Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 22 de agosto de 2013

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 75


















CAPÍTULO 75

¿DÓNDE ESTÁ NICO?


B
ibiana anduvo a paso ligero hacia casa de la señora Miranda. La niña llevaba la foto escondida debajo de su abrigo como si hubiera robado un gran tesoro. Vio un taxi que estaba dando la vuelta frente a la casa de Estela. También vio a la mujer y a Nicolás, que estaban aguardándola.
            ¿Me has traído la foto? le preguntó el chiquillo.
La niña asintió y se la entregó en silencio, con el corazón encogido. Nicolás le dio una nota.
            Dásela a Nat le dijo.
Bibiana volvió a asentir, sin ser capaz de hablar, estaba demasiado triste.
            Siento no poder ir al instituto con vosotras dijo Nicolás, haciendo un gran esfuerzo por no llorar. Oye, si tienes problemas con tu padrastro, díselo a Blas. Él te ayudará. Yo tengo que irme, cuídate mucho, nos veremos dentro de tres años.
            Prométemelo, Nico.
            Te lo prometo.
            ¡Venga, Nico, sube al taxi! le apremió la señora Miranda Alguien puede vernos y ocasionarnos problemas. Es raro que el cotilla de Francisco o sus hijos no estén por aquí.
Nicolás levantó la cabeza y miró hacia villa de Luna, su hogar durante tantas vacaciones. Vio las lucecitas en la fachada, brillando y cambiando de tonos. El humo salía por la chimenea… ¿cómo estaría todo pasados tres años?
Estela empujó al niño hacia el taxi y el muchacho subió. La mujer pagó al taxista y le indicó dónde debía dejar al chiquillo.
El coche arrancó y pronto desapareció de la vista de Estela y de Bibiana. Fue entonces cuando la pequeña se desmoronó y rompió a llorar sin consuelo.
            Hace mucho frío, será mejor que entremos en casa  dijo la señora Miranda pasando un brazo por la cintura de la niña.
Hércules se había quedado encerrado en el salón y gemía, muy inquieto, arañando la puerta. Cualquiera diría que sabía que Nicolás se había ido. La señora Miranda lo acarició, intentando calmarlo, pero el perro seguía gimiendo y Bibiana, llorando.
            “A ese pobre crío le he roto el corazón”, pensó Estela, afligida, pero muy furiosa también. No podía llorar, no podía desahogarse, sentía demasiada impotencia y demasiada rabia. “Todo es culpa tuya, Blas, no tienes vergüenza”.
                                                                                ῳῳῳ
En la cálida cocina de villa de Luna, el señor Teodoro sonrió, satisfecho, muy ajeno a lo que había ocurrido en casa de su vecina. Había terminado de preparar un gigantesco roscón y lo metió en el horno.
            Creo que esta noche haré una trampita comunicó a su madre, guiñándole un ojo. He hecho una pequeña marca donde he colocado la figura; le cortaré ese pedazo a Nico y será el rey de la noche. Seguro que le hace mucha ilusión.
            Sí, seguro convino la señora Sales. ¡Es una idea genial!
                                                                               ῳῳῳ
Estela y Bibiana fueron muy puntuales, a las siete en punto se presentaron en villa de Luna, Hércules no las acompañaba. Hacía unos diez minutos que el señor Tobías había llegado para despedirse del señor Teodoro, sabía que el joven se marcharía de la urbanización al día siguiente puesto que finalizaban las vacaciones.
El señor Teodoro estaba intentando convencerle para que se quedara a cenar. El policía no estaba casado y, en la actualidad, no tenía ningún familiar en Luna. Era un hombre solitario, dedicado en cuerpo y alma a su profesión.
Natalia abrió la puerta a la señora Miranda y a Bibiana.
            Buenas tardes saludó la mujer en tono poco amistoso. Todos la miraron y todos la notaron muy extraña. Sentaros ordenó a las niñas. Y tú también siéntate, Blas, porque mi sorpresa va dirigida exclusivamente a ti y te va a hacer falta estar sentado para recibirla. Ya te anticipo que no te va a gustar nada.
Bibiana se apresuró a tomar asiento, Natalia se sentó a su lado, enmudecida. Elisa apagó la televisión; no sabía qué estaba pasando, pero aquello prometía ser interesante. No quería perderse un detalle.
Gabriela estaba anonadada, ¿qué le sucedía a su madre, por qué hablaba a Blas con tanto rencor?
Patricia, la señora Sales y el señor Tobías también estaban sorprendidos. Pero el más sorprendido y confundido era el señor Teodoro, que percibía odio en la mirada de la señora Miranda y, tras observar a Bibiana, supo que la niña había llorado y que estaba muy asustada.
            ¿Qué ha pasado? interrogó el joven, alarmado ¿Dónde está Nico?
            ¡Te he dicho que te sientes! gritó la señora Miranda, frenética.
            ¡Mamá, por favor! exclamó Gabriela, atónita.
            ¡, cállate! le ordenó su madre sin mirarla. Sus pequeños ojos estaban clavados en el rostro del señor Teodoro ¿No piensas sentarte? le increpó.
            No, no voy a sentarme declaró este, malhumorado y muy inquieto. Le he preguntado que dónde está Nico.
            Es una lástima que no te sientes manifestó la señora Miranda, aproximándose al señor Teodoro. Quería escupirte en la cara porque eres un cerdo. ¡Un maldito y cobarde cerdo!
La mujer lanzó un esputo en la camisa azulada del hombre. Hubo un silencio mortal en el salón, únicamente se oía el movimiento oscilante del péndulo del reloj, colgado en una pared de la estancia.
Tobías, de pie, junto al señor Teodoro, limpió con su pañuelo la saliva que la señora Miranda le había arrojado.
            ¿Ha perdido el juicio? le preguntó el joven Esta noche íbamos a cenar juntos, íbamos a celebrar el Roscón de Reyes… ¿Qué le sucede? ¿Por qué ha llorado Bibi? Y por el amor de Dios, ¿dónde está Nico?
              —Nico no está respondió la mujer, secamente.
            Ya veo que no está se impacientó el señor Teodoro. Le estoy preguntando que dónde está.
            No lo sé declaró la mujer, fríamente. Únicamente sé que no está en la urbanización ni tampoco en Luna.
            ¿QUEEÉ? exclamó el señor Teodoro sintiendo de pronto mucho frío y unas punzantes palpitaciones en sus sienes. Con mano, algo temblorosa, cogió su móvil y buscó el nombre del niño en la agenda. La música del teléfono de Nicolás sonó muy cercana. La señora Miranda lo extrajo de un bolsillo y se lo entregó al señor Teodoro.
            ¿Qué significa esto? se desesperó el hombre, mirando, trastornado a la mujer ¿Por qué me está haciendo esto, por qué me insulta? ¡No entiendo nada! Lo único que va a conseguir es que acabe pegando al niño. ¿Dónde está? ¡Dígamelo, se lo ruego!
¡Bibi! el señor Teodoro se dirigió a la niña ¡Dime tú dónde está Nico! ¡Por favor, dímelo!
            Yo no sé dónde está murmuró la muchacha, acongojada, porque vio claramente el sufrimiento de Blas.
La señora Sales se retorcía las manos, muy atemorizada, y sus ojos se habían llenado de lágrimas.
            Estela, te lo suplico dijo, poniéndose de pie. Somos amigas desde hace tiempo. ¿Qué está pasando? ¿Por qué nos haces esto?
            Está bien, vais a saberlo ya manifestó la señora Miranda. Bibi, dale a Nat la nota que Nico te ha dejado para ella y que la lea en voz alta.
Todos los ojos se posaron en las niñas. Bibiana entregó una hoja doblada, a Natalia. La niña la desdobló de inmediato, y comenzó a leer lo que su primo le había escrito. Todo el mundo le prestó suma atención. La nota rezaba así:
    

Querida Nat, no te va a gustar esta sorpresa. A mi tampoco me ha gustado. Estoy muy triste, pero tengo que ser valiente y tú también tienes que serlo. Me he enterado de que Bruno no es mi padre; no somos primos, Nat. Blas me mintió. Yo nunca iba a estudiar en tu instituto ni a vivir en Aránzazu. Su intención era entregarme a mi verdadero padre, mañana o pasado mañana. Por eso, tengo que irme. No quiero vivir con un cerdo que durante quince años no se ha ocupado de mí ni ha dado la cara. Y tampoco quiero conocerlo. Volveré, Nat. Te prometo que volveré cuando tenga dieciocho años. Puede ser que Blas me dé una paliza, pero no podrá obligarme a vivir con ese cerdo porque seré mayor de edad.
Dile a Blas y a Emilia que los quiero y que les agradezco lo mucho que me han cuidado. También te quiero mucho a ti y no voy a olvidaros a ninguno. 
            Nico

Finalizada la lectura, la señora Sales prorrumpió en un llanto desgarrador y el señor Teodoro se sujetó las sienes con las manos, creyendo que su cabeza iba a estallar.
            ¡Nico se ha vuelto loco, Nico se ha vuelto locoexclamó Natalia, desorientada ¿Por qué dice esas cosas, dónde está, a dónde ha ido?
            ¡El culpable de esto ha tenido que ser el canalla de tu hermano! acusó el señor Teodoro, ferozmente, mirando a Elisa ¡Bruno ha debido hablar con el niño y decirle que no es su padre! ¡Pienso arrancarle la lengua; ese no volverá a hablar en su vida!
            No ha sido Bruno declaró la señora Miranda, con la cabeza muy erguida. He sido yo.
El señor Teodoro dejó de mirar a Elisa y volvió a mirar a Estela.
            ¿Usted? acertó a decir ¿Cómo qué usted?
            Sí, Blas, yo afirmó, tajante, la señora—. El día que llegasteis a Luna os oí hablar a Bruno y a ti. Él dijo que no era el padre del niño y tú dijiste que Nico estaría con su verdadero padre una vez finalizaran las vacaciones. Soy yo quien se lo ha contado al chiquillo.
¡No tienes vergüenza, Blas! ¿A quién pensabas entregar a esa criatura?
El señor Teodoro se puso una mano en la frente y negó, una y otra vez, moviendo la cabeza.
            —¿Por qué me ha hecho esto, Estela? —interrogó, muy consternado— ¿Por qué no habló conmigo? ¿Tan mal me he portado con usted? No creo merecerme este trato. Usted me ha juzgado y me ha condenado sin darme una mísera oportunidad para defenderme. Y sepa que usted está equivocada; yo no iba a entregar el niño a nadie.
¿Cómo ha podido pensar algo así? ¿Por quién me ha tomado?
            —¡No lo niegues, Blas! —gritó la señora Miranda, airada Tengo una testigo de que lo que digo es cierto. Bibi estaba conmigo y también lo oyó. ¡No voy a consentir que me hagas pasar, delante de todos, como una anciana enloquecida!
Bibiana, sintiéndose descubierta, bajó la cabeza, avergonzada.
            Tú ibas a dar el niño a su padre, mañana o pasado mañana siguió, empecinada, la señora Miranda.
Natalia lloraba, sin entender nada. El señor Tobías miraba atentamente al señor Teodoro. Si lo que decía Estela Miranda era cierto, ¿quién era, entonces, el padre de Nicolás? ¿Podía ser alguien con tanto poder y tras ser informado por Emilia, o por el propio Blas, de que Víctor Márquez había intentado asesinar a su hijo, envió a unos encapuchados a su comisaría para eliminar al individuo?
Todos, a excepción de Emilia y Elisa, examinaban al señor Teodoro, intrigados.
            ¿A qué padre, Estela? interrogó el joven, destrozado ¿A qué padre ni qué mil padres? ¡Por el amor de Dios, Estela! ¿Qué es lo qué me ha hecho, por qué no me ha enfrentado? ¡No imagina cuánto se ha equivocado!
¡YO SOY EL PADRE DE NICO! ¡YO SOY SU PADRE!
Yo soy el cerdo que menciona el niño en esa nota, que ha leído Nat, y a quien se niega a conocer.

Págs. 583-590

Queridos lectores del Clan Teodoro-Palacios, ya sabéis quién es el padre de Nico... es Blas
Felicito a todos los que lo acertasteis y a los que no
Todos sois unos estupendos lectores... los mejores que una autora pueda desear 
Tened en cuenta que no es lo mismo leer un libro a solas, que acompañados por su autora... he jugado a liaros, a despistaros... y con alguien lo he logrado


Siento no haber visitado vuestros blogs durante días y no haber publicado este capítulo el jueves pasado... me resultó imposible... espero y deseo que no se produzcan más interrupciones

Hoy os dejo una canción en el lateral del blog... es de Ricky Martin... "Tal vez"                                                                                 

48 comentarios:

  1. Ay moriiii jajaja Que buen capítulo Mela. Me has hecho transportar a ese sitio lo juro. Que pena por Nico por Dios. Me alegro que Blas sea el padre es lo que puedo agregar. He quedado con muchos sentimientos desencontrados, la rabia por Miranda, desesperación por Blas y la angustia del resto. Excelente capi querida. Un beso grande y felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lou... me alegra que te haya gustado el capítulo y que Blas sea el padre de Nico
      Sí, Nico se ha ido muy triste... Estela se había equivocado, debió hablar con Blas y no lo hizo
      Gracias
      Un beso grande para ti también

      Eliminar
  2. Hola Mela,cariño, ¡qué capítulo!¡Menudo disgusto se ha llevado mi madre con Nico! La nota que ha leido Nat y el niño que se ha ido con el taxi.Mi madre acertó que Blas era su padre.¡Hay que ver con Estela!¡Ay, que gracia,ha escupido a Blas!¡Ay pobre Blas!Este hombre va a enfermar, mis amigas no acertaron que era el padre del chico.No entiendo con quien habló Emilia,eso fue lo que me despistó. Y Blas tiene mucha razón,Estela lo ha juzgado y lo ha condenado sin darle una oportunidad para defenderse. Mucho dicen que cuando el rio suena agua lleva, y los rios los llenan la gente con cubos y con mangueras. Si, cariño, si. La canción es preciosa. Me muero de ganas porque vuelva a salir Helena.
    Besitos,bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia... siento que tu madre se haya disgustado
      Sí, sé que tu madre lo acertó
      Entiendo que la conversación que mantuvo Emilia con alguien desconocido te despistase... más adelante se sabrá con quién habló
      Estela se equivocó y pienso que debió hablar con Blas... pero, bueno, así es esta historia
      Me has hecho reír con los cubos y las mangueras... es muy posible que tengas razón
      Me alegra que te haya gustado la canción
      Helena volverá a salir
      Besos

      Eliminar
    2. Mela,cariño,parece que el tiempo está cambiando pero no hay que fiarse,seguro que vuelve el calor,me quedo hasta el 15 de septiembre,en septiembre muchas veces hace calor,mi madre está ansiosa por la publicación de esta noche,está sufriendo por Nico.
      Besitos,bonita.

      Eliminar
    3. Hola Julia... sí, es muy probable que en septiembre aún haga calor... seguimos estando en verano
      Siento que tu madre lo pase mal por Nico... pues debe prepararse para el final de la segunda parte... no me preguntes nada porque nada más diré
      De todos modos, aún falta mucho para eso
      Besos

      Eliminar
  3. hola Mela,estela no tiene culpa de nada y menos culpa tiene Helena que no esta en el pueblo y no sabe nada la culpa la tiene el blas que a dicho que era el tutor y a mentido,es un mentiroso todo el mundo tiene que verlo,ese miente en todo y tiene la culpa de todo,que nadie hable de Helena que nada tiene que ver con embustes y si estela le a escupido pues le a escupido,ese que canta tal ves otro que miente,tambien espero que no hayan mas paros en los capitulos,
    Saludos,guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos... Blas ha mentido, eso es cierto, pero hay que dar tiempo a que la historia se desarrolle... es posible que haya tenido sobradas razones
      Y si Ricky Martin te parece que miente... díselo a él
      Saludos

      Eliminar
    2. ¡Hola Mela!Vengo cargada de cohetes de todos los colores,estoy super contenta porque deseaba que Blas fuese el padre y lo acerté. Apártate un poco porque voy a tirar un esputo hacia arriba y no quisiera que te diera a ti.

      Un besazo.

      Eliminar
    3. Merck... me alegra que vengas contenta ya que acertaste quién era el padre de Nico... puedes lanzar todos los cohetes que desees... pero nada de esputos
      Y no vuelvas a colocarte donde mejor te parezca
      Un besazo

      Eliminar
    4. hola Mela en este bloc hace falta un poco de verguenza y respeto porque si te apartas el esputo ese me cae a mi,y si no te apartas te cae a ti,aqui que no se lancen porquerias,respetarse unos a otros,
      Saludos,

      Eliminar
    5. Vamos a ver... yo no me aparté... por lo tanto, a ti no te llegó nada
      Además, solo se lanzaron cohetes
      Y a lo mejor conviene que mires tu viga... y no la paja ajena... te lo digo por la vergüenza y el respeto que tanto defiendes

      Eliminar
    6. Mela, Estela escupió a Blas y eso no me gustó. El otro día lancé cohetes y esputos, da igual que no te apartaras, tengo buena puntería. ¿Respeto? Respeto mucho a quien se lo merece.

      Eliminar
    7. Vale, muy bien, se acabó este tema
      Hazme el favor de no ser tan guerrera
      Besos

      Eliminar
  4. jejeje, eso les pasa a las cotillas, suelen entenderlo todo al revés y luego las lían pardas.
    Yo sigo pensando que el padre es Darth Wader.

    Saludetesssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dany... es posible que a las personas cotillas les pase eso
      Pero Estela no es una cotilla... su error ha sido no hablar con Blas, pero no lo ha hecho con maldad... se ha equivocado
      Te garantizo que Darth no es el padre de Nico ;-)
      El padre de Nico es Blas Teodoro
      Saludetes

      Eliminar
    2. Habrás querido decir... "Tal vez Blas es Darth"
      Te repito que Blas Teodoro es el padre de Nico... no sé qué manía tienes con Darth
      Ya solo falta que vengas a decirme que Mateo es el padre de Nico

      Eliminar
  5. Hola Mela, un capítulo extraordinario con muchísima emoción. No esperaba que el padre de Nico fuese Blas, me ha sorprendido bastante. Hay un montón de cabos sueltos en esta historia que sólo un hada escribiente como tú tendrá la destreza de atar. Estela debería haber hablado con Blas pero no encuentro en sus actos mala fe.
    El próximo capítulo será el último que lea desde Benicasim, se me ha pasado volando este verano. Cuídate mucho, capitana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan... me alegra que te haya gustado el capítulo
      Sí, sé que no lo esperabas... espero atarlos todos
      Estela se ha equivocado
      Siento que se te haya pasado tan deprisa... vendrán otros, aunque falta un año y, eso, es mucho tiempo
      Intentaré cuidarme, marinero
      Un beso

      Eliminar
  6. Era demasiado previsible jeje. Estela ha metido la pata pero bien.
    Espero que localicen a Nico y que lo convenzan de la verdad...

    .Estelle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estelle... intenté engañarte, pero no lo conseguí... acertaste, felicidades
      La verdad es que sí ha metido la pata... podía haber hablado con Blas y no lo hizo
      Veremos qué ocurre con Nico
      Besos

      Eliminar
  7. Vaya Mela, al parecer no has podido despirtar a ciertas lectoras, seguidoras y amigas.
    No creo que ande lejos Nico...las rabietas suelen pasar del enfado a la sensatez.
    Y lo de la isla...hay un dicho en mi pueblo que dice "hay más días que longanizas" jijiji
    Por lo tanto otra vez será, mientras tanto sé muy feliz.
    Besos inmensos, Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar... no, no he podido despistar a todos, es cierto
      Nico va a coger un autobús... y no tiene una rabieta, está muy triste
      Pues no sé de qué pueblo eres... pero también he oído alguna vez ese dicho y creo que es verdad
      Lo de la isla... en otra ocasión será, no me preocupa
      Muchas gracias, también te deseo que seas muy feliz
      Besos inmensos

      Eliminar
  8. Buenas tardes Mela , Lo que me supuse Blas . Que emocionante me ha encantando este capítulo , buena trama y desenlace .

    Gracias por compartirlo con nosotros. Eres genial. Un beso !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas tardes, Rosamary... es cierto, me metiste un buen gol... parecido al que metió tu equipo ayer ;-) Felicidades
      Me alegra que te haya encantado
      Es un placer compartir mi novela con lectoras como tú, por ejemplo
      Muchas gracias
      Otro beso para ti

      Eliminar
  9. Ha sido super emocionante.
    La nota, el sufrimiento de ambos, la desdicha, la angustia...
    Fantástica, Mela, de verdad.
    Te leí hace horas y esperé a comentar en casa con calma. Me quito el sombrero
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia... no sabía que llevaras sombrero ;-)
      Me alegra que te haya gustado
      Muchas gracias
      Besos

      Eliminar
  10. Ainsss leches pero me da penita Nico, joerrrrr, la gente habla y no sabe ni de lo que habla y como siempre lo pagan los inocentes. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tamara... es normal que te de pena Nico
      Sí, la gente debería estar muy segura antes de hablar
      Pero, bueno, estas cosas ocurren en la vida real y, desgraciadamente, seguirán ocurriendo
      Un besazo

      Eliminar
  11. Jejeje, mi olfato no me engañó, aunque has intentado liarnos y casi lo consigues. Se ha hecho esperar pero un capítulo estupendo.

    Besos

    Raquel














    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel... me parece que mi respuesta va a quedar lejos de tu comentario... no entiendo por qué... hasta he reiniciado el equipo
      Bueno, te felicito y te aplaudo por tu excelente olfato
      Pero, no te confíes, puedo liarte en otra ocasión :-)
      Besos

      Eliminar
  12. Jajajajajajajajajjajajajajajajja a mi si que me has engañado Mela jajajajajjajaja digo no puede ser que sea Blas porque Mela siempre nos sorprende y ahora se va a enredar todo de nuevo jajajajajjajaja . Me ha encantado el capítulo de hoy pero ahora vamos a ver que pasa ...... Como ves aunque estoy de vacaciones no me pierdo ni un capítulo de tu novela. Y por cierto a mi me encanta Ricky Martín, he tenido la ocasión de verlo actuar dos veces y gratis ya que una amiga trabaja en la Sony. Me lo pase genial. Nos vemos en el próximo capítulo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia... me alegra que te lo hayas tomado con tan buen humor ;-)
      En el capítulo anterior... no podía creerme que no supieras que Blas era el padre de Nico... jajajaja... te dejaste engañar por mí
      Pues mira, eso está muy bien, porque dejarse engañar o liar por la autora del Clan tiene premio
      Espero que estés disfrutando de tus vacaciones y, por supuesto, me he dado cuenta de que sigues leyendo al Clan... esos detalles los valoro mucho
      Me alegra que te guste Ricky Martin y que te lo hayas pasado genial viéndolo en directo
      Nos vemos en el próximo capítulo y te mando un velero cargado de besos

      Eliminar
  13. Hola Mela

    Ya sabes que no suelo comentar los capítulos, voy mas lenta con tu libro que el caballo del malo, pero si quiero comentarte que me gusta lo que leo a simple vista y que tienes un mérito enorme, yo sería incapaz de escribir un libro, y menos entregar los capítulos con la periodicidad que tu lo haces. Eres tenaz y buena narradora e intuyo que una magnífica persona

    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Coté... te agradezco tus palabras, eres muy amable y agradable
      No es difícil escribir un libro... estoy segura que si te lo propusieras, lo conseguirías... solo hace falta soñar un poco y adelante... tú escribes muy bien
      Bueno, hay quien te diría que soy un trasto ;-)
      Eso sí, procuro no hacerle daño a nadie
      Un abrazo muy grande

      Eliminar
  14. Pues aunque es un buen capítulo ya no es imprevisible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuño... recuerdo muy bien que en el anterior capítulo me dijiste que te decepcionaría que Blas fuese el padre de Nico... Blas es el padre de Nico y, por lo visto, te ha decepcionado
      Te podría decir que "lo siento", pero es que no lo siento
      Dices que ya no es imprevisible... me gustaría saber qué es lo que no es imprevisible
      Lo único que te puedo asegurar es que no tienes ni idea de lo que va a suceder en esta historia... tanto que dices que no es imprevisible

      Eliminar
  15. LO leí de un tirón!!! CLaro tenía ganas de resolver el misterio, al menos este porque hay otros más, sin embargo yo estuve convencida de que era Blas el padre de Nico hasta que ya lograste despistarme a mí también. Muy buen capítulo!!!! Y bueno, ahora cabe esperar que habrá más sorpresas y se irá desentrañando más de un misterio.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG... lo leíste de un tirón porque hasta el final... Blas no dice que es su padre y es lo que pasa con la curiosidad
      O sea, que también te despisté a ti ;-)
      Bueno, Blas ha dicho que es su padre... pero ha podido mentir
      No, te aseguro que Blas es el padre de Nico
      Me alegra que te haya gustado
      Acabo de darme cuenta que has actualizado dos blogs... espero que hayas vuelto con las pilas bien cargadas
      Besos!!!

      Eliminar
  16. Mateo es el padre de Nico...
    jejeje.

    Marchando una de premiosssss
    http://relatosfantasiaelfos.blogspot.com.es/2013/08/premio-de-cloe-este-blog-premio-al-blog.html

    "Que la fuerza te acompañe...".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo pensaba que querías que te premiara... ya me he dado cuenta que no es así
      Gracias por tu premio, haré lo posible por publicarlo este jueves y, si no, el siguiente
      Respecto a que tu Mateo sea el padre de Nico... imposible
      Blas se enfrentaría a un ejercito de Martas si estuviese enamorado de Silvia... y no le acompañaría ningún cuñado ;-)
      Me parece que tu Mateo y mi Blas no se parecen en nada... y no creo que a mi Helena le gustase el cambio... y Helena es peor que un ejercito de Martas ;-)

      Eliminar
  17. Hola preciosa!!
    Ahhhh... ¿que mejor padre puede tener Nico....?
    Un capítulo genial,felicidades Mela.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana... pues sí, creo que no puede tener mejor padre
      Muchas gracias
      Besos

      Eliminar
  18. Lo sabia,lo sabia lo sabia! jjejejejejejejeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hada Isol... es muy cierto lo que dices... tú lo sabías ;-)

      Eliminar
  19. Ahhh! si he acertado!! hasta en el planteamiento, yupi!! y que conste que no he hecho trampa, no miro los capítulos antes de tiempo (bueno, eso ya lo sabrás) Qué bien! porque me hacía ilusión que Blas fuera su padre.
    La pena es cómo ha destrozado Estela la sorpresa tan bonita que tenía Blas reservada para el niño el último día de vacaciones y el 1º de una nueva vida...ahora sí que va a enfermar más aún.

    Eres genial Mela! cómo nos haces cavilar con tu clan ;-)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... Es cierto, María, has acertado y te felicito
      Creo que en ocasiones estaba tan claro que muchos lectores pensaron que no podía ser ;-)
      Además yo también lié un poquito ;-)
      Me gusta mucho tu frase... "El último día de vacaciones, y el primero de una nueva vida"
      jajaja... Muchas gracias, y enhorabuena de nuevo
      Besos!!

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.