Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 7 de febrero de 2013

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 49




El pasado 18 de enero llegó a la Estación otro magnifico premio por gentileza, esta vez, de Lorena Be-Bop y su adorable blog Be-Bop Lashes.
Toda la información sobre este simpático premio la encontraréis en Menciones(4), en una de las pestañas de arriba.
Gracias.





CAPÍTULO 49

DE REGRESO A LA URBANIZACIÓN


N
icolás propinó una patada a una piedra, furioso. No comprendía por qué motivo Gabriela negaba lo que él le había contado a su tutor.
Blas miró fijamente a la joven.
          ¿Qué quieres decir? preguntó, vehemente.
          Cuando Nico vino a casa de mi madre, mi exmarido ya estaba muerto reveló Gabriela. Nat y Bibi llegaron primero. Salvador se había enfurecido porque Hércules no tenía el bozal. Golpeó a mi madre y me agarró por el cuello con la intención de ahogarme. Nat soltó a Hércules y fue el perro quien se abalanzó sobre Salvador y lo mató. Hércules me salvó la vida. Probablemente, también salvó a mi madre.
          Y la vida de Nico —agregó Estela. Cuando ese canalla estaba pegando al niño con la cadena, se le echó encima y estoy convencida de que lo hubiese matado si no llega a llevar el bozal. ¿Qué hubieses hecho entonces, Blas? ¿Hubieses llamado a la policía? Sabes muy bien que sacrificarían al perro. Hércules no es ningún asesino, simplemente nos defendió de un mal hombre, de un vil maltratador. Ayer le dijiste a Hércules que le estarías eternamente agradecido por haber salvado a Nico. Ahora es el momento de demostrar ese agradecimiento. Hércules te necesita.
Blas Teodoro no dijo nada, miró el maletero del coche de Gabriela. Segundos después se dirigió hacia él. Lo abrió y extrajo el saco que contenía el cadáver. Cargó con él y lo depositó en el suelo, muy cerca del precipicio. Buscó piedras grandes y las metió en el interior del saco que, posteriormente, volvió a anudar fuertemente.
Lo siguiente que hizo fue arrojar el saco por la pendiente.
El cuerpo sin vida de Salvador Márquez se hundió en el oscuro y embravecido mar.
        —¡Meteros en el coche! —dijo Blas a las mujeres y al chiquillo ¡Tendremos que salir rápidos de aquí!
Todos obedecieron y el joven se encaminó a por el seat Ibiza y lo empujó hacia el declive. El coche se precipitó al vacío y explotó al chocar contra las rocas.
Blas corrió hacia el Opel Corsa, Gabriela se había sentado delante, pero no al gobierno del volante. El joven entró en el coche y lo puso en marcha saliendo veloz del acantilado.
          Poneros el cinturón —indicó.
       Todos lo llevamos puesto respondió Nicolás. Tú eres el que te lo tienes que poner y no dar tantas ordenes a los demás.
El niño estaba enfadado con su tutor, pensaba que se había metido donde nadie lo había llamado. Estela pellizcó una pierna del chaval, solo faltaba que el chiquillo enfureciera a Blas. Los temores de la señora Miranda eran fundados, Nicolás consiguió alterar al señor Teodoro más de lo que ya estaba.
          ¡Tú estás castigado! aseguró al crío ¡Y no solo el resto de las vacaciones, sino hasta el día que yo me muera!
El muchacho, como respuesta, pateó el suelo del vehículo.
          ¡Yo no puedo estar castigado tanto tiempo! protestó.
          No te preocupes lo serenó su tutor. Con estos sustos y disgustos que me das, no creo que me haga muy viejo.
          ¡Yo no quiero que te mueras, prefiero estar castigado! replicó Nicolás.
Estela sonrió.
          ¿Quieres mucho a Blas? preguntó al niño a propósito.
          —¡Claro que lo quiero, muchísimo! contestó el chaval al momento.
          ¿Podrías separarte alguna vez de Blas? siguió preguntando la mujer, con la idea de que el señor Teodoro entendiera que era un crimen entregar el niño a su verdadero padre.
          Nunca me separaré de Blas afirmó Nicolás, rotundo.
El señor Teodoro sonrió, levemente.
     No intentes hacerme la pelota, Nico comunicó al muchacho. Igualmente vas a estar castigado.
          Emilia no te va a permitir que me castigues tanto tiempo dijo Nicolás, esperanzado. Y si me pegas, te va a romper la escoba en la espalda. A ella no le gusta que me pegues.
          Cállate ya, Nico ordenó su tutor. No quiero oírte, no quiero escuchar más niñerías tuyas. El horno no está precisamente para tus bollos.
El chiquillo apoyó la cabeza en el respaldo de su asiento y suspiró, preocupado. Todo había acabado, pero era una verdadera lástima que Blas se hubiese enterado. El futuro no se presentaba de color rosa.
El Opel Corsa se deslizaba por la carretera con seguridad y con precaución. Ya había quedado atrás el terreno rocoso y se encontraban de nuevo en terreno montañoso.
De pronto, Gabriela rompió a llorar sorprendiendo a sus acompañantes de viaje. La joven había tenido que soportar momentos muy tensos y dolorosos y, ahora, sus nervios se estaban quebrando.
Blas puso su mano diestra sobre la pierna izquierda de la mujer, intentando darle calor.
          Cálmate le dijo con suavidad. Las cosas van a ir bien. Lo malo ya es pasado. Tenemos que olvidar lo que ha ocurrido.
Gabriela asintió y agradeció a Blas que les hubiese ayudado. También le pidió perdón por haber involucrado a Nicolás en aquel feo asunto.
          Yo te agradezco a ti que me hayas contado la verdad declaró el señor Teodoro. Para mí era terrible pensar que Nico se hubiese visto obligado a matar a Salvador.
          ¡Pues yo no te hubiese contado nunca la verdad, y siempre hubieras  pensando que era un asesino! manfestó Nicolás sin ningún sentido común.
La paciencia y el aguante de Blas tenían un límite y el chiquillo acababa de cruzarlo.
El señor Teodoro arrimó el coche a la cuneta y paró, levantando el freno de mano. Acto seguido se giró y propinó un manotazo a la boca del chaval que, inmediatamente, bajó la cabeza, amedrentado. Era muy consciente de que se había buscado con creces que su tutor le pegase.
          ¡A ver si eres capaz de volver a abrir esa boquita! le gritó Blas, furioso.
El joven se puso el cinturón y volvió a poner el coche en movimiento. Estela dio un cachete al crío, enojada por su comportamiento. Nicolás, avergonzado, no rechistó y continuó con la cabeza agachada.
Minutos después sonó el móvil de Blas. Era la señora Sales, angustiada, queriendo saber dónde se habían metido él y Nicolás.
          Pronto estaremos en casa le contestó el señor Teodoro. Acuéstate y duerme tranquila.
La madre de Blas se negó sonoramente, y dijo que los estaría esperando para recibirlos a escobazos.
          A Nico y a mí nos espera una buena cuando lleguemos a la villa comentó Blas al finalizar de hablar con Emilia. Mi madre está que echa chispas. No vamos a contarle lo sucedido, se volvería loca. Le diremos que has salido esta noche sin permiso puntualizó, mirando por el retrovisor a Nicolás.
          “Sí, claro”, pensó el muchacho, abatido. “El único que se la va a cargar soy yo, como siempre”.
          A Nat y a Bibi les diremos que todo lo hemos hecho  nosotros solos —manifestó Gabriela, transcurrido un rato. Es mejor que no sepan que Blas ha intervenido. Serán más prudentes si piensan que Blas no sabe nada. ¿De acuerdo, Nico?
El niño asintió en silencio.
          —Les dices que Blas te pilló por el camino cuando volvías a casa habló Estela.
El chiquillo volvió a asentir sin ocurrírsele pronunciar palabra. Temía enfurecer nuevamente a su tutor.
Llegando a Puerto Llano, el automóvil empezó a ser devorado por una densa bruma. Blas tuvo que encender los faros antiniebla y conducir con mayor cuidado.
          ¡Lo que nos faltaba! exclamó, molesto. Estaba deseando llegar cuanto antes a villa de Luna.
Engullidos por la niebla fueron ascendiendo por una carretera estrecha hasta alcanzar   la urbanización. El señor Teodoro aparcó el coche al lado de la casa de Estela, y bajaron del vehículo.
El joven acompañó a las mujeres hasta la puerta del garaje, mientras Nicolás esperaba en el camino.
          ¿Estaréis bien? preguntó Blas a Gabriela.
          Por supuesto que sí respondió esta. Hércules se encarga de cuidarnos de maravilla.
          Es raro que no se ponga a ladrar.
          —Lo he dejado en mi habitación, le gusta mi cama, estará durmiendo como un bendito. Gracias por todo, Blas... y gracias por existir.
Súbitamente, la chica se abrazó al hombre, con fuerza, y sintió una corriente agradable recorrer todo su ser, que jamás había experimentado antes. Se separó, sonrojada.
Blas sonrió, mostrando su dentadura perfecta. Besó en la mejilla a Gabriela y, a esta, los labios del joven le parecieron suaves y muy cálidos. Sus ojos, color avellana, buscaron los ojos negros de Blas.
          No seas muy duro con Nico, te lo ruego le pidió, brillándole la mirada. Sin entender por qué, se sentía bella —El pobre crío no tiene culpa de nada. Mi madre y yo somos las únicas culpables.
Blas volvió a sonreír, y acarició suavemente el pelo corto y liso de la pelirroja.
          —Gracias por existir tú también —murmuró—. Buenas noches, Gabriela. Buenas noches, Estela —añadió, en voz más alta, mirando a la señora Miranda, que estaba, a su vez, observándoles.
El señor Teodoro se alejó, seguido por la mirada de ambas mujeres.
Se reunió con Nicolás, a quien cogió por un brazo, y se marcharon hacia villa de Luna,  desapareciendo los dos en la niebla.
          —Ese hombre es maravilloso —declaró Gabriela, extasiada—. Parece mentira que puedan coexistir hombres como Salvador y hombres como Blas. Me siento feliz, mamá.
          —Será mejor que entremos en casa o nos vamos a congelar —manifestó Estela—. Estoy cansada, necesito irme a la cama. Y no olvides, que ese hombre maravilloso tiene muy cerca a Elisa. No sé realmente qué hay entre ellos, pero me disgustaría mucho verte sufrir. Ya has padecido bastante.
          —Querer a Blas no creo que nunca me pueda causar sufrimiento o desdicha —replicó Gabriela—. Es un hombre único, diferente, y me siento feliz. ¡Qué cosa más extraña! Sabiendo que nos hemos colocado al margen de la ley, que podemos ir a la cárcel, y me siento feliz. Y quiero sonreír. Y voy a sonreír.
          —Te digo que entremos en casa —repitió Estela—. Y sé más sensata, hija. Nadie se enamora en un segundo.
         —Me acaba de suceder, mamá.

Págs. 375-381                                                                                               


62 comentarios:

  1. Mela, cariño, sabes de sobra que esta semana se me ha hecho muy larga. Me ha gustado muchísimo. Lo has expresado con tanta dulzura como si lo estuvieras sintiendo que me has hecho notarlo, ha sido muy real.
    Entonces debe ser Gabriela el amor de Blas, ya me contarás.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, ten un poquito de paciencia, por favor.
      Me alegra que te haya gustado.
      Poco te puedo contar, no te puedo decir si Gabriela va a ser o no. Hay que leer con calma, una página detrás de otra.
      Pasa un buen jueves

      Eliminar
    2. Mela, cariño, estoy deseando que llegue mañana. Dos amigas mias casi te han alcanzado y se derriten por Blas. Todavía no lo tengo bien perfilado, ya te diré.
      Besitos

      Eliminar
    3. Hola Julia, disculpa que no te publique todos los comentarios, estoy un poco atareada.
      jajajaja Me ha hecho reír lo de tus amigas. Si necesitas saber algo más, me lo dices.
      Besos

      Eliminar
  2. Aix me encanta este capítulo !!!! Ya te dije mela que el personaje de Gabriela me gustaba mucho y Elisa ya hace días que no me acaba de convencer.... Pero yo estoy dale que te pego con el fiambre....no sé, no sé. A ver que más pasa.....
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia, me alegra que te haya encantado. Sí, es verdad, me lo dijiste, es una buena chica. Veremos qué pasa...
      "Dale que te pego con el fiambre", a lo mejor tienes razón y volvemos a ver a Salvador Márquez, nuca se sabe...
      Un beso

      Eliminar
  3. Hola Mela, no sé si estará resuelto el problema de Salvador. ¿De verdad crees que alguien se puede enamorar en un segundo?
    Hasta el 50!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Oskar, puede que esté resuelto y puede que no.
      No es necesario que yo crea en algo para contar esta historia pero, en este caso, sí lo creo. Y en medio segundo también.
      Hasta el 50!!

      Eliminar
  4. Esta vez Nico ha demostrado su inmadurez en todo su esplendor y nunca creí que diría esto: el sopapo de Blas para cerrarle la boca se lo ha ganado con creces, en su lugar yo me hubiera roto los dientes de tanto apretarlos, jajajajaja.
    ¡Ay, Gabriela se ha enamorado! Muy comprensible, la actitud de Blas en esta circunstancia está siendo impecable. ¡Eh! que puedo, y seguramente lo haré, volver a cambiar de opinión, ya sabes que este hombre me irrita más que me enamora, pero al césar lo que es del césar.
    Enamorarse en un instante puede parecer irreal, pero no lo es. A veces sucede y "el que lo probó lo sabe", como dijo aquél.
    Me ha gustado mucho el capítulo, Mela, la cosa va muy bien.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja Es que me estoy imaginando todos tus dientes rotos jajaja
      La primera vez que Blas te parece impecable, hoy es 7 de febrero, veremos el 14.
      Puedes cambiar de opinión las veces que quieras, hay libertad de expresión.
      Claro que te puedes enamorar en un instante y quien diga que no, no sabe lo que es amor.
      A mí me ha gustado tu comentario, puedes acomodarte y tomar lo que prefieras.
      Un beso, romántica

      Eliminar
  5. PD: Se me olvidaba: he entrado en menciones para darte la enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, Nena, ya te he contestado.
      Tú siempre cumples, aunque apretando los dientes, a lo mejor.
      Otro beso

      Eliminar
  6. Hola Mela: Wooooh que capítulo!!! Blas se ha pasado, es un Dulce (cuando quiere ;) Pero vayamos por parte...Nico está mal, enojarse porque Blas los terminó ayudando??? encima con esas contestaciones hasta yo le hubiese dado una cachetada =/
    Me maté de la risa al pensar en que cuando lleguen Emilia los va a recibir a escobazos jajajaja
    Me ha encantado cuando Emilia hace que Nico diga que lo quiere a Blas y que no se separaría de él, me hizo enternecer, pues aunque es medio terquito y como todo adolescente se manda las de él tiene un corazón grande donde Blas ocupa la mayor parte...
    La última escena, no me la puedo sacar de la cabeza =D Gabriela dándole ese abrazo y Blas repitiendo el "gracias por existir" me morí y creo que me he terminado de enamorar de Blas con su histeria y todo (incluído los litros de tilo que debe tomar por Nico =D)
    Esperaré el próximo capi con muchas ansias...
    Besitos =)

    ResponderEliminar
  7. Hola Silvia, tu comentario es digno de un premio. Felicidades.
    Todo lo que dices me parece muy razonable y gracioso.
    No está mal que te enamores de Blas, no te hará daño y estará siempre esperando a que vengas a leerlo.
    El próximo jueves, si Dios quiere o si lo quiere el Universo(como prefieras), tendrás un próximo capítulo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Mela

    El día que logre actualizar la lectura de tu novela, me llevo todos los premios que tienes, aunque sea sin permiso jajaaaa

    Felicidades, querida amiga, te lo mereces¡¡¡¡¡¡¡

    Que tengas un jueves repleto de felicidad


    Muchos besossss¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma, puedes empezar a llevarte los premios desde ya, no es necesario esperar. Dicen que el que espera desespera.
      Precisamente tú eres una de las personas a quien me hubiera gustado entregar el premio de hoy, pero soy un desastre, discúlpame.
      Muchas gracias, eres muy amable y cariñosa.
      Voy enseguida a tu blog que sé que has actualizado.
      Muchos besos para ti, guapísima

      Eliminar
  9. Ya vas por el 49! y yo no he pasado del 5, pero llegaré! Está muy interesante.
    Un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Milia, o sea, que vas por "Planes de fuga y un paquete de tabaco", bien, está muy bien.
      Claro que llegarás, publico una vez a la semana y aunque no me alcances, no pasa nada. Para cualquier duda, estoy en todos los capítulos.
      Un bico

      Eliminar
  10. Bueno, bueno... Y aquí de nuevo recién leído el capítulo que me ha encantadoooooo!! y ya deseando que pase la semana para continuar, y claro, ahora con el comportamiento de estos últimos días por parte de Elisa y con ese momento "romántico" que ha surgido como de la nada.. En fin, que sí, que ya me espero! jajajajajaj

    Me encanta!!! Y Blas cada vez nos está gustando más a todos.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG, me alegra que te haya encantado.
      El comportamiento de Elisa es la consecuencia de unos celos hacia Nico.
      Parece ser que Gabriela se ha enamorado, a ti te considero romántica y creo que entiendes que el amor surge cuando le da la gana y no da explicaciones. Es muy maleducado.
      Sí, ya me parece que Blas os está gustando más.
      Besos!!

      Eliminar
  11. Hola , buenas tardes MELA.

    Tengo una sorpresa para ti...
    Mi nueva entrada está dedicada a vosotros, a mis seguidores. Me gustaría compartirla contigo porque eres partidaria de ella, y por ello te dejo aquí el link, ¿ok? Que la disfrutes.

    http://insolitadimension.blogspot.com.es/2013/02/carta-de-agradecimiento.html

    Un cálido abrazo y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Melodie, buenas tardes o noches.
      Me parece que no soy seguidora tuya, he ido a tu blog, he leído tu entrada y te he dejado un comentario pero no me suena, no sé.
      De todos modos no creo que esto tenga mayor importancia, puedes dejar lo que quieras.
      Un cálido abrazo para ti también y feliz día

      Eliminar
  12. Bueno lo dificil en estos casos es mantener el silencio, ya que luego empiezan los piques y los chantajes. Yo creo que esto pasará seguro.
    Me ha gustado el capitulo Mela.
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, el primer comentario ha llegado y es el que te publico.
      Tú crees que va a haber chantaje, todo puede ser, lo que no me explico es quien va a chantajear a quien porque todos los involucrados son culpables.
      Bueno, quizás el niño.
      Me alegra que te haya gustado.
      Otro besote para ti

      Eliminar
  13. Un buen capítulo si señora. Y como faltaban líos ahora nos marcaremos un triangulo amoroso en el que seguro que muchos tienen que opinar. Sobre todo Nico que ya se por quien tomará partido...
    Dudo que quede en el olvido Salvador..
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Silvia, me alegra que te haya parecido un buen capítulo.
      "Triángulo amoroso", es que no sé qué decir sobre esto porque si digo algo, igual meto la pata. Crees que sabes por quien tomará partido Nico... Puede ser que aciertes con tu duda.
      Besos, guapa

      Eliminar
  14. Hola Mela, un capítulo impecable llevado con esa habilidad y destreza que te caracterizan y señalan como maestra de la escritura. Las palabras son juguetes en tus manos.
    La parte final del capítulo ha sido muy emotiva, y me ha chocado ese romanticismo que desprendes en estos tiempos de crisis.
    Felicidades, hada escribiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan, gracias por este amable comentario.
      Me alegra que te haya parecido emotiva la parte final.
      Bueno, no creo que estén reñidos la crisis y el romanticismo.
      Se acerca el fin de semana, pásalo bien.

      Eliminar
  15. Me parece un fallo que el perro no ladre y gabiela se enamora muy rapido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los perros conocen a sus dueños y Hércules está muy tranquilo en la cama de Gabriela. Hay personas que se enamoran muy pronto, otras se enamoran muy tarde, otras no se enamoran nunca.

      Eliminar
  16. Gabriela nos muestra su interior, también Nicolás... Y me encanta. Bravo, Mela, has conseguido expresar sentimientos que brotan de un modo natural, salpicando la escena sin caer en lo empalagoso. Me gusta tu prosa, ágil, fresca y sin gorgoritos.
    Y lo de ponerse todos el cinturón... ¡un puntazo! Un beso

    ResponderEliminar
  17. Hola, Mere, gracias por tus palabras. Me alegra que te haya encantado.
    Creo que es importante abrocharse el cinturón, puede evitar muertes en un accidente.
    Nico quiere mucho a Blas, y Gabriela... pues ya veremos que pasa con ella.
    Bueno, que se ha enamorado, me parece que es evidente.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Vaya que giro a tomado el relato,es natural los nervios de punta para deshacerse del cadáver llevo a la situación al limite y luego le das un brochazo de ternura con ese amor repentino ,magistral.Saludotes

    ResponderEliminar
  19. Hola Fidel, la verdad es que no es una labor cotidiana deshacerse de un cadáver, lógico que los nervios estén a flor de piel.
    Gracias por tus palabras.
    Saludotes!!

    ResponderEliminar
  20. ¿Pero el coche explota?¿tiene explosivos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola kikas, me alegra verte.
      El coche tiene gasolina y, sepas, que me informé porque sabía que alguien me pondría alguna pega. Y me dijeron que podía explotar al chocar contra las rocas.

      Eliminar
  21. Muy elaborado y bien redactado. Un placer leerte.
    Ye seguiré. Gracias.

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, de soslayo, me alegra verte en la Estación.
      Gracias por tus agradables palabras.
      Pasaré a conocerte.
      Es importante tener salud, gracias, también te lo deseo a ti.

      Eliminar
  22. Que estupendo rincón de lectura.
    Acabo de descubrir tu blog y me gusta, pásate por el mio si tienes un ratito y si te gusta nos seguimos. Bss.
    http://atentamente-carmen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  23. Hola Carmen, me alegro de que te guste, pasaré a conocerte.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Mis felicitaciones por tu soltura y magnífica forma de escribir.
    Entre a tu blog de casualidad y me alegro mucho de haberlo hecho.
    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Victoria Eugenia, muchas gracias por tus agradables palabras.
      Me alegra verte en la Estación, pasaré a conocerte lo antes que pueda que, seguro, será un placer.
      Tienes un nombre precioso y elegante.
      Tengo una sobrinita de cinco años que se llama Victoria. Es un bichito.
      Saludos para ti también!!

      Eliminar
  25. Mela, cariño, llegué hace un rato. De viaje por Londres.
    Quisiera que me describieras con claridad a Blas, lo dibujé pero no sé si acerté. Mi madre se muere por saber quien es el padre de Nico. Y yo me muero por ver a Blas enamorado.
    Besitos, cariño, espero que estés bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, disculpa que no te haya contestado antes, estaba ocupada.
      Espero que te lo hayas pasado muy bien en Londres.
      Quieres que te describa a Blas con claridad... Vamos a ver, Blas es moreno, de cabello abundante y ondulado, ojos negros brillantes, nariz recta, sonrisa blanca y perfecta. Las cejas algo gruesas pero bien definidas, pestañas largas y pobladas. De semblante alargado y muy suave, sin restos de barba. Espero que con estos datos tengas suficiente.
      Dile a tu madre que se enterará sobradamente de quién es el padre de Nico. Y tú verás a Blas enamorado, tranquila.
      Estoy muy bien, gracias.
      Buenas noches

      Eliminar
  26. Hola Mela, de nuevo me paso por tu rinconcito, primero para felicitarte por el premio que te dieron días pasados, y luego para quedarme un ratito por aquí porque hacía tiempo que no te visitaba y te saludaba. Un besito y hasta la próxima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Koncha!!! Me alegra muchísimo verte, tú siempre eres muy bien recibida.
      Muchísimas gracias. Siéntate muy cómoda o pasea(lo que prefieras).
      Bebe y come lo que quieras, estás en tu casa. jajajaja
      Ahora mismo paso a verte, guapetona!!!

      Eliminar
  27. Hola Mela..un placer llegar hasta tu estación.. Espero pronto ponerme al día con tu novela, lo que he leído me ha gustado, se asoma el amor entre Blas y Gabriela.. mm..creo que él tiene una sonrisa perfecta y encantadora, de esas que conquistan al instante :).

    Gracias por llegar hasta mi espacio.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lolis, encantada de recibirte en la Estación. Lee al ritmo que te vaya bien, no te preocupes, si tienes alguna duda estoy en todos los capítulos.
      Sí, la sonrisa de Blas es muy bonita.
      No tienes que agradecerme nada, fue un placer.
      Besos

      Eliminar
  28. Como diría Enrique Pastor de "La que se avecina": "Aquí hay temaaaaaaaaa pero vamos..."
    Nico castigado hasta que se muera Blas XDDDDDDD tú verás, qué ocurrente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como no será para tanto... ;-)

      Eliminar
  29. ¿Que se ha enamorado?...Presiento pelea de gatas...jaja, claro que con la descripción que has dado a Julia. Me ha gustado cuando dices "semblante alargado y suave"...¿suave? en quién estarías pensando para saber que estar suave...jajaja
    Besos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja Estaba pensando en Blas Teodoro, en nadie más... ;-)
      Besos, guapísima

      Eliminar
    2. Pero, ¿de qué te ríes? Me contagias la risa... jajaja

      Eliminar
  30. Epa Blas! que arrastre tiene! ya hay dos enamoradas de el! que le espera a Nico ahora espero que pese a las amenazas de Blas todoe sté tranquilo,y espero que el fantasma de Salvador no los persiga,no sea que ahora espante!o que venga algun familiar a buscarlo,alguien debio quererlo un poco aunque no lo se,quizas su madre? alguien lo va a extrañar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que tengas bastante razón y alguien extrañe a Salvador.
      Sí, Elisa y Gabriela parece que aman a Blas

      Eliminar
  31. Estos capítulos si que están interesante, a ver si de una vez se deshace el enredo, con tanta mentira, no han estado haciendo más que complicar las cosas, Estela y Gabriela tienen muy poca cabeza meter a un crío es semejante follón... no si al final el mas responsable de todos va a resultar Nico.
    Besos

    Raquel

    http://raqueljimenezbisuteria.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel, me alegra que te parezcan interesantes.
      Las mentiras no suelen conducir a buen sitio, eso está claro.
      Estela y Gabriela han actuado con mala cabeza, tienes razón.
      Si es que, a veces, la responsabilidad brilla por su ausencia tanto en críos como en adultos.
      Besos y me ha alegrado verte

      Eliminar
  32. Ha sido muy imprevisible toda la situación, de principio a fin! y Gabriela esta noche soñará...algo agradable en mucho tiempo.
    Pusiera ser que el padre de Nico esté más cerca de lo que se imagina, aunque sólo son suposiciones mías! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, todo ha sido muy imprevisible y no había tiempo para razonar una mejor solución
      Tienes razón... seguramente, Gabriela, hacía mucho tiempo que no tenía sueños agradables
      Pudiera ser que tus suposiciones estén en la línea correcta... o no ;-)
      Besos

      Eliminar
  33. uffff por fin llegué donde me quede
    retomo la historia y espero no perder más el hilo Mela.

    Al principio recuerdo antes de mi ausencia
    que Blas se echaría la culpa de la muerte de Salvador
    pero me equivoqué y eso esta bien.

    La escena final de este capitulo, con ese abrazo
    ha sido maravillosa.
    Enhorabuena!!!!


    te dejo un beso como ese abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, A.Javier... Creo que ya no te puedo llamar Cielo ;-)
      Me alegra que puedas retomar la historia
      La verdad es que Blas no ha tenido mucho tiempo para pensar en culpables... había que tomar decisiones importantes y rápidas
      Ya veremos más adelante... porque sí es posible que él se sienta culpable de no haberse dado cuenta de muchas cosas
      Sí, es una escena bonita... Gracias
      Pues lo recojo... y te dejo otro ;-)

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.