Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 29 de agosto de 2013

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 76





Hace tiempo que no llegaba un premio a La Estación... en este caso le debo el honor a EldanY y a su estupendo blog Relatos para todos
Un blog que recomiendo visitar por su variedad, diversión y simpatía













CAPÍTULO 76

EN BUSCA DE NICOLÁS


L
a declaración del señor Teodoro causó un gran impacto en todos los presentes, exceptuando a la señora Sales y a Elisa que, por descontado, conocían perfectamente el parentesco existente entre el hombre y el niño.
La señora Miranda abrió sus diminutos ojos, desmesuradamente, y miró al señor Teodoro como si lo viera por vez primera. Y no, no era la primera vez que lo veía puesto que lo conocía desde hacía diez años. No obstante, en aquel momento, no estaba viendo al señor Teodoro, estaba viendo claramente a un Nicolás más mayor, más alto y más corpulento.
            ¡Dios mío! exclamó la mujer, desarmada y abatida ¿Qué es lo qué he hecho? A veces no queremos ver lo que tenemos delante y no hay más ciego que el que no quiere ver. ¡Pobre Nico! Él no se quería marchar, quería hablar contigo. Casi lo obligué a subir al taxi.
            ¿Al taxi? inquirió el señor Teodoro, temblando    ¿A qué taxi? ¿Dónde está Nico? ¿A dónde iba? ¡Por favor, Estela, deme alguna pista! Usted tiene que saber algo. Ayúdeme a encontrar a mi hijo.
La señora Miranda asintió, ansiosa, secando las lágrimas que brotaban de sus ojos. Y explicó el lugar adonde se dirigía Nicolás. Miró su reloj con desesperación.
            El autobús salía a las siete de Puerto Llano y son las siete y veinte manifestó. Llamaré a mi amiga y le diré que entretengan al niño en alguna cafetería cuando llegue a Tres Picos. Allí podrás recoger a tu hijo, Blas.
            No, no puede ser replicó el señor Teodoro, desasosegado ¿Y si el niño decide bajar en Villa Hermosa o en San Fernando? Debe estar muy asustado y puede hacer cualquier tontería. Debo alcanzar ese autobús antes de que llegue a Villa Hermosa.
            Blas, no puedes hacer eso se asustó la señora Sales, acercándose al joven. Ese autobús te lleva mucha ventaja, vas a matarte por la carretera si intentas alcanzarlo.
Hijo, estás tiritando. Tómate algo para la fiebre y un tazón de tila.
            ¡No, no puedo perder más tiempo!
            ¡Espera un segundo! intervino el señor Tobías   Tu madre tiene razón. ¿Quieres dejar a Nico, sin padre, precisamente ahora? Tómate la tila y un antitérmico. Alcanzaremos ese autobús. Yo te llevaré, le pondré la sirena al coche y todos los vehículos nos dejarán pasar.
El señor Teodoro accedió y minutos después, ambos hombres, salieron de villa de Luna, conduciendo el señor Tobías a gran velocidad.
El señor Francisco se rascó la nuca, boquiabierto, oyó la sirena y vio pasar, como un rayo, el coche patrulla.
            “¿Qué diablos pasa aquí?”, se preguntó.
Iba caminando hacia casa del señor Teodoro y aligeró el paso hasta convertirlo, prácticamente, en carrera. Llegó jadeando a la villa y su pasmo aumentó cuando entró en el salón y vio llorando a Emilia, a Estela, a Gabriela, a Natalia y a Bibiana. Las únicas personas serenas eran Elisa y Patricia.
            ¿Qué está pasando aquí? interrogó el hombre, voceando.
            Nico se ha escapado de casa contestó Patricia.
            ¡Ajá! exclamó el señor Francisco en tono triunfal  ¡Yo lo sabía! ¡Sabía que ese endiablado iba a darle un buen disgusto a Blas! Quise avisarle una y otra vez, pero no me hizo caso. Creyó que yo exageraba y he aquí las consecuencias…
            ¡Haz el favor de callarte! le gritó Estela, hastiada Tú que todo lo sabes, ¿cómo es que no sabías que Nico es hijo de Blas?
El señor Torres detuvo sus ojos saltones en la señora Miranda.
            ¿Qué le pasa a usted, se ha trastornado otra vez?  quiso saber.
            Nadie se ha trastornado medió la señora Sales. Es cierto lo que te dice Estela. Nico es hijo de Blas, es mi nieto.
            ¿Ese endiablado muchacho es hijo de Blas? inquirió el hombre, perplejo Desde luego el chiquillo no se parece en nada a Bruno Rey meditó en voz alta. ¡Que me muerda un perro rabioso! ¿Cómo no me he dado cuenta? ¿Y qué ha hecho ese alborotador; se ha enterado de que Blas es su padre y ha salido huyendo?
            ¡No te enteras de nada ni comprendes nada! bufó Estela, enfadada Nico ha sabido que Bruno no es su padre y piensa que Blas iba a entregarlo a su verdadero  padre. Por eso, se ha escapado.
            ¡Pues vaya faenita! exclamó Francisco, disgustado Pero no entiendo nada, ¿a qué viene que Blas nos engañara a todos? Espero que encuentre al muchacho.
            Seguro que lo encontrará y lo traerá de vuelta afirmó la señora Sales, esperanzada. Y os ruego a todos que no le digáis a Nico quién es su padre. Blas tenía la ilusión de decírselo mañana, el día de Reyes, y seguro que lo hará. No le arrebatéis el derecho de ser él quien se lo diga.
Y, ahora, vosotras niñas, id al garaje y traed los regalos y ponedlos junto al Belén y, nosotras, sigamos preparando la cena. Estoy convencida de que a la hora de cenar mi hijo y mi nieto estarán aquí.
Disculpadme, voy un momento a mi cuarto.
            ¡Que Dios la oiga! exclamó el señor Francisco Nada sería lo mismo en la urbanización, sin ese endiablado muchacho. Pero sigo sin entender a Blas.
                                                                        ῳῳῳ
El taxista dejó a Nicolás en la parada de autobuses que le había indicado la señora Miranda. El muchacho bajó del taxi, mareado, sentía un desagradable hormigueo en el estómago y en las piernas. Deseaba que aquella sensación molesta desapareciera cuanto antes. 
Cinco personas mayores esperaban el autobús, cuatro mujeres y un hombre. Las señoras debían tener unos sesenta años y el señor debía pasar de los setenta. Permanecían serios y callados y ninguno contestó al saludo educado de Nicolás. El chiquillo se colocó detrás de ellos, en un rincón, mirando tristemente el suelo.
Pasado un rato, sintió unas tremendas náuseas y temió que iba a vomitar. Se alejó del grupo, lo más que pudo, y devolvió tras sufrir unas dolorosas arcadas.
            ¡Fíjense! espetó, desaprobadoramente, una de las mujeres que aguardaban el autobús ¡Debe estar borracho! ¡Qué poca vergüenza!
Los adultos miraron con repulsión al chico alto y bien fornido y nadie reparó en su rostro porque, de haberlo hecho, solo hubieran visto la cara de un niño asustado.
A las siete en punto el autocar llegó. Nicolás fue el último en subir, todavía no se encontraba bien, tenía el estómago muy revuelto.
            ¿A dónde vas? le preguntó el conductor con brusquedad.
            A Tres Picos.
El chiquillo le entregó el billete de diez dívares que Estela le había dado y el chófer le devolvió unas monedas y le dio un tique.
            No me encuentro muy bien dijo Nicolás, débilmente, necesito vomitar un poco más.
El hombre lo escrutó de arriba abajo con cara de pocos amigos.
            Toma esta bolsa, no se te ocurra ensuciar el suelo. ¡Venga, largo! ¡Debería dejarte en la calle!
El chiquillo cogió la bolsa de plástico y anduvo unos pasos buscando un lugar donde sentarse. Anhelaba ocultarse de todas las miradas reprobadoras de sus acompañantes de viaje.
El autobús se puso en movimiento y Nicolás se sentó en la parte derecha, junto a una ventanilla. Hubiese preferido sentarse al final, pero tuvo miedo de caer por el estrecho pasillo debido a su persistente mareo. Minutos después, agachó la cabeza y vomitó en el interior de la bolsa.
            ¡Qué asco! escuchó exclamar a una mujer y el pobre crío comenzó a llorar en silencio.
Se acordó de cuando vomitaba en casa y el señor Teodoro lo sujetaba colocándole una mano en la frente y otra mano en la parte posterior de la cabeza. Seguidamente le preparaba una infusión de manzanilla y se desvivía por aliviarlo.
Buscó un pañuelo en alguno de sus bolsillos, pero no lo encontró. Se limpió la boca y la cara con una manga de su cazadora.
Sacó la foto que se había llevado de villa de Luna y contempló a un señor Teodoro sonriente que le pasaba un brazo por los hombros. Él, Natalia y la señora Sales también sonreían. El niño miró la hora que era.
            “Ya deben haberse enterado de que me he ido”, pensó. “Blas, ven a buscarme, por favor. No dejes que me vaya. Blas, ven a buscarme... ven a buscarme".
¿Cómo podía haber cambiado todo, tanto? Hacía escasamente unas horas era completamente feliz y, ahora, se encontraba muy solo, muy asustado y con un futuro muy incierto.
Volvió a llorar, silenciosamente, sin dejar de mirar la foto.
                                                                                  ῳῳῳ
Todavía no eran las ocho de la tarde cuando el coche del señor Tobías pasó por delante de la parada de autobuses en Puerto Llano. El lugar estaba desierto.
            No tardaremos en darles alcance aseguró el policía ¿Te encuentras bien, Blas?
            Estaré bien cuando tenga a Nico a mi lado respondió el señor Teodoro. Acelera por favor.
                                                                               ῳῳῳ
Únicamente faltaban cuatro kilómetros para llegar a San Fernando y dos agentes motorizados detuvieron el autobús en el que viajaba Nicolás. Uno de ellos le pidió la documentación al chófer y el otro le ordenó que abriera una puerta lateral para poder subir al autocar. El guardia civil paseó su mirada por los pasajeros y, especialmente, observó a Nicolás. El chiquillo bajó la cabeza de inmediato, temiendo parecer sospechoso.
            No se inquieten y manténganse sentados dijo el hombre en voz alta y clara. Estamos llevando a cabo una inspección de rutina.
            Yo tengo todos los papeles en regla aseveró el conductor.
            Eso, vamos a comprobarlo respondió el guardia, bajando del autobús. ¡Cierre la puerta!
Los dos agentes se reunieron a unos metros del vehículo.
            El chico está ahí arriba susurró quien había subido al autobús, no tengo ninguna duda. Coincide plenamente con la descripción que nos han dado. Está asustado, ha bajado la cabeza en cuanto me ha visto mirarle.
            Perfecto —contestó su compañero. No creo que el padre tarde mucho en llegar.

Págs. 591-597 

Hoy te dedico este capitulo Dany para agradecerte el premio que le has concedido a La Estación y coloco tu imagen en el lateral de mi blog... muchas gracias

Y esta semana, os dejo en el lateral del blog una canción de Isabel Pantoja... "Buenos días, tristeza"                                                         

69 comentarios:

  1. ¡Ay Mela cariño,qué emoción!¡Vaya gentuza los pasajeros del autobús y el conductor!¡Pobre Nico!
    ¡Ay Blas,va desesperado y le dice a Tobías que acelere! Y Blas sigue con fiebre,se debería enterar de lo mal que han tratado a su hijo. A ver si van a tener un accidente con tanto correr y resulta que el autobús está parado. Creo que Emilia ha llamado para que paren el autobús,ha debido llamar al mismo que llamó cuando asesinaron a Victor marquez.¡Vaya misterio!No acabo de saber con quien habla Emilia.
    Muchas felicidades por tu premio.La canción me ha encantado,ya tenemos 27.Mis amigas dicen que no saben de donde vas a sacar tantas canciones.¡Ay que gracia!El capitulo ha sido muy emocionante.
    Besitos,bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia... me alegra que te haya gustado el capítulo
      Desde luego no son muy agradables ni los pasajeros ni el chófer
      Es posible que Emilia haya hablado con alguien, pero aún tardarás en enterarte de con quién habla
      Muchas gracias por tu felicitación
      Diles a tus amigas que si no encuentro canciones apropiadas... no pondré ninguna o repetiré
      Besos

      Eliminar
    2. Mela,cariño,te he felicitado por el premio y también felicito a Dany,que quede clarito.Cuando le hagas el apartado entraré a verlo ¡ay que gracia!
      Besitos,bonita.

      Eliminar
    3. Bueno... pues ha quedado muy claro ;-)
      Besos

      Eliminar
  2. cuidadito con la carretera van demasiado acelerados,
    saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos... no me gusta adelantar lo que aún no ha pasado pero, por si te preocupa, te diré que nada les va a pasar en la carretera

      Eliminar

  3. Hola Mela.
    Trepidante capítulo, persecuciones incluidas, no se podrá decir que el clan no tiene acción :)

    Muchísimas gracias por nombrarme y ponerme en el lateral de tu blog, tu premio era merecidísimo, por constancia y buen hacer.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dany... para mí ha sido un honor recibir un premio de tu parte... lamento no haberlo hecho del todo bien... he estado un poco liada
      Tendrás un apartado en La Estación... en Premios 14 y contestaré a tus dos preguntas
      Muchísimas gracias a ti por darme el premio
      Un saludo

      Eliminar
  4. Hola Mela, te felicito por un premio muy merecido y felicidades a Dany por su blog.
    Has publicado un capitulo con mucha intensidad y sentimiento.Me ha llegado que Nico le pida a Blas que salga a buscarle, espero que en el siguiente capitulo Blas llegue a ese autobús.
    Hada escribiente,es el último capitulo que te comento desde Benicasim,el domingo me voy pero volveré,me ha gustado esta zona.
    Por cierto, el BarÇa tiene la Supercopa en el bolsillo y te lo cuenta uno del Madrid.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan... te agradezco tu felicitación y te agradezco que felicites a Dany
      Es muy posible que Blas llegue a ese autobús en el próximo capitulo... o, a lo mejor, no ;-)
      Te deseo muy buen viaje
      Ya me lo había contado alguien del Barça
      Otro besazo para ti

      Eliminar
  5. Hola! Estoy de vuelta y antes de este he leído el capítulo anterior que no lo pude leer en su día. Al final acerté con lo del padre de Nico, aunque no por lo que yo creía :(
    Ahora ya vuelvo a estar enganchada a la historia. Un capítulo que nos deja con la intriga del encuentro...
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura... es muy cierto lo que dices... acertaste... enhorabuena :-)
      Me alegra que estés de vuelta y espero que te lo hayas pasado muy bien
      Besos!!

      Eliminar
  6. Muchisimas felicidades querida Mela por ese bonito y merecido premio de Dany
    Me ha gustado este capítulo y lo maravillosamente que lo relatas.
    Seguro que resulta cierto el presentimiento de la señora Sales...
    Un placer leerte, besos Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar... muchísimas gracias por tu cariñosa felicitación
      Me alegra que te haya gustado y espero que tengas razón en lo referente a la señora Sales
      Para mí es otro placer que alguien de tu extraordinaria sensibilidad lea mi historia
      Besos

      Eliminar
  7. Confieso que te leí de madrugada, impaciente...
    Y ahora me he quedado más impaciente aún :-)
    Besos
    PD Pobre Nico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia... Tu impaciencia me gusta ;-)
      La verdad es que Nico no lo está pasando nada bien
      Besos

      Eliminar
  8. Querida Mela, ¿no querrás que gaste un paquete de clinex? Nada de buenos días tristeza,lo que dice el loro de papá y mamá :Buenos días con alegría. Yo me quedo con lo que se han dicho Francisco y Estela. ¿Se ha trastornado usted otra vez? Y tú que todo lo sabes,¿cómo no sabías que Nico es hijo de Blas? Jajajajaja Y vengo cargada con toda clase de bebida y de manjares para festejar el premio que Dany te ha entregado.
    Besos+Besos=Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Merck... tú siempre ves el vaso medio lleno, eso está muy bien
      Me harás mucha falta cuando llegue el final de la segunda parte ;-)
      Pues cuando quieras... empezamos a festejar
      Besos-Besos= 0 Besos
      Es broma... todos los besos que quieras

      Eliminar
  9. Menos mal!!! Ahora solo espero que el aviso sea de parte de Tobías, porque a estas alturas y sabiendo que siempre nos sorprendes igual pasa algo imprevisto y nos quedamos pasmados por el desenlace. Pobre Nico no hay capítulo en el que no le pase algo, pero me encanta como va la historia y sé que poco a poco iremos enterándonos de todo.

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG... en el próximo capítulo, creo que tendrás claro si ha sido Tobías o no
      De todos modos, te diré que si hubiese sido Tobías... es un poco raro que no se lo comunique a Blas para que se tranquilice un poco
      En este capitulo, Nico, lo está pasando mal... es cierto
      Me alegra que te guste y, por supuesto, os enteraréis de todo
      Besos!

      Eliminar
  10. Mela que capìtulo lleno de emoción. Impresionante. Me dio mucha congoja Nico solo. Ansìo saber que ocurrirà frente a Blas. Por otro lado Blas se nota lo que siente por su hijo. Yo estoy de acuerdo que Blas no se lo haya dicho a todo el mundo como a protestado Francisco. Sì quizás hablar con Nico pero en fin . Él habrá tenido sus razones. Ese encuentro lo espero con muchas ganas . Excelente capi Mela. Felicitaciones. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lou... es normal que Nico te haya dado pena
      En el próximo capitulo lo sabrás
      Francisco siempre protesta y yo me divierto con él
      Seguro que Blas habrá tenido sus razones... lo complicado será que Nico las entienda
      Muchas gracias
      Otro beso enorme para ti

      Eliminar
  11. ainsss que nervios debió pasar Blas perdiendo a su hijo, es que eso es horrible, debe ser una sensación de impotencia... ffff. Ainssss, y felicidades por el premio y a Dany, por tan buena dedicatoria del capítulo. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tamara... sí, debe ser horrible que un hijo se vaya de casa
      Muchas gracias, sabía que tú nos felicitarías a ambos
      Un besazo

      Eliminar
  12. jejeje por si no lo ves, que es lo más probable, espero que no te moleste, pero hable de tu libro en mi facebook, bueno, en la página. https://www.facebook.com/ElArteDeLasPalabras/posts/287761001362474

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no lo sabía
      Tengo facebook... pero entro poco y nunca he hablado de la novela en él
      Creo que en el facebook se habla con amigos y tienes derecho a hablar con tus amigos de lo que quieras
      Intentaré encontrar esa página para ver qué cuentas ;-)... entonces te diré si me molesta o no

      Eliminar
    2. Lo he intentado... pero no he sabido entrar ;-)
      Bueno, supongo que no dirías nada malo
      Me he dado cuenta que sí hablé de mi novela en mi Facebook... dije que en La estación de Mela la podían encontrar... bueno, en mi facebook somos 4 gatos y no entro prácticamente nunca. En mi facebook no soy Mela Palacios... soy Helena Palacios y la imagen es mi gatito Ginger
      En twitter olvidé la contraseña y no pienso intentar cambiarla

      Eliminar
  13. Qué conductor más borde, leñe.
    Me alegra que Nico vuelva con Blas, y a ver si a partir de ahora Estela se mete en sus asuntos y deja en paz a los demás.

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estelle... tienes razón, el conductor es un idiota
      Tú te alegras muy rápido... todavía no ha vuelto ;-)
      Bueno, Estela no lo ha hecho con mala intención... ella quiere mucho a Nico y pensaba que lo estaba ayudando
      Eso sí... no ha estado bien que no hablara con Blas
      Besos

      Eliminar
    2. Bah pero seguro vuelve. ¿Cuándo? Eso ya es otro tema jaja. Seguro que nos mantienes entretenidos con la historia hasta que eso suceda ;)

      .Estelle.

      Eliminar
    3. Es posible que os entretenga poco... tal vez vuelven a encontrarse en el próximo capítulo
      También puede suceder que no se vuelvan a ver jamás... jajaja... ya te he liado

      Eliminar
    4. A ti no pude liarte... supiste que Blas era el padre de Nico
      Pero no bajes la guardia... porque me encantaría liarte... me iba a reír mucho ;-)
      A quien tampoco pude liar de ninguna manera fue a Nena... desde el principio, en cuanto se enteró que Bruno no era el padre... supo que era Blas... y te aseguro que intenté confundirla de mil formas diferentes

      Eliminar
    5. Cuando algo es tan sumamente obvio es demasiado complicado convencer a las personas de lo contrario :)

      Eliminar
    6. Pues yo he leído libros donde era muy obvio quien era el malo... y al final, no era quien yo pensaba

      Eliminar
    7. Yo también los he leído pero de todas formas lo supones, en el fondo te hueles que no es tan obvio, y creo que esta historia no es de esas... aunque puedo estar equivocada, eso también es cierto.

      Eliminar
    8. No, esta historia no es de esas... yo me refería a novelas de Agatha Christie, por ejemplo
      Pero en esta historia... nadie sabe con quién habla Emilia... ni siquiera lo sospechan
      Es que es difícil sospecharlo, por lo menos, de momento

      Eliminar
    9. Claro, a esas novelas me refería yo. Agatha Christie me gusta aunque no es mi favorita...
      Tienes razón, ese personaje es muy complicado saber quién es porque dudo que haya aparecido en la historia alguna vez.

      Eliminar
    10. Es posible que tu duda tenga una base muy cierta ;-)

      Eliminar
  14. Mela muchas felicidades por el premio ,Te lo mereces eres una gran escritoria.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosamary... muchas gracias por tu felicitación... tú eres una gran lectora del Clan ;-)
      Besos!!

      Eliminar
  15. Tengo ganas de saber como va a ser el encuentro entre padre e hijo...
    .
    Besos

    Raquel
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel... pues tus ganas pueden quedar saciadas el próximo jueves
      Besos

      Eliminar
  16. Hola mela, llego un poco tarde, pero llego. Al principio el capítuo me ha gustado ya que se aceleraba por momentos, pero luego con el Sr. Francisco es imposible no reir!!!! que hombre más gracioso. Aix la verdad es que se hacen cortos los capítulos, ya te lo digo siempre.
    Muchos Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia... lo que importa es llegar :-)
      Yo también me lo paso bien con el señor Francisco... es como una válvula de escape
      Es bueno que se te hagan cortos los capítulos
      Muchos besos

      Eliminar
  17. Bueno, bueno, bueno, han pasado unas cuantas cosas por aquí ¿eh?
    Como sabes estoy al día, aunque la desidia veraniega no me permitiera comentar. Y hoy tampoco voy a hacerlo, que acabo de llegar y no estoy del todo en mi. Sólo quería saludar y escuchar algún redoble de tambor en mi honor, pero esto último será pedir demasiado seguramente.
    Helena, Helenita... no sé si nos vamos a llevar bien.
    Besitos a cachitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nena... sí, sé que estás al día
      No tengo ningún tambor a mano, me estás pidiendo demasiado, sí
      Lo cierto es que no te esperaba hoy... bienvenida, me alegra leerte y espero que hayas disfrutado de tus vacaciones y vengas con las pilas muy cargadas
      Helena ha salido muy poco para saber cómo te vas a llevar con ella
      Y yo creo que tengo un virus... en el ordenador no, en el estómago
      Besos

      Eliminar
    2. Será por el virus ese que pareces especialmente antipática; más que de costumbre. Mis pilas no están a full, no sé a qué puede ser debido. Creo que... no me encuentro. ¿Me habrás pegado el virus? No, eso no es posible... Helena ha salido poco sí, pero yo voy algo por delante, puedo hablar con cierto conocimiento de causa.

      Besos

      Eliminar
    3. Nena... he releído mi comentario anterior... y es posible que no esté muy simpática
      Mediante la pantalla no se contagian virus, puedes estar tranquila
      Bueno, ya veremos tu conocimiento de causa cuál es
      He conseguido un tambor para hacer algún redoble en tu honor... espero que quedes satisfecha
      Creo que es normal que no te encuentres el primer día de regreso y siento que me hayas pillado en baja forma
      Bienvenida a La Estación otra vez
      Besos

      Eliminar
    4. A la mierda el tambor y el redoble, suena fatal, así que no te esfuerces. Espero que el virus se pase pronto, porque para que venga otro, primero hay que perder de vista el anterior. Renovarse o morir.
      Yo estoy muy tranquila, tengo claro que la pantalla me protege contra el eje del mal.
      Mi conocimiento de causa será mi conocimiento de causa, no te quepa duda.

      Besos y mejorías.

      Eliminar
    5. El tambor ya lo he estrellado
      Bueno, dejemos los virus... puede que sea gripe o que no me ha sentado la cena bien
      No das la impresión de estar muy tranquila
      Besos y muy buenas noches

      Eliminar
    6. Buenos días Mela, espero que el virus se haya ido por donde debe.
      No seas agresiva, ya sabes que no me gusta discutir y que rezumo moderación.
      Buenos días otra vez.

      Eliminar
    7. Buenos días, Nena... a mí me parece que tú rezumas otra cosa... pero no vamos a discutir
      Sí... esperemos que sean buenos

      Eliminar
    8. No me gustan las cosas que rezuman, no sé por qué he dicho que yo rezumo y me ha sentado muy mal que digas que rezumo algo desconocido. Después de un zumo me tomaré otro, ese será el rezumo, para que no haya discusión.

      Seguro que son buenos y mañana mejores.

      Eliminar
    9. Lo que quería decir es que rezumabas ironía e insensatez
      Que te aprovechen los dos zumos
      Me alegra que estés tan optimista... y me gustaría que tuvieses razón
      Haz una poesía o un relato que rezume ilusión... a ver si eres capaz de sorprenderme

      Eliminar
    10. Lo de la insensatez es absolutamente falso, soy muy sensata, muy sensata, muuuuy sensata... parece mentira, Mela, que ya nos conocemos... demasiado, harto demasiado.
      Los zumos me han aprovechado, sí. Creo que el problema es que todo me aprovecha en demasía.
      La poesía está hecha, y eso que a mi lo del optimismo y la ilusión... realismo qué narices, yo soy realista, los pies en el suelo ¡ah jajajajajaja!

      Eliminar
    11. Me alegra que estés tan contenta... espero que te dure la alegría y sea contagiosa
      Es cierto, tienes una poesía perfecta... cuando la publiques, la traeré a La Estación

      Eliminar
    12. Jajajajaja,¿Crees que me estoy riendo? Pues no,estoy muy seria. Mela,¿quieres una poesía bonita? No se me ocurre ninguna,he visto roto un jarrón que apreciaba. Entre las dos pegaremos los trozos.Piensa que después de una tormenta viene la calma y después de una lluvia torrencial puede salir un arcoíris.Si no sale el arcoíris nos acostumbraremos a la tormenta,a ti te encantan.

      Una lluvia torrencial de besos.

      Eliminar
    13. Hola Merck... es cierto que me encantan las tormentas... yo pegaré ese jarrón, no te preocupes
      Bueno, pues una lluvia torrencial de besos

      Eliminar
  18. Hola vaya sorpresa que recibo a la vuelta de vacaciones, Blas el padre del chaval? hombre bien es cierto que se comportaba como tal pero.... jeje
    bueno ya lo tiene a tiro de coche para recogerle, tampoco iba a ir demasiado lejos.
    Sigo con la lectura.
    unos besotessssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola SC... espero que hayas disfrutado de tus vacaciones
      Pues sí... Blas es el padre de Nico, alguna explicación tendrá que dar
      No, parece que no va a ir muy lejos
      Unos besotes

      Eliminar
  19. ¡¡ Hola preciosa!!

    Bueno parece que los guardias pararán el autobús hasta que llegue Blas y esperemos que por fin se perdonen y sean felices ¿no?..
    aunque mucho me temo, que algo mas nos tendrás oculto....

    Muchos besos y que pases un buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana... siento haber tardado tanto en responder
      He tenido un problema familiar
      Pues sí... ese autobús será parado
      Aún queda mucha historia, algo más tendrá que pasar
      Yo también te doy muchos besos y te deseo una feliz semana

      Eliminar
    2. Hola preciosa, faltaría más... las prioridades, están en la vida de cada uno por encima de cualquier otra cosa.
      Espero que no sea nada grave.
      Te mando un fuerte abrazo y muchos besos

      Eliminar
    3. Bueno, el problema familiar está solucionado... gracias a Dios
      El lunes próximo te visito
      Gracias por tu abrazo y tus besos
      Yo también te mando un fuerte abrazo y muchos besos

      Eliminar
  20. Ahh...!!
    ¿Te he dado ya las gracias por el banner del sorteo?, sino es así ¡¡Muchas gracias!!
    Últimamente estoy un poco despistadilla....
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Me ha dado mucha pena por Nico, qué solo estaba...y en cambio alguien quiere saber todos sus movimientos pero ¿quién será? ¿el mismo del teléfono o el acompañante de Helena? ¿o son la misma persona? huy qué despiste! pero se me ocurre que su madre no querrá perder su pista ni que le pase nada malo aunque no esté con ella ¿no?
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María... La verdad es que Nico da pena en este capítulo... se encuentra muy solo y triste, su vida parece haber cambiado demasiado
      Alguien está muy interesado en sus movimientos y son muy buenas tus preguntas... pero no debo contestar a ninguna ;-)
      Algún día sabrás quién es esa persona ;-)
      Un beso!!

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.