Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 24 de octubre de 2013

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 81














CAPÍTULO 81

LA REACCIÓN DE NICOLÁS


N
icolás observaba al señor Teodoro, con atención, mientras paulatinamente sus ojos negros se iban humedeciendo. El muchacho no podía pestañear, no podía moverse. Con un movimiento lento se secó las lágrimas.
            ¿Qué es esto? preguntó, atontado ¿Quieres tomarme el pelo y reírte de mí delante de todos?
El señor Teodoro supo que el “combate” del que había hecho alusión Elisa, empezaba justo en ese momento.
            Nico, no te estoy tomando el pelo ni me estoy riendo de ti le aseguró el hombre. Soy tu padre. Puedes hacerme todas las preguntas que quieras.
Nicolás recordó las palabras de su amigo Fernando: “Te pareces increíblemente a Blas. En el pueblo hay gente que dice que eres hijo de él”.
El silencio del chiquillo estaba resultando demoledor para el señor Teodoro.
            Nico, ¿no vas a decirme nada? ¿No vas a hacerme ninguna pregunta? indagó con ansiedad.
            No tengo nada que preguntar contestó Nicolás, que parecía haber entrado en un estado de shock.
El señor Teodoro miraba a su hijo y tuvo la impresión de estar delante de un juez que lo estaba condenando sin tan siquiera darle la posibilidad de defenderse.
            Nico, voy a explicarte por qué hasta hoy... no te he dicho que soy tu padre. ¿Harás el favor de atenderme?
            No veo imprescindible que le expliques nada al chaval intervino el señor Francisco. Eres su padre y punto en boca. No hay nada más de qué hablar. Él debe aceptarlo; tú eres un buen padre, siempre te has encargado del muchacho. Razones de peso habrás tenido para proceder como lo has hecho. Y no creo que este rebelde sepa entender tus razones.
            ¡Francisco, por favor! exclamó el señor Teodoro, enojado Si no vas a poder mantenerte en silencio, será mejor que salgas del despacho.
            ¿Se llama mi madre Helena Palacios o tampoco es ese su verdadero nombre? indagó súbitamente Nicolás, consiguiendo que su padre le prestara atención de inmediato.
            afirmó. Tu madre se llama Helena Palacios. No puedo enseñarte ninguna foto de ella porque, en un momento de ira, rompí las que tenía.
Pero, si quieres saber cómo es tu madre, solo tienes que mirarte al espejo e imaginarte con el pelo rizado, abundante, espeso, brillante y largo hasta la cintura. Se peinaba haciéndose una raya en el medio, dejando su frente descubierta. Tu madre es la mujer más guapa que puedas imaginar.
Las ondas de tu cabello son de ella y mías; tus pecas son solo mías. Lo demás es de tu madre... tu nariz algo respingona, los hoyuelos que empiezan a salirte cuando sonríes y sobre todo tu carácter.
Gabriela y todos los presentes percibieron que el señor Teodoro seguía enamorado de la mujer que terminaba de describir. La señora Sales y Elisa se incomodaron en el acto.
El señor Teodoro carraspeó y, ante el silencio de su hijo, decidió continuar con una explicación, que consideraba debía darle, aunque le costara esfuerzo y sufrimiento seguir hablando. Recordar a Helena Palacios era demasiado doloroso.
            Los siete meses que pasé con tu madre fueron los más felices de mi vida dijo el hombre, con tristeza. Nos enamoramos en cuanto nos conocimos. Pero uno de los problemas que nos separaban era que tu madre tenía veintidós años y yo, quince.
Nicolás calculó rápidamente la diferencia de edad existente entre sus padres. Siete años.
Rememoró algo que Emilia le había dicho en la celebración de Nochevieja: “Una mujer, siete años mayor que Blas, le hizo mucho daño”.
            Yo aparentaba ser más mayor siguió relatando el señor Teodoro. Le hice creer a tu madre que tenía diecinueve años. A diferencia de ti, yo era muy maduro.
Me quedé huérfano de padre, con solo diez años, con mi padre murió mi niñez. No tengo treinta y cinco años, Nico, tengo treinta y uno.
El señor Teodoro enseñó al niño su carnet de identidad donde constaba, claramente, su verdadera edad.
            Un día tu madre se sinceró conmigo y me contó que estaba casada con Bruno Rey continuó relatando el hombre. Yo me enfadé muchísimo por su engaño. Ella me pidió que la perdonara, me aseguró que iba a dejar a Bruno y que se casaría conmigo.
Entonces tuve que sincerarme yo; tuve que decirle mi edad, yo era menor y no podía casarme. Tu madre se enfureció y me abofeteó. Después de llamarme “niñato” desapareció de mi vida. Ambos nos mentimos y nos hicimos mucho daño. Las mentiras no son buenas.
Cuando tú cumpliste tres años, volvió a aparecer, venía contigo. Me dijo que eras mi hijo y que te dejaba a mi cuidado.
Iba a divorciarse de Bruno; yo ya era mayor de edad, tenía diecinueve años, podría haberme casado con ella… Pero fue más fuerte mi orgullo, me enfadé y le reproché haberme ocultado que estaba embarazada esperando un hijo mío.
Se marchó, dejándote conmigo, y no la he vuelto a ver. No sé dónde está.
Únicamente he visto a sus malditos abogados que me hicieron la vida imposible. No me permitieron reconocerte como hijo mío, solo me permitieron ser tu tutor legal. O aceptaba esta condición o no estarías conmigo. Tuve que aceptar, no podía dejarte con Bruno.
Ha sido una lucha intensa, sin tregua. Jueces, fiscales, abogados, todos me cerraban la puerta. Nadie quería escucharme. Tu madre nunca contestó a mis llamadas ni a mis mensajes. Tal vez cambió su número de teléfono.
Yo tenía que trabajar, estudiar y luchar por ti. Ni un solo día he dejado de luchar por ti.
Por fin he conseguido que se reconozca que soy tu padre y, por fin, puedo contártelo. No he podido hacerlo antes, Nico, porque me amenazaron diciéndome que si te decía que yo era tu padre, dejaría de ser tu tutor legal y Bruno Rey tendría pleno derecho sobre ti. No podía correr ese riesgo.
Poco antes de estas Navidades se me notificó que, por fin, se había reconocido mi paternidad.
Llevas mi apellido; eres Nicolás Teodoro Palacios, no eres Nicolás Rey. Tengo tu guarda y custodia y la patria potestad por completo. Tu madre ha renunciado a su patria potestad. Por lo tanto, no tiene ninguna autoridad sobre ti.
            Nunca le has importado declaró la señora Sales, te abandonó y no ha dado señales de vida durante doce años. Y ahora ha renunciado a la patria potestad; no se merece ni un solo pensamiento tuyo.
            —¡Eso no es cierto! replicó el señor Teodoro, bruscamente. Helena pudo haber abortado y no lo hizo. Tuvo a Nico y lo cuidó durante sus tres primeros años de vida.
Cuando me trajo al niño, me pidió que lo amase y lo protegiera. Cuando se despidió del pequeño, sentí su dolor y su amor.
Desde un principio, tú y yo, arropamos a Nico y le dimos mucho cariño. Sin embargo, el niño lloró todas las noches, durante un mes, llamando a su madre. Ningún niño hubiese llorado tanto por una madre que no lo hubiera tratado bien.
Poco a poco fue espaciando su llanto hasta que un día dejó de llorar por ella. Estoy seguro que Helena ha renunciado a la patria potestad de Nico porque se ha empeñado en odiarme, no quiere compartir nada conmigo.
La señora Sales guardó silencio, pero torció el gesto. No le gustó, en absoluto, la defensa que su hijo había hecho sobre la madre de su nieto. Tampoco esta defensa fue del agrado de Elisa y Gabriela.
            ¿Qué firmé el día que estaba limpiando las estanterías? preguntó Nicolás.
            Eran cuatro hojas respondió el señor Teodoro; en dos de ellas se te informaba de que yo era tu padre. En las otras dos, se te informaba de que tu madre había renunciado a la patria potestad. Tu firma significó que estabas enterado y conforme.
            ¿Por qué me dijiste que podía elegir entre mi padre o mi tutor si eres la misma persona? indagó el chiquillo.
El señor Teodoro inhaló profundamente, antes de responder. Nicolás estaba formulando las preguntas de un modo muy formal, de un modo demasiado serio.
            Bueno, lo que quise decirte comenzó a contestar el señor Teodoro, es que si quieres que continúe siendo tu tutor, me seguirás llamando “Blas”. Y si quieres que sea tu padre, empezarás a llamarme “papá”.
Estoy deseando oírte decirme “papá” desde hace doce años, desde que supe que eras mi hijo.
Dame la oportunidad de ser tu padre, Nico, te lo ruego.
Anoche me dijiste que me darías una oportunidad y todas las que necesite. Solo necesito una, pero es vital para mí.
Tras decir esto, el joven se calló, aguardando con vehemencia la decisión del niño.
El muchacho tenía, entre sus manos, el carnet de identidad de su padre.
            He pasado doce largos años viendo como tú y Bruno os llevabais mal manifestó, mirando al señor Teodoro, fijamente; siempre tenía miedo de que Bruno me apartara de ti. También he tenido mucho miedo de que tú te cansaras de mí. ¡No te imaginas cuántas veces he deseado que tú fueras mi padre y, resulta, que lo eras! ¡DEBISTE HABÉRMELO DICHO!
            Nico, no podía decírtelo se desesperó el señor Teodoro. Tú no hubieras mantenido el secreto y esa gente no bromeaba. Hubiese dejado de ser tu tutor y hubieses caído en las manos de Bruno en cuanto él se hubiese enterado de que sabías la verdad.
            ¡No me interrumpas, ahora me toca hablar a mí! exclamó Nicolás, muy alterado, y lanzando el carnet a la cara de su padre ¡Nunca sabrás si hubiera mantenido el secreto porque no me diste la oportunidad de demostrarlo!
¡Yo tampoco voy a darte ninguna oportunidad a ti! ¡Nunca te llamaré papá”!
Cuando sea mayor de edad, dejaré de estudiar y me iré de casa. Con quince años engañaste a mi madre y la dejaste embarazada. Si yo hiciera algo así, tú no me darías la oportunidad de conocer a mi hijo porque me matarías antes de que él naciera.
¡Ni siquiera fuiste capaz de decirme que eras mi tutor legal para que yo estuviera más tranquilo! ¡Me lo dijiste estas Navidades, un poco tarde! ¿NO TE LO PARECE?
Yo ya lo sabía porque Julieta me lo dijo hace tiempo. ¡Pero tú no me lo dijiste! ¡Hasta me has mentido en tu edad, como hiciste con mi madre! ¡Seguramente lo has hecho porque, en lugar de un tutor o de un padre pareces mi hermano mayor! ¡Tú que nunca has querido que te mienta! ¡Tú que nunca has querido que te oculte nada! ¡Eres un gran mentiroso! ¡Te elijo como tutor, nunca te llamaré papá”!
Nicolás se levantó de su asiento, considerando finalizada la conversación, y salió del despacho dando un soberano portazo.
            Esto ha sido un desastre murmuró la señora Sales, afligida, hubiera sido mejor no contarle la verdad. Te empecinaste en hacerlo y ha sido un auténtico fracaso. El niño parece haberte perdido el respeto. ¡Y solo ha faltado lo que has dicho sobre la mujer que te amargó la existencia! Voy a preparar algo para comer.
Emilia salió de la estancia. El señor Teodoro permanecía callado y abatido, observando la silla vacía de su hijo.
            No olvides que Nico te quiere. ¿Qué digo te quiere? ¡Te idolatra! Esto ha sido una rabieta  lo consoló Estela, acabará recapacitando y cambiará de actitud.
            ¡Una buena paliza es lo que se merece ese desvergonzado! aseguró el señor Francisco, furioso ¡No has debido tolerar tanta insolencia! ¿Qué se habrá creído? Y no pienses más en la madre del chico... hay millones de mujeres en el mundo. No puedo entender cómo consiguió que, durante doce años, no te otorgaran la paternidad del niño.
            Recuerda lo que te dije, Blas habló el señor Tobías—. No sueltes las riendas o ese muchacho terminará desbocándose.
            —Ya lo habéis oído todo —dijo el señor Teodoro—. ¿Podéis dejarme solo, por favor? Lo necesito.
Nat, ve con Nico y si piensa hacer alguna tontería, por favor avísame.
El señor Teodoro se quedó a solas y durante, un buen rato, lloró amargamente.
Cuando pudo controlarse, fue a lavarse la cara. Había mucho trabajo que hacer ya que por la tarde se irían a Aránzazu.
Las únicas personas satisfechas con la reacción de Nicolás fueron Elisa y Patricia, pero ignoraban que se equivocaban de cabo a rabo, puesto que la reacción de Nicolás había sido puro teatro.
La intención del chaval era la de “castigar” a su padre durante una temporada. Cuando salió del despacho, sintió que flotaba porque sus pies no tocaban el suelo. Se dirigió a su habitación y se lanzó sobre la cama, inmensamente feliz.
Blas es mi padre, Blas es mi padre”, se repetía una y otra vez. Hasta se pellizcó para convencerse de que no estaba soñando. “Estoy despierto, estoy despierto. Estas han sido las mejores Navidades de mi vida y creo en los Reyes Magos. Tengo el mejor padre del mundo. Papá, papá. Solo voy a castigarte un poquito, pronto te llamaré papá, te cansarás de oírlo, ya lo verás”.
Natalia entró en su cuarto y le recriminó que hubiese sido tan duro con el señor Teodoro.
            —¡Eres idiota, Nico! —le dijo, enfadada— Ni Bibi, ni Paddy ni yo tenemos padre. Tú tienes la suerte de tenerlo y lo estás despreciando. Blas es un bonachón y te quiere a rabiar. ¿Qué padre hubiese consentido que un hijo le hablase como tú lo has hecho? ¡Ninguno!
Podrías hacer que comiera de tu mano y te dedicas a hacer el payaso como de costumbre. No has sido justo con él, si llegas a saber que él era tu padre no hubieras tardado en gritarlo a los cuatro vientos. Cuando te disparas, pierdes el control. Y muy pronto te hubieras disparado.
Nicolás escuchaba a la niña sin decir nada, no quería confesarle sus verdaderas intenciones. Temía que lo traicionara y corriera a contarle a su padre que él solo pretendía “castigarle” durante un tiempo.
            —Ya sabes cómo es Blas —continuó diciendo Natalia—, no tardará en ponerse hecho una fiera y no te va a consentir un mal comportamiento. Sin embargo, si lo llamaras “papá” se le caería la babita. Lo está deseando. ¡Eres memo, Nico!

Págs. 633-641

Queridos lectores del Clan Teodoro-Palacios... el próximo jueves publicaré el último capítulo de la primera parte de esta novela

Hoy os dejo, en el lateral del blog, una canción de Malú... "Diles"

56 comentarios:

  1. hola Mela en este capitulo se an dicho muchos embustes porque Helena es mucho mas joven que blas y ella no a renunciado a nada porque ella queria romper el traje azul porque le an quitao la patria potestad,en este capitulo se an dicho embustes,
    saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos... el asunto de la patria potestad, comprendo que no se entienda
      Respecto a la edad de Helena... no voy a decir absolutamente nada... no contesto a estupideces
      Saludos

      Eliminar
    2. tu no cotestes a nadie Helena que no vaya a Aranzazu de ninguna manera porque ella es una sirena y blas es un tiburon y tu tienes que defender a Helena por encima de todo y el padre de Helena que no la deje ir,
      saludos,

      Eliminar
    3. Mira, yo te mando a freír espárragos y te digo que eres un chupa charcos

      Eliminar
  2. Me gusta el señor Francisco, ahí, radical, tajante, jejeje. Mano dura le llaman a eso.
    La verdad es que menudo sorpresón y ya ves, ser padre a los 15-16 años...
    Con razón hay hijos e hijas que son más viejos que sus padres o casi, jejeje.

    Vamos bien Mela, estoy deseando darle unos azotes al Nico ese tb e irme de cervecitas con el señor Francisco.

    Saludosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dany... a mí también me gusta el señor Francisco, pero por otras razones... es un personaje un poco loco que me hace reír
      Blas fue padre a los 16 años... pero no se enteró hasta los 19
      Bueno... por ahora, Nico, no parece más viejo que Blas
      La semana que viene hay fiesta en la Estación... podrás tomarte unas cervecitas con el señor Francisco ;-)
      Saludos

      Eliminar
  3. ¡¡¡Ay Mela, cariño, que gracia de capítulo!!! ¡¡Que ataque de risa!! No he entendido nada. Jajajaja. Cariño, Helena no renunció a la patria potestad, si se cabreó muchísimo cuando se enteró. ¡Ay que hombre Blas! Me ha parecido bien que llore. Se van a ir a Aranzazu y ahí va Helena. Salen chispas del ordenador cuando estos dos se encuentren, no dejes que Blas la conquiste fácilmente que los hombres son muy creídos. Pero te repito que no entiendo nada, ya sé que dijiste que esta historia es complicada. A ver si explicas algo que hay que sacarte las cosas con un sacacorchos. La canción de Malú me ha gustado mucho, ya te comento otras opiniones.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia... me alegra que te hayas reído tanto
      El asunto de la patria potestad no se entiende... pero, creo, que quedó claro que Helena no había renunciado
      No es cuestión de sacarme las cosas con un sacacorchos... es cuestión de permitir que esta historia se desarrolle
      Te espera una sorpresa con el encuentro entre Blas y Helena... pero, tranquila, que se van a encontrar
      Me alegra que te haya gustado la canción
      Besos

      Eliminar
    2. ¡¡¡Mela,cariño,es lunes!!! Estoy impaciente por saber como acaba esta primera parte. Han criticado mucho a Helena ¡ay que gracia! La envidia es muy mala,jajaja. Quiero felicitar a Samuel y a Victoria,un besito para cada uno.
      Besitos.

      Eliminar
    3. Hola Julia... bueno, el jueves sabrás cómo termina
      Creo que a la gente le gusta criticar por criticar... un vicio como otro cualquiera
      Pues te doy las gracias en nombre de esta pareja de mellizos
      Besos

      Eliminar
  4. Hola Mela! Me ha encantado este capítulo, la verdad es que ha sido muy emotivo, y entiendo la reacción de Nico aunque sea todo teatro, en el fondo el muchacho tenía el derecho al pataleo y es lo que ha hecho.
    Queda un poco colgado el tema de Helena, pero supongo que esa es la gracia: seguir con la intriga y mantenernos enganchados, cosa que desde luego has conseguido, por lo menos conmigo ;)
    Esperaremos al último capítulo de esta primera parte, pero porfi, no nos dejes en ascuas!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura... me alegra que te haya gustado
      Nico se ha alegrado... eso era lógico que sucediera... pero el orgullo le ha impedido demostrárselo a Blas
      A Nico le resulta complicado entender que Blas no se lo contara hasta ahora
      Pues me parece muy bien que estés enganchada a esta historia ;-)
      Laura... tienes que entender que es imposible que en el próximo y último capítulo de esta primera parte se resuelva esta historia
      Pero es un final bastante cordial... el final de la segunda parte es el que me preocupa
      Besos!!

      Eliminar
  5. Hola Mela, has conseguido que me crea que Nico se enfadaba jajajajaj después ya me he quedado más tranquila con la bromita que le quiere gastar a Blas, que me parece muy bien jejejejejjejej así una travesura jejejejjeej Malú me encanta, siempre me ha gustado, hoy conmigo has hecho pleno. El capítulo genial y la próxima semana, se acaba la primera parte, pero, ¿Entonces? Aix mejor no pregunto que piensas hacer !!!!!
    Besosssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia... en realidad, Nico, se ha enfadado y... mucho
      Lo que sucede es que quiere a Blas... y, entonces, no puede evitar sentirse muy alegre y feliz después de saber que él es su padre
      Me alegra que te guste Malú... y me alegra haber hecho pleno contigo ;-)
      El jueves próximo publicaré el último capítulo de esta primera parte... eso está muy claro
      En alguna ocasión he dicho que mi intención es publicar la novela completa en el blog... y soy mujer de palabra
      Otra cosa sería que la vida no me lo permitiera... y aún saldría alguien diciendo que la autora del Clan no tenía palabra ;-)
      Besos

      Eliminar
  6. Helena, su entorno, o ambos deben tener mucho poder para no permitir a un padre reconocer a un hijo si esa es su voluntad. Injusta Helena, muy injusta y dura, tanto por esto, como por alejarse de su hijo años después. No comprendo sus motivos. En cuanto a Blas y su orgullo, me parece mucho más comprensible. Ella salió de su vida sin más ocultando hechos de gran importancia, de pronto, volvió con una criatura diciendo que él era el padre y se quedó tan ancha. Blas tenía entonces 19 años y la sangre muy caliente, no iba a caer rendido así como así. Es una estupidez, si aún la amaba, pero el amor, a veces es estúpido, o más bien, nos vuelve estúpidos.

    Nico todavía ha dicho poco. Con todo el derecho del mundo. Me alegra que sea feliz.
    El señor Francisco un memo descerebrado, me saca de mis casillas, tiene la sensibilidad donde la espalda pierde su casto nombre.

    Excelente capítulo, Mela, espero que muchas dudas se vayan aclarando en la segunda parte y conozcamos mejor el por qué de ciertas actuaciones.

    Preciosa canción.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nena... en esta historia hay gente con mucho poder
      Te aseguro que no tienes suficientes datos, todavía, para saber quiénes son esas personas... y ten presente que Helena no ha renunciado a su patria potestad... ese es un detalle que debe quedar muy claro
      Helena tuvo que marcharse... era imposible que se casara con un chico de 15 años
      El motivo por el que dejó a Nico con Blas... no se sabe
      Las cosas se irán entendiendo a medida que la historia avance... yo siempre digo que esta historia es complicada
      A Nico no se le ha ocurrido decir nada más... sí, es feliz
      A mí me hace gracia que el señor Francisco te saque de tus casillas... te has expresado muy bien, creo que entiendo dónde tiene la sensibilidad ;-)
      Me alegra que te haya gustado
      En la segunda parte se verán muchas cosas... pero la verdadera historia del Clan arranca en la tercera parte
      Sí, es una canción bonita
      Otro beso te envío

      Eliminar
  7. Hola.
    Acabo de llegar a los 300 seguidores y quisiera hacerte partícipe, al ser uno de ellos, de mi alegría.
    Para ello, he preparado un post de celebración, explicación y un regalo.
    No te demores mucho en recogerlo, ya que tiene un plazo.
    Es un pequeño detalle, un trocito de mí que voy a compartir un par de días con vosotros.

    Este es el enlace al post.

    http://relatosfantasiaelfos.blogspot.com.es/2013/10/somos-300-gracias-todos-mis-seguidores.html

    Un abrazo y muchísimas gracias por acompañarme en estos mundos blogueros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dany... creo que ya he estado en esa entrada y te he felicitado
      He entendido que ibas a escribir un relato
      De todos modos, volveré a pasar
      Otro abrazo para ti... y es un placer acompañarte

      Eliminar
  8. Hola Mela, el capítulo está bien y la canción también. Puedo entender a Nico aunque no entiendo un montón de cosas. Debo ser limitada de mente. Me ha parecido perfecto que Blas haya defendido a Helena. Voy a ir preparando un discurso porque se avecina el último capítulo y estoy divisando tierra.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Merck... me alegra que te haya gustado el capítulo y la canción
      Oye, tú no tienes limitaciones en ningún sitio
      Bueno, pues ya veré qué discurso preparas... prometo dejarte libertad de expresión
      Sí, nos vamos aproximando a tierra y seguro que quieres bajar del barco para hacer unas cuantas compras
      Muchos besos

      Eliminar
    2. Mela, sabes que las promesas se deben cumplir, ¿no? ¿Cómo has sabido que quiero comprar muuuuchas cosas?

      Eliminar
    3. Siempre cumplo mis promesas, Merck, yo leeré con calma tu discurso... lo que no quiere decir que lo publique
      Tal vez sea porque te conozco... y no me marees que hoy no tengo el mejor de mis días

      Eliminar
    4. Esta noche he soñado con Blas y Helena, los dos se reían. Estoy segura de que esta historia acabará bien. Mañana es el cumple de Samuel y Victoria ¡6 años! Les hace ilusión que los felicites en el blog y que los feliciten también Nico y Nat.

      Besos.

      Eliminar
    5. Bueno, los sueños... sueños son... no sueñes con que te diga cómo acabará esta historia
      Es cierto, mañana es su cumple
      Pues muchas felicidades para Samuel y Victoria de parte de Nico y de Nat... Nico y Nat desean que os lo paséis de maravilla
      Y yo también os felicito... que no se os olvide pedir un deseo cuando sopléis las velas
      Besos

      Eliminar
  9. No sé por qué, me esperaba algo así, que hiciera como que se enojaba pero en el fondo se sentiría feliz, claro que con Nico puede pasar de todo y después de conocer la verdad habrá que ver a los demás como se comportan. No diré que me ha gustado sino que me ha encantado este capítulo ya estaba deseando leerlo.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG... Nico se ha enfadado de verdad... en lo que ha mentido y ha hecho puro teatro... ha sido cuando ha dicho que nunca lo llamaría "papá"
      Por supuesto se ha sentido feliz... muy feliz
      Me alegra que te haya encantado y que tu deseo se haya cumplido
      Besos!!

      Eliminar
  10. Caramba tremendo shock emocional se a llevado Nico,claro que el adora a Blas pero lo creía su tutor simplemente una especie de muletilla para el padre que no tenia y ahora se funde en un solo cariño pese a que tarde en reconocerlo,muy bueno el capitulo.Un abrazo. Fidel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fidel... me alegra verte
      En efecto, Nico adora a Blas y se siente muy feliz
      Lo que ocurre es que Nico ha sufrido durante años... y no hubiese sufrido nada de saber que Blas era su padre... eso es lo que le cuesta perdonarle un poco... solo un poco... cuando quieres a alguien es muy sencillo perdonar
      Me alegra que te haya gustado y espero que estés bien... arriba ese ánimo
      Oye, y dile a Merlina que en el próximo capítulo va a salir Ginger... y que Ginger no es dormilón ;-)
      Otro abrazo muy fuerte para ti

      Eliminar
  11. Hola Mela, he leído tres veces el capítulo. Nico no debería quejarse tanto, él también ha mentido y ocultado mucho. No creo de ninguna manera que Helena sea la responsable de que Blas no haya podido ejercer de padre durante doce años. Mi querida capitana sospecho de Emilia y del hombre que habla con ella, dime solamente si estoy verde o un poco maduro. Estoy conforme con el señor Francisco, hay millones de mujeres pero como Helena creo que ninguna y creo que Blas piensa igual que yo. La canción de Malú es una maravilla menor que tu capítulo.
    Un beso,guapísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan... me pregunto si lo has leído 3 veces porque te ha gustado o porque no lo entendías ;-)
      Es cierto, Nico también ha mentido y ha ocultado... en esta historia se miente y se ocultan bastantes cosas
      Quizás tengas razón y no sea ella la responsable
      Mi querido marinero... yo no hablo de frutas verdes o maduras
      Puede ser que Blas y tú penséis igual
      A ver si ahora vamos a ofender a Malú ;-)
      Un beso

      Eliminar
    2. Mela, dentro de un rato hay partidazo. BarÇa-Madrid. Te voy a pinchar un poco, te veo en baja forma, creo que va a ganar mi Madrid.

      Eliminar
    3. Es posible que esté en baja forma... pero no te fíes... puedo sacar fuerzas de flaqueza

      Eliminar
    4. ¡Ya lo creo que las has sacado, hada escribiente! Ha ganado el BarÇa. Supongo que lo sabes de sobra.
      Un beso de uno del Madrid.

      Eliminar
    5. Pues la verdad es que sí que lo sé... ya te dije que no te fiaras... bueno, no les han dado una gran paliza ;-)

      Eliminar
  12. Los siete meses que pasó con ella fueron los más felices de su vida... Los amores imposibles dejan un hermoso recuerdo. Quince años, no era más que un crío. Ahora ya es un hombre e intenta atar los cabos sueltos. Qué bonito, Mela. El final está siendo entrañable.
    *comprendo que le cueste a estas alturas llamarle papá, pero le quiere y lo que es mejor, se siente querido.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mere... bueno, fue muy feliz con Helena
      Yo no creo en amores imposibles... no sé qué recuerdo pueden dejar... yo creo en amores verdaderos, que por el motivo que sea... a veces salen bien... y a veces salen mal
      Blas, con quince años, era muy maduro
      Es que la madurez no creo que tenga mucho que ver con la edad... más bien con las vivencias o experiencias que hayas tenido
      Me alegra que te guste
      Desde luego que lo quiere... no lo llama "papá" porque está un poco enfadado... ya veremos qué pasa
      Un beso

      Eliminar
  13. fff, es que nunca sabemos como podemos reaccionar ante una noticia así, no digo que Nico lo haga bien, pero... es que es una noticia muy... sorprendente. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tamara... Nico le ha reprochado no habérselo dicho antes... pero se ha alegrado mucho
      Nico no sentía ningún aprecio hacia Bruno Rey... para él, su familia, era Blas, Emilia y Nat
      Un besazo

      Eliminar
  14. ¡Hola Mela! Por fin he podido leerte ya que no tenía en mi poder la Notebook. Ay que capítulo bellísimo. Te diré que la reacción de Nico me parece adecuada, no es bueno que te mientan tantos años pero por otra parte las razones que ha dado Blas son valederas. yo que Francisco me callaba la boca jajaja. En cuanto a Helena más allá que el abandono de un hijo es muy crudo y parece carente de sensibilidad, hay que ver que ha ocurrido para llegar a ese extremo. Así que esperaré paciente y disfrutando tu novela que es magnífica. Te felicito por este nuevo capítulo. Un placer leerte como siempre. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lou... pues me alegro mucho que ya hayas podido leerme... porque me encantan tus comentarios ;-)
      Sí, yo también pienso que la reacción de Nico es normal
      Sí, las razones de Blas también parecen válidas
      Es que a Francisco le cuesta mucho callarse ;-)
      Me parece muy sensato lo que dices sobre Helena... se nota que entiendes de leyes... para juzgar a alguien hay que saberlo todo y, aún así, es complicado
      Muchas gracias... para mí es otro placer leerte a ti... y un honor que leas mi historia
      Yo también te mando otro beso enorme

      Eliminar
  15. Ohhhh Mela... qué bonito este capítulo, me ha gustado mucho comprobar que ambos se procesan un verdadero amor, el que verdaderamente tiene que existir entre padre e hijo. Felicidades y esperamos ansiosas el final de la primera parte.
    Disfruta de un lindo fin de semana.

    P.D una buena sugerencia cambiar de espejo...jijijij

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar... me alegra que te haya gustado
      Desde luego, este padre y este hijo se quieren
      Gracias... el próximo jueves tendrás el final de esta primera parte
      También te deseo un lindo fin de semana
      Me alegra que te haya parecido una buena sugerencia ;-)... Siempre hay que buscar la solución a un problema

      Eliminar
  16. Bueno, al final la cosa no ha ido tan mal, Bals tampoco podía esperar que Nico se lanzase en sus brazos a la primera de cambio, aunque no lo sabe Nico está contento y es lo que importa. En cuanto Helena creo que tiene muchas sorpresas que darnos....
    Besos

    Raquel
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel... tienes razón, nadie se puede lanzar a los brazos de nadie a la primera de cambio ;-)
      Pues vuelves a tener razón... Helena tiene sorpresas que darnos
      Besos

      Eliminar
  17. Bueno, por fin acabo de salir de dudas, no me conseguía imaginar la verdadera reacción de Nico ante la noticia, y ahora que la conozco puedo dormir tranquila XD pero veremos cómo le sale la jugada al "castigar" a Blas...
    Solamente falta la tan esperada aparición de Helena Palacios plantándoles cara > : D

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estelle... me alegra verte, espero que las cosas vayan bien
      Bueno, pues ya conoces la reacción de Nico y puedes dormir tranquila ;-)
      En el próximo capítulo... verás cómo pretende "castigar" a Blas
      Helena Palacios ha salido muy poquito en esta primera parte... en la segunda, te hartarás de verla
      Besos

      Eliminar
  18. Buenísimo este capitulo Francisco colosal , menterijillas diversas genial !! Un saludo Mela y para tod@s los demás. :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosamary... me alegra que te haya gustado el capítulo
      Ya veo que te cae bien el señor Francisco ;-)
      Las mentiras te parecen geniales... bueno, es una opinión que merece todo mi respeto
      Yo te saludo en nombre de tod@s y en el mío

      Eliminar
  19. Me ha encantado el capitulo Mela.
    Bueno creo que el chaval está en su derecho de castigar un poquillo al bueno de Blas, jeje a fin de cuentas el también le tenía engañado aunque fuera por presiones y no confió en que Nico se lo contará a todo el mundo o no.
    Seguro que Blas terminará harto de escucharle jajaja
    Muy bueno de veras.
    Unos besotesssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola SC... me alegra que te haya encantado
      Pues sí... es muy posible que Nico esté en su derecho y, por lo tanto, lo va a ejercer ;-)
      Blas tendrá que ponerse tapones a los oídos ;-)
      Gracias
      Unos besotes

      Eliminar
  20. Y si Nico y Blas son igual de caprichosos,castigan en vez de abrazar y decir te quiero! pero se arreglarán ,igual la otra campana tiene que sonar la de Helena,que vendra a arruinar todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... en ocasiones decir "te quiero" cuesta un poquito... o mucho
      Ya conoceremos a Helena mejor en la segunda parte

      Eliminar
  21. Wuaoooooo.... vaya mala uva tiene Nico... menos mal que seguro se le pasa en cuanto vuelva a ver a Blas...
    ¡¡que emoción!! ahora llegará la reconciliación.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... la reacción de Nico era algo previsible
      Ya veremos si esa reconciliación es tan sencilla
      Besos, Susana

      Eliminar
  22. Hola Mela! No he podido venir estos días, con las ganas que tenía de saber cuál sería la reacción de Nico... y pienso que es comprensible desde su punto de vista. Ahora a esperar el momento que le levante el castigo a Blas y corra a darle un fuerte abrazo diciéndole papá. ¡Qué bonito será!...si nadie se mete a estropearlo.
    No me imaginaba para nada la historia de Blas y Helena, han debido sufrir mucho los dos por separado (enamorados y odiándose a la vez- por lo menos Blas, que se sepa-) ya sólo falta saber las razones de ella para actúar así.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María!
      Pues me alegra que ya hayas podido venir y ya conozcas la reacción de Nico
      Sí, yo también creo que es comprensible
      Sí, ese momento será bonito... y creo que hay cosas que son muy difíciles de estropear
      Blas y Helena están separados pero, ese amor-odio que se profesan, los mantiene muy unidos... el amor está en el aire, no entiende de distancias ;-)
      Un beso!!

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.