tranquilidad incomprensible para las niñas.

Ella sí se levantó; mirando a su alrededor vio en el suelo las tijeras de podar que el señor Ortiz estuvo utilizando, y solo unos segundos bastaron para que se apropiara de ellas.
            —No se acerque ni un paso más —avisó al señor Cuesta colocándose delante del banco donde continuaban sentadas Natalia y Bibiana—. Si viene hasta aquí le clavo esta tijera.

El señor Hipólito Sastre era un buen hombre pero no era un hombre valiente. Se fue corriendo en busca de auxilio, rogándole a Dios que el señor Teodoro estuviese en su despacho.

La actitud de Helena paralizó al señor Cuesta que se detuvo en su avance. No vio en la mirada de la mujer ningún atisbo de miedo o duda, y sus manos sujetaban los mangos de la tijera con firmeza y determinación.
            ¡Está usted loca! gritó, furioso ¡Después de este numerito no va a encontrar trabajo en ningún instituto!


Blas, en su despacho, observaba cada página del álbum que Natalia había traído. Doce largos años sin ver a Helena, y ahora contemplaba su rostro sabiéndola cerca, contemplaba cada gesto pretendiendo adivinar qué sentía y qué pensaba.
El señor Hipólito Sastre entró sin resuello y con semblante descompuesto.
            Vaya… al patiole apremió jadeando… El señor Cuesta y la señorita Mikaela…
Blas no necesitó escuchar ni una sola palabra más para correr hacia el patio lo mismo que si le persiguiera una manada de feroces lobos hambrientos. Tal vez perseguido por esta supuesta manada de fieras no hubiese corrido tanto.
No se demoró ni un minuto en estar al lado del señor Ismael Cuesta a quien sorprendió su repentina aparición.
            ¿Qué está pasando aquí? preguntó, muy agitado.
            Le diré lo que está pasando respondió el profesor de matemáticas con gran furia. Desde que usted es el director de este instituto, este instituto no es el mismo. Este instituto no funciona, ¿entiende lo que está pasando?

Helena dejó las tijeras de podar en el suelo, cerca de los setos.
            ¡Usted no intente disimular ahora! le chilló Ismael Cuesta Esta mujer me ha amenazado con clavarme las tijeras acusó señalándola con un dedo. Vine a buscar a Natalia y a Bibiana porque tienen clase conmigo, y aquí estaban tomando el solecito con esta loca.
            —¡Mida sus palabras, señor Cuesta! Presupongo que todo esto tendrá una explicación lógica dijo el señor Teodoro procurando no mirar a Helena directamente ya que las gafas negras se habían quedado en la mesa de su despacho.
            No soporto los gritos y este hombre ha elevado demasiado el tono declaró Helena asombrando a todos excepto a Blas, que ya intuía que la explicación no tendría nada de lógica.
            ¿Ha oído? se congratuló el señor Cuesta ¿Ha oído lo que ha dicho?
El señor Teodoro tosió y carraspeó, nervioso.
            Sí, lo he oído, no estoy sordo respondió.  Señor Cuesta, tómese libre el resto de la mañana. Márchese a su casa, necesita relajarse.
            ¿Qué me marche yo a mi casa? se sulfuró el profesor de matemáticas mientras los granos de su cara parecían aumentar de tamaño ¡Quien debería marcharse y no volver es esta maestrilla en prácticas!
            ¡Ya está bien, señor Cuesta! Le he dicho que se vaya usted. Necesita calmarse.
El profesor de matemáticas se alejó blasfemando y mascullando tremendas ordinarieces. En su camino se cruzó con el señor Hipólito a quien lanzó una mirada envenenada.


            ¡Es usted una insensata, señorita Mikaela! exclamó Blas, desquiciado. Sus ojos oscuros parecían capaces de derretir un iceberg.— ¿Cómo se le ocurre enfrentarse a un hombre como el señor Cuesta? ¿No entiende lo fácil que le hubiera resultado a él forcejear con usted y clavarle las tijeras  alegando que fue un accidente?
            Eso es algo que, gracias a Dios, no ha ocurrido intervino el señor Hipólito Sastre que acercándose escuchó las palabras airadas del director.

            La opinión del señor Hipólito me parece más sensata que la suya manifestó Helena con clara ironía.
            ¿Y puedo saber qué hacían en el patio usted y las niñas? interrogó Blas, entrecruzando los dedos de sus manos con fuerza.
            Estábamos hablando de asuntos femeninos y, como comprenderá, no son competencia de caballeros.
La contestación de Helena provocó que Blas se riera nervioso. Y la risa de Blas provocó que Helena también se riera nerviosa.
Ambos evitaron mirarse, pero el profesor de música, Natalia y Bibiana sí los miraban y, sumergidos en esa risa fresca como agua de manantial, en esa magia que sin verla se presiente, los tres sonrieron.

La llegada del señor Amadeo Ortiz terminó con uno de esos momentos irrepetibles que suceden sin esperarlos.
            ¡Con qué humos se ha marchado el señor Cuesta! exclamó ¡No sé como no ha reventado los cristales de la puerta!
Al padrastro de Bibiana le extrañó ver allí a las niñas, al director y a los profesores, pero nada dijo al respecto.

Blas regresó a su despacho después de pedirles al señor Hipólito y a Helena que se encargaran de la clase del profesor de matemáticas.
Sentado en su sillón, volvió a contemplar las fotos de Helena bregando por no pensar en lo que podía haber ocurrido en el patio. Pero era imposible olvidar la imagen de Helena con las tijeras, y el señor Cuesta tan cerca de ella.
Recordó que el hombre tiró al suelo a Elvira Ramos, la madre de Patricia; a Natalia y a Bibiana.
Finalmente, decidió que al día siguiente, el día del ensayo, despediría al profesor de matemáticas.

Págs. 980-987

Hoy dejo una canción de Alejandro Sanz... "Me sumerjo"

Próxima publicación... jueves, 17 de marzo



Y como el próximo domingo es 14 de febrero ... pues mi sincera felicitación a todos los enamorados y enamoradas
Y también os dejo mi pequeña contribución para un día grande





¡Había tantas flores!
No elegiste a la primera ni a la tercera, escogiste a la más hermosa... para otros, la más horrorosa
¿Cómo no te diste cuenta que, aunque verdadera, era la más peligrosa?
Te clavaste las espinas, te quedaste sin la rosa
Y ya despertó la mañana, sin colores, gris... y el sendero has de seguir 
Te levantas cansada, perezosa y ojerosa, no tienes ganas de nada
Tu alma quiere dormir... Déjala, no la despiertes
deja que siga soñando... Permite que sea feliz

Abres una ventana, el viento sopla furioso, el frío hiela tu rostro
cómo es posible que esto esté ocurriendo en agosto

A la playa juraste no volver; aquellas olas que tanto amabas, con las que tanto jugabas, que tanto te hicieron reír... de esas olas hoy solo pretendes huir
Del mar ni quieres hablar, solo ignorar y si fuese posible olvidar...
allí se hundió tu barquito, tu barquito de papel y la rosa dentro de él

Qué largo ves el camino, y sin fuerzas para andar
qué alta queda la cumbre... y qué prisa por llegar
Y ese cielo que amenaza tormenta

Vamos, no te detengas, sé valiente, sigue adelante... desde muy niña te entrenaron para luchar sin rendirte jamás
Esa montaña escarpada escalarás y su cima alcanzarás; tu alma despertará, habrá dejado de soñar... 
De la sangre de tus manos, de tus heridas, te reirás...
cuando tú encuentres allí, en cuanto vuelvas a ver...
A tu barquito de papel, y a la rosa junto a él
Mela


62 comentarios:

  1. Mela cariño mío!!!! Voy a dibujar a Helena con las tijeras. Ay qué gracia!!! El señor Cuesta es un cobarde y Helena le ha parado los pies. Ay qué bien ha estado!!! Ay Blas estaba muy nervioso!!! Helena ha dicho que Patricia aparecerá antes del lunes. Ay no sé qué pasará. Está muy interesante. Qué bien escribes bonita mía!!!! Ay qué poesía has escrito y qué canciones eliges!!!! Todo muy bien cariño mío.
    Besitos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia... Bueno, pues a dibujar ;-)
      Las personas como el señor Ismael Cuesta son siempre unos grandes cobardes
      Sí, Blas estaba nervioso... dada la situación era complicado estar tranquilo
      Sí, eso ha dicho Helena... ya veremos si aparece
      Me alegra que todo haya sido de tu agrado
      Muchas gracias
      Besitos!!

      Eliminar
    2. Mela cariño mío, mi madre ha estado muy enferma. Ay llegué a pensar que se moría, lo hemos pasado muy mal. Ahora está en casa y muy bien pero qué malita ha estado. Te manda muchos cariños y dice que no se podía morir sin terminar de leer tu novela.
      Besitos!!!

      Eliminar
    3. Vaya, Julia, pues lamento mucho que tu madre haya estado tan mal
      Me alegra muchísimo que ya esté bien
      Le das dos besos y un abrazo muy fuerte de mi parte
      Para ti también besos y un fuerte abrazo

      Eliminar
    4. Julia, también me alegro de que tu madre esté bien. ¡¡¡¡Arriba el ánimo!!!! Aquí no nos podemos morir nadie mientras no terminemos de leer la novela de Mela. Nos tenemos que enterar de lo que pasa con Blas y Helena:))))))))))))))))

      Besotes!!!!!

      Eliminar
    5. Muchas gracias Merck Alba, a mi madre le ha gustado este detalle tuyo. Ay sí nos tenemos que enterar de lo que pasa con Blas y Helena.
      Besitos!!!!!!

      Eliminar
    6. Mela, bonita mía, tengo el dibujo de Helena con las tijeras. Cariño mío te toca publicar este jueves, el 17 hará 5 semanas cariño. Ay ya sabemos que hoy se acaban las fiestas de la Magdalena. Te lo has pasado bien???
      Besitos!!!!

      Eliminar
    7. Hola, Julia... Seguro que el dibujo será precioso
      Ni siquiera tengo claro si podré publicar el 17, de ninguna manera puedo adelantar la fecha
      La verdad es que solo salí el primer domingo, el día de la romería
      Besitos!!!

      Eliminar
    8. Ay Mela qué te ha pasado? Es raro que hayas salido tan poco. El 17 tienes que publicar.
      Besitos!!!!

      Eliminar
    9. A mí no me ha pasado nada, pero he estado muy ocupada y estresada
      Publicaré si puedo... que no te quepa duda
      Besitos

      Eliminar
    10. Mela cariño mío, mi madre y mis amigas están muy ilusionadas porque el jueves publicas. Ay tenemos muchas ganas de leer otro capítulo!!!! A ver si estás un poco más tranquila bonita mía.
      Besitos!!!

      Eliminar
    11. Hola, Julia... Pues me alegra que estén ilusionadas
      Sí, no creo que haya ningún inconveniente para que el jueves publique otro capítulo
      Besitos

      Eliminar
  2. Uy genial que Blas va despedir a ese viejo asqueroso del señor Cuesta. Helena y él siguen bien enamoraditos veamos que pasa cuando todo se descubra. Te mando un beso y adore tu poema ten un lindo san valentin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, JP... Sí, Blas se está dando cuenta de que lo mejor que puede hacer es despedirle
      Habrá que esperar un poco para que todo se descubra... solo un poco ;-)
      Me alegra que te haya gustado
      También te mando un beso, y te deseo un lindo San Valentín

      Eliminar
  3. HOLA MELA QUE SINVERGUENZA EL CUESTA SI DA UN PASO MAS HELENA LE CLAVA LAS TIJERAS SISI SE LAS CLAVA, QUE SINVERGUENZA EL CUESTA CALIENE ME A PUESTO Y NO ME GUSTA HH QUE NATALIA Y BIBIANA LE VAYAN CON CUENTOS A HELENA,LOS CUENTOS UE SE LOS CUENTEN A BLAS,HELENA ES DE ARMAS TOMAR PERO LOS CUENTOS A BLAS QUE ES UN TANQUE,HELENA ES LO MAS BONITO SISI Y ES MUY GRACIOSA SISI Y EL CUESTA UN SINVERGUENZA ESE ME A PUESTO CALIENTE,
    SALUDOS MIOS,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carlos... Me queda muy claro lo que opinas del profesor de matemáticas y que no es de tu agrado que Natalia y Bibiana le hayan contado todo lo sucedido a Helena
      Sí, eso es verdad, se las hubiera clavado
      Saludos

      Eliminar
    2. HOLA MELA ME A GUSTAO LA POESIA PERO ESCRIBE NOVELA DE ALEJANDRO SANZ NO COMENTO,
      SALUDOS MIOS,

      Eliminar
    3. HOLA MELA A PASAO EL 14 Y NO AS QUITAO EL BESO ESA FOTO LA QUITAS EL 14 A PASO Y LA FOTO DEL BESO SE QUITA,
      SALUDOS MIOS,

      Eliminar
    4. Pues mi intención es que esta foto se quede hasta marzo... durante todo el mes de febrero

      Eliminar
    5. TENGO GANAS QUE LLEGUE MARZO Y QUITES EL BESO HOLA MELA EL 14 ERA DIA DE BESO ES DIA 22 Y NO LO AS QUITAO,
      SALUDOS MIOS,

      Eliminar
    6. Pues lo que puedes hacer es no volver hasta marzo... y ya no lo verás

      Eliminar
    7. HOLA MELA HE VUELTO EN MARZO Y NO ESTA EL BESO GRACIAS
      sALUDOSMIOS,

      Eliminar
  4. Bueno veo que te convertiste en poetisa por un día jeejej y no lo hiciste nada mal eh.
    Jo cualquiera se mete con la amiga Helena menudo caracter tiene y anda que no es lista ni ná la tia, jajaja como se ha colado sigilosa para enterarse del asunto de Bibiana con el profesor Cuesta. Me parece bien que Blas despida a ese tipejo, no me gusta nada ese tipo de gente.
    A ver si es verdad que lo hace en el próximo capítulo.
    Feliz día de Sanva jejeje Besotesssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, SC... Creo que el 14 de febrero merece que me convierta un poco en poetisa ;-)
      A Helena le pasa como a ti, no le gusta nada la gente como el señor Cuesta
      No está bien espiar pero, en este caso, creo que el fin justifica los medios
      Pues desde luego, la intención de Blas es despedirle el jueves... lo que ya no está tan claro es que el próximo capítulo sea jueves ;-)
      jajaja... Feliz día de Sanva
      Besotessssss

      Eliminar
  5. Voy a empezar con la poesía, no entiendo cómo un barquito y una rosa se hunden en el mar y luego aparecen en la cima de una montaña y como Blas voy a presuponer que me darás una explicación lógica:)))))))))))))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Merck... El barquito y la rosa tenían alas ;-)
      Besos

      Eliminar
    2. Jajajajajajajajaj Presuponía que tu respuesta no sería muy lógica.
      Es que Blas no ha estado acertado. Cuando Helena le dice que estaban hablando de asuntos femeninos que no son competencia de caballeros, Blas debería haberle dicho que èl no es un caballero.

      Eliminar
    3. Pues si Blas hubiese dicho eso... Helena hubiera dicho que los asuntos femeninos no son competencia de caballeros... y mucho menos de maleducados

      Eliminar
    4. Te imaginas que el señor Ortiz en vez de dejar unas tijeras de podar deja una motosierra???

      Eliminar
    5. Sí, puedo imaginarlo... pero no es lo que ha ocurrido

      Eliminar
    6. Que sepas y te enteres de que me ha encantado el capi y estoy deseando saber más.

      Eliminar
    7. Vale, pues ya lo sé y ya me he enterado... y me alegro ;-)

      Eliminar
  6. Hola Mela!
    He percibido que entre Blas y Helena lo que menos importaba era la situación tan tremenda que se había creado en el patio; creo que, aun conscientes de ella, pasó rápidamente a un segundo plano. Lo que flota en el ambiente entre ambos empequeñece todo lo demás. Sólo cuando salen del "área de influencia" del otro son capaces de poner cada cosa en su sitio; es lo que le ha ocurrido a Blas. Es muy comprensible, aunque espero que esto no les aparte demasiado de la realidad que se vive en ese colegio entre Cuesta y los niños y vayan a tener que lamentarlo más tarde.

    Me gustó el poema. No hay rosa sin espinas ni amor sin dolor. Pero lo que no te mata te hace más fuerte y aunque el camino no sea nada fácil hay que recorrerlo, quién sabe qué nos depara su fin.

    Sanz siempre creando poesía.
    Espero que tengas un feliz día de S.Valentín.
    Bsosssssssss



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nena!
      Pues lo que has percibido es la realidad porque esa situación tremenda pasó a un segundo plano
      Sí, la verdad es que cuando están juntos se olvidan del resto del mundo... y ya solo les importa lo que dice o hace cualquiera de ellos dos
      Bueno, Helena ya se ha enterado de muchas cosas y tiene un plan para rescatar a Paddy... y Blas piensa despedir al señor Cuesta... aún así es posible que tengan que lamentar algo
      Me alegra que te haya gustado y, sí, creo que tienes razón en lo que dices
      A la protagonista de este poema el fin le ha deparado su barquito y su flor ;-)
      Esta canción me gustó bastante
      Muchas gracias... lo mismo te deseo
      Besossssss

      Eliminar
  7. Si yo fuera Nat o Bibi, y mi profesora me dijera que tiene buenos amigos para defenderme de esa gentuza, le preguntaría: "¿Pero qué clase de amigos tiene usted, señorita?". Madre mía, cómo se las gasta...
    Qué bien se te dan las rimas en los versos Mela, ya me gustaría a mí!

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Estelle... Pues si fueses Nat o Bibi y le hubieses formulado esa pregunta, Helena te hubiese contestado que tiene amigos que no soportan a la gentuza
      Bueno, yo creo que es lógico que Helena no haya consentido que el señor Cuesta se llevara a las niñas a clase... y las tijeras han ayudado un poco ;-)
      Tú escribes frases que me encantan... todavía hay una que no he olvidado
      Estoy segura, que si te pones, escribes una poesía preciosa
      Esta que he escrito no creas que me convence mucho... me pone un poco nerviosa
      Besos

      Eliminar
    2. Lo normal es no soportar a la gentuza. Lo raro es conocer gente que sepa enfrentarse a ella porque, como mínimo, hay que ponerse a su mismo nivel, y eso son palabras mayores XD
      O eso, o llamar a la policía, aunque claro... en este caso, no creo que funcionara.
      Yo hace años escribía, pero lo hacía de manera "terapéutica" por así decirlo. Ahora rara vez se me ocurre alguna cita buena. La mayoría de las que publico en mi otro blog no son mías.

      .Estelle.

      Eliminar
    3. Sí, creo que vamos a estar muy de acuerdo en que es normal no soportar a gentuza
      En lo que no vamos a estar de acuerdo es que sea raro conocer a gente que se enfrente a gentuza... y a esta gente no la podemos llamar gentuza, ni están en el mismo nivel
      Sí, en este caso, no cabe la posibilidad de llamar a la policía... el padre de Lucas, Alfredo Soriano, es el policía que se encarga del caso de la desaparición de Paddy... y este hombre es sospechoso de ser cómplice de Álvaro Artiach e Ismael Cuesta
      Entiendo... escribir, muchas veces, sirve como evasión
      Pues yo creía que eran todas tuyas... de todos modos, eliges muy buenas frases

      Eliminar
  8. ¡Uff!, que hombre el tal señor Cuesta, haber si es verdad que lo despide, aunque el director es muy buena persona y no se, no se. Pero Helena es una mujer de carácater y no se achanta facilmente.
    Tu faceta de poeta me encanta, no dejes de practicarla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia... Es cierto que Blas es buena persona pero también es verdad que ha decidido despedir al señor Cuesta
      Sí, también es cierto... Helena tiene carácter y, no, no se achanta fácilmente
      Pues me alegra que te encante... pero me temo que solo la práctico una vez al año ;-)
      Besos

      Eliminar
  9. Hola Mela, estoy convencido de que Alejandro Sanz subrayaría este capítulo y tu poesía. Helena y Natalia son dos valientes pero creo que Blas tarda en despedir al señor Cuesta.
    Las contestaciones de Helena han provocado la risa de Blas y la mía. Helena es una maravilla que cada vez me gusta más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan... Creo que tú miras mi capítulo y poesía con muy buenos ojos ;-)
      Sí, es cierto que Helena y Natalia son valientes... creo que es importante serlo cuando es necesario
      A Blas no le gusta el señor Cuesta desde el principio... desde que lo conoció... pero que no te guste una persona no es un motivo muy justificado para despedirle
      El incidente con Helena es lo que le ha hecho tomar esta determinación porque, aunque en el capítulo no se ve claro, Blas no se cree que Helena haya amenazado con unas tijeras al señor Cuesta solo porque le haya gritado... más adelante se verá claro
      Blas se ha reído con la segunda contestación... con la primera ha tosido y ha carraspeado ;-)
      Pues me alegra saberlo
      Un beso

      Eliminar
    2. Mela, espero que hoy estés pasando un día maravilloso.
      Un beso.

      Eliminar
    3. Muchas gracias, Juan... también te deseo lo mismo
      Un beso

      Eliminar
    4. No celebro el 14 de febrero, Mela. Soltero y sin compromiso.
      Un beso.

      Eliminar
    5. Bueno, así tampoco se está mal
      Supongo que en algún lugar habrá una mujer soñando y esperando conocerte
      Te veo en el próximo capítulo ;-)
      Un beso

      Eliminar
  10. ¡Madre mía! Por poco el señor Cuesta no lo cuenta y yo me hubiese alegrado y me alegraré de que Helena no se equivoque y Patricia aparezca viva.
    Helena es muy impulsiva, de sangre caliente, no sabe disimular. El profe de matemáticas o es tonto perdido o ya debe saber que las niñas se lo han contado. No se va a creer que por gritar, Helena lo amenace con unas tijeras.
    ¡Qué risa me ha dado esos asuntos femeninos que no son competencia de caballeros!
    Me ha encantado el capítulo, Mela, te lo digo bajito por si acaso tampoco soportas los gritos.
    Una romántica sentimental como tú no puede hacer una pequeña contribución para San Valentín, ha sido una gran aportación.

    Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pilar... Bueno, quizás con las tijeras solo lo hubiese herido ;-)
      Sí, claro, será una alegría que Patricia aparezca viva... ya veremos
      Pues sí, tienes razón, es muy posible que el señor Cuesta ya sospeche que Natalia y Bibiana le han contado a Helena lo que saben
      Pero Helena no ha podido hacer otra cosa, Bibi estaba muy asustada... no podía dejar que el señor Cuesta se llevara a las niñas a clase
      Me alegra que te haya encantado
      Pues aciertas, no los soporto... pero no suelo coger unas tijeras de podar ;-)
      No sé si San Valentín opinará igual que tú ;-)
      Besos

      Eliminar
  11. Hola, Mela.
    Qué bueno que Bibiana le conto a Natalia de la amenaza. Y me has sorprendido la forma que valerosamente se enfrentó Helena a ese bribón, me encantaron sus reflejos al rápidamente echar mano a las tijeras. Los rayos y centellas de Cuesta no serán nada al compararlos cuando se entere que planean despedirlo. Gran capitulo.

    ¡Wow! Que poesía tan romántica, te ha salido divina. Hermosa lirica para este mes del amor, que nos hace sentir tiernos, apasionados. La canción y la imagen me fascinaron.
    Te envió un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yessy... Bibi iba a contárselo... solo esperaba a que no estuvieran presentes ni Blas ni Helena
      Bueno, que el señor Amadeo Ortiz dejara las tijeras allí ha sido de gran ayuda ;-)
      Es que Helena no podía permitir que las niñas se fueran a clase con el señor Cuesta... Bibi estaba muy asustada
      Por otra parte, es muy cierto que a Helena no le asustan individuos como el señor Cuesta... le asusta otro tipo de cosas que algún día descubrirás
      jajaja... Sí, creo que habrá rayos y centellas
      Pues me alegra mucho que te haya gustado y hayas disfrutado de la poesía
      Febrero siempre será un mes hermoso porque tiene al día 14 ;-)
      Pienso que lo más maravilloso del mundo es el amor... por eso intento homenajearlo
      La canción es preciosa, sí
      A mí me encantó escuchar "Océanos de besos y me sumerjo" y "hacer camino solo por darte un beso"
      Muchas gracias
      Yo también te envío un beso

      Eliminar
  12. ¡Hola Mela! No sé por donde empezar a felicitarte. El capi increíble, que tensión con ese maldito señor Cuesta y Helena. Me ha gustado que ella guarde el secreto de las niñas para que no corran peligro. Blas me encanta cuando piensa en ella a todo momento. No sabes lo que ansío verlos juntos y que ese Cuesta termine mal. Querida escritora el video de Alejandro Sanz es muy bonito me encanta ese cantante. En cuanto tu obra maestra para el 14 de febrero que decirte, mis felicitaciones por ese cerebro creador y ese corazón para saber expresarlo. Gracias por el regalo maravilloso. Un beso enorme amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Lou!
      jajaja... Eres encantadora
      La verdad es que sí ha habido tensión
      Por supuesto que Helena no iba a contar nada... pero sí hará algo para que Paddy sea liberada antes del lunes
      Sí, es precioso cuando piensa en ella
      Bueno, pues ya veremos si lo que ansías se puede cumplir... sobre eso, lamento no poder decir nada
      Sí, Alejandro Sanz tiene canciones preciosas... y esta me gustó bastante por alguna de las cosas que decía
      jajaja... Bueno, pues espero que San Valentín opine como tú
      Es un regalo dedicado al amor... porque el amor sí es maravilloso
      Un beso enorme, amiga

      Eliminar
  13. Hola, Mela. ¡Cómo he disfrutado con el encuentro de las chicas en el servicio! Ha quedado muy real, una escena de todos los días. Y Helena ha estado avispada, me gusta de ella que no se deja doblegar por ninguna circunstancia. Me he quedado de piedra con las palabras de D. Ismael... Una amenaza en toda regla lo que le muestra como un ser despreciable. Menos mal que Helena está al corriente, ese tipejo no la amedrenta, sacará a luz sus tejemanejes.
    En la discusión entre profesores frente al director, era la palabra de Cuesta contra la suya y Blas la ha apoyado sutil pero incondicionalmente, magnífico. Y considero natural que luego, en privado, la reprenda por haber asumido riesgos tratando con ese canalla, sabe que es peligroso y teme por ella. La excusa para salir del paso sobre "asuntos femeninos" no solo le ha permitido eludir la cuestión sino que a su vez la ha hecho quedar de ingeniosa y coqueta relajando el ambiente entre ellos... Muy ocurrente. Blas va a hacer lo correcto, Don Ismael no debe seguir como profesor del centro. Espero que no surjan impedimentos para su formalizar su despido, pero... Mala hierba nunca muere.
    Magnífica concatenación de escenas, Mela. Tremendamente plástica y funciona realmente bien. La tensión no decae, fluye natural y continua. Tanto, que el colegio está efervescente :D Como me vuelva a comer las uñas, Mela, será culpa tuya ;)
    * Muy bonita la canción de Alejandro Sanz, no la conocía. La postal vintage es entrañable. Y sobre el poema, me quedo con la delicios imagen del barquito navegando con una flor a bordo.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mere... Pues me alegra que hayas disfrutado de esa escena ;-)
      Helena sabía que Bibi había mentido, y también la vio asustada... también hay que recordar que Blas interrumpió una conversación entre Nat y Helena
      Eso de que no se deja doblegar por ninguna circunstancia... ya veremos ;-)
      Sí, lo que le ha dicho el señor Cuesta a Bibi es una seria amenaza
      Sí, por el bien de Paddy, es bueno que Helena se haya enterado
      No, esa clase de hombres no amedrenta a Helena... más bien, la vuelve salvaje ;-)
      Blas sabe muy bien qué clase de hombre es Ismael Cuesta y qué clase de mujer es Helena
      Sí, a Blas le mortifica la idea de lo que podía haber pasado si el señor Cuesta no se hubiese detenido
      jajaja... Lo de "asuntos femeninos" es un truco que no falla
      Blas tiene decidido despedir al señor Cuesta... pero, tienes razón, es difícil acabar con la mala hierba
      jajaja... Pues me temo que sí te las vas a comer
      Me alegra que te guste... es una canción bonita, sí
      La postal la cogí de Vintage, el glamour de antaño
      Pues muy buena elección... lo mejor del poema ;-)
      Un besazo

      Eliminar
  14. Hola recién veo tu blog, es muy interesante y fluido, me gustó .

    http://buscandotelibro.blogspot.com.ar/

    http://pensamientosenelahora.blogspot.com.ar/

    Gracias por tu tiempo, y sigamos compartiendo lo que amamos !

    Javier, Buenos Aires

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Javier... Me alegra que te haya gustado
      Pasaré por tus blogs
      Un placer

      Eliminar
  15. Hola Mela!!!

    Me alegra que Helena haya seguido a las niñas y así ellas le cuenten lo que está sucediendo, al menos gran parte de todo, porque supongo que de alguna forma ciertas actitudes y personajes hay que desenmascararlos aunque creo que no será tarea fácil.

    De todas formas, creo que esta vez Helena se la ha jugado demasiado enfrentándose al Sr. Cuesta porque ese tipejo es de armas tomar, así que esperemos que ese incidente no tenga consecuencias, que no me fío ni de él ni de ti que nos das giros inesperados a la historia cuando menos lo esperamos.

    Por cierto, qué bonito este aporte al día de San Valentín, esas rosas que a todos nos enamoran pero imaginar ese barquito con una dentro, me gusta.


    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, FG!
      Las niñas le han contado todo lo que sucedió desde que conocieron a Benito Sierra... por supuesto, Helena no sabe que Benito y su hija, Rocío, están muertos... pero sí tiene muy claro que Álvaro Artiach e Ismael Cuesta son los responsables de la desaparición de Paddy
      Sí, quedan personajes y actitudes que no serán fáciles de desenmascarar
      Sí, quizás no debiera haber actuado así... pero Bibi estaba muy asustada... y Helena no ha querido que las niñas volvieran a clase con semejante individuo
      jajaja... Yo no soy tan malvada como el señor Cuesta... te lo aseguro
      Me alegra que te haya gustado... sí, es precioso imaginar al barquito con su rosa
      Besitos

      Eliminar
  16. ¡¡Bien, por fin Blas va a despedirlo!! pero veremos cuánto le "Cuesta", lo mismo éste personajillo toma represalias contra él... Sí, que Helena mueva sus hilos para que Paddy aparezca, ojalá pueda ser. Qué momentos! tanto la tensión como el alivio de la risa son tremendos.
    Perdona que los compare pero Blas con su álbum parece Gollum y su tesooro ;-) y no es para menos!
    Qué bonita poesía y mira, ayer creo que fué su día asi que sigue tan actual como en la fecha que la escribiste, me ha encantado leerla.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Esther... Pues sí, Blas ha decidido despedirle... pero tal vez tengas razón, y le cueste bastante caro
      Veremos si Helena puede conseguir que Paddy aparezca
      Entre tensión y risa... prefiero la risa ;-)
      Para Blas, ese álbum. es un tesoro desde luego... nada que perdonar
      Me alegra que te haya gustado la poesía... creo que su día mundial fue el 21
      Besos

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.