Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 14 de febrero de 2013

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 50






El pasado 23 de enero llegó un premio muy especial a la Estación, gracias a la gentileza de Kikas, y su fabuloso blog DAKIPALLA.
Todo lo referente a este premio lo encontraréis en Premios(5), en una de las pestañas de arriba.
Gracias.








CAPÍTULO 50

28 DE DICIEMBRE, POR LA MAÑANA


C
uando Blas y Nicolás entraron en el garaje de villa de Luna, encontraron a la señora Sales, esperándoles. Al verlos, se levantó de una silla, con semblante alarmado.
          —¿Se puede saber qué ha ocurrido esta noche? ¿De dónde venís? —preguntó, enfadada— ¿Sabéis lo preocupada que estaba? ¡Blas, tu móvil ha estado mucho rato apagado o fuera de cobertura!
          —Mamá, te dije que volvieras a la cama —respondió el señor Teodoro—. No ha pasado nada grave. El niño ha salido de casa y he tenido que ir a buscarle.
Emilia sacudió, con una escoba, el trasero del chiquillo y lo envió a la cama sin contemplaciones.
Nicolás subió las escaleras agradeciendo mentalmente estar en casa. El muchacho estaba agotado y muerto de sueño. Una vez en su habitación, se puso el pijama y se acostó. Allí, sobre su cómodo colchón, el cálido ambiente del hogar lo envolvió enseguida. Iba a dormirse, pero Natalia y Bibiana no se lo permitieron, ansiando tener noticias.
          —Salvador y su coche ya están en el mar —les aseguró Nicolás—. Todo ha terminado. Blas me ha pillado cuando volvía, pero nuestro mayor problema ya es historia.
Bibiana se quedó muy extrañada.
          “Blas no ha debido poder coger el coche”, razonó la niña. “Nico se le ha escapado. Entonces, no debe saber lo de Salvador. Gracias a Dios, a Nico no le ha pasado nada”.
          —Mañana hablamos, si no os importa —dijo el niño, exhausto—. Necesito dormir, estoy muerto de cansancio.
Las muchachas salieron del cuarto; ellas también necesitaban dormir. Y los tres tardaron un suspiro en quedarse profundamente dormidos.
A la mañana siguiente, Nicolás quería estrellar su despertador cuando lo oyó sonar. Seguía teniendo sueño y se resistía a levantarse. Pero Blas entró en la habitación y le ordenó que hiciera la cama de inmediato, que se duchara, y aseara el cuarto de baño. A las diez en punto, lo quería ver en la cocina, desayunando.
El muchacho no se lo hizo repetir y a la hora acordada se presentó a desayunar. Había chocolate caliente y deliciosos bizcochos.
Todo el mundo estaba en la estancia, incluida Sandra, que hacía rato que había llegado a villa de Luna.
Nicolás tomó asiento y mojó un bizcocho en el humeante chocolate; de vez en cuando se frotaba los ojos.
          —Tienes sueño, ¿verdad? —le dijo Elisa— Eso te pasa por estar a altas horas de la noche fuera de tu cama. ¿Qué hiciste anoche, Nico?
          —Hizo el tonto como de costumbre —se apresuró a responder su tutor, que no había dormido nada bien y tenía unas ojeras pronunciadas—. Hoy no metáis nada en el lavavajillas, ahorraremos electricidad. Nico fregará el desayuno, la comida y la cena. Y ahora después, te esperan unos ejercicios de matemáticas, y otros de inglés en mi despacho. Y solo tienes permitido ir a casa de Estela, a la pista de tenis o a la piscina. Nada de montaña o de bajar al pueblo.
Y excepto lo de fregar, los demás castigos los mantendré el resto de las vacaciones. ¿Lo has entendido bien?
El chiquillo asintió, sin hacer ningún amago de protesta.
Sandra y Patricia no se sorprendieron gran cosa, pensaron que Nicolás debía haber hecho alguna trastada durante la noche.
El muchacho se dirigió al fregadero en cuanto terminó de desayunar para empezar a limpiar la vajilla sucia.
          —Usa agua caliente —le indicó Emilia—. La fría está helada.
Sandra se acercó al chaval y depositó en la pila un vaso que había utilizado, sonriendo burlonamente.
Nicolás vio su sonrisa y se enrabietó al instante. Sin pensar en las consecuencias, dio tres fuertes patadas a la puerta del armario ubicada debajo del fregadero.
Blas, que estaba de pésimo talante, se levantó de su silla, encolerizado. Secó las manos del niño con un trapo, y se lo llevó de la cocina.
          —¡A ti te quito yo esos humos! —declaró, furioso.
         —Ya está —murmuró la señora Sales, cuando su hijo y el chiquillo no estuvieron presentes—. Ya se ha ganado una azotaina. ¿Estás satisfecha, Sandra?
La joven enrojeció, levemente, y no contestó.
Al cabo de un rato, que a Natalia y a Bibiana les pareció interminable, Blas y Nicolás volvieron a la cocina. El muchacho regresó al fregadero para continuar con su tarea, más manso que un cordero. Cuatro palmadas de su tutor, en los glúteos, habían sido más que suficientes para apaciguarlo.
El crío intuía que tenía el trasero tan rojo como el tomate más maduro que pudiera existir. Fregaba, en silencio, y con mucho cuidado de no romper nada, mientras pensaba en lo mucho que odiaba a Sandra y en que no iba a poder sentarse bien, por lo menos, durante un mes. Aunque tenía muy presente que Blas se había contenido, como siempre lo hacía, y no le había pegado con fuerza.
          “Si me llega a dar, con ganas, me destroza”, meditó el chaval.
          —Voy a salir a correr —anunció el señor Teodoro—. Si Nico no se comporta, me llamas al móvil, mamá.
Emilia asintió y el joven abrió la puerta para salir al frío exterior. Necesitaba despejarse, hacer ejercicio, y liberarse de tanta tensión acumulada.
La mañana era muy hermosa. El sol brillaba en un cielo pintado de azul intenso, y la niebla se había esfumado por completo.
Nicolás terminó de fregar y se fue al despacho para hacer los deberes que Blas le había puesto. Transcurridos unos cinco minutos, Natalia entró y se sentó junto a su primo. Este estaba atareado resolviendo unos ejercicios y se removía en el sillón no encontrando una postura cómoda para su maltratado trasero.
          —¿Tienes mucho trabajo? —le preguntó la niña.
          —Para un par de horas —respondió el chaval, soplando—, es que me ha puesto problemas muy largos y complicados. Sé hacerlo de sobra, pero lleva su tiempo.
          —Nico, puede que no sea un buen momento para hablarte de esto, pero ya no puedo más. Tienes que hacer las paces con Elisa o no vamos a poder vivir juntos. Debes llevarte bien con ella. No quiero vivir sola con Elisa. La noto muy rara y cambiada. He llegado a pensar que me odia tanto como los abuelos.
Nicolás apartó la vista del problema que estaba resolviendo y miró a su prima. Percibió que estaba asustada y nerviosa.
          —No te preocupes, Nat —la tranquilizó—. Haré las paces con Elisa pero, tienes razón, está muy rara y cambiada. Creo que a mí también me odia. No te dejaré sola con ella. Aunque no creo que tenga sentido que a ti te odie, se ha ocupado de ti desde que naciste.
          —Blas te riñe, te castiga e incluso te pega —argumentó Natalia—. Pero nunca lo hace con rabia o con odio. Elisa te miró con rabia y con odio y a mí también. Tengo miedo, Nico.
Nicolás cogió una de las manos de la niña.
          —Te he dicho que voy a hacer las paces con ella —aseguró el muchacho—. No tengas miedo a nada.
En aquel momento entró en el despacho Sandra, y miró a los dos niños, con el ceño fruncido.
          —Nat, tú no puedes estar aquí —manifestó, como si ella fuera la máxima autoridad en la casa—. Nico está castigado.
          —¡La que no puedes estar aquí eres tú! —gritó Nicolás, enfurecido— ¡Lárgate!
          —Vengo a ordenar el despacho y la que se va a largar es Nat —replicó Sandra, pomposa—. ¡Y tú, sigue con tu castigo, idiota!
          —¡Mira lo que hago con mi castigo! —proclamó el chiquillo, levantándose, y rompiendo las hojas ante la cara de la anonadada chica— ¡Ahora sí que vas a tener cosas que ordenar y que recoger!
Natalia se tapó la boca, ahogando un grito. ¡Nicolás se había vuelto loco! Estaba muy claro que Sandra lo sacaba de quicio. ¿Qué explicación iba a darle a Blas cuando le pidiera los ejercicios?
          —¡Ahora mismo voy a llamar a Blas! —chilló Sandra, encantada— ¡Te va a dar otra paliza! ¡Y yo me voy a alegrar mucho!
La coqueta joven sacó su móvil de un bolsillo, pero Nicolás se lo arrebató con un movimiento rápido.
          —¡Tú no vas a llamar a nadie, asquerosa! —la insultó, colérico.
Sandra, como una gata salvaje, se lanzó contra el chiquillo y este le dio un empujón, apartándola.
La señora Sales y Elisa acudieron al despacho, alertadas por el alboroto.
          —¿Qué está pasando aquí? —preguntó Emilia, desconcertada.
          —¡Nico ha roto en mil pedazos los deberes que Blas le ha puesto! —acusó Sandra, histérica— ¡Mire, los trozos de las hojas sobre la alfombra! ¡Iba a llamar a Blas y me ha quitado el móvil y me ha empujado!
          —¡Estoy harto de que te metas conmigo! —gritó Nicolás— ¡Ya no te aguanto más! ¡Vete a la mierda!
          —¡Nico! No quiero oírte ese vocabulario —le regañó Emilia—. Devuélvele el móvil a Sandra. ¡Soy yo quien va a llamar a Blas!
El muchacho obedeció y se cruzó de brazos, con aire rebelde.
La señora Sales sacó su móvil y llamó al señor Teodoro, gritándole que regresara a casa al instante.
          —Vamos a esperar a que venga Blas —determinó la mujer, cruzándose de brazos también.
          —Nico no ha tenido la culpa… —comenzó a defenderlo Natalia.
          —¡Tú cállate! —le ordenó Elisa, propinando una bofetada a la pequeña, ante el asombro de Nicolás, de Emilia y de la misma Sandra.
El muchacho no pudo evitarlo, e impulsivamente, también empujó a su tía.
          —¡No vuelvas a pegar a Nat! —le gritó, muy enfadado.
          —Nat es mi hija adoptiva y la educaré como a mí me parezca —declaró Elisa con un brillo malévolo en sus ojos.
          —¡Eres tan mala y odiosa como tu hermano! —exclamó Nicolás, enfadadísimo.
          —Nico, cállate, por Dios —le rogó la señora Sales, abrazándose al niño para retenerlo y serenarlo.
Las lágrimas resbalaban por el rostro de Natalia que, por primera vez en su vida, se sentía desamparada entre las garras de una loba.

Págs. 383-389

Hoy es 14 de febrero, San Valentín, El Día De Los Enamorados.
Sé que mucha gente es contraria a esta celebración.
Yo estoy muy a favor, tal vez esta gente y yo hablamos de amores diferentes.
El amor es lo más importante, lo único que te va a hacer feliz, bien merece ser homenajeado un día al año.
Y aquí os dejo mi pequeño homenaje al Día de los Enamorados.
Os lo dedico... a ti, que ya lo has conocido; a ti, que lo estás conociendo y, a ti, que lo vas a conocer.


Ese que no entiende de educación, que llega sin avisar, que entra sin llamar.
Ese que invadirá, revolverá, acariciará y arañará tu alma, y encenderá tu corazón.
Ese que nunca será rutina, que jamás se agotará...
Ese que precisa de poco mimo para lucir resplandeciente...
Te arrancará millares de sonrisas, no secará las lágrimas que te provocará...
Ese que te hará temblar, te hará soñar y desear...
Ese que por fin llegó, de ese Amor hablo yo.    Mela.                                                                                                                                          

44 comentarios:

  1. El capítulo de hoy está repleto de bonitos detalles. Me ha gustado cómo Blas, haciéndose el duro, cubre al chico y también cómo Emilia le cuida en la sombra, aconsejándole que use el agua caliente... eso es cariño del bueno :)

    El poema, muy lindo. Me conmovió. Me sorprendió gratamente ¡y eso qué ya conocía los 2 primeros versos! qué el otro día me los adelantaste :) Tienes razón: la persona que ama, que se siente querida ¡tiene por qué luchar! Y a partir de ahí, podrá con todo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mere, bueno, parece ser que Blas y Emilia quieren a Nico. Y cuando quieres a alguien es más fácil que te delaten los pequeños detalles porque se te escapan sin darte cuenta. Los grandes detalles... es más sencillo disimularlos.
      No sé escribir poemas, lo mío son las novelas. Solo he querido hacerle un pequeño regalo a ese Amor con mayúscula.
      Si te ha gustado es porque debes estar enamorada jajaja
      Besos

      Eliminar
  2. Mela, cariño, Blas está ojeroso, demasiadas preocupaciones pero lo imagino guapísimo con sus ojeras.Ni siquiera van a dejarle dar un paseo.
    Ay Mela, me ha emocionado lo que has dicho sobre el amor pero todos los amores de mis amigas son rutina. Se van a poner tiesas.
    Tengo muchas ganas de que narres una escena de amor de Blas, será apoteósico con tu dulzura y elegancia.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, después de todo lo que ha ocurrido, Blas ha pasado mala noche y es normal que esté ojeroso.
      jajaja Estoy de acuerdo en que, a pesar de las ojeras, debe estar guapísimo.
      Pues espero que tus amigas no se ofendan pero, desde luego, el amor no es rutina.
      Bueno, ya te dije que verás a Blas enamorado, rabiosamente enamorado jajajaja
      Besos, guapa

      Eliminar
    2. Mela, cariño, mañana ya es jueves. Juan te manda mucho animo por el resultado del partido con el Milán.
      A algunas amigas mías les sentó muy mal tu poema, por lo de la rutina. Claro, se aburren mortalmente con sus maridos. No sabes las ganas que tengo de ver a Blas rabiosamente enamorado.
      He visto que has colocado una canción de Isabel pantoja, bien hecho querida. He visto tu nueva foto, eres una monada Mela
      Besitos.

      Eliminar
    3. Hola Julia, gracias por recordarme que mañana es jueves ;-)
      Dale las gracias a Juan de mi parte pero yo no estoy desanimada.
      Siento lo de tus amigas, mi intención no era ofender a nadie.
      Sé que tienes ganas, llegará ese momento.
      Bueno, por si alguien quiere relajarse después de leer el capítulo.
      Gracias, eres muy amable.
      Muchos besos para ti

      Eliminar
  3. Un jueves más, ¡las semanas vuelan!
    Querida Mela, hoy voy regañar a Blas, se acabó la tregua. El capítulo me ha gustado, por supuesto pero, aunque Nico se merecía un castigo por sus mentiras y tejemanejes varios, no estoy nada de acuerdo con los azotes que sólo le correspondían a la muy asquerosa Sandra. Claro, no iba Blas a golpearla, pero ¡por Dios, que la eche a la puñetera calle! ¡Es un zorrón!
    Elisa me está cayendo muuuuuy gorda, se está cavando su propia tumba con esos celos absurdos. Era eso, una loba con piel de cordero.
    Por lo demás, estupendo. Que Blas corra urbanización arriba, urbanización abajo y expulse adrenalina, que ni eso le dejan hacer con tranquilidad, jajajaja.

    Tu dedicatoria a este día especial me ha encantado. Has sabido definir muy bien ese amor que merece la pena vivir.
    ¡Feliz día!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver, yo creo que los nervios están a flor de piel y solo falta que el chiquillo se ponga a dar patadas a la puerta del armario jajajaja
      Yo estoy contando una historia, no estoy de acuerdo con la violencia jajaja Y no sé de qué me río.
      Estoy de acuerdo en que Sandra es una estúpida y Elisa otra. Blas es muy caballero, nunca le haría algo a una mujer.
      Aquí la única que va a correr Estación arriba y Estación abajo vas a ser tú, que también te hace falta expulsar adrenalina.
      Sabía que te gustaría...
      Muy feliz día!!!

      Eliminar
  4. Hola guapa como siempre es muy interesante pasar por tu blog y pasar un grato tiempo de lectura, es muy amoroso el texto.

    Si te interesa tengo un megasorteo en mi blog de materiales y regalillos hechos por mi.

    http://redecoratelg.blogspot.com.es/2013/02/megasorteo-internacional-en-raspberry-y.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Dolores, gracias por tu visita y tus amables palabras.
      En cuanto pueda pasaré por tu blog, seguro que sorteas cosas muy interesantes.
      Besos

      Eliminar
  5. Hola Mela, el capítulo de hoy me ha gustado mucho, es que ya hacía días que esperaba leerte. Elisa cada día me cae peor. Hay algo que me llama la atención desde el primer capítulo Mela. Es que me parece bien que castiguen a Nico y le peguen alguna colleja de vez en cuando, pero es que eso de que le dejen las manos marcadas, y siempre tantas tortas no me gusta nada!!!!! La verdad es que cada vez tengo más ganas de saber como acaba esto. Y yo sigo cabezota en que no han tirado al fiambre, que va a salir por ahí en cualquier momento!!!!!!!
    Me ha gustado el rinconcito de San Valentín. te deseo que tengas un feliz día de los enamorados.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia, me gusta que esperes ansiosa el capítulo. Es señal de que te gusta la historia.
      Me parece bien que defiendas a Nico, pero el único que le hizo una salvajada fue Salvador Márquez. Blas le da algún cachete, alguna palmada pero, suave.
      Normal que Elisa te caiga mal.
      La historia es un poco larga y compleja, tardarás un poco en ver cómo acaba.
      No te puedo decir mucho sobre el fiambre, tal vez tengas razón...
      Gracias, yo también te deseo muy feliz Día de los Enamorados. Te lo mereces.
      Un beso

      Eliminar
  6. Buenísimo tu homenaje a San Valentín, Mela. Creo que no me equivocaré al afirmar que debes estar muy enamorada. Me gustaría conocer a ese amor del que hablas tú. El capítulo impecable, será muy bueno ver como desarrollas el amor de Blas hacia Gabriela o hacia Elisa.
    Hasta el 51!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oskar, me alegra que te haya gustado, solo ha sido un pequeño detalle.
      Tal vez estoy enamorada, sí.
      El amor del que te hablo es el único que existe, otra cosa no creo que sea amor.
      Me alegra que te haya gustado el capítulo.
      Pues ya veremos si te gusta cómo lo desarrollo si se da el caso, claro.
      Hasta el 51!!

      Eliminar
  7. Hola Mela: Me he quedado O_o luego de terminar el capi!!! A ver por donde comienzo...
    Lo de Blas, un gran corazón para proteger a Nico aunque reconozco que a veces no estoy muy deacuerdo. Los de las tareas, no fue mucho??? Hemoso el gesto de Emilia de que cuando lavara lo hiciera con agua caliente, pues la fría estaba helada; y eso que lo había recibido a escobazos jajajaja
    Sandra =/ es una bicha y la verdad que si fuera Emilia la hecho...No la tolero y encima me saca >:/
    Nico está super sacado, ya ni ve las consecuencias de esos arrebatos de cólera. Me pone mal pues sé que esto traerá malas situasiones =(
    Elisa se zarpó muy mal...Que tiene en la cabeza para hacer semejante crueldad!!!! Me ha hecho enojar, eso va ás allá de celos. Pobre Nat ahora sí que estas vacaciones se han trasformado en una pesadilla....
    Antes de finalizar (aunque tengo varias cosillas más por decir pero bue...) Me ha conmovido mucho el amor manifestado por Blas y Emilia por Nico y Nico por Nat, cosillas que pasaron muestran ese afecto profundo que se tienen...
    Ahora sí para finalizar te felicito por el premio y por el bello poema que has escrito! Preciosas palabras ;)
    Será hasta el próximo capi que estaré esperando ansiosamente!!!!
    Besazos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia, sí, seguramente han sido demasiadas tareas. Es que Blas está muy nervioso. Emilia quiere mucho a Nico.
      A Sandra le gusta fastidiar, veremos qué acaba pasando...
      Sí, Nico tiene muchos arrebatos jajajaja Eso es muy común, pasa a niños y a mayores, muchas veces hacemos o decimos sin pensar en consecuencias. Hay que pensar pero es más difícil de lo que parece.
      Elisa, muy mal, le ha dado una bofetada muy violenta a Nat.
      jajajaja Me ha hecho gracia que digas que estas vacaciones se han transformado en una pesadilla. Hagamos las maletas y salvese quien pueda jajajaja
      Siempre es bonito ver que las personas se quieren.
      Muchísimas gracias, eres muy amable. No sé escribir poesía, es una dedicatoria a lo más maravilloso que existe.
      Besazos para tí, simpática!!

      Eliminar
  8. Mela

    Ya sabes que te dije que no iba a cometarte sobre el Clan de Teodoro Palacios hasta que me entere bien de la trama, no descarto el imprimirmelo si no te importa e ir leyendo un poquito cada noche en la cama antes de acostarme, porque es imperdonable que a estas alturas aún no encontrase un hueco para empezarlo

    Un beso enorme

    Y gracias por el premio, eres genial¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Paloma, eso es muy perdonable. jajaja No te preocupes en absoluto. Ya lo leerás cuando puedas, no hay ninguna prisa. El Clan no se va a mover de aquí, a no ser que me entre algún arrebato como a alguno de mis personajes(es broma).
    Es un premio muy querido y te lo he entregado con mucho cariño porque tú sí que eres genial. ¡¡Cuídamelo!!
    Un beso muy enorme!!!

    ResponderEliminar
  10. Bueno ya llegó el capítulo y me ha durado nada y menos, se me ha hecho cortísimo y ahora me dan ganas de abofetar yo misma a Elisa, demasiado "rara" se está poniendo para que al final no la pillen en algo in fraganti como a Sandra, ojalá así sea. Manteniendo la intriga una semana más, pero me encanta.

    Y del amor Mela!!! ayyys el amor!! yo también creo en él,sé y comprendo que va cambiando y que no es igual en sus inicios que cuando ya se ha consolidado, pero es muy hermoso creer en él y sentir el corazón enamorado. Lo has descrito de una manera preciosa, tal como tú escribes y a mí me encanta!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG!! jajajajaja O sea que quieres abofetear a Elisa, la verdad es que ha estado muy feo lo que ha hecho.
      Dices que te ha sabido a poco, eso es bueno.

      jajajaja Me hace gracia cómo exclamas refiriéndote al amor. Yo no creo que el amor cambie FG, yo he dicho exactamente lo que creo, lo demás para mí no es amor.
      Es un halago lo que me dices porque eres una gran profesional de la poesía.
      Te deseo un Feliz Día De Los Enamorados.
      Besos!!!

      Eliminar
  11. Hola Mela, me ha gustado el capítulo pero voy a destacar tu dedicatoria al amor que me ha sorprendido gratamente y me ha llegado hondo.
    Felicidades, hada escribiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, eres muy amable. Muchas gracias.
      Te deseo mucha suerte y que conozcas a ese amor del que yo hablo, a no ser que ya lo conozcas jaja
      Besos

      Eliminar
  12. Caramba pobre chico ,acabando de resolver ese paquete del fiambre y que mal lo pagan ,desde luego de que hay personas con malas intenciones las hay ,brujas diría yo.Gracias por ese detalle tan hermoso.Feliz fiesta de San Valentin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fidel, en el mundo hay mucha clase de gente, personas maravillosas y personas no tan maravillosas.
      La verdad es que Sandra y Gabriela son algo brujas, sí.
      Me alegra que te haya gustado el detalle.
      También te deseo una feliz fiesta de San Valentín.
      Bueno, donde tú estás, no sé si se celebra hoy... probablemente no.
      De cualquier forma te deseo que conozcas ese Amor especial.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  13. Hala, son todas unas brujas!!!
    Me he cabreado un montón a medida que avanzaba el capítulo!!!
    Menos mal que con tu dedicatoria me voy con una sonrisa.
    Yo no tengo nada en contra de esta fecha, si acaso que se mercadee, pero como con tantas otras. Cualquier excusa es buena para celebrar el amor, y a mi me gusta hacerlo todos los días
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia!! jajajaja Me hace gracia que las llames brujas, la verdad es que se comportan como tales. Te has soliviantado, eso está bien.
      Quiero decir que está bien que el capítulo provoque reacciones en el lector.
      Me alegra que te vayas con una sonrisa por la dedicatoria.
      Comprendo lo que dices y está muy bien celebrarlo a diario, pero ese Amor también se merece su fecha en el calendario.
      Besos!!

      Eliminar
  14. Te aviso.....
    Voy a acabar llamando al fiscal de menores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kikas, me estoy riendo pero no me hace gracia.
      Iba a invitarte a sentarte y a tomar algo... Ahora quiero que permanezcas de pie y no voy a ofrecerte ni un vaso de agua. ¿Qué te ha parecido?

      Eliminar
  15. Que el fiscal de menores tiene trabajo para aburrirse con este relato.....
    Te van a cerrar el blog, te aviso....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea, que aprovechando que estoy durmiendo te has acomodado y te has tomado un gin tonic. Muy bien...
      A mí me van a cerrar el blog, pero antes cerrarán el tuyo por muchos motivos que no voy a mencionar porque, aunque te extrañe, soy una dama.

      Eliminar
  16. jeej pobre Nico todos los golpes que se escapan van a parar a él, en fin es lo que tiene estar rodeado de brujillas, jajajaj
    Lo de San Valentin cada uno es libre de celebrar ese dia o no, yo prefiero celebrarlo a diario, asi toco a más jajajajaja
    un besoteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues sí, dos brujitas están muy cerca de Nico, aunque yo creo que la peor parte en este capítulo se la ha llevado Natalia.
      Oye, estupendo que lo celebres a diario y te deseo que siempre sea así.
      Un besote!!!

      Eliminar
  17. Hola Mela, vengo a visitar tu blog, y a darte las gracias por tu visita a los mios, gracias tambien por seguir todos mis blogs, eres muy amable, ya veo que tu blog es de Literatura, por lo que hoy no dispongo de tiempo para leer nada, pero veo que tienes muchas historias, en cuanto pueda me voy a pasar a leer alguna de ellas, ¿me recomiendas alguna en especial que sea de intriga y misterio?, muchas gracias. Me quedo en tu blog.
    Besos.
    Anabella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anabella, me alegra mucho verte en la Estación.
      Nena Kosta me habló de ti y, a veces, le hago caso. En esta ocasión me alegro de haberlo hecho. Todos tus blogs me han parecido estupendos y no he podido despreciar ninguno.
      Anabella, aquí solo hay una historia, lo que has visto arriba son capítulos de la misma. Solo puedo recomendarte empezar por el capítulo 1 y yo te acompañaré siempre que tú quieras. Pero, por favor, no te sientas obligada a empezar a leer. Tómate el tiempo que quieras, comprendo que estás muy ocupada con tanto blog.
      Cada vez que actualices alguno de ellos, allí me tendrás.
      Besos

      Eliminar
  18. Venga, aquí todo el mundo reparte guantazos a mansalva, madre mía... Blas como es más fino, en el culete de un chico de 15 años; Nico a empujones con una petarda, como debe ser (idolatro a este muchacho) y la otra loca a bofetadas con su hija adoptiva, que no le ha hecho nada... Guay XD me encanta esta familia.
    Me lo paso pipa en tu blog :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Me alegra que te lo pases pipa, yo también me lo paso bien contigo.
      Besos

      Eliminar
  19. Y ahora toca cobrar a Natalia, siempre se la gana alguién.... un poco de Paz que están en Navidad...jejeje.
    Nos leemos.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que nos leemos... me encanta leerte.
      Muchos besos

      Eliminar
  20. Que maldad Sandra! y Elisa? como la han cambiado sus inseguridades! pobre Nico y ahora pobre Nat tambien,sus amigas ahora están en un ambiente más similar a las vidas que ellas tienen pobres en vez de pasar una navidad diferente están más o menos en lo mismo,llenas de problemas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, hay muchos problemas por resolver

      Eliminar
  21. Eres una genia adoro tu forma de escribir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Hada Isol, eres muy amable y una gran lectora

      Eliminar
  22. Hoy tengo que empezar por el poema ¡qué preciosidad! así es, te doy la razón en todo y por lo bien que lo has expresado!!
    En la casa, hay tantos sentimientos distintos que hacen un contraste muy fuerte, pero son reales como la vida misma.
    Besos!

    ResponderEliminar
  23. jajaja... Me alegra mucho que te haya gustado el poema que escribí
    Es muy fácil expresarlo cuando sientes y sabes de lo que estás hablando ;-)
    Y si me das toda la razón... es que sientes y sabes de lo que hablé ;-) Te deseo mucha felicidad en cuestión de amor
    Esta novela se basa en la vida... por esta razón, muchas situaciones, parecerán muy reales
    Besos!

    ResponderEliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.