Etiquetas

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

SEGUNDA PARTE

EL CLAN TEODORO-PALACIOS

TERCERA PARTE

jueves, 24 de enero de 2013

EL CLAN TEODORO-PALACIOS Capítulo 47





Un blog al que tengo el placer de visitar a diario
Entre Montones De Libros sortea una trepidante novela "El guardián invisible".
Pásate por el blog para conocer de qué va el libro y los requisitos para participar. Hay tiempo hasta el 2 de febrero.
¡¡Puede tocarte!!






CAPÍTULO 47

CAMBIO DE CONDUCTOR


P
ara cenar, trozos de suculento pollo asado y rodajas de patatas bañadas con ajoaceite y pimentón aguardaban sobre la mesa.
Nicolás tenía un apetito voraz porque, a pesar de haber merendado, no había comido. El chiquillo estaba hambriento y devoraba la carne y las patatas.
          Nico, come más despacio o te va a sentar mal le dijo la señora Sales, bastante sorprendida, recordando que a la hora de la merienda, también se había mostrado muy tragón. ¿Qué habría comido en casa de Estela?
Desde el pueblo llegaba el sonido melódico de los cantos de típicos villancicos navideños.
En contraste con Nicolás, Blas casi no probaba bocado y, de vez en cuando, miraba al niño con cara de muy pocos amigos. Por suerte, únicamente Bibiana se daba cuenta de estas miradas.
          Nico, ¿no has merendado esta tarde? preguntó Elisa, intentando ser amable e ir limando asperezas.
          ¡No quiero hablar contigo! respondió el chiquillo, resentido ¡Déjame en paz!
Emilia, que estaba sentada al lado del muchacho le dio un manotazo en un brazo.
          No contestes de esa forma le advirtió, disgustada.
          —No pasa nada. Está claro que mi sobrino sigue enfadado conmigo.
          Ha merendado unas galletas y un tazón de leche  explicó Emilia. Pero, desde luego, Nico está muerto de hambre esta noche.
Bibiana se fijaba en Blas, el joven no comía casi nada y parecía estar ausente, muy lejos del salón.
La niña razonó que debía estar barruntando sobre lo que habían hablado y en lo que le esperaba aquella noche. ¿Cómo reaccionaría cuando se enterase de la verdad?
Nicolás terminó de cenar, dijo que estaba cansado, que tenía sueño. Blas le dio permiso para acostarse. El niño besó a Emilia, a Natalia y a Bibiana, esquivó a Elisa y a Patricia, y se marchó del salón.
Los villancicos, procedentes del pueblo, se seguían escuchando.
El señor Teodoro consultó su reloj, eran las diez y media.
          Yo también me voy a acostar anunció, tengo sueño y estoy cansado.
          Y casi no has cenado nada declaró su madre, ¿no estarás resfriado?
Blas no contestó, deseó buenas noches a todas las presentes y, después de mirar a Bibiana, abandonó la estancia.
La niña sabía muy bien que lo último que iba a hacer el hombre era acostarse y dormir.
Elisa se sentía muy molesta e incómoda. Blas había pasado el día sin dirigirle la palabra, primero dedicado a trabajar en la habitación de Nicolás y, posteriormente,  encerrado en el despacho con el niño.
Con el chiquillo tampoco habían mejorado las cosas. La mujer decidió hablar con su sobrina y le pidió que la acompañara al despacho de Blas. Natalia la siguió, con cierto recelo, ya que recordaba el comportamiento extraño de su tía, la pasada noche.
Elisa Rey miró muy seriamente a la muchacha cuando estuvieron a solas.
          Haz el favor de hablar con Nico y decirle que cambie de actitud exigió a la niña, empleando un tono agrio. Si se sigue comportando mal conmigo, Blas no va a querer que vivamos juntos. Y si eso sucede, tal vez yo decida que no vayas al mismo instituto que Nico. Incluso podría decidir que nos fuéramos a vivir a Markalo.
Natalia intuyó que había una amenaza explícita en las palabras de su tía.
          No entiendo qué te pasa murmuró la niña, desconcertada. Pareces otra persona, no te conozco.
          A veces las personas vivimos juntas toda nuestra vida sin conocernos manifestó Elisa, abriendo la puerta del despacho y dejando sola a la chiquilla.
Natalia salió de inmediato sintiéndose desmoralizada. Bibiana no estaba en el salón y Patricia ayudaba a Emilia a recoger la mesa.
Había planeado hacerse amiga de la madre de Blas, si se ganaba su simpatía tal vez tuviera asegurada la entrada en su casa, una vez se instalaran en Aránzazu.
          Tú, ¿también te vas a acostar? preguntó la señora Sales a Natalia.
La muchacha asintió, entristecida.
          ¡Vaya! Todo el mundo tiene sueño esta noche.
          —Yo no tengo sueño declaró Patricia. Luego, si quiere, podemos ver la tele juntas.
          De acuerdo aceptó Emilia.
Natalia subió a la habitación de su primo, Bibiana estaba con él.
          ¿Qué te pasa, Nat? interrogó Nicolás, viendo el semblante mohíno de la niña No te preocupes por nada, todo va a salir bien.
Natalia se arrojó a los brazos del chico y se abrazó muy fuerte a él.
          Ten mucho cuidado, Nico le recomendó, asustada y pesimista. Si te pasara algo, me moriría.
          Te digo que todo va a salir bien le aseguró el chaval. No tienes por qué preocuparte, sé lo que hago, sé conducir.
Natalia pensó que sería más prudente contarle lo que le había dicho Elisa en otro momento. No convenía que Nicolás se pusiera nervioso, tenía que tener sus cinco sentidos muy puestos en lo que iba a hacer aquella noche.
Bibiana estaba más serena puesto que estaba segura de que Blas no iba a consentir que Nicolás cogiera el coche. Le hubiese gustado contárselo a su amiga para tranquilizarla, pero no confiaba en que esta no la delatara.
En cuanto oyeron que Patricia subía las escaleras y entraba en la habitación contigua, las niñas se despidieron de Nicolás deseándole toda la suerte del mundo.
          Me gustaría ir contigo suspiró Natalia.
          No puede ser dijo el chaval. Paddy no debe sospechar nada.
Faltaban cinco minutos para que el reloj del campanario diese la una de la madrugada cuando Nicolás salió de la villa.
La noche se presentaba fría y pacífica. Los villancicos, cantados por voces angelicales, habían dejado de sonar; en el cielo se veía alguna que otra estrella solitaria y la luna estaba desaparecida.
El muchacho se dirigió, con pasos rápidos y silenciosos, a casa de Estela. La mujer y su hija lo esperaban en la puerta del garaje. A Hércules lo habían dejado durmiendo en la habitación de Gabriela por miedo a que ladrase.
Nicolás vio que toda la comida congelada estaba sobre el suelo; Estela se quedó vigilando mientras que el niño y Gabriela fueron hasta el congelador y lo abrieron. Allí permanecía el saco de lona, azul oscuro.
Nicolás lo agarró con ambas manos y, con ayuda de Gabriela, lo alzó hasta cargárselo a la espalda.
          “Desde luego, pesa como un muerto”, pensó el muchacho, agradeciendo haberse puesto una cazadora bastante gruesa, que mantenía su cuerpo más separado del frío saco.
Estela abandonó la vigilancia, se dispuso a recoger los productos congelados y los introdujo en la nevera; Nicolás y Gabriela  transportaron el cadáver hasta el maletero del coche de la joven.
          ¿Te sientes preparado, Nico? preguntó Gabriela, muy preocupada ¿Estás seguro de poder hacerlo? Tengo miedo de que tengas un accidente. ¡Ay, Nico! Estoy asustada. Ve muy despacio y siempre detrás de mí.
Estela se reunió con ellos y escuchó la recomendación de su hija.
          No va a pasarme nada, ¿vale? dijo el chiquillo, optimista. Ya os he demostrado que sé conducir. ¡Vámonos!
Madre e hija se miraron, angustiadas, y seguidamente subieron al Opel Corsa verde de Gabriela.
Nicolás se subió al coche de Salvador Márquez.
Alguien observaba la escena, muy próximo a ellos, amparado por la noche y resguardado tras el tronco de un pino. Alguien que no daba crédito a lo que estaba viendo y que no comprendía absolutamente nada.
Blas Teodoro había salido de villa de Luna bastante antes que Nicolás y esperó allí, escondido, muy cerca de la casa de Estela, la llegada del niño.
Desde su posición, había visto lo ocurrido y sentía que sus nervios estaban a punto de estallar.
          “Estela y Gabriela están completamente locas”, sentenció el señor Teodoro. “Y Nico es un irresponsable y un atolondrado de los pies a la cabeza” “¿Qué cabeza? ¡Este niño no tiene cabeza!”.
Los dos coches se pusieron en marcha. Blas salió de su escondite y siguió a los vehículos, procurando en todo momento no ser visto. Corría encogido cada vez que lo creía necesario. Se guarecía con la vegetación y se refugiaba en la oscuridad, su gran aliada.
Estela y Gabriela estaban muy atentas a que Nicolás las siguiera sin problemas y el chiquillo estaba muy atento en seguir al coche que tenía delante. Nadie pensaba en Blas, y circulaban despacio.
El señor Teodoro no desaprovechó la primera oportunidad que tuvo para asaltar el coche que conducía Nicolás. Abrió la puerta del vehículo sobresaltando de manera extraordinaria a su jovencísimo conductor, a quien, del susto, se le caló el motor. Blas puso el freno de mano, sacó del coche al niño y lo empujó a la parte trasera del mismo.
          Ponte el cinturón y no te muevas le ordenó, dándole un generoso cachete.
Rápidamente se subió a la parte delantera, desplazó un poco el asiento hacia tras y puso el motor en marcha.
El Opel Corsa de Gabriela había desaparecido en una curva, pero no podía perder mucho tiempo más o las mujeres podrían sospechar que algo iba mal. Confiaba en que no se dieran cuenta del cambio de conductor, intentaría mantener una distancia adecuada.
Blas estaba de suerte porque, tanto Gabriela como Estela, se fijaban en el coche y no en quien lo manejaba. Por otra parte, tampoco se distinguía apenas quién iba en el interior del vehículo. También jugaba a favor de Blas, que el niño y él se parecían muchísimo, siendo su única diferencia que el adulto era más alto y más corpulento.
Nicolás se frotaba la cabeza, justo en el punto donde le había golpeado su tutor. Se preguntaba de dónde y cómo había salido Blas.
          “Ha tenido que seguirme cuando salí de casa”, meditó el crío. “Le ha debido parecer raro que me quisiera ir a la cama nada más terminar de cenar. Ahora sí que estamos perdidos. No puedo avisar a Estela ni a Gabriela. ¿Habrá visto cómo hemos metido el saco en el maletero? ¡Claro que lo ha debido ver! ¡Madre mía, se va a enterar de todo! Está muy callado, debe estar hecho una fiera”.
Nicolás vio, impotente y desesperado, cómo dejaban el camino de la urbanización y se incorporaban a la carretera.

Págs. 359-365
Quería comentaros que ayer tuve el honor de que Susana Deseo Libros me incluyera en su sección de Nuevos Autores. Os lo digo por si queréis pasar a verlo. Un beso.

92 comentarios:

  1. Mela me ha encantado Blas cuando asalta el coche que lleva Nico, todo está muy interesante. Mi madre estaba furiosa con Blas pensando que Nico se iba a ir con el coche ante sus propias narices. ¡Qué nervios!
    Te he visto en Nuevos Autores, es muy difícil hacerte justicia.
    Un beso bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Julia, jajajaja Me ha hecho mucha gracia lo de tu madre.
      Bueno, yo pienso que Susana me hace justicia. Tú me miras con demasiados buenos ojos. La pobre publicó la entrada encontrándose enferma. Yo también me puse mala por la tarde y cuando me enteré de la publicación aún me puse peor. Los nervios...jajaja
      Esta noche iré a su blog a agradecérselo.
      Besos

      Eliminar
    2. Hola Mela, aplaudo tu capítulo y aplaudo la entrada que te ha dedicado Susana Deseo Libros. Discrepo con mi hermana porque pienso que te hace justicia ya que la entrada está impecable y derrocha profesionalidad.
      Espero que las dos hayáis superado el malestar de ayer. Estaré atento a tu comentario en su blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Hola Juan, muchas gracias por tus palabras. Estoy de acuerdo en que Susana me ha tratado muy bien, con mucho cariño y mimo. Y por supuesto es una profesional como la copa del pino más gigantesco.
      No sé cómo se encuentra Susana, espero que esté mejor. Yo estoy muy bien, ayer andaba mareada.
      Entraré al blog de Susana esta noche, después de cenar más o menos. Pienso que así la gente puede opinar con más libertad.
      Un abrazo, amigo!!

      Eliminar
    4. Mela, mi hermano es un cansino. Tendrá que tomar un enorme tazón de tila como Blas jajajaja
      Ni tú ni él me habéis entendido o yo me he explicado muy mal. He dicho que es muy difícil hacerte justicia, y Susana lo ha logrado. La entrada de Nuevos Autores me ha encantado y la he disfrutado.
      Besitos, guapa.

      Eliminar
    5. Discúlpame que no te haya entendido bien, Julia. Creo que me voy a preparar un enorme tazón de tila jajajaja Me río pero te lo digo muy en serio.
      Besos!!

      Eliminar
    6. Mela me ha gustado mucho lo que has dicho en Nuevos Autores. ¡Me he emocionado!
      Besitos.

      Eliminar
    7. Gracias Julia, a mí me emociona tener lectores como tú.
      Besitos!!

      Eliminar
    8. Mela, cariño, atiéndeme bien. Me es indiferente que Blas sea el padre, el hermano o el tío del niño. Te hablo por comentarios que he leído.
      Blas es Blas y ¡¡¡¡¡ME ENCANTA!!!!
      Tengo alguna amiga que se ríe, ya quisieran ellas tener un hombre como Blas a su lado.
      ¡¡Feliz finde!!

      Eliminar
    9. Querida Julia, tengo muy claro que eres una incondicional de Blas Teodoro.
      Feliz finde a ti también!!!

      Eliminar
    10. Hola Mela, te felicito por tu exquisita intervención en Nuevos Autores.
      Continuo pensando que Blas únicamente es el tutor de Nicolás.
      Te deseo un buen sábado y domingo.

      Eliminar
    11. Gracias, Juan, eres muy amable.
      Tal vez tengas razón y únicamente sea el tutor, tal vez esté por salir el padre de Nico.
      Yo también te deseo un buen sábado y domingo!!

      Eliminar
    12. Mela, bonita, he estado pensando y creo que Blas es el tío de Nico. Blas tiene 35 años, es muy joven para ser el papá, Nico tiene 15. Veo ideal que Blas sea el tío.
      ¿Qué me dices?

      Eliminar
    13. Hola Julia, la verdad es que poco te puedo decir. Sí te diré que con la edad de Blas te espera una sorpresa, un día entenderás lo que te digo.
      Besos

      Eliminar
    14. Estaré muy atenta a lo que me has dicho, chata.

      Eliminar
    15. Estoy segura de que lo estarás, Julia, y te lo agradezco.
      Un beso

      Eliminar
    16. MELA, ES MIÉRCOLES, estoy deseando enterarme de lo que ocurre en el acantilado.
      ¡Ay, Blas! Le he dado vueltas a lo que me dijiste de la edad y no lo pillo.
      besos guapita.

      Eliminar
    17. Mañana, si Dios quiere, tendrás un nuevo capítulo.
      No le des vueltas a lo de la edad, cando tengas que entenderlo lo sabrás.
      Pasa un buen día, Julia

      Eliminar
    18. Querida Mela, ¿sabías que esta noche juegan los eternos rivales? Veré el partido en casa. ¿Vas a verlo?

      Eliminar
    19. Sí, sé que juegan, claro que lo sé. Estaré muy atenta jejeje

      Eliminar
    20. Espero que el Real Madrid le dé una buena paliza al Barcelona. ¿No opinas lo mismo?

      Eliminar
    21. Opino que quiero que gane uno de los dos. No voy a decir nada más.

      Eliminar
    22. Mela, eres muy inocente y transparente. Esta misma noche te delatarás. Pero ¿qué hay de malo en decir de qué equipo eres?

      Eliminar
    23. No hay nada de malo, Juan, pero prefiero no discutir sobre fútbol. No quiero un enfrentamiento entre aficionados.
      Disfruta esta noche del partido.

      Eliminar
    24. Ajjjjjjjjj ¡Juan es un pesado! No le hagas caso, Mela.
      Mañana no va a trabajar, piensa celebrar mucho esta noche. Ya veremos si no se lleva un gran despago jajaja

      Eliminar
    25. Está claro que es un partido que divide opiniones, ilusiones, alegrías...
      Que sea un partido justo y deportivo, ¿no te parece?
      Besos

      Eliminar
    26. Han empatado, Mela, ni para Juan ni para mí. jajaja
      Hasta mañana, cariño.

      Eliminar
    27. Me he enterado del empate, creo que el resultado favorece al BarÇa porque ahora tienen que jugar en su casa.
      Hasta mañana, Julia, que descanses.

      Eliminar
    28. Te dije que esta noche te delatarías. Buenas noches, guapa.

      Eliminar
    29. Juan, solo he dicho una verdad.
      Buenas noches, que descanses.

      Eliminar
  2. Me ha hecho reír aquello de "pesa como un muerto". Feliz comparación, dadas las circunstancias...
    Tanto si Blas ayuda como si desayuda, lo importante es que el niño y él estarán juntos metidos en este entuerto y eso une. Veo que poco a poco van encajando las piezas... Enhorabuena, Mela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mere, la comparación en este caso es exacta. jajaja
      Desde luego juntos en el coche ya están y, posiblemente, estés en la razón.
      Gracias por tus palabras.
      Besos

      Eliminar
  3. Bueno, parece que ha pasado el peligro de un accidente fatal. Me pregunto si a Blas le va a dar un ataque de furia o al corazón en cuanto se entere, por fin, de lo que se ha estado cocinando, jajaja. ¡Ahora sí que va a necesitar ríos de tila!
    Elisa se está volviendo odiosa, amargada y resentida, quizá mostrando su verdadero carácter, no es muy lista si pretende conquistar a Blas de esa forma.
    Ya me he pasado por el blog de Susana a olfatear ¡¡enhorabuena, amiga!!, es todo un honor y también una suerte que se reconozca el trabajo que uno hace, anima a continuar y espero que tú lo hagas por mucho tiempo.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nena, pues sí, parece que ha pasado el peligro de un accidente pero no te fies, Blas está demasiado nervioso. A lo mejor irían más seguros si condujera el niño.
      Te ríes mucho pensando que a Blas le pueda dar un ataque. No lo tienes contento. ¡Ya lo creo que va a necesitar ríos de tila! jajaja
      Respecto a Elisa estoy muy de acuerdo contigo, están los celos de por medio, pero quizás había fingido mucho hasta ahora.
      Blas acaba de decirme que disculpa tu risa anterior, ha leído tu comentario en Nuevos Autores y te lo agradece de corazón. ¡Es bien nacido! jajajaja
      Susana es una delicia y he tenido el honor y la suerte, como muy bien dices, que me incluya en su sección.
      Espero algún día verte por allí porque te lo mereces tanto o más que yo.
      Te aseguro que con el viento a mi favor o con el viento en mi contra terminaré esta historia porque creo en ella y en sus personajes.
      Besos!!!

      Eliminar
  4. Hola Mela, hoy te felicito por partida doble. Por tu buen capítulo y por tu salida en Nuevos Autores.
    He pasado a engordar los números del paro, pero has conseguido que me emocione y me sienta feliz.
    ¡Hasta el 48, campeona!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oskar, muchas gracias por tus palabras.
      Siento mucho lo que me cuentas del paro, espero que muy pronto encuentres trabajo. Me alegra muchísimo hacerte la vida un poco más feliz ya que vosotros también me la hacéis a mí.
      Hasta el 48, campeón!!!

      Eliminar
  5. jajajjaaj que el saco con el fiambre me tiene loca Mela!!!!!! Elisa está un poquito borde eh???? ¿Que debe esconder esa mujer? Voy a pasarme por el blog de Susana a chafardear. Y a esperar el próximo capítulo con impaciencia....
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lidia!! A ver si no va a estar el fiambre dentro del saco... jajaja A ver si en plena carretera se les sale del maletero... jajaja Me gusta hacerte padecer, jejeje
      La verdad es que Elisa está un poco borde, sí.
      Ya te he visto en el blog de Susana, me parece estupendo y estoy convencida de que le encantarás.
      Tienes a Blas muy contento y le han emocionado tus palabras en el blog de Susana. Sí señora, mi segunda seguidora, y la chica que me inyectó mucha ilusión. ¡Y me trajo un montón de buenos seguidores! Gracias, es una palabra muy sencilla, pero lo sencillo es lo mejor siempre.
      Besos!!!

      Eliminar
    2. Gracias a ti, porqué tu también me has aportado tu amistad, alguna otra más y lo más sencillo es siempre lo mejor.
      Un fuerte beso.

      Eliminar
    3. Ser tu amiga es lo más fácil del mundo porque eres encantadora.
      Un besazo!!!

      Eliminar
  6. Hola Mela: Pero si parece una peli de suspenso!!! En cuanto a Blas no sé si le dará un ataque de nervios o furia pero a mí en cualquier momento jajajaja
    Elisa se está pasando! Que fea actitud...Pobre Nati, ahora es víctima de los arranques de su tía =(
    Veremos en que va...Estaré ansiosa esperando el próximo capi ;)
    Felicitaciones por tu mención...
    Besitos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, My favorites things, tenemos que templarnos, no podemos sufrir un ataque ahora, tal vez más tarde jajaja
      Ya veremos cómo reacciona Blas. Sí, Elisa tiene una actitud muy fea y la pobre Nat está a su merced.
      Me encanta que estés ansiosa esperando el próximo capítulo. Muchas gracias por tu felicitación.
      Besos!!!

      Eliminar
  7. Genial cuando Blas se ha metido en el coche y alejado a Nico del volante, pero me parece que las dos mujeres se pasan de irresponsable, porque al menos una podía haber ido con el crío... ¡ayyy que mal se hacen las cosas bajo tensión!

    La que está comenzando a caerme gordísima es Elisa, pero habrá que esperar. Por ahora nos dejas a la espera de llegar al acantilado y ver qué pasará.

    Besitos!!!

    Voy a ver el blog de Susana Deseo Libros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola FG, ni Gabriela ni Estela podían acompañar a Nico. Si la policia detiene el coche, el adulto iría a la cárcel directamente. Kavana es un país con dictadura, con sus leyes particulares que iremos viendo.
      Comprendo que Elisa comience a caerte muy mal. Vamos camino del acantilado y me parece que no llevamos tila jajaja
      Me alegra que vayas al blog de Susana, seguro que te gusta.
      Bessitos!!!

      Eliminar
    2. Querida FG!!! Acabo de verte en el blog de Susana Deseo Libros. Gracias por tus palabras ardorosas, apasionadas.
      Me has demostrado que además de gran lectora del Clan, eres gran amiga también. No lo olvidaré, preciosa, te lo prometo.
      Un abrazo gigante

      Eliminar
    3. Ahora que dices lo de las leyes de este país particular entiendo el por qué... Ni lo pensé, solamente vi que lo dejaban solo y ya está.

      En cuanto a lo del blog de Susana, te aseguro que lo que he dicho es la realidad, es lo que veo en tus letras y es también algo que debía decir porque te lo mereces.

      Besos!!!!

      Eliminar
    4. Es lo que has dicho y cómo lo has dicho. Se te ha notado que me aprecias sinceramente. Eres muy noble FG. Espero tener memoria de elefante y nunca olvidar esto.
      Besos!!!!

      Eliminar
  8. Gracias por la mención, de verdad.
    El capítulo... me gusta, muy dinámico. Y ahora con lo que yo me quedo.... Se parecen!!! SE PARECEN
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Silvia, para mí siempre será un placer hacer alusión a tu excelente blog.
    Blas y Nico se parecen, sí, se parecen. Hay mucha gente que se parece jajajaja
    Sé por donde vas, algún día lo sabrás.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ya me conoces, cuando lo he leído he pensado, por mi como si despeñan el saco, se parecen!!!! y ahí me he quedado un rato.
      Conclusión: estoy enganchadísima a la historia entera
      :)
      Besos

      Eliminar
    2. Pues me encanta a la conclusión que llegas, querida Silvia, jajajaja
      Me encanta que estés enganchadísima.
      Me da la impresión que te gustaría que Blas fuese el padre de Nico... se parecen, se parecen. ¡Hay tanta gente que se parece!
      ¿Te has fijado que si Blas es el padre será un padre muy joven? ¿Te has fijado que cuando me refiero a Blas, muchas veces digo "el joven"? jajajaja ¡Soy una lianta!
      Mi querida tercera seguidora lo acabarás sabiendo.
      Besos

      Eliminar
    3. Pues verás... siempre lo he visto más como un hermano mayor que como un padre. Supongo que porque toda esa autoridad que ejerce parece que le quede un poco grande a ratos. Como alguien a quien le viene impuesta la responsabilidad y que ha cargado con ella mirando al frente. Además la relación que tiene Nico con el resto de la casa también me ha llamado la atención. Mi euforia al decir que se parecen viene un poco por ese lado. Aunque supongo que sería demasiado complicado, pero qué quieres! me gustan las historias complicadas.
      Y con esto... he desarrollado la mitad de mis teorías!!! Y eso que me he extendido poco. En fin, supongo que te has reído un rato...
      Besos

      Eliminar
    4. Caliente, caliente, frío, frío... jajaja Sí que me he reído un rato.
      O sea, que Blas podría ser hermano de Nico, también podría ser su padre o podría no ser ninguna de las dos cosas. Cabe esa posibilidad.
      Si no lo sabes antes, el día 5 de enero, Roscón de Reyes, lo sabrás seguro.
      Besos, guapísima!!!

      Eliminar
    5. Se me ha ocurrido que también podría ser el tío de Nico. ¡Has visto, si soy lianta!
      Si te gustan las historias complicadas, esta no te defraudará.
      Besos

      Eliminar
  10. jejee deduzco que Blas en cualquier momento explotará y se liara a tortas y regañinas contra todos, jeje no se que habrá en el saco azul asi que tendré que esperar a averiguarlo.
    Me gusta, es de facil lectura y además no puedes para.
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, me alegra que te vaya gustando lo que lees. Te vas a llevar una sorpresita con lo que hay dentro del saco azul. Puede ser que Blas acabe explotando.
      Un besote!!!

      Eliminar
  11. Pero bueno esto se esta enredando cada vez mas ,este suspenso es de terror,vamos que dejar al chico prácticamente solo sin apoyo bueeee.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fidel!! Me alegra verte. No está bien que dejen al chiquillo solo en el coche, tienes muchísima razón.
      El problema es que Kavana, donde se desarrolla esta historia, es un país con dictadura. Si la policía detuviera el coche que conduce Nico, el adulto que fuera con él iría a la cárcel sin ninguna duda. Más adelante iremos viendo cómo es este país.
      Un enorme abrazo!!!

      Eliminar
  12. Vaya que mala suerte,la verdad que este chico no gana una ,mira que seguirlo,se va a descubrir todo .Esto va de mal en peor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Delavega!! Probablemente se descubra todo o no... jejeje
      Ten en cuenta que es muy difícil que Nico hubiese llegado al acantilado con el coche, es de noche, la visibilidad es menor, hace mucho frío, puede haber placas de hielo en la carretera. Nico no es un experto conductor, jamás ha conducido un coche por una carretera.
      Lo mejor que le ha podido pasar a Nico es que Blas haya podido evitar un plan muy descabellado.
      Besos!!!

      Eliminar
  13. Gracias por tu comentario. Ahora ya he aprendido y actualizaré cada 15 días.
    Un abrazo desde Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, es un placer visitarte.
      Tengo tu blog a la derecha y me enteraré de tus actualizaciones.
      Un abrazo desde Castellón

      Eliminar
  14. Hola buenas tardes;

    Te visito porque navegando por la red esta buena tarde me encontre con tu casa. Con tu permiso quería pararme a saludarte y echarle un vistazo a tu blog.

    Me gusta el estilo que utilizas y entre mis grandes pasiones se encuentra la de aprender de otros estilos, que tienen otros compañeros bloggeros.
    También quiero decirte que el hecho de mantener un blog en activo dice mucho de las personas, más todavía en los tiempos que corren donde precisamente la falta de tiempo apremia.
    Me llena de alegría ver la ilusión con la que escriben otros y el efecto de la retroalimentación que tiene lugar gracias a este tipo de aplicaciones informáticas, los blogs.

    No quería marcharme sin saludarte y dejarte un comentario muy breve a modo de agradecimiento.

    Si te apetece, puedes encontrarme felicidadenlavida

    Un abrazo;
    Francisco M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francisco, me alegra que hayas pasado por la Estación. Gracias por tus palabras. He pasado a conocer tu blog, la felicidad en la vida siempre será una buena meta. Me hará feliz volver a verte por aquí.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Parece una historia interesante, me gusta mucho como narras te mando un beso y ten un lindo martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Citu, estoy muy contenta de verte en la Estación. Gracias por tus amables palabras.
      También te mando un beso y te deseo una semana estupenda.
      Besos

      Eliminar
  16. ╔♫═╗╔╗ ♥
    ╚╗╔╝║║♫═╦╦╦╔╗
    ╔╝╚╗♫╚╣║║║║╔╣
    ╚═♫╝╚═╩═╩♫╩═╝....ஜ۩۞۩ஜ·★MaRiBeL★·ஜ۩۞۩ஜ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Maribel, muy bonito.
      Besos

      Eliminar
  17. Aquí estoy, a sentarme un ratito en tu estación y a dejarte de nuevo un beso y un abrazo por tu forma de ser, por tu escritura (aunque yo no sea asidua por aquí) y por tus cariñosos comentarios en mi blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Koncha!! Pues, como siempre, me alegra verte por aquí. Siéntate cómoda, busca un asiento confortable, estás en tu casa. Y toma lo que quieras. jaja
      Me encanta ir a tu casa y es un placer leerte.
      Hasta cuando quieras, guapa!!

      Eliminar
  18. Iba a decir que se va a liar, pero esto esta mas liado ya que la pata de un romano....
    Lo de la recomendacion de que Blas vaya al sicologo, la dejamos para otro dia, pero no lo olvido.....
    Que mania de meterse en todo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blas tiene que ir al psicólogo, la autora de esta historia también tiene que ir al psicólogo. Lo tengo fácil porque tengo una amiga psicóloga pero, seguramente, ella también debería ir a otro psicólogo.
      Sin tan siquiera sospecharlo debo parecerte muy buena escritora porque a los escritores los llaman locos.

      Eliminar
  19. Ahora sí, ahora sí que se le va a caer el pelo a Nico XD de ésta ya no se libra. Y si se libra, le hago un monumento en la Plaza Mayor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que si te toca hacerle el monumento... ;-)

      Eliminar
    2. Se lo hago XD a lo mejor no en la Plaza Mayor, pero en mi sótano sí jaja.

      Eliminar
  20. Esto es lo que se dice una pillada en toda regla,veremos como salvas esta vez a Nico, aunque a lo mejor ,que se sepa de una vez todo, no estaría mal, porque pobre Nico todo le cae a él.
    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana, me parece que está muy difícil que, en esta ocasión, no se acabe descubriendo todo.
      Veremos si puedo hacer algo...
      Besos, simpática guapetona!!!

      Eliminar
  21. Ay no,no,no,no! tengo visitas! y yo que queria leerlo todooooo me tend´re que quedar con intriga noooooooooooooooooo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... Hay que atender a las visitas como es debido.
      Un besazo, guapa

      Eliminar
  22. Y claro que se parecen Blas y Nico! si son padre e hijo! bueno al menos eso creo! se enterará Blas de todo? o seguirán ocultando cosas? regresarán a casa con el muerto? lo sabré en los proximos capitulos! buen día querida Mela!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hada Isol... Blas y Nico se parecen físicamente, ya nos enteraremos de si son padre e hijo.
      Todas tus preguntas tendrán su respuesta en los próximos capítulos, como muy bien dices.
      Yo también te deseo un buen día.
      Besos

      Eliminar
  23. Pues se me están ocurriendo qué relaciones haya entre Blas y Nico, pero casi mejor no arriesgo, jaja, me voy a esperar a ver qué pasa más adelante.
    En el saco sólo puede haber una "cosa" ¿no? y a lo mejor Blas ni lo ha visto... como está tan oscuro!!
    Hasta otro ratito, que se acabaron las vacaciones y ahora sí que hay que mirar el reloj :(
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... Pueden ser padre e hijo, tío y sobrino, hermanos, primos... o nada en absoluto ;-)
      Ya veremos si Blas ha visto el saco o no ;-)
      Hasta otro ratito... que duermas muy a gusto
      ¡Besos!

      Eliminar
  24. Ah! enhorabuena por que te incluyeran en esa sección de nuevos autores, ya me pasaré a verla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias
      Me temo que ya no se puede entrar en ese blog
      Buenas noches

      Eliminar
  25. mmmmm parece que el trabajo lo hará Blas
    será él quien lance el coche al agua, eso es lo que intuyo.

    Excelente capitulo como siempre Mela
    todo tiene una pinta para seguir cautivando
    al lector, enhorabuena.

    dejos besos escondidos en el maletero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cielo... Tal vez lo que intuyes sea lo que acaba pasando ;-)
      Me alegra que te guste... muchas gracias
      jajaja... De acuerdo, los recojo y dejo otros ;-)

      Eliminar

Puedes dejarme un comentario sin ofender a otras personas que comentan... Gracias

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License. Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.